PONCIO PILATOS

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

El hombre que fuera gobernador del imperio romano en Judea, sería el que ordenó construir el llamado Camino del Peregrino, en Jerusalén.

Los arqueólogos identificaron el camino que era utilizado por los peregrinos para ascender desde el estanque de Siloam, Siloé, hasta el Segundo Templo.

La vía utilizada en la Ciudad de David, quedó preservada por las cenizas provocadas por la destrucción del Segundo Templo y su identificación quedó asegurada por un método de gran eficacia.

Se trata de las más de 100 monedas que fueron encontradas debajo de la antigua carretera, que pudo haberse construido entre los años 31 y 40, siendo gobernador Poncio Pilatos, entre los años 26 al 36 d.C.

El propósito del Camino, era el de evitar tensiones entre los judíos y los romanos, según se puede establecer en base a los documentos que registran el movimiento social en aquellos tiempos.

Las primeras excavaciones del Camino la iniciaron los ingleses en 1894, pero fueron especialistas de la Universidad de Tel Aviv, quienes la concretaron en los últimos seis años, descubriendo un tramo de alrededor de 350 metros de la vía.

El embajador de los Estados Unidos, utilizó al Camino del Peregrino, para ratificar la posición de su país con relación a los derechos de Israel sobre Jerusalén.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

SELLO HISTÓRICO

 

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

Continuamente se van encontrando elementos que renuevan la presencia de los judíos en Jerusalén, como capital de Israel primero y de Judá en el tiempo de los reyes.

Un pequeño sello de aproximadamente un centímetro de diámetro, tiene un valor notablemente importante a pesar de su tamaño, fue descubierto en la tierra excavada debajo del Arco de Robinson, en los cimientos del Muro de los Lamentos, en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

El sello no solo lleva un nombre sino también el de sus funciones, que era la más destacada en las cortes de los reyes de Judá e Israel. En hebreo se lee: Adoniyahu asher al habayit, que se puede traducir como «Adoniyahu, que está sobre la casa.

El término significa: Mayordomo real y se usa en la Biblia para describir al funcionario de mayor rango que servía bajo el mandato de los reyes. Su importancia es de un valor inmenso para millones de personas en todo el mundo, por cuanto es una referencia a un funcionario de los reyes bíblicos durante el período del Primer Templo.

El sello tiene una antigüedad que se estima es de unos 2.600 años a.C. y una de las menciones a la jerarquía del funcionario se puede encontrar en el Primer Libro de Reyes, durante el mando del rey Acab.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

JERUSALEN 2150 a.C.

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

En el barrio de Sharafat de la Ciudad Santa, se concretó un importante descubrimiento datado alrededor del año 2.150 a.C. durante la época de los Macabeos.

El hallazgo de la era Hasmonea, revela importante información sobre la Ciudad de David y de la evolución de la historia del pueblo Judío.

Las excavaciones fueron realizadas dentro del programa Jerusalén Moriah y se iniciaron cuando comenzaron las tareas para la construcción de una escuela primaria en el vecindario cristiano y musulmán, que se encuentra entre el zoológico biblico de Jerusalén y el sector de Gilo, en el sureste de la Capital.

Entre los hallazgos figuran una cámara funeraria multigeneracional, baños rituales, una cisterna de agua, canteras de roca, una prensa de oliva y también fragmentos de vasijas.

Una de las concreciones que pueden lograrse con este descubrimiento, es que Jerusalén desde los tiempos de David creció desde los cinco mil habitantes hasta los 25 mil de la época hasmonea.

Diego Acosta
Fuente: Autoridad de Antiguedades de Israel

www.septimomilenio.com

 

 

CONFIRMACIÓN EN ISRAEL

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

Un grupo de investigadores de las Universidades alemanas de Colonia y Bonn, han confirmado el descubrimiento de una ciudad cuyo nombre en griego es Elusa, en el sur de Israel.

La confirmación pone en evidencia que la cita bíblica de Ziklag se corresponde una vez más con la realidad: Un asentamiento de alrededor de 1.700 a.C. que se pueden encontrar en los Libros de Génesis y de Samuel.

Eluza o Ziklag era una estación importante para peregrinos cristianos en su camino hacia el Monasterio de Santa Catarina en el sur del desierto de Sinaí.

El nombre Haluza se menciona en muchas fuentes históricas, pero esta es la primera evidencia arqueológica del nombre de la ciudad de Haluza que se encuentra en el sitio mismo.

Haluza se estableció a fines del siglo IV a. C. como una estación importante en la Ruta del Incienso: el camino que conducía desde Petra en la JordaniaJordania, Gaza,  actual hasta Gaza, que en ese momento tenía una comunidad judía.

Continuó desarrollándose y alcanzó su punto máximo en el período bizantino (siglos VI-IV), cuando decenas de miles de residentes vivían allí. Haluza fue la única ciudad importante en la región de Negev durante este período.

En ese tiempo la exportación de vino de las Tierras Altas, llevó a la prosperidad económica que se evidenció en toda la región.

Hacia finales del siglo VII el sitio entró en decadencia, pero fue preservado por los árabes que emigraron a la región y que llamaron Al-Khalisa. La confirmación de los nombres se registró en el año 1841 por el arqueólogo americano Edward Robinson.

Durante el período de ocupación turca, piedras del sitio fueron sacadas para ser utilizadas como  materiales de construcción de viviendas en Gaza y Beersheba. En la actualidad los vestigios que permitieron esta comprobación se encuentran bajo la arena.

Los investigadores lograron reconstruir el plano de la ciudad, identificando las calles principales, así como el estilo de construcción de la ciudad. La casa original que fue descubierta tenía un sistema de calefacción sobre la base de transferencia de calor subterráneo que calentaba el piso y las paredes a través de tuberías de cerámica.

Diego Acosta:

Fuente: AUTORIDAD DE ANTIGUEDADES DE ISRAEL

www.septimomilenio.com

 

YACIMIENTO EN DEBATE

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

A 35 kilómetros al oeste de Jerusalén se encuentra el yacimiento de Tel Beit Shemesh, que está provocando una singular controversia.

Una importante obra vial terminará uniendo a Sha’ar Hagay y Beit Shemesh, pasando por el yacimiento que están resultando mucho más extenso de lo esperado.

Beit Shemesh, fue una ciudad judía que tuvo su momento de esplendo entre los siglos VIII y VII a.C. y que se creía que había sido abandonada por sus habitantes.

La ciudad había sido conquistada por el rey de Asiria, Sennacheriv y con el tiempo quedó sepultada bajo varios metros de tierra. Al parecer se trataba de una ciudad industrial grande con sitios de almacenamiento de aceitunas y estaba dotada de un sofisticado sistema de riego.

Precisamente en este lugar fue encontrado un receptáculo capaz de guardar cientos de miles de litros de agua.

Entre los vestigios encontrados se pueden verificar restos que identifican a cananeos, filisteos y signos de que fueron reocupados. Los hallazgos han cambiado la percepción que se tenía de que los judíos habían abandonado totalmente la zona, ya que los restos encontrados revelan la cooperación del rey Ezequías para el mantenimiento de la poderosa zona de plantas de aceitunas.

Las capas encontradas también muestran la presencia de romanos, bizantinos hasta el período otomano. El lugar del emplazamiento del yacimiento fue un sitio importante entre Jerusalén y la costa Mediterránea. De hecho se encuentra aproximadamente a mitad de camino entre la capital y Tel Aviv.

Ahora se discute sobre si la obra vial se debe continuar o respetar el yacimiento de indudable importancia histórica. O encontrar una fórmula que permita que las dos opciones puedan convivir.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

BETHSAIDA DE JESÚS

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

Se ha registrado un hallazgo que significa una doble confirmación de menciones de la Palabra de Dios, con relación a una misma población del antiguo Israel.

Las excavaciones que se realizan en la región de los Altos del Golan, han permitido encontrar la puerta de entrada a la ciudad de Zer.

Este importante centro urbano, es destacado en el Libro de Josué en el Capítulo 19:35:

Y las ciudades fortificadas son Sidim, Zer, Hamat, Racat, Cineret.

Con este nombre, Zer,  se conocía a la población en los tiempos del Primer Templo y era por su tamaño, riquezas y fortificaciones impresionantes, un centro de gran importancia.

Posteriormente un grupo de 20 arqueólogos de varios países, realizaron perforaciones en dos sitios diferentes del área del  y realizaron otro notable descubrimiento.

Vestigios de Bethsaida la ciudad donde Jesús vivió en Galilea, al norte del Mar del mismo nombre y realizó uno de sus más notables milagros, durante su Ministerio Terrenal.

Tal como consta en el Nuevo Testamento en el Evangelio de Marcos 6:30-44. En aquellos tiempos del Segundo Templo, el nombre de Bethsaida había reemplazado al de la más antigua Zer.

Las investigaciones continúan en el noreste del Mar de Galilea en el Parque del Jordán, en una región que constituye motivo de atracción de turistas de todo el mundo.

Entre ellos se destacan los cristianos evangélicos, que pueden ver con sus ojos algunos lugares notables del Ministerio del Hijo del Hombre.

Fuente: Israel Antiquities Authority

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

SORPRENDENTE HALLAZGO EN ASHDOD

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

En las proximidades de Ashdod en la costa de Israel, fue descubierta una inscripción de pequeñas dimensiones, en los restos del fuerte conocido como Iron-Age-Ashdod-Yam.

La inscripción dice: Por la gracia de Dios, este trabajo fue hecho bajo Procopio nuestro más santo y santo obispo, en el mes del de Dios, año 292.

El verdadero problema surgió para calcular la antiguedad de la pequeña pieza encontrada, que finalmente fue determinada aplicando el sistema cronológico georgiano, proveniente de Georgia, la república que formaba parte del bloque soviético.

En los alrededores de Jerusalén se han encontrado varios asentamientos georgianos que se corresponden con la era bizantina, pero este último descubrimiento sería el primero en la costa israelí.

La estructura que se está investigando podría haber sido erigida en homenaje a Pedro Ibérico, que fuera un príncipe georgiano, que se convirtió en una figura prominente del cristianismo.

Se lo vincula con la defensa de la errónea teoría conocida como monofisismo que rechazó el concilio de Calcedonia, que postulaba una sola naturaleza en Jesús, la divina, descartando la humana.

Se espera que cuando continúen los trabajos de excavación, puedan encontrarse restos espectaculares de la ciudad romano-bizantina de Ashdod-Yam.

Ashdod es el mayor puerto de Israel sobre el Mediterráneo y se encuentra aproximadamente a la misma altura que Jerusalén. Su importancia está dada por la estadística que revela que alrededor del 60 por ciento de las operaciones  de importación y exportación, se realizan desde sus instalaciones.

Diego Acosta

Fuente: Autoridad de Antiguedades Israelíes / Israel

www.septimomilenio.com

 

HALLAZGO DE MOSAICO HISTÓRICO

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

Un mosaico con alrededor de 1.500 años de antigüedad fue descubierto en la Ciudad Vieja de Jerusalén, en las proximidades de la Puerta de Damasco, en Israel.

El mosaico está escrito en griego  y tiene una cita al emperador romano Justiniano del siglo V. El mosaico hace referencia al abad Constantino, que fuera constructor de una iglesia por mandato del emperador.

El descubrimiento se produjo cuando se estaba realizando la instalación de nuevos cables de electricidad en la Ciudad Vieja.

Lo significativo del hallazgo es que se trata de un mosaico único y de una extremada rareza, lo que eleva su valor a un auténtico documento histórico de una época de la vida de Jerusalén.

La inscripción que puede leerse en el mosaico dice:

El más piadoso emperador romano Flavio Justiniano y el sacerdote y abad Constantino, el más amante de Dios, erigieron el edificio durante la 14ª indicación.

También es otro motivo de interés, la forma del método antiguo de contar los años, que fue utilizada para contar los años fiscales.

Justiniano fue uno de los más relevantes gobernantes de la época bizantina y en el año 543 d.C. mandó a erigir la iglesia de Nea, en Jerusalén, que fue una de las mayores que se habían construido en la ciudad de David.

Es también motivo de asombro, la circunstancia que el mosaico haya podido conservarse hasta nuestros tiempos, lo mismo que la calidad de las escrituras que pueden leerse perfectamente.

El estudio de esta pieza permitirá sacar nuevas conclusiones relacionadas con una época determinada del dominio de los romanos en Jerusalén.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com