NO SOLO DE PAN…

El Hijo del Hombre enfrenta a Satanás con argumentos tan sólidos como definitivos. Así como el enemigo de la fe utiliza el Antiguo Testamento, también Jesús emplea sus versículos para desarmar la artimaña con la que es tentado.

MATEO 4:4 Escrito está alude a Deuteronomio 8:3 cuando se revela al pueblo judío que Dios permitió que padeciera y tuviera hambre en el desierto para de esta manera poder sustentarlo de una manera extraordinaria y sobrenatural con un alimento desconocido: el maná. Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre.

Además quedó explicitado que no hay ningún alimento que sea superior y más importante para el hombre, que la  Palabra de Dios.

La experiencia de los judíos en el desierto es perfecta para aplicarla a Jesús en las mismas circunstancias. Con una diferencia fundamental: Que el Hijo del Hombre salió triunfante en su confrontación contra Satanás, que simboliza al mal.

Encierra este episodio una enseñanza de gran importancia para los creyentes, ya que debemos recordar que aún en las circunstancias más difíciles, siempre podremos contar con la presencia y la ayuda del Todopoderoso de Israel.

Y también tendremos el recurso de apelar a la Palabra de Dios para recibir además de aliento y consuelo, la dirección oportuna para poder obrar con Sabiduría y vencer a las tentaciones que debamos enfrentar como pruebas de nuestra confianza en el Eterno.

Diego Acosta

 

PADRES HASTA EL FINAL

DEVOCIONAL

Inesperadamente tuve que asumir la condición de padre, hablando con suma claridad a uno de mis hijos, acerca de un tema que me preocupaba.

Asumí el riesgo de que reaccionara mal, por cuanto no solamente hace muchos años que tiene la mayoría de edad sino que además ya tiene gracias a Dios, su propia familia.

Respetuoso de lo que nos enseña la Biblia y entendiendo el significado de que el hombre debe abandonar a sus padres para ir a vivir con su mujer y formar una sola carne con el matrimonio, aún así obré para aportar una palabra de consejo sobre una cuestión muy seria.

Guiado por el Espíritu mis palabras fueron pocas y contundentes y fueron bien recibidas. Comprendí, que aún con los años, sigo siendo padre.

Que el Mandato de enseñar a los hijos es indeclinable y por tanto no podemos olvidarnos de lo que el Eterno ha establecido.

Job 12:30
Con Dios está la sabiduría y el poder;
suyo es el consejo y la inteligencia.

Diego Acosta / Neide Ferreira

 

EL VENENO DE LA ENVIDIA

DEVOCIONAL

Más de una vez he pensado, como es que existen personas con tanto talento, tomando como medida mi propia capacidad.

Este es el típico caso en el que debemos cuidar nuestro corazón, porque en ese pensamiento se puede incubar la envidia o también la sabiduría.

Si genera la envidia, es porque hemos caído en la torpeza de la comparación, olvidando algo esencial: Que Dios nos ha Creado a todos diferentes y por tanto es imposible compararnos!

Por tanto no debemos envidiar a nadie, porque no sabemos ni como es su vida, ni sus problemas y tampoco sabemos cuál es el Propósito que el Eterno tiene para con él.

Por el contrario si en lugar de envidiar pedimos Sabiduría de lo Alto, comprenderemos que es bueno estar al lado de alguien de talento porque entonces podremos aprender de él.

La envidia es un veneno y la Sabiduría el antídoto.

Proverbios 23:17
No tenga tu corazón envidia de los pecadores,
antes persevera en el temor de Jehová todo el tiempo
.

Diego Acosta / Neide Ferreira

ESTATUTO PERPETUO

DEVOCIONAL

Israel recibió a lo largo de su historia múltiples normas para vivir de acuerdo a lo establecido por Jehová. Normas que abarcaban todos los aspectos de la vida.

Llamativamente a esas normas el Eterno les asignó el carácter de Estatuto Perpetuo, es decir de obligado cumplimiento a lo largo de todas las generaciones.

Esas normas rigen hasta hoy. Y nos podemos preguntar: Nos alcanzan esas normas? Están vigentes para quienes no somos judíos, pero si reconocemos ser parte del injerto por el cuál recibimos las bendiciones de Dios para su Pueblo?

La respuesta es la frase de Jesús: No he venido a abolir la Ley, sino a cumplirla.

Por tanto deberíamos cumplir con las normas, especialmente aquellas que tienen el carácter de Perpetuo, porque son las fundamentales para vivir según los Mandatos del Todopoderoso de Israel.

Pensar en esta cuestión, es elevar nuestra mirada hacia lo Alto, buscando Sabiduría,diría y entendimiento, para acercarnos con temor y temblor al Trono de la Gracia.

Levítico 3:17
ES –
Estatuto perpetuo será por vuestras edades,
dondequiera que habitéis,
que ninguna grosura ni ninguna sangre comeréis.

PT –
Estatuto perpétuo será nas vossas gerações,
em todas as vossas habitações:
nenhuma gordura, nem sangue algum comereis.

Diego Acosta / Neide Ferreira

Si mi Pueblo me escuchara

DEVOCIONAL

Siempre me ha impresionado como Jehová lamenta actitudes de su pueblo: de Israel.

Del mismo modo pienso que ÉL puede lamentar actitudes mías, pues no existen diferencias en los comportamientos humanos, al ser rebeldes y pretender caminar según los propios pensamientos.

Esta cuestión ocupa páginas y páginas de la Biblia y por mucho que la comprenda y por mucho que la estudie, siempre tengo en el corazón esa voluntad de hacer lo que me place.

Por eso Jehová pone en condicional el cumplimiento de sus promesas y también de sus decisiones a favor de Israel, contra sus enemigos.

Puedo pensar que exactamente eso es lo que hace conmigo, cuando me creo superior y obra con necedad apartándome de lo que la verdadera Sabiduría me aconseja hacer.

Siempre pienso que algún día cambiará mi actitud y también la del Eterno, para que se cumplan las promesas que están condicionadas únicamente por mi rebelde corazón.

Salmos 81:16
ES –
Les sustentaría Dios con lo mejor del trigo,
Y con miel de la peña les saciaría.

PT – E eu o sustentaria com o trigo mais fino
e o saciaria com o mel saído da rocha.

Diego Acosta / Neide Ferreira

Goza de la vida con la mujer que amas

El Libro de Eclesiastés es una maravillosa
fuente de Enseñanza

que nos confronta con la realidad de todos los días
y con la que tendremos en el futuro.
Valoremos el Mensaje del Rey Salomón
como un compendio de Sabiduría que nos guiará
para vivir mejor.
Eclesiastés 9:7-11
EN ESTE DÍA

La Biblia, el manantial inagotable

DEVOCIONAL

Cuando era un muchacho durante un verano estuvimos en la serranía cercana a la ciudad donde nací. El lugar era tranquilo e invitaba al descanso,  lejos del trajín diario.

Recuerdo que los lugareños muy pronto hablaron del motivo de orgullo de la zona: Un manantial que nunca se había secado, según los memoriosos de las familias más antiguas.

Esta afirmación me impresionó, al pensar que ni en invierno ni en verano, ese fluir manso había permanecido dando vida a las personas y a los animales.

Mucho tiempo después un maestro nos dijo que la Biblia llevaba generaciones y generaciones, cientos y cientos de años, fluyendo como un manantial inagotable de sabiduría.

La Sabiduría no es como el agua, pero si puede ser más importante que el líquido, porque alimenta el espíritu y sacia la sed más difícil de quitar.

En mi recuerdo del manantial de mi mocedad, se renueva el asombro al ver como cada día la Palabra de Dios, fluye, para servir a quién la quiera buscar.

Isaías 49:10
ES –
No tendrán hambre ni sed,
ni el calor ni el sol los afligirá;
porque el que tiene de ellos misericordia los guiará,
y los conducirá a manantiales de aguas.

PT – Nunca terão fome nem sede,
nem a calma nem o sol os afligirão,
porque o que se compadece deles os guiará e os levará mansamente
aos mananciais das águas.

Diego Acosta / Neide Ferreira