UCRANIA 120 DÍAS

La invasión de Rusia a Ucrania
ha cumplido cuatro meses de horror y muerte
y todavía los rusos siguen sin llamarla guerra.
Más de 340 niños han muerto
uno de los saldos más terribles de la agresión.
Diego Acosta – BLOG del TIEMPO

TIBIOS O NEUTRALES

La mayoritaria sanción de Naciones Unidas
a Rusia por causa de su agrresión a Ucrania,
tuvo más de una treintena de abstinencias
lo que significa que esos países no consideraron
la quiebra del derecho internacional. Son los tibios…?
Diego Acosta – ANTIVIRUS

HAMBRE Y HORROR

Permanecer indiferentes
ante la invasión de Rusia a Ucrania
es cada vez más difícil.
El hambre y el horror
nos alertan de lo grave de la situación.
Diego Acosta – BLOG del TIEMPO

90 DÍAS DE AGRESIÓN

Se cumplen más de tres meses
de una agresión que se anunció duraría pocos días.
La sin razón de los atacantes
y la determinación de los defensores,
nos llaman a intercer a Dios por su Justicia.
Diego Acosta – BLOG del TIEMPO

JUSTICIA DIVINA

Los terribles acontecimientos que se derivan
de la invasión de Rusia a Ucrania,
reclaman justicia por la violación
de los derechos humanos.
Clamemos al Dios Todopoderoso
por su Justicia perfecta, como ÉL es perfecto.
Diego Acosta – BLOG DEL TIEMPO

IGLESIA ORTODOXA

La invasión de Rusia a Ucrania
ha provocado una división en la Iglesia Ortodoxa.
La de Rusia apoya la ofensiva
pero una parte de los líderes se oponen.
La de Ucrania, apoya la defensa ante el ataque.
Diego Acosta – BLOG del TIEMPO

HABRÁ JUSTICIA

Puede pensarse que la justicia de los hombres
nunca llegará a los responsables
del horror y la tragedia de Ucrania.
Pero sí tenemos la certeza que un día
llegará la verdadera Justicia, la de Dios.
Diego Acosta – BLOG del TIEMPO

PENOSA FRIVOLIDAD

ANTIVIRUS

Qué difícil es aceptar la idea del mundo de que la vida continúa…a pesar, por ejemplo, de los horrores de la invasión de Rusia a Ucrania.

Es difícil pero no nos debemos engañar, porque es nuestra actitud, cuando el dolor ajeno nos deja indiferentes y solo pensamos en las seducciones que el mundo nos propone.

Pero deberíamos comprender que el horror y la angustia que viven millones de personas, tienen que ver con nuestras vidas porque al final, todo tendrá su repercusión.

Esta frivolidad es la que nos permite ignorar todo lo malo que ocurre a nuestro alrededor, sin advertir que hay muchos hombres y mujeres, que tienen comportamientos diferentes.

Que lloran con los que lloran y sufren con los que sufren y por esas razones son impulsadas a ayudar a quienes lo necesitan, sin pensar en sus propios problemas o circunstancias.

Jesús nos mandó a ayudar al Prójimo y debemos entender que esa es la más elevada forma de poner en práctica el Mandamiento del Amor. Pensemos que algún día, los necesitados podríamos ser nosotros mismos.

Diego Acosta