IDOLATRÍA

DEVOCIONAL

Jesús nació, vivió y murió como Hombre. Pero Resucitó y está sentado a la diestra del Dios Padre en el Trono de la Gloria!

Esta es la grandiosa Verdad que nos hace recordar que Su sacrificio final por los pecados de todos los hombres, debe ser motivo de agradecimiento.

Ese sacrificio pertenece a un tremendo momento del Plan de Salvación del Eterno para los humanos y recordarlo como un sacrificio una y otra vez, nos aleja de la perspectiva que Él mismo le confirió.

Jesús venció a la muerte y por tanto debemos exaltar la Vida!

Mirando la cruz vacía, puedo recordar el sacrificio último y el único que hace posible mi Salvación, tras arrepentirme de mis pecados y reconocerlo como Señor.

ÉL como mi Señor me perdonó y por ÉL llego hasta el Padre, como único intercesor. Por eso creo y confío en la Vida Eterna. Por eso también me niego a la idolatría del dolor y la muerte!

Romanos 14:9
ES – Porque Cristo para esto murió y resucitó,
y volvió a vivir,
para ser Señor así de los muertos
como de los que viven.

PT  Foi para isto que morreu Cristo
e tornou a viver;
para ser Senhor tanto dos mortos
como dos vivos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

DISPOSICIÓN

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Una de las más frecuentes acciones que se utilizan en el mundo son las motivacionales, que no son otra cosa que impulsar a quienes deben realizar determinadas tareas a que las hagan con un cierto margen de rigor o ampliando la visión, con eficacia.

La existencia de estas acciones demuestran en forma categórica que a la mayoría de las personas hay que motivarlas para que hagan lo que tienen que hacer, con un mínimo de diligencia.

Curiosamente estos comportamientos también se repiten en las congregaciones, acentuando una vez más la idea, de que cada vez más el mundo está influyendo en la Iglesia de Jesús.

Es más que evidente que siendo como somos, discípulos del Hijo del Hombre, no precisaríamos que se nos impulse, que se nos aliente a cumplir con nuestras obligaciones.

Tristemente advertimos que ese impulso motivacional es necesario, porque la indolencia y también la queja, son lugares comunes entre quienes integramos las congregaciones.

Hay quienes se consideran superiores a sus responsabilidades y por lo tanto las hacen a menos y cuando se deciden a cumplirlas, lo demuestran con mucha claridad.

De esta manera podemos comprobar que quién trabaja por obligación se queja por convicción!

No se tiene en cuenta que quién trabaja no está realizando una determinada tarea, sino que está sirviendo. Y cada vez que la cumplimos honramos al Señor.

Por eso es que resulta tan importante y tan agradable poder ver a muchos hermanos y hermanas, que no se sienten degradados por ningún trabajo que les sea encomendado y por el contrario los realizan con alegría.

Esta diferencia en la disposición, marca también niveles en el mundo y también lo hacen en la Iglesia!

De qué sirve la obra de unas manos que están condicionadas por la queja?

De qué sirve el esfuerzo que se considera sacrificio?

Estas preguntas son las que nos debemos hacer cuando declaramos con nuestra boca, que estamos dispuestos a servir y no a ser servidos, tal y como lo enseñó Jesús.

El Eterno no nos demanda sacrificios. Demanda nuestro corazón!

Y es en nuestro interior donde está o debería estar, la voluntad de servir con la misma humildad y mansedumbre , con la que sirvió el Señor!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

GRIS…

DEVOCIONAL

Si tuviéramos que poner un color al mundo en el que vivimos, elegiríamos el gris.

Por qué razón?

Simplemente porque es el color que mejor armoniza con  lo ambiguo, lo indefinible.

Esta propuesta de lo mundano nos debe alertar acerca de lo que hacemos, lo que pensamos y sobre todo de la responsabilidad que tenemos como hijos de Dios.

Nada es ambiguo ni mucho menos indefinible con las cuestiones que son un Mandato para quienes hemos aceptado al Señor y por tanto somos hombres y mujeres nuevos.

Así debemos entender esta ruptura con el pasado que se produjo cuando fuimos bautizados y cuando nos convertimos en seguidores de Jesús.

Por tanto debemos rechazar todo lo que se nos propone como una forma de vivir despreocupada, alocada o desprejuiciada.

Las risas de hoy se pueden convertir en amargo llanto, pero para siempre!

Por esto es que debemos rechazar todo lo que es malo y desechar por completo de llamarlo bueno. Así lo estableció el Eterno!

Salmo 25:8

ES – Bueno y recto es Jehová;
por tanto, él enseñará a los pecadores el camino.

PT – Bom e reto é o Senhor;
pelo que ensinará o caminho aos pecadores.

Diego Acosta / Neide Ferreira

VÍA MUERTA

DEVOCIONAL

Vía muerta es una referencia a los rieles de tren que dejan de utilizarse, pero que se mantienen en sus sitios originales.

Es una forma de aludir a vías que en algún tiempo fueron útiles y que por decisiones humanas, dejaron de serlo para convertirse en…una frase.

Cada vez que tengo oportunidad de ver a las vías en estas circunstancias, no puedo menos que pensar que estos casos se repiten también entre las personas.

Resulta altamente curioso como con el pasar de los años, puedo observar como hombres y mujeres con grandes talentos, se convirtieron en una especie de fotografía de sus propios méritos.

Que les ocurrió?

Si lo pienso desde la perspectiva espiritual, lo más probable que el paso que los llevó a convertirse en vías que ya no son utilizadas, fue el de apartarse del Eterno.

Solamente así se pueden perder los talentos que fueron concedidos con el propósito de servir a los demás. Como las vías muertas, que no sirven a nadie ni para nada.

Job 28:28

Y dijo al hombre:
He aquí que el temor del Señor es la sabiduría,
y el apartarse del mal, la inteligencia.

28:28

Mas disse ao homem:
Eis que o temor do Senhor é a sabedoria,
e apartar-se do mal é a inteligência.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EVANGELISTA

DEVOCIONAL

Una antigua foto de un evangelista entregando lo que podría ser uno de los Evangelios, siempre me ha impresionado.

La imagen muestra a un hombre que en solitario llegó hasta lo que puede ser un pequeño puerto, para cumplir con el Mandato.

Un hombre solo, sirviendo al Señor!

Un hombre solo lejos de miradas que podrían darle la honra humana!

Un hombre solo desafiando cualquier forma de adversidad, hostilidad o agresividad!

Un hombre solo!

Muchas veces me he preguntado por mi forma de cumplir con el Mandato y me contesto casi siempre lo mismo: Trato de ser fiel a Jesús en todo lo que puedo!

Principalmente con mis hechos, para que quienes me puedan ver en cualquier circunstancia, puedan descubrir mínimamente la infinita Grandeza del Hijo del Hombre.

No siempre lo consigo, pero siempre me lo propongo. Sobre todo cuando estoy solo y no hay testigos humanos de la forma en que actúo.

Marcos 16:15
ESY les dijo:
Id por todo el mundo
y predicad el evangelio a toda criatura.

PT – E disse-lhes:
Ide por todo o mundo,
pregai o evangelho a toda criatura.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

MERCADO

DEVOCIONAL

Más de una vez me sorprendí ante lo que me imagino que es mi propia mente: Un auténtico mercado!

Por qué he llegado a pensar semejante cosa?

Porque así es como cada día vamos incorporando nuevos elementos a nuestra memoria, que parece no tener límite en su capacidad para admitirlos.

Y me sigo preguntando: Esto es bueno o es malo?

Naturalmente que si nos referimos a lo que incorporamos, debemos ser extremadamente selectivos, porque estamos recibiendo del mundo una influencia más que perniciosa.

Entonces, como hago para controlar este aluvión indeseable?

Administrando con sabiduría no solo mi tiempo sino también las ideas que soy capaz de absorber!

Siendo sabio con el tiempo, lo dedicaré a lo que verdaderamente me resulta provechoso, desechando todo aquello que signifique malgastar, aunque sea un minuto de mi vida.

Siendo sabio, también tendré que ser capaz de desechar todas las ideas o pensamientos que no provengan ciertamente del Eterno!

Todo lo demás, es como estar en un lugar donde todo se compra y todo se vende!

Efesios 4:17

Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente.

Efésios 4:17

E digo isto e testifico no Senhor, para que não andeis mais como andam também os outros gentios, na vaidade do seu sentido.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com