LO ABSURDO

 

 

 

 

ANTIVIRUS

Lo grave de las modas de nuestro tiempo, es que algunas son ridículas y otras ridículas y mortales.

Entre ellas, la de buscar la notoriedad a cualquier precio, aún a riesgo de muerte, como fue el caso del motociclista ruso que se grabó conduciendo una moto, a más de 250 kilómetros…pero con los pies!

Infelizmente tanta audacia mal entendida y mal realizada, terminó en otro episodio, donde el motociclista perdió la vida.

Puede parecer una frivolidad destacar estos episodios, pero nunca dejará de ser bueno, resaltarlos para advertir de las consecuencias tremendas a que nos pueden llevar determinadas prácticas.

Mucho más cuando solo pretenden llamar la atención de quienes nos rodean o de tener un tiempo de gloria en las redes.

La Palabra de Dios nos advierte que somos Mayordomos, incluso de nuestro cuerpo y por tanto no nos podemos arriesgar en actitudes o comportamientos que hagan peligrar nuestra existencia.

Nunca estará de más prevenir sobre lo mal para poder hacer lo bueno!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

ABANDONO

ANTIVIRUS

Un hijo abandonó durante horas a sus ancianos padres en un bar.

El hecho puede pasar por ser incluso hasta irrelevante, a pesar de haberse constituido en noticia y de tener amplia difusión. Se trata de un abandono más y solo fue notorio, porque se produjo en un lugar público.

Pero bien cabe reflexionar sobre lo ocurrido, porque teniendo la certeza que no es el primero ni el último episodio de esta naturaleza, tal vez debamos hacer mención a la crueldad de la sociedad en la que vivimos.

Ignoramos las razones del abandono y también la situación de los hijos de los ancianos, pero sean cuales sean, resulta todo un ejemplo de cómo son los comportamientos de quienes se olvidan de lo esencial.

La Palabra de Dios nos manda a honrar a nuestros padres, en uno de los versículos que tiene una promesa: para que te vaya bien. Poniendo por pasiva el Mandato, pensemos lo que nos puede ocurrir si dejamos de honrar a quienes nos dieron la vida?

No hagamos a menos esta cuestión, ni subestimemos lo ocurrido con estos ancianos abandonados en un bar. Ellos forman parte de un presente que compromete nuestro futuro.

Y nada más que frente al Eterno!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

IRREPRENSIBLE

DEVOCIONAL

Un siervo evangélico ha sido acusado de varios delitos y ha sido privado de su libertad.

El solo enunciado de la información produce una reacción de dolor, de incredulidad y también de responsabilidad. Dolor por la situación, incredulidad por la magnitud de las acusaciones y responsabilidad por la necesidad de asumir públicamente el episodio.

La Palabra de Dios nos advierte que nada permanecerá oculto y en base a esta Verdad, es que asumimos lo ocurrido, pensando en el daño que causa la situación no solo al pastor sino también a los miembros de su congregación y por supuesto lo que afecta un ejemplo de esta naturaleza.

También es bíblica la advertencia de cuánto nos debemos de cuidar quienes creemos estar a salvo de cualquier acechanza y de cómo debemos ser de irreprensibles quienes tenemos responsabilidades mayores en las congregaciones.

No juzgamos pero no omitimos!

Quién juzga es el Eterno y ante Él nos remitimos, con temor y temblor!

1 Corintios 12:10
Así que, el que piensa estar firme,
mire que no caiga.

1 Coríntios 12:10
Aquele, pois, que cuida estar em pé,
olhe que não caia.

Diego Acosta / Neide Ferreira

MIEDO-NECESIDAD

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Uno de los diarios de mayor difusión en el mundo publicó como titular y en grandes caracteres esta frase: MIEDO A LA NECESIDAD.

Este mensaje fue doblemente sorprendente, porque el diario tiene por especialidad destacar hechos impactantes y en ese contexto, plantear este tema tan especial resultó poderosamente llamativo.

El titular refleja una cuestión que está latente en la sociedad del país donde se publica, pero que también puede ser extensivo a otros muchos países.

De allí lo significativo de los grandes caracteres que sintetizan en una frase, algo que parece ser cada vez más evidente: el miedo a cubrir las propias necesidades.

Las más elementales, como el techo, la comida, la vida cotidiana, sin entrar a valorar otras cuestiones como el ocio y la diversión o las necesarias vacaciones.

Podríamos preguntarnos qué está pasando?

Podemos responder en base a la creciente preocupación que existe en vastas franjas de hombres y mujeres, por vivir o tal vez de sobre vivir, mañana y pasado mañana…

Nos viene el pensamiento relacionado con la Palabra de Dios, cuando habla sobre en quién tenemos depositada nuestra confianza. Si la tenemos en nuestras propias fuerzas, en nuestras posibilidades es natural y hasta legítimo tener miedo por la necesidad.

Sería una auténtica necedad no preocuparse por el futuro, viviendo de nuestro esfuerzo y depositando toda nuestra confianza, en esa capacidad natural para enfrentar los problemas.

Sin embargo, hay otra perspectiva para enfocar esta cuestión.

Y cuál es esa perspectiva?
La de creer en la existencia de Dios y en entender que nada podemos hacer los hombres, frente a la magnitud de los problemas que tenemos que enfrentar.

Cada día más, se torna más difícil, lo que ayer era un poco más fácil!

Confiando en el Eterno, no dejaremos de tener problemas ni dificultades, pero sí tendremos la esperanza de contar con su Gracia, para ayudarnos en los momentos difíciles.

Por eso Jesús entregó su vida, para salvarnos de nuestros pecados y también para mostrarnos un nuevo camino. ÉL es nuestro Pastor y nada nos faltará!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL ENEMIGO BALAC

LA OTRA HISTORIA

Durante muchos años los hombres se permitieron poner en duda el contenido de la Biblia, con el argumento de que era necesario confirmar las afirmaciones del Texto.

Con el paso de los años, hoy la Palabra de Dios, ha servido para que los científicos pudieran realizar investigaciones sobre la base de lo revelado. De dudar, los hombres pasaron a creer y a utilizar la ilimitada fortaleza de la Biblia, para descubrir el patrimonio oculto a los hombres.

Parte de ese patrimonio fue desentrañado con el hallazgo de la llamada Piedra Moabita o la Estella de Mesha, en tierras de la antigua Moab en el territorio del actual reino de Jordania.

La piedra fue partida en trozos por la avaricia y necedad del embajador turco que se lo permitió a los árabes, para de esta manera lograr más dinero con su venta.

La Estella fue encontrada en 1868 por un misionero y fue datada en torno al año 835 a.C. y su valor es de excepcional importancia, por cuanto aporta datos históricos entre otros sobre el rey moabita Mesha y también sobre el rey israelita Omri.

La reconstrucción de la Piedra original se ha logrado en un porcentaje que se resume en 669 caracteres encontrados sobre los 1.100 originales. Un nuevo estudio ha revelado el nombre del rey Balac, sobre el que la Biblia destaca su condición de encarnizado enemigo de Israel.

Estas referencias se pueden leer en la Palabra de Dios en los Libros de Números, Josué, Miqueas y Apocalipsis. Quién dude de la Biblia, está dudando además de las evidencias históricas, una forma de erudita necedad.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

 

LA DIGNIDAD

La Palabra de Dios enseña acerca del pago justo por el trabajo.

Este es un principio fundamental que debe regir la relación entre los hombres y obviamente entre quienes demandan trabajo y entre quienes aportan su esfuerzo personal.

Razonablemente este principio es el que confiere la dignidad a quién trabaja y el que también dignifica a quién precisa del trabajo de otras personas.

Pero en este equilibrio debe ser introducido un elemento más. Y no es otro que el cumplimiento del trabajo demandado, porque solamente así seremos dignos de nuestro salario.

Para quienes nos llamamos hijos de Dios, así como demandamos el salario justo, del mismo modo debemos cumplir con el trabajo justo. Esto significa cumplir con el compromiso laboral asumido.

Una vez pactado el acuerdo de trabajo, el esfuerzo personal debe estar dedicado a cumplirlo y no a medirlo para relacionarlo con el salario recibido.

Lo que pactamos entre los hombres, queda delante del Eterno. Y cada uno debe asumir su responsabilidad. Tanto la de pagar como la de trabajar!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

UNA PREGUNTA

DEVOCIONAL

Cada tanto me pregunto sobre la cantidad de tiempo que dedico a estudiar la Palabra de Dios.

Y la mayoría de las veces tengo un bochornoso silencio en torno a mi respuesta.

Por qué?

Sencillamente porque es tan poco el tiempo que le dedico al Mensaje del Eterno, que prácticamente no tengo la posibilidad de medirlo, ni siquiera en minutos.

Siempre tengo algo más urgente que hacer!

Lo cierto es que por resolver lo que presuntamente es urgente, dejo de hacer lo que sí es importante. Y nada hay más importante que estudiar la Biblia.

Tengo la certeza de que a mayor conocimiento del Texto, mayor enseñanza podrá impartirme el Espíritu Santo, porque sabré de qué me está hablando o de qué me quiere hablar.

Estudiar poco la Biblia, significa que todo lo maravilloso que puedo recibir, me lo estoy negando por la influencia que el mundo ejerce sobre mí.

Contra más ignorante sea, mejor para el enemigo!

Y peor para mí!

Eclesiastés 5:6

No dejes que tu boca te haga pecar,
ni digas delante del ángel, que fue ignorancia.
¿Por qué harás que Dios se enoje a causa de tu voz,
y que destruya la obra de tus manos?

Eclesiastes 5:6

Não consintas que a tua boca faça pecar a tua carne,
nem digas diante do anjo que foi erro;
por que razão se iraria Deus contra a tua voz,
de sorte que destruísse a obra das tuas mãos?

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EQUILIBRIO

DEVOCIONAL

Desde los más lejanos recuerdos que conservo, hay algunas personas que me resultan inolvidables.

De muchas ni siquiera me acuerdo de su nombre o de su aspecto y de otras, tengo más precisiones, aunque están en una suerte de nebulosa.

Pero, todas tienen algo en común: Y no es otra cosa, que me impresionaron desde niño y hasta la plena madurez, porque eran…equilibradas!

He escuchado muchas veces que se admira aquello de lo que se carece, con lo cual estoy confesando que no puedo llamarme un hombre…equilibrado.

Sin embargo lucho contra esa falta de equilibrio!

Y lo hago buscando con denuedo la Palabra de Dios, para aprender a tener dominio propio, en cualquier circunstancia o lugar.

No me rindo ante mi debilidad!

Todo lo contrario, porque tengo la certeza de que para servir, debo ser equilibrado para llegar hasta el prójimo y no resultar una piedra de tropiezo.

Así nos enseñó Jesús!

2 Timoteo 1:7
Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía,
sino de poder,
de amor y de dominio propio.

2 Timóteo 1:7
Porque Deus não nos deu o espírito de temor,
mas de fortaleza,
e de amor, e de moderação.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

MÁS CORRUPCIÓN

Blog del TIEMPO!

Un informe de Transparencia Internacional revela que los niveles de corrupción se han incrementado, al producirse una disminución en la lucha contra esta lacra.

El informe pone de manifiesto que en muchos países la percepción que se tiene de la corrupción, no está relacionada con la gravedad de estas prácticas.

Incluso hasta hay sociedades que no las consideran como un problema a resolver, propiciando un ambiente de tolerancia hacia quienes están implicados en estos procesos delictivos.

La corrupción siempre tiene dos protagonistas: Un corruptor y un corrompido!

Los países con mejores índices relacionados por esta gravísima forma de delincuencia son: Dinamarca, Nueva Zelanda, Finlandia, Singapur, Suecia y Suiza.

Una vez más cuatro países europeos destacan por las altas puntuaciones que logran al no registrarse niveles significativos de corrupción.

En el caso opuesto se encuentran Somalia, Yemen y Siria,  países que están soportando conflictos armados y sus secuelas de muertes, daños y enormes niveles de actividades ilegítimas.

La Palabra de Dios nos alerta porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

Diego Acosta

Fuente: Transparency Org.

www.septimomilenio.com