AMOR EJEMPLO

ANTIVIRUS

Las tremendas imágenes de una madre orca arrastrando a su hija muerta, provocan un impacto que supera lo meramente informativo.

Cómo un animal pudo arrastrar a su cría cientos de kilómetros?

Cómo pudo luchar contra la muerte durante 17 días?

En estos tiempos en los que vivimos todo es posible, pero casi todo lo que ocurre no tiene nada de edificante ni mucho menos que sea demostrativo de alguna forma de amor.

Aunque se trate de especies marinas como en este caso, no deja de ser conmovedor apreciar que todavía hay quién es capaz de luchar contra la muerte, para recuperar a su cría.

Si no fuera así, como se interpretaría lo que hizo esta orca en las frías aguas canadienses?

Puede que muchos califiquen de sensiblería y de las peores a este episodio, pero no deja de llamar la atención frente a tanta frivolidad, indiferencia, brutalidad, maldad o desesperanza.

Como hijos de Dios que nos proclamamos, podríamos decir que tenemos la obligación de reparar en estos gestos. Las especies inferiores de la Creación, pueden ser ejemplos para los que nos consideramos superiores.

Que nuestra vanidad, orgullo o ínfulas de grandeza, no nos impidan apreciar lo evidente.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL VIADUCTO DE LA IMPUNIDAD

ANTIVIRUS

A pocas horas de ocurrido el tremendo derrumbe del Viaducto de Génova, en Italia, comienzan a advertirse los primeros síntomas de quienes buscan evitar responsabilidades.

Decenas de muertos por la caída de un viaducto de vital importancia para la economía italiana, reclaman para que no haya impunidad sobre estos hechos.

El viaducto se inició en 1963 y fue inaugurado cuatro años más tarde con la asistencia del entonces presidente de la República Giuseppe Saragat.

La obra llevó el nombre del ingeniero Riccardo Morandi, que fue su ejecutor. En 2016 se advirtió públicamente de los riesgos que ofrecía para su uso el viaducto. Incluso, se amplió el debate sobre si continuar con los ingentes gastos de mantenerlo o derribarlo.

Lo cierto es que el viaducto Morandi cayó y provocó una tragedia impresionante. Como dijimos los primeros alertas sobre la evasión de responsabilidades ya se están registrando.

Habrá impunidad, una vez más?

Tenemos la certeza de que aunque las comisiones investigadoras, finalmente no hagan nombres e incluso se mencione al argumento de la fatalidad, Dios sabe todas las cosas.

ÉL impartirá Justicia, aunque se trate de un viaducto que cayó en Italia!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL CALOR ADVIERTE

ANTIVIRUS

Prácticamente en todos los continentes se registran incendios que sorprenden por su magnitud y supuestamente, por su mismo origen.

El aumento de las temperaturas está provocando que  se produzcan, aún en lugares con pocas posibilidades de sufrirlos, como son los países del norte de Europa.

Las llamas están alcanzando niveles nunca vistos en California, con el mayor incendio de la historia del estado. Provocando pérdidas humanas y materiales asombrosas y la intervención de más de 30 mil bomberos.

Los científicos lanzan el alerta sobre las consecuencias que estos episodios pueden provocar en el planeta, indicando que la Tierra se aproxima a un punto de no retorno, en cuanto al aumento de las temperaturas.

Básicamente el problema más serio es la liberación de gases contaminantes a la atmósfera que se encuentran en los grandes bosques.

Incluso se podría producir, como ya está ocurriendo, el incremento de los niveles de las grandes masas de agua, que pondrían en gravísimo riesgo, a ciudades costeras en todo el planeta.

El aumento entre diez y sesenta metros de los actuales niveles costeros, supondría una catastrófica situación para cientos de millones de personas en todo el mundo.

Mientras tanto, los hombres olvidamos nuestra responsabilidad de ser Mayordomos de la Tierra. La única que habitamos como especie!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL CALOR ADVIERTE

ANTIVIRUS

Prácticamente en todos los continentes se registran incendios que sorprenden por su magnitud y supuestamente, por su mismo origen.

El aumento de las temperaturas está provocando que  se produzcan, aún en lugares con pocas posibilidades de sufrirlos, como son los países del norte de Europa.

Las llamas están alcanzando niveles nunca vistos en California, con el mayor incendio de la historia del estado. Provocando pérdidas humanas y materiales asombrosas y la intervención de más de 30 mil bomberos.

Los científicos lanzan el alerta sobre las consecuencias que estos episodios pueden provocar en el planeta, indicando que la Tierra se aproxima a un punto de no retorno, en cuanto al aumento de las temperaturas.

Básicamente el problema más serio es la liberación de gases contaminantes a la atmósfera que se encuentran en los grandes bosques.

Incluso se podría producir, como ya está ocurriendo, el incremento de los niveles de las grandes masas de agua, que pondrían en gravísimo riesgo, a ciudades costeras en todo el planeta.

El aumento entre diez y sesenta metros de los actuales niveles costeros, supondría una catastrófica situación para cientos de millones de personas en todo el mundo.

Mientras tanto, los hombres olvidamos nuestra responsabilidad de ser Mayordomos de la Tierra. La única que habitamos como especie!

Diego Acosta

www.septimomienio.com

FUTURO INQUIETANTE

ANTIVIRUS

Un Instituto de investigación de California, anunció que a partir del 1 de Agosto, todo lo que consumamos hasta terminar 2018, será más que los recursos que la Tierra puede brindar.

Y más grave todavía: La tierra no tendrá tiempo de absorber todos los desechos que continuamente producimos.

Para ejemplificar aún más lo que significa este estudio, puede afirmarse que de mantenerse este ritmo, los seres humanos, precisaríamos 1,7 de planeta, sabiendo que obviamente tenemos uno.

Esto es lo que se llama la “huella ecológica” que dejamos los seres humanos en la tierra, tanto por lo que consumimos como por lo que producimos como desechos, entre ellos los gases contaminantes.

Hay quienes critican ferozmente este tipo de estudios, con argumentos variados, pero en el fondo no dejan de reconocer que aunque los resultados no son coincidentes, si lo son los principios de la relación consumo-producción-desechos.

También puede señalarse como factor de discusión que el estudio que comentamos no toma en cuenta el agotamiento de los recursos naturales, la contaminación de la tierra y de las grandes masas de agua, entre otros rubros.

La cuestión radica en el hecho de que los hombres masivamente ignoramos el mandato de Dios: Somos Mayordomos de la tierra en la que vivimos.

Cada uno de nosotros tiene su parte de responsabilidad y cada uno responderá por lo que hicimos o dejamos de hacer.

También deberán responder el Día del Juicio, lo que cada persona con autoridad o poder de decisión, hizo o dejó de hacer, en el sentido de ser Mayordomos de la Tierra.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

INTEGRACIÓN…?

ANTIVIRUS

La cuestión de la inmigración o de la recepción de refugiados, tiene implícita una problemática de gran complejidad: La integración.

En estos días en Alemania tomó estado público una situación surgida con uno de los miembros de su selección de futbol, que fue duramente cuestionado por fotografiarse con el presidente de Turquía.

Obviamente el jugador es de origen turco, pero ciudadano alemán a todos los efectos, razón por la que fue seleccionado para jugar en el equipo nacional.

La foto junto con Erdogan provocó críticas, que finalmente motivaron que el profesional renunciara a la selección acusando de racistas a quienes lo cuestionaron.

Este episodio es un hecho aislado en Alemania?

No, es uno de los más notorios, ya que en los últimos tiempos la cuestión de los refugiados y su integración ha estado en el centro del debate político.

Esto es lo que habría determinado el éxito de la agrupación que desde la extrema derecha, viene proclamando una acción más dura contra los criterios de recepción de los refugiados.

El argumento es muy simple: se los acoge y se les dan beneficios económicos, que muchos alemanes no reciben y esos beneficios son pagados con los impuestos de toda la sociedad.

La pregunta surge inevitablemente: es justa la forma de tratar a los refugiados? Llamativamente en Francia, este debate lleva meses en la actualidad, porque cada vez más resulta evidente que las costosas políticas de integración han fracasado.

Que hacer? Difícil respuesta, pero cabe preguntarse si Europa no asumió como suyo un problema que era de los árabes, principalmente con los refugiados?

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

DES-INFORMAR

ANTIVIRUS

Hay hechos que dejan en evidencia toda la manipulación que está organizada en contra del Estado de Israel.

Hace pocos días un niño habitante de la Franja de Gaza fue secuestrado, por delincuentes…árabes!

Los padres solicitaron ayuda a las autoridades israelíes, que consiguieron rescatar al niño y devolverlo a su hogar en medio de la alegría y agradecimiento que es fácilmente imaginable.

Este episodio ha pasado totalmente inadvertido para los medios de comunicación, que des-informaron acerca de lo ocurrido.

Cada día más debemos ser fieles defensores de nuestra condición de co-herederos de las promesas de Dios a Abraham y por lo menos, no debemos ser los tontos-me-lo-creo-todo.

Es verdad que el Eterno hará Justicia y pondrá a cada uno en el lugar que le corresponde. Pero no es menos cierto que se impone un vigoroso cambio de actitud y no ser cómplices por omisión de todo lo que se dice sobre Israel.

El final de los tiempos, que proclamó Jesús, está llegando y cada uno de nosotros responderá por sus hechos.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

SIN PRIVILEGIOS

ANTIVIRUS

Cada tanto los miembros de la clase política, jueces y fiscales, los funcionarios públicos, se quejan de la poca consideración en la que los tienen la sociedad.

Y es obvio preguntarse: Por que no los tratan mejor?

Simplemente porque representan o caracterizan, a una de las partes más visibles de la corrupción.

Las soluciones a esta situación son pocas y extremadamente sencillas. Los legisladores, que no son otra cosa que la cúspide de la clase política, deberían sancionar leyes.

No muchas, pero sí fundamentales. Ninguna persona que fuera sospechada públicamente de cualquier forma de corrupción, puede cargo alguno.

Se dirá que de esta manera se conculca el principio de inocencia, pero es que precisamente ese principio es el que permite que hombres y mujeres con graves cargos en su contra, sean legisladores, por ejemplo.

Y se escudan en esos cargos o en funciones relevantes, para no ser afectados por la acción de la justicia. Sería saludable que hubiera personas, que no tengan sobre sus vidas ninguna sombra o cosa alguna que ocultar.

Complementando esta ley, debería sancionarse otra que disponga que quienes hubieran cometido cualquier forma de delito ocupando cualquier cargo público, esa condición  será un agravante de la pena final.

Entonces muchas cosas cambiarían y la percepción de quienes se sienten perseguidos o marginados por la opinión pública, serían reconocidos como honrados servidores al servicio de su país.

Debemos comprender que los privilegios son anti-bíblicos y todo lo que se oponga a Dios es esencialmente malo.

Diego Acosta

TRATA DE HUMANOS

ANTIVIRUS

Siempre habrá personas que se resisten a llamar a las cosas o las situaciones por su verdadero nombre. Por esto es que hay quienes hablan de las mafias que comercian con personas, de muchas maneras.

Pero indiscutiblemente este práctica no es otra cosa que trata de seres humanos. Brutal y despiadada. Como lo pueden corroborar los familiares de los miles de hombres y mujeres que murieron en la utópica travesía hacia el continente europeo.

Tan grave es el problema, que se ha convertido en uno de los temas centrales de quienes tienen altas responsabilidades en el tratamiento de los  refugiados o de los que simulan serlo.

El condicional tiene razón de ser porque  la cuestión política, esconde necesidades legítimas de personas que buscan una forma de vida mejor para ellos mismos y sus familias.

El debate es intenso porque las soluciones deben estar a la altura de la trascendencia del problema. Y de esta manera podemos asistir a una prolongada confrontación de líderes que sustentan distintas alternativas.

Sin embargo, lo que llama poderosamente la atención es que en todos estos debates, no se haya mencionado específicamente a los traficantes de personas.

Son ellos los que lucran con una situación extrema de miles de seres humanos, pero resulta más que evidente que su afrentosa actividad tiene el cómplice respaldo, de quienes debiendo obrar contra ellos no lo hacen.

Recordamos como se movilizaron naves y medios militares para combatir a los piratas del Índico. Por qué no se actúa de la misma manera en estos casos?

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

CIUDADANOS…?

ANTIVIRUS

En estos días que vivimos, tan lleno de emociones y podríamos decir que de provocaciones, originadas en un hecho deportivo, es importante reflexionar acerca de lo que nos enseña y manda la Palabra de Dios, en Efesios Capítulo 2 versículo 19:

Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos,

sino conciudadanos de los santos,

y miembros de la familia de Dios.

La historia ha demostrado con demasiada crudeza a través de los muertos en guerras, que los nacionalismos del signo que sean son contrarios al Espíritu del Eterno.

Esto tiene una especial validez para quienes nos declaramos hijos de Dios y por tanto nos declaramos también ciudadanos de su Reino.

Desde esta visión es legítimo que nos envolvamos en símbolos patrios y nos declaramos alegres o tristes por un partido de futbol?

El ejercicio cotidiano de ser cristianos, debe manifestarse en todos los órdenes de la vida y especialmente, cuando tenemos la responsabilidad de educar a nuestros hijos.

La alegría o la tristeza, deben ser algo completamente secundarias en nuestras actitudes, porque no podemos declarar una cosa y hacer y practicar otra muy distinta.

Ser ciudadanos del Reino y familia del Dios Eterno, tiene sus obligaciones, al igual que tiene venturosas consecuencias.

Seamos coherentes y no hagamos que un simple partido de futbol, por muy rodeado que esté de toda la parafernalia del mundo, nos haga olvidar nuestra condición de hijos y ciudadanos del Reino de Dios.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com