CARNAVAL CARNAL

Por mucho que se quiera restar importancia a algunas realidades, lo cierto es que es imposible lograrlo porque la Verdad siempre prevalece.

En el caso del carnaval y su fallido intento de cristianizarlo por parte de la iglesia católica, nos encontramos frente a lo que ha sido y es una auténtica fiesta pagana.

Con ritos cambiantes a partir de los siglos, pero teniendo el mismo origen que podríamos situar en los seguidores del dios del vino, en el imperio romano.

Los hombres y mujeres que adoraban a Baco, realizaban auténticas ceremonias en las praderas, en donde todo estaba permitido y ocultado, bajo los disfraces que lucían sus participantes.

Por tanto, no solo desafiaban a Dios adorando a Baco, sino que además mentían sobre sus propias identidades, como si eso fuera posible delante del Eterno.

La celebración del carnaval no tiene nada de inocente ni tiene nada que no sea posible contrastar con el Texto Sagrado.

Deuteronomio 11:16

Guardaos, pues, que vuestro corazón no se infatúe,

y os apartéis y sirváis a dioses ajenos, y os inclinéis a ellos

Deuteronômio 11:16

Guardai-vos, que o vosso coração não se engane,

e vos desvieis, e sirvais a outros deuses, e vos inclineis perante eles

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DIOS… NEUTRO?

BLOG DEL TIEMPO

La iglesia Luterana de Suecia el 28 de Mayo del año próximo, pondrá en vigencia una resolución que genera una profunda revisión del Texto Sagrado.

Los luteranos suecos argumentan que todas las referencias a Dios deberían ser imparciales en cuanto se refieren al género.

De esta manera instan a no referirse al Eterno como ÉL o Señor, argumentando que Dios está más allá de nuestras determinaciones de género.

Suecia es un país de 10 millones de habitantes, de los cuales seis millones son seguidores de la iglesia luterana.

Con relación a esta decisión, consideramos que es una propuesta estéril, que no aporta absolutamente nada para la extensión del Reino y que es un argumento más que se suma a favor la confusión de muchas personas sobre el Creador.

ÉL es Dios y es nuestro Señor!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

SUPERFICIAL

La profundidad de nuestra lectura de la Biblia queda demostrada en nuestras obras.

Muy poco es lo que demostramos con nuestros hechos, porque muy poco es lo que tratamos de buscar como enseñanza y como revelación en la Palabra de Dios.

Es evidente que nos quedamos en la superficie y que no tratamos de ahondar en ningún tema ni esperamos que el Espíritu nos revele un mensaje, en algún versículo.

Esto me lo aplico en toda su extensión a mis contactos diarios con el Texto Sagrado, porque mucho es lo que leo y poco es lo que recojo.

Me planteo constantemente cambiar esta actitud, porque tengo la certeza de que cuánto más profundice en la Palabra, más me acercaré al Señor.

Es necesario dejar de hacer pompas de jabón con los versículos y tratar de encontrar en ellos la Guía, que solo el Espíritu puede darnos.

Cada día en el que cambiemos de actitud, también cambiará nuestra vida y nos haremos merecedores de llamarnos hijos de Dios.

Deuteronomio 17:19

Y lo tendrá consigo, y leerá en él todos los días de su vida, para que aprenda a temer a Jehová su Dios, para guardar todas las palabras de esta ley y estos estatutos, para ponerlos por obra.

Deuteronômio 17:19

 E o terá consigo e nele lerá todos os dias da sua vida, para que aprenda a temer ao Senhor, seu Deus, para guardar todas as palavras desta lei e estes estatutos, para fazê-los.

Diego Acosta / Neide Ferreira

SIN RESPUESTA

Más de una vez me he quejado amargamente porque Dios no respondía a mis preguntas!

Más de una vez!

Pero lo único que quedó en evidencia es la torpeza y la necedad por reclamar, a quién no le debemos hacer y por cosas que menos aún debemos reclamar.

Pero en medio de la ofuscación leí una frase contundente, que fue la primera respuesta que el Eterno me dio: Con una Biblia cerrada no esperemos sus respuestas…

Entonces reparé cuánto hacía que no dedicaba tiempo y sobre todo atención a la Sabiduría que nace como un manantial de aguas vivas del Texto Sagrado.

Con profundo arrepentimiento pedí perdón por tanta tontería y simpleza, por haber comparado el mundo de los hombres y los comportamientos de los hombres, con el del Soberano sobre todas las cosas.

Y aprendí: Dios nos habla, nos responde, nos amonesta, nos enseña, siempre y cuando que tengamos la Biblia abierta, escudriñando sus Palabras.

De haber comprendido esto antes me hubiera evitado  disgustos y hasta problemas, porque todo depende de mi actitud, no de los hechos del Poderoso de Israel.

Con cuanta frecuencia cometo y creo que la mayoría de nosotros cometemos, el error de pensar que Dios se ha alejado de nosotros, cuando es exactamente lo contrario.

Además caemos en el tremendo acto irrespetuoso a Su Majestad, de reclamarle cosas que hacen a Su Voluntad y por lo tanto exceden a la de nuestra humana condición.

Fue así que comprendí que la Sabiduría no viene por los años, sino por la Revelación que viene de lo Alto.

Y desde entonces tengo la Biblia siempre abierta…!

Salmo 34:11

PT – Vinde, meninos, ouvi-me;

        eu vos ensinarei o temor do Senhor.

ES – Venid, hijos, oídme;

        el temor de Jehová os enseñaré.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

IMPRENTA Y BIBLIA

CARTA DE ALEMANIA

En estos días se cumplió un nuevo aniversario de un hecho al que no se le concede la importancia debida. La primera impresión sistemática de la Palabra de Dios.

En la región sur oeste de Alemania, en el estado que conocemos como Renania- Palatinado, en la ciudad de Mainz que llamamos Maguncia en español, vivió y trabajo Johannes Guttenberg.

En esa misma ciudad fue donde imprimió por primera vez la Biblia de 42 línea, que legítimamente fue conocida como la Biblia de Guttenberg.

Tal vez el mayor acierto de este controvertido personaje, haya sido imprimir el Texto Sagrado. Esto significó un notable cambio en la historia de la humanidad, ya que por primera vez la Biblia pudo llegar a miles de personas a un precio accesible para su economía.

El efecto multiplicador que tuvo la impresión se manifestó en que los movimientos favorables en los cambios a la iglesia católica, tuvieran un cauce asegurado.

En 1455 Guttenberg realizó la obra que lo inmortalizaría, utilizando la versión latina de las Escrituras de Jerónimo, produciendo 120 ejemplares en papel y 20 en pergamino. De ellas se conservan 33 y 13 respectivamente y tenían en total 1280 páginas.

Recordar a Guttenberg representa un acto de estricta justicia. Así se lo ha recordado en su país, Alemania.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA PALABRA…

biblia

Es sorprendente como un solo vocablo puede tener tanto significado.

La Palabra…sintetiza nada más ni nada menos que la propia Biblia.

La Palabra, es la Palabra de Dios!

Cuando leo el Texto Sagrado, recuerdo como mis maestros me alentaban a hacerlo, pero de una manera muy especial.

Se trataba de encontrar un momento en el que tuviera sosiego, no solamente físico, sino también espiritual, para entonces sí beber de esta Fuente de Vida.

Soy plenamente consciente de que mis lecturas de la Biblia no se dieron en esas circunstancias, de sosiego, de paz interior.

Más bien, las lecturas fueron hechas…y son hechas, más con el signo de la necesidad y la prisa, que con la calma y la pausa.

Es importante recordar algo sobre lo que fui enseñado: El valor que tiene cada cosa que decimos, cada expresión que sale de nuestra boca tiene un poder que si lo apreciáramos en su justa medida, permaneceríamos en silencio la mayor parte del tiempo.

Desde los remotos tiempos de la escritura de los Salmos, los judíos le daban un valor notable a la palabra dicha, tanto en el sentido literal como en el de la alabanza a Jehová.

Cada vez que voy a decir algo, lentamente voy aprendiendo a callar. A tener plena conciencia de lo que voy a decir, porque puede ser de bendición o de maldición.

Una sola palabra puede destruir una vida, porque con una sola expresión, podemos sembrar la raíz de amargura en el corazón de una persona.

Hagamos como Jesús: Solamente hablemos lo que debamos hablar!

Todo lo demás, lo callemos!

Salmo 147:15

ÉL envía su palabra a la tierra;
Velozmente corre su palabra.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com