PARA TODOS LOS DÍAS

La Provisión generosa y amorosa
del Hacedor de todo y de todos,
se renueva como la Misericordia,
todos los días.
La avaricia humana impide que esto se cumpla.
LA CREACIÓN