YO MIRARÉ…!

Si fuéramos capaces de imaginar a Jehová buscando a alguien para mirar en la Tierra, que sorpresas podríamos llevarnos.

Los grandes y los poderosos, buscando aquellos lugares que podríamos pensar son los mejores para que el Creador posase su mirada.

También habría quienes siendo menos en cuánto a riquezas y poder, se puedan sentir grandes en cuanto a su propia justificación.

Y habría muchos, millones y millones de seres, tan sencillos como nosotros mismos, que esperaríamos con ansiedad pero con serenidad aquello que haría el Eterno.

Por qué tantas diferencias entre unos y otros?

Seguramente porque los poderosos no tienen tiempo para considerar que hay alguien superior a ellos. Y porque los que se consideran justos, tampoco considerarían a otros que no fueran ellos mismos.

Pero el Soberano sí sabe a quién mirar!

ÉL conoce el corazón de todos y así como a lo largo de la historia siempre encontró a un justo entre millares, también lo encontrará ahora.

Si esto dejara de ser un ejercicio de imaginación, esperemos confiadamente la decisión del Señor!

Isaías 66:2

ES – Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra.

PT  –  Porque a minha mão fez todas estas coisas, e todas estas coisas foram feitas, diz o Senhor; mas eis para quem olharei: para o pobre e abatido de espírito e que treme diante da minha palavra.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

TRABAJO…!

Las personas del mundo la mayoría de las veces se quejan de su trabajo, se quejan porque están cansadas por el esfuerzo que les demanda.

Otros se quejan porque están haciendo lo que no les gusta o porque es diferente de aquello para lo que estudiaron.

El trabajo, la mayoría de las veces suscita quejas!

Lo sorprendente de esta cuestión, es que en el mundo espiritual, también ocurre lo mismo con muchas personas que se llaman hijos de Dios.

Están cansados de servir!

Están cansados de trabajar para Dios!

Como es posible?

La respuesta es tan simple como dura!

Quién se cansa cuando está sirviendo, es porque no está trabajando en el Espíritu, sino que se está esforzando en su propio esfuerzo.

Nadie que trabaje verdaderamente para el Eterno puede estar cansado!

El Altísimo renueva las fuerzas, tanto de los jóvenes como de los mayores!

Si declaro que estoy cansando en mi vocación de servir, es porque no estoy sirviendo a Dios, sino a mí mismo!

1 Corintios 15:58

Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes,

creciendo en la obra del Señor siempre,

sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.

1 Coríntios 15:58

Portanto, meus amados irmãos, sede firmes e constantes,

sempre abundantes na obra do Senhor,

sabendo que o vosso trabalho não é vão no Senhor.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EL CUMPLIMIENTO

El Ministerio Terrenal de Jesús comenzó en Galilea, en Nazaret que fue el lugar que eligieron sus padres María y José, para vivir.

Luego de ser conocido por los vecinos como el hijo del carpintero, fue a la sinagoga y allí fue invitado a leer un versículo del Antiguo testamento.

El pasaje elegido fue el de Isaías 61, versículos 1 y 2, que fueron leídos por el Hijo del Hombre de esta manera:

El Espíritu del Señor está sobre mí,
Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos,
Y vista a los ciegos;
A poner en libertad a los oprimidos;

A predicar el año agradable del Señor.

El propio Isaías destacó la importancia de estas palabras que fueron dirigidas por Jehová al pueblo de Israel, que mucho había sufrido y que ahora recibiría la promesa de un nuevo Pacto Eterno.

De allí las palabras de Jesús al terminar la lectura:

Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.

Esta rotunda afirmación que fue hecha por Jesús hace más de 1900 años, sigue teniendo plena vigencia en nuestros días.

ÉL vino a dar buenas nuevas a los pobres, que somos todos nosotros, que podemos recibirlas a través de los cuatro Evangelios.

También vino a traer sanidad a los quebrantados de corazón, para que podamos iniciar una nueva vida en su condición de Salvador.

Del mismo modo están vigentes sus palabras de que daría libertad a los que están cautivos del pecado, vista a los ciegos que no pueden ver el Milagro de la Salvación, libertad a los oprimidos por sus iniquidades y a traernos la Predicación del año agradable del Señor.

Impresionante Mensaje que debemos hacer nuestro para recuperar todo lo que hemos perdido a causa de nuestros pecados, de nuestra ceguera espiritual y a disfrutar de la sanidad que solamente ÉL puede darnos.

Atesoremos este Mensaje!

Lo guardemos como el más preciado tesoro, porque tiene los fundamentos del Ministerio de Jesús hecho Hombre!

Demos gracias por estas palabras, que son las mismas que usó el profeta Isaías cuando vino a anunciar un nuevo Pacto Eterno con quienes somos Su Pueblo.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

HE CAMBIADO…?

En esos hermosos y difíciles momentos en que nos postramos delante del Eterno, solamente cabe la más total y absoluta sinceridad ante su Deidad.

Una madrugada más o menos reciente, me desperté con la inquietud de responder a una pregunta: He cambiado desde que acepté al Señor?

En qué he cambiado?

Quienes me rodean al ver mis actitudes pueden plantearse qué  es lo que me ha pasado?

Difíciles preguntas!

Y más que difíciles respuestas!

Si fuera por mis dichos, estaría bordeando la perfección. Pero por mis hechos, estoy bordeando ese nebuloso atajo que me aparta del Señor.

Es muy duro tener que enfrentarse con esta realidad, pero es absolutamente necesario que confrontemos nuestra vida con la Palabra viva y eficaz.

Si no lo hacemos estaríamos perseverando en el peor de los errores y también estaríamos engañándonos a nosotros mismos.

Desde esa madrugada sigo teniendo difícil poder explicar en qué he cambiado. Pero sí puedo decir que me estoy esforzando como nunca antes para hacerlo.

Jesús me alienta y trato de responder a su Voz pletórica de Poder!

Romanos 12:9

ES –  El amor sea sin fingimiento.

        Aborreced lo malo, seguid lo bueno.

PT –  O amor seja não fingido.

       Aborrecei o mal e apegai-vos ao bem.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

QUÉ DUDAS…?

Siempre me ha preocupado no buscar pretextos para no hacer lo que Dios me manda. Pero lo cierto es que muchas veces caigo en la tentación de ir en contra de mi voluntad.

Estaba obrando como dijo Pablo, que hacía lo que no quería!

Pero enfrentarse a las dudas es una tarea ardua y difícil, pero absolutamente necesaria para cambiar el rumbo de nuestra propia vida.

Me pregunto: Cuáles son mis dudas? Que las origina? Por qué me dejo dominar por ellas?

Y una por una voy tratando de definir la naturaleza de mis dudas y llego a la conclusión que más que dudas, son cuestiones que no me gustan y por eso las convierto en  incertidumbre.

En realidad la duda nace en el corazón cuando dejo que mi confianza en el Eterno decline, a causa de cualquier circunstancia desfavorable.

Es entonces cuando el enemigo comienza a obrar en mi mente y a preguntarme cosas para las que no tengo respuestas adecuadas, precisamente porque mi fe ha disminuido y mi incredulidad a aumentando.

No dejemos que las dudas crezcan en nuestra vida, porque acabarán por destruir todo lo que el Señor ha levantado con tanto Amor.

Mateo 14:31

Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo:

!Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?

Mateus 14:31

E logo Jesus, estendendo a mão, segurou-o e disse-lhe:

Homem de pequena fé, por que duvidaste?

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA REFORMA – III

LA DEGRADACIÓN

Una de las grandes cuestiones que influyeron en el ánimo de Martin Lutero, fue sin duda el grado de degradación que existía en la jerarquía de la iglesia católica.

El monje lo pudo comprobar cuando en el año 1510 viajó a Roma y se encontró con la gran sorpresa de comprobar cómo vivían los altos prelados de la iglesia.

Advirtió que la ostentación y la riqueza eran comunes a muchos hombres que detentaban altas responsabilidades en Roma. E incluso la propia iglesia estaba construyendo un gigantesco templo, que luego conoceríamos con el nombre de Vaticano.

De esta manera pudo contrastar la modesta forma de vivir que tenían en su orden, ya que los agustinos eran una de las órdenes mendicantes.

Es decir, los agustinos luego de cumplir con sus deberes como miembros de la congregación, debían salir a las calles para lograr los alimentos esenciales para la supervivencia.

Esta situación conmovió todavía más a Lutero que comenzó a definir como era la iglesia que mejor serviría al Señor.

Siete años más tarde de su sufrido viaje a Roma, se decidió a hacer públicas sus proposiciones, que le valdrían la persecución y que marcarían el comienzo del proceso que llamamos la Reforma.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

EL CUIDADO

Le contaba a un amigo que había tenido que realizar un largo viaje hasta una ciudad y volver a mi casa.

Mientras le daba detalles de cómo se había desarrollado el viaje y de algunos accidentes que presencié, él me interrumpió y me dijo: Como te cuida el Señor!

Me quedé sorprendido y le contesté que sí, que me había cuidado y que había orado para clamarle por su protección en todo momento.

Cuando me quedé solo me puso a pensar en lo que me había dicho mi amigo y mi sorpresa fue mayor todavía, porque comprendí que el Eterno me había cuidado mucho más de lo que me podía imaginar.

Me resulta penoso ver como son mis propios comportamientos. El cuidado que Dios tiene de mí es algo que lo debería saber y recordar, sin que nadie me lo mencione.

Sin embargo fue necesario que alguien lo dijera, para que nuevamente tuviera que dar gracias por su infinita Misericordia.

Hasta cuándo tendrá Dios que soportar tanta indiferencia hacia su Amor?

Salmo 55:22

ES – Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará;
       No dejará para siempre caído al justo.

PT – Lança o teu cuidado sobre o Senhor, e ele te susterá;

       nunca permitirá que o justo seja abalado.

Diego Acosta / Neide Ferreira

ALIVIARÁ

Los judíos clamaron al Señor por su esclavitud en Egipto y ÉL respondió con la libertad!

La historia que se nos revela en Éxodo tiene también otra faceta que nos debe hacer reflexionar. Luego de la libertad hubo quejas y protestas.

Muchas veces seguramente nos hemos planteado preguntas, relacionadas con la ingratitud de quienes habían sido liberados.

Pero, acaso no es lo mismo que hacemos prácticamente todos los días?

Acaso no nos quejamos?

Acaso no llegamos hasta el límite mismo de la rebeldía?

Cómo es posible que nos asombremos entonces de los hechos de los judíos en el desierto de Sinaí?

El Eterno prometió libertad y cumplió!

Dios prometió Misericordia todos los días y lo cumple en cada amanecer!

Por qué no cambiamos de actitud y asumimos que tenemos un corazón rebelde y una dura cerviz?

Si lo hiciéramos muy distinta sería nuestra vida. Seguiríamos teniendo problemas, pero el Altísimo siempre aliviaría nuestra carga.

Salmos 81:6

ES – Aparté su hombro de debajo de la carga;
       sus manos fueron descargadas de los cestos.

PT – Tirei de seus ombros a carga;

       as suas mãos ficaram livres dos cestos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

PEQUEÑO

Un joven recién convertido se mostraba abatido y con poca voluntad para seguir estudiando la Palabra y también para servir en la congregación.

Guiado por el Espíritu y la experiencia que dan los años, decidí hablar con este joven que desde el primer momento había impresionado favorablemente a todos los que teníamos responsabilidades.

Me dijo con mucha franqueza que se sentía tan pequeño que pensaba que nunca haría nada para Dios, precisamente a causa de esa condición.

Le expliqué con paciencia y Sabiduría de lo Alto, que precisamente es a los pequeños a los que el Eterno usa para cumplir con sus Propósitos.

Difícilmente el Creador pondría en manos de un presuntuoso alguna parte de su Obra, porque no haría otra cosa que aumentar su vanidad.

Le sugerí que estudiara en el Antiguo Testamento para que advirtiera como el Todopoderoso creó de un grupito de personas a todo un Pueblo al que le dio identidad en el desierto luego de sacarlo de la esclavitud de Egipto.

Acaso es Israel un pueblo numeroso? No es un pequeño pueblo? El joven comprendió el mensaje y pronto recuperó todo aquello que demostraba que era un apartado del Señor!

Isaías 60:22

ES – El pequeño vendrá a ser mil, el menor, un pueblo fuerte.

       Yo Jehová, a su tiempo haré que esto sea cumplido pronto.

PT – O menor virá a ser mil, e o mínimo, um povo grandíssimo.

       Eu, o Senhor, a seu tempo o farei prontamente.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 2 3 4 18