ESTUPOR

DEVOCIONAL

Una amiga comentaba su tremendo enfado y estupor, por algunas  cosas que estaban ocurriendo y que afectaban negativamente a sus hijos.

Ella no concebía como se pretendía quitarle a los padres el poder de decisión sobre la forma de educarlos y sobre todo, como se pretendía cambiar lo bueno por malo.

Esta señora no es creyente, pero coincidía en muchas de las afirmaciones que planteamos quienes nos llamamos hijos de Dios. Algo natural, cuando se unen los pensamientos en torno a los Mandatos del Señor, aunque no se lo conozca o reconozca.

Mi respuesta a este encendido alegato, estuvo dirigida a confirmar lo que ella tenía en su corazón, explicándole que eso era exactamente lo que el Eterno demandaba de los padres.

No solo el derecho sino también la obligación de formarlos sobre los principios fundamentales del Supremo: Hombre y mujer, convertidos en una sola carne en el matrimonio.

Cuando se pretenden otras alternativas, se violentan principios y se desafía a Dios, que no tolera la rebeldía de los humanos y tiene especial cuidado por los más débiles de la Creación.

Mateo 11:25
En aquel tiempo, respondiendo Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los niños.

Mateus 11:25
Naquele tempo, respondendo Jesus, disse: Graças te dou, ó Pai, Senhor do céu e da terra, que ocultaste estas coisas aos sábios e instruídos e as revelaste aos pequeninos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EL CAMINO

DEVOCIONAL

En el tiempo en la que me consideraba muy joven, una de las grandes cuestiones que me planteaba era como sería mi futuro y el de mis amigos.

Pensaba también como seguiríamos teniendo esa relación fraterna, al advertir que siendo como éramos muy distintos, también eran diferentes las ideas que teníamos con relación a cómo ganarnos el sustento y el de las familias que pensábamos formar.

Pero lo que más me asombraba eran los diferentes planes que nos hacíamos y sobre todo, como se iban definiendo las formas de obrar de cada uno. En ese cambiante movimiento, aparecieron los primeros fracasos y también las decepciones.

Con los años aprendí, que pueden haber muchos caminos, pero uno solo es el verdadero. Los pensamientos vuelan, pero la realidad es la que muestra que Jesús es la Única Verdad y que todo lo demás, no dejan de ser fantasías juveniles y más penosamente, fantasías adultas.

Juan 14:6
Jesús le dijo: Yo soy el camino,
y la verdad, y la vida;
nadie viene al Padre, sino por mí.

João 14:6
Disse-lhe Jesus: Eu sou o caminho,
e a verdade, e a vida.
Ninguém vem ao Pai senão por mim.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

MELANCOLÍA

DEVOCIONAL

Un grupo de jóvenes comentaba que se habían dejado llevar por la melancolía y se encontraban en una difícil situación.

Razón que tenían en el diagnóstico, porque la melancolía por definición es una tristeza imprecisa, profunda y que impide disfrutar de la alegría de vivir.

Pero cómo es posible que un joven se encuentre en semejante situación? Probablemente hay más razones  de las que se pueda suponer. La principal no perseverar en aquello que es fundamental: No tener un proyecto de vida!

Y por qué no se tiene un proyecto por el cual vivir?

Sencillamente porque nos dejamos llevar por la influencia mundana de no darle valor a nada que no sea el dinero y a no asumir ningún compromiso de ningún tipo, ni personales ni colectivos.

Y naturalmente, ignorando la existencia del Eterno y de su Hijo, que brindó su vida para que, precisamente los hombres pudiéramos tener una vida diferente y con sentido para ser vivida. Sin melancolía, por supuesto.

Juan 14:6
Jesús le dijo:
Yo soy el camino, y la verdad, y la vida;
nadie viene al Padre, sino por mí.

João 14:6
Disse-lhe Jesus:
Eu sou o caminho, e a verdade, e a vida.
Ninguém vem ao Pai senão por mim.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

IDENTIDAD

DEVOCIONAL

Hay veces en que las preguntas sencillas revelan grandes asuntos.

Por ejemplo: Por qué identificamos fácilmente a los intérpretes de determinados temas musicales?

Indiscutiblemente porque en algún momento nos impactaron por su identidad, para poder distinguirlos del resto y para saber que ellos son los que mejor han sido capaces de ahondar en lo que buscaba un autor.

Esta certeza si la traslado a mi vida, me provoca sorpresa y también dificultad para aplicar la enseñanza.

Tal vez porque me produzca pena que haya músicos que puedan ser identificados fácilmente y no haya hombres y mujeres que nos llamamos hijos de Dios y que pasamos totalmente desapercibidos.

Los músicos buscan la vana-gloria, pero tienen identidad. Supuestamente un creyente no busca la honra de los hombres, pero es incapaz de mostrar con sus obras que es un siervo y que actúa por Fe.

Busco con ansia la identidad que me permita distinguirme, no para mi vanidad, sino para que otros vean a Jesús, aunque sea un momento en sus vidas, cuando nos crucemos en cualquier lugar.

Juan 8:18
Yo soy el que doy testimonio de mí mismo,
y el Padre que me envió da testimonio de mí.

João 8:18
Eu sou o que testifico de mim mesmo,
e de mim testifica também o Pai,
que me enviou.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

O que você quer…

 

DEVOCIONAIS

– E lhes indagou Jesus: “Que quereis que Eu vos faça?” – Marcos 10:36
No nosso dia a dia, Deus está sempre nos ensinando e falando conosco.
Hoje falando com minha irmã sobre trabalho foi exatamente assim. Nos conformamos com o que temos à mão, mas será que é isso o que Deus tem para nós?
Aceitamos o que conseguimos “agarrar” com medo de perder, de ficar sem, de ser desprovido, por necessidade, etc. e eteceteras (a lista seria interminável), vivemos em um tempo onde as expectativas/cobranças são muito grandes.
Deus é nosso Pai, certo? E como tal, sempre se ocupa de atender a nossa necessidade – seja ela qual for – emocional, financeira, sentimental. Mas existe uma parte que nos incumbe como filhos: pedir, falar, levar a Ele nossa necessidade, duvidas, aflições, tristezas, enfim, TUDO.
Isso significa nossa dependência total dEle.
Jesus viu a pessoa enferma e ainda perguntou: O que você quer que eu faça? Será que Jesus não “enxergava” a necessidade dessa pessoa? Claro que sim! Mas o que Ele queria era ver a confiança/fé, que aquela pessoa estava disposta a confiar que só Ele teria a solução daquele problema.
Da mesma forma Deus quer ouvir de nós o quanto confiamos nEle e dependemos da Sua provisão e suprimento.
E isso não é apenas na enfermidade ou necessidade financeira, é em tudo.
Quantas vezes oramos (de verdade) antes de fazer algo ou tomar uma decisão?
Quantas vezes perguntamos, e esperamos a resposta, sobre um relacionamento ou empregoa Deus?
Deus quer ouvir de nós o que necessitamos, desejamos e sonhamos, e como bom Pai que é nos dará o que realmente possa produzir algo bom. Lucas 11 fala sobre isso: Qual pai dará pedra a um filho que pede pão?
Mas para isto é necessário ter este relacionamento com Ele, confiar e entregar TUDO a Ele – ..entrega teu caminho ao Senhor, confia nEle e o mais Ele fará – conheça o PAI! Leia o “manual de sobrevivência” que Ele nos deu: a Bíblia. Desenvolva a intimidade, confiança, relacionamento, entrega.
Não aceite o primeiro que vier por medo, antes verifique que é isso que Deus tem para você. Deixe de lado aquilo que pode afastar você do Pai, sem medo, não vai faltar nada – o Senhor é meu Pastor, NADA me faltará.
Quero convidar você, agora, neste momento que está lendo isto, a ter um relacionamentopaternal de confiança e entrega total com Deus – isto é tudo que Ele espera de nós!

Elié Ferreira

www.septimomilenio.com

EL PRÓJIMO

DEVOCIONAL

La muerte de una conocida de muchos años, permitió saber lo que ocurrió en los últimos meses de su vida, afectada como estaba por una dolorosa enfermedad.

Tan grave fue su estado que prácticamente estuvo impedida de realizar la menor de las tareas. A pesar de su agrio carácter y de sus actitudes de rechazo, un grupo de mujeres cercanas a ella tomaron una decisión.

Sin tener en cuenta sus malas actitudes, decidieron ayudarla en todo lo que precisara y se organizaron para asistirla en su casa, todos los días de la semana.

Cuando conocí lo que había pasado, recordé el sentido bíblico del prójimo. A quién ayudamos y a quién dejamos de ayudar, a pesar de poder hacerlo.

Ninguna de estas mujeres que sirvieron a la enferma ahora muerta, recibieron ningún tipo de agradecimiento y siempre palabras de reproche. Pero perseveraron, porque entendieron que era lo que debían hacer.

El único reconocimiento que tendrán será el más valioso de todos: El del Señor!

Mateo 25:34-35
Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.
Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis.

Mateus 25:34-35
Então, dirá o Rei aos que estiverem à sua direita: Vinde, benditos de meu Pai, possuí por herança o Reino que vos está preparado desde a fundação do mundo.
P
orque tive fome, e destes-me de comer; tive sede, e destes-me de beber; era estrangeiro, e hospedastes-me.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com