EL PELIGRO DE MURMURAR

María y Aarón hablaron contra Moisés
porque había tomado una mujer cusita.
Jehová los llamó y les advirtió que cuando tuviera un profeta
se mostraría en sueños
y María quedó leprosa.
EN ESTE DÍA