APRENDER Y APRENDER

DEVOCIONAL

En mis primeros tiempos de creyente, un maestro comentó que lo mejor que podíamos hacer quienes nos habíamos convertido en seguidores del Señor, era estudiar constantemente.

Confieso que me quedé bastante sorprendido pues no me esperaba este tipo de consejos, ya que en el fondo pensaba que se me diría algo más grandilocuente, más espectacular y no algo tan sencillo y esencial.

Como es de suponer finalmente entendí la profundidad de aquello que había escuchado y la necesidad que sigo teniendo de profundizar más y más en la Palabra de Dios.

Con el entusiasmo que tengo por las cosas del Eterno, cada día comprendo algo muy concreto: El estudio me sirve para saber… cuánto ignoro!

Y esto, aunque pueda parecer contradictorio es muy bueno, porque me ayuda a luchar contra la vanidad natural de todo ser humano.

Y también me ayuda a no declinar en el esfuerzo, porque el único propósito de saber cada día más, es para poder  dar por gracia, lo que me fue dado por Gracia!

Salmo 119:73

ES – Tus manos me hicieron y me formaron;

hazme entender,

y aprenderé tus mandamientos.

PT –  As tuas mãos me fizeram e me afeiçoaram;

dá-me inteligência

para que aprenda os teus mandamentos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

RESTAURAR

Hay quienes atribuyen al tiempo, hechos que son inequívocamente obra del Creador.

Un caso, es el de las relaciones que se rompieron en un determinado momento y que luego, se restauran. El tiempo?  O Dios?

Tengo la convicción que en todo lo concerniente a la especie superior que somos, la Única Autoridad es el Eterno.

Por tanto, debo creer que en cada reencuentro, que en cada situación que permita que dos personas, vuelvan a tener trato cordial, existe indiscutiblemente el Poder del Altísimo  sobre sus vidas.

La creencia popular atribuye al paso del tiempo, el hecho en que situaciones de conflicto, de antagonismo, sean superadas.

Si fuera así y si solo dependiera del tiempo, como se explican que haya distanciamientos de años y años?

Creo que Dios y solo Dios puede lograr la restauración, en estos casos o en otros, en los que los motivos de las rupturas se consideren insuperables o definitivos.

Seamos fieles al Señor y estemos atentos a sus decisiones. Solamente así, advertiremos como ÉL prepara todo lo que es bueno para mí y para cada uno de nosotros.  

Salmo 77:14

ES – Tú eres el Dios que hace maravillas;

hiciste notorio en los pueblos tu poder.

PT – Tu és o Deus que fazes maravilhas;

tu fizeste notória a tua força entre os povos.

Diego Acosta

ALABAR A DIOS

CONGREGACIÓN

del SÉPTIMO MILENIO

Alabar a Dios es mucho más que cantar o tocar, es una vida rendida en admiración al Admirable, es dejarse guiar por el Consejero, es vivir bajo el gobierno del Príncipe de Paz.
Cuando es así no cantamos por cantar, cantamos con conocimiento y sabiduría y entonces alabaremos y se moverá el Espíritu de Dios. No es una emoción, es Poder de lo alto para sanar, liberar y transformar. Cuando es emoción, nos emocionamos y después… nada; todo vuelve a ser igual, vivir en derrota, fluctuantes y carnales. Hay que ser prudentes, declaramos tantas palabras sin poder cuando cantamos con emoción.
Hay una alabanza que dice:
«En todo momento alaba al Señor, en todo momento.
Cuándo hay risa, cuándo hay llanto.
Cuándo hay alegría o tribulación
Cuando llueve o cuándo sale el sol
Siempre alabo al Señor»
¿Son ciertas cada una de esas palabras, son vida en nuestra vida?
Si no son una emoción, saldrán de nuestra boca con poder, pero si no van impregnadas del Espíritu entonces serán palabras huecas y vacías, que perderán toda validez cuando terminemos de cantar.
(Porque Dios es el Rey de toda la tierra;
Cantad con inteligencia) Salmo 47:7
Dios no busca alabanceros ni cantantes, busca adoradores que le adoren en Espíritu y en Verdad.

Lourdes Diaz.

www.septimomilenio.com

DES-CONFIAR

Qué difícil es ser coherente con nuestras propias opiniones o decisiones. Un día confiamos y otro des-confiamos.

No es un juego de palabras, es simplemente una forma de actuar que tiene una raíz muy profunda: NO termino de confiar en el Señor!

Tal vez sea una situación parecida a la que vivió Pedro cuando caminó sobre las aguas. Mientras las circunstancias del tiempo no lo atemorizaron, confió.

Este ir y venir de una posición a la otra, me llena de desconcierto y también de incertidumbre, porque no termino de acreditar ni en mis propias decisiones.

He aprendido que orando primero y obrando después, muchos de estos problemas quedan eliminados, aunque mi propia falta de fe me lleve a hacer girar la rueda en un movimiento que parece no tener fin.

Me he prometido ser fiel y una vez tomada una decisión basada en lo que creo que el Eterno ha dispuesto, no volver a pensar en nada y seguir el rumbo indicado.

Confiar, no es des-confiar. Y lamentablemente, no es un juego de palabras!

Salmo 118:8

ES – Mejor es confiar en Jehová

Que confiar en el hombre.

PT – É melhor confiar no Senhorr

do que confiar no homem.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

UNA FECHA

 

Creo que todos guardamos en nuestra memoria y también en el corazón, una fecha que tiene un contenido especial.

Son esas circunstancias personales, que marcan los momentos del crecimiento, comenzando por la niñez hasta llegar a los tiempos finales de la vida.

Algunas de esas fechas tienen especial trascendencia, pues están vinculadas con decisiones que determinaron nuestro futuro.

Por eso me acuerdo del primer trabajo, de mi casamiento,  del nacimiento de mis hijos y del momento maravilloso de la aparición milagrosa de mis nietas.

En esto pensaba, tratando de ser fiel al Señor por tantas Gracias y por haberme Guiado y ayudado con sus Bendiciones a tomar las mejores decisiones.

Es bueno que pensemos en esto!

Es bueno que cuando cada uno recuerde, como yo lo he hecho,  estas fechas tan singulares, que son la evidencia del Amor del Eterno por nosotros.Jerermías,

Él es el Autor de lo mejor de nuestra vida y nosotros los responsables, de todos los errores cometidos por haber ignorado lo que nos mandaba.

Por eso doy gracias!

Por su Amor y por haber sido capaz de ser fiel a su Majestad!

Jeremías 29:11

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros,

dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal,

para daros el fin que esperáis.

Jeremias 29:11

Porque eu bem sei os pensamentos que penso de vós,

diz o Senhor; pensamentos de paz e não de mal,

para vos dar o fim que esperais

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

CRÍTICO

Sorpresivamente volví a tener noticias de un hermano, que en su momento me sorprendió cuando dijo que tenía espíritu crítico.

Le pregunté que quería decir con eso y me contestó que criticaba todo y a todos e incluso opinaba críticamente sobre algunas cuestiones relacionadas con Dios.

Años más tarde lo volví a ver y a escuchar…y tristemente seguía con su actitud, solo que estaba desmejorado, además de lo que la edad opera en las personas.

Se mantenía en el mismo lugar en que estaba la última vez que había hablado con él. Sin frutos en su vida ni en su matrimonio ni en su condición de hijo de Dios.

Pensé, esto le pasa por ser crítico?

Y dudo sobre la respuesta, aunque creo que el hombre que no renuncia a esa condición, difícilmente será capaz de hacer nada.

Ni como persona, ni como creyente, por la sencilla razón que es mucho más fácil criticar que hacer. Porque la crítica no supone riesgos y el hacer conlleva el más importante de todos: El de equivocarse.

Expresando esto, sin ánimo de crítica a los críticos…!

Confieso que tengo misericordia por ellos y a la vez agradecimiento al Señor, por haberme librado de semejante carga.

Mateo 15:16

Jesús dijo:

¿También vosotros sois aún sin entendimiento?

Mateus 15:16

Jesus, porém, disse:

Até vós mesmos estais ainda sem entender?

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

RIESGO

Una de las situaciones más complejas que podemos afrontar los seres humanos, es vincular las confrontaciones personales, con Dios.

Esta es una de mis mayores preocupaciones porque muy a menudo me encuentro con esta especie de dilema, que significa diferenciar los problemas de hombres y entre hombres, con lo relacionado con el Eterno.

Principalmente esta situación se plantea cuando por las razones que sea tengo un problema, de carácter personal, con alguien muy cercano.

La parte irracional de mi persona se rebela, sobre todo cuando creo que tengo razón en una discusión, pero tengo que ceder por una cuestión que hace a la jerarquía de la otra persona.

Entonces comienza mi conflicto interior y creo que Dios no ha sido justo conmigo y me ha abandonado.

Y es en ese momento cuando yo mismo me pongo en peligro, al no saber diferenciar que un problema con otro hombre, no tiene nada que ver para que se modifique mi relación con el Eterno.

Ser sabio en estas circunstancias es muy difícil, pero absolutamente necesario, para no agregar a un problema mundano, otro de tremenda gravedad espiritual.

En las cuestiones humanas, dejemos al margen al Señor, quién es nuestro verdadero socorro.

Esdras 9:10

ES – Pero ahora, ¿qué diremos, oh Dios nuestro, después de esto?

Porque nosotros hemos dejado tus mandamientos.

PT – Agora, pois, ó nosso Deus, que diremos depois disso?

Pois deixamos os teus mandamentos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA RUTINA – 2

En más de una congregación he podido comprobar como todo se hace esquemáticamente, rutinariamente.

Estoy hablando en contra de un mínimo de orden?

De ninguna manera, estoy hablando de lo que se hace en las Iglesias cada día. Hoy hacemos esto porque está en el calendario y mañana, esto otro porque también figura entre lo que lo debemos hacer.

Y lo triste de esto, es que con toda lógica nos aburrimos y aburrimos al prójimo, al hermano y sobre todo al que recién está comenzando a caminar con Jesús.

Esta es la vida cristiana?

De lunes a domingo, una actividad, que debe ser igual a la de la semana pasada y que será igual a la próxima. Jesús no vino al mundo para esto!

Cada cosa que hago, me la propongo como si fuera la última vez que fuera a servir al Señor, sirviendo al prójimo, al que necesita de mi ayuda.

Haciendo esto, verdaderamente honro a quién me dio la Salvación y también soy fiel en el servicio a quién el Eterno colocó a mi lado.

Romper con la rutina, exige cambiar de vida, de mente, de actitud, como nos mandó Jesús.

Proverbios 10:17

Camino a la vida es guardar la instrucción;
Pero quien desecha la reprensión, yerra.

Provérbios 10:17

O caminho para a vida é daquele que guarda a correção,

mas o que abandona a repreensão erra.

Diego Acosta / Neide Ferreira

EL ECLIPSE DE AMÓS

LA OTRA HISTORIA

En estos días se cumple un aniversario del eclipse solar que se registró en el año 736 a.C. y que ha servido para determinar la Cronología del Antiguo Oriente.

Es relevante conocer como se determinan los períodos históricos, con fechas aproximadas o precisas. El primer ciclo comprende entre los años 2.500 a.C. hasta 1.500 a.C.

El segundo abarca desde 1.500 a.C. hasta 911 a.C. Esta última datación, 911 a.C. está considerada como de alta precisión y a partir de ella todas las fechas tienen un alto grado de credibilidad en cuanto a los años, meses y días de los acontecimientos.

El año 911 a.C. fue determinado por el reinado de Adad-ninari II en Asiria, a partir del cual se pudo seguir con la secuencia de los reyes de este imperio.

De allí la precisión relacionada con el eclipse solar de 736 a.C. que está reflejado en el Antiguo Testamento en el Libro del profeta Amós, en el Capítulo 8 versículo 9, que en la edición de la Biblia Reina-Valera de 1960 dice textualmente:

Acontecerá en aquel día, dice Jehová el Señor,

que haré que se ponga el sol a mediodía,

y cubriré de tinieblas la tierra en el día claro.

Por esta razón es posible afirmar que el eclipse de 736 a.C. pueda ser denominado como el eclipse de Amós, ya que fue revelado con toda precisión varios años antes de que ocurriera.

Una vez más la Palabra de Dios es referencia histórica comprobada, comprobable y determinante.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com