SÉPTIMO MILENIO: A 65 AÑOS DEL MAYOR PUENTE AÉREO DE LA HISTORIA

El dictador comunista José Stalin pretendió el día 24 de junio de 1948 dominar a los dos millones de berlineses que vivían en la zona Occidental, con un bloqueo total.
berlin Con el propósito de provocar la falta absoluta de alimentos, todos los accesos de la ciudad fueron cortados y también las líneas férreas que la comunicaban con la Alemania dominada por los aliados occidentales.
De esta manera el dictador comunista pretendía lograr que las fuerzas armadas occidentales que estaban acantonadas en Berlín, se retiraran al no poder contar con los suministros para vivir.
En cuanto a los dos millones de civiles que vivían en la ciudad, se les concedería una tarjeta de racionamiento para que pudieran depender de las autoridades de la Alemania comunista.
Pero Stalin no contaba con el hecho de que en las elecciones del 20 de Octubre de 1946,  los candidatos comunistas solamente lograron el 22 por ciento de los votos emitidos.
Tampoco contaba con la decisión del comandante de las fuerzas de Estados Unidos en Alemania ni con la enorme creatividad de los miembros de la Real Fuerza Aérea inglesa.
Se organizó un “puente aéreo” que pasaría a la historia. Se establecieron corredores de acceso a Berlín y de esta manera comenzaron a operar más de 100 aviones de transporte.
Otros cincuenta más se agregaron en cuestión de días y de esta manera el proyecto de Stalin de dominar a los pobladores de Berlín y expulsar a las fuerzas armadas de Estados Unidos, Reino Unido y Francia, terminó en un estrepitoso fracaso.
Hace 65 años en el comienzo del verano, los berlineses de la zona occidental, comenzaron a vivir un episodio notable de su no menos notable historia.

Fuentes: Die Welt – Alemania
Press SM – Diego Acosta García – Corresponsal en Berlín

www.septimomilenio.com

PROVIDENCIA

La historia de Elías y la viuda de Sarepta es un ejemplo para quienes en tiempos difíciles debemos afrontar situaciones que aparentemente las agravan.

Es entonces cuando se ponen a prueba la profundidad de nuestras creencias y la fe que tenemos depositadas en el Señor. Por eso Elías no dudó en pedirle a la viuda todo lo que le podía dar.

Si la viuda se encontraba en una compleja situación también el profeta se encontraba frente a la obligatoria necesidad de cumplir con lo que Jehová le había mandado que hiciera.pan

Un hombre y una mujer tenían distintas obligaciones frente a Dios y tanto uno como otro debían apelar a sus conciencias para saber que del cumplimiento que hicieran al mandato recibido, habría consecuencias.

Elías había anunciado al pueblo de Israel años de sequía y la viuda se encontraba en el que podría ser su último día de vida, junto con su hijo a causa de su pobreza.

Las situaciones no podrían ser más excepcionales, pero es entonces cuando debemos comprender que el Poder de Dios se manifiesta en nuestras necesidades más extremas.

La Providencia que viene del Eterno es tan Grandiosa como lo es su Majestad Soberana sobre todas las cosas. Nunca dudemos del cumplimiento de las promesas de  Jehová!

1 Reyes 17:14
Diego Acosta García

www.septimomilenio.com

 

EQUILIBRIO

En los tiempos tan decisivos en que vivimos es importante comprender el significado que le damos a algunas palabras, para proyectarlas en nuestra vida de creyentes.

Cuando Jesús dijo: Mi paz os doy, mi paz os dejo, afirmó que no la daba como el mundo pazla concedía y eso es evidente porque relacionaba la paz con una actitud del corazón.

Decía el Maestro que la paz que nos dejaba era para que el corazón no se turbara y para que no tuviéramos miedo, que no está relacionado con las cuestiones físicas sino con las que no vemos.

De allí la importancia de comprender que la palabra paz que según las traducciones utilizó Jesús, debería ser sustituida por la palabra hebrea shalom.

Entonces comprenderíamos que Jesús nos dejaba el equilibrio en el corazón para que nada nos pudiera turbar, para que estuviéramos completos en el sentido más profundo de la palabra.

Una persona que está completa es porque ha recibido todo lo que debe tener para estar en equilibrio y de esta manera poder ser justo consigo mismo y con los demás.

La Biblia nos recuerda constantemente que debemos estudiarla, porque en ella está contenida la Sabiduría que el Eterno ha impartido a los hombres para que puedan vivir de una manera superior.

Juan 14:27
Diego Acosta García

www.septimomilenio.com

RECUPERAR

La Biblia guarda los numerosos pactos que Dios realizó con su Pueblo y por extensión con los hombres que fueron creados a su imagen y semejanza. Esos Pactos tienen la especial trascendencia de que fueron perpetuos.arco1

Por tanto debemos plantearnos recuperar el verdadero significado de esos Pactos y aprender a concederles la manifiesta importancia que tienen por ser el propio Dios el que los consagró.

Estas referencias vienen a propósito de que como Pueblo de Dios hemos permitido que los símbolos de esos Pactos hayan perdido su valor original y se hayan transformado en todo lo opuesto.

Concretamente nos estamos refiriendo al arco iris que Dios estableció luego del diluvio y que dijo a Noé: He aquí que yo establezco mi Pacto para no exterminar carne y destruir la tierra con agua de diluvio.

Ampliando la comprensión del Pacto significa que el Eterno anunció que nunca más habría un diluvio sobre la tierra y que el símbolo perpetuo de esa promesa era el arco iris.

En los difíciles tiempos que vivimos no debemos aceptar con un espíritu fatalista que el arco iris del Pacto de Dios signifique otra cosa que el Pacto que Dios hizo con los hombres.

No se nos podrá reclamar el día del Juicio, que hicimos para impedir que el arco iris, símbolo perpetuo del Pacto de Dios, representara todo lo que el propio Dios condena como pecado?

Génesis 9:15-17
Diego Acosta García

SÉPTIMO MILENIO: BRASIL VIVE HORAS HISTÓRICAS

Uno de los países más importantes del mundo está viviendo acontecimientos que seguramente se convertirán en una referencia para las generaciones futuras.
Lo que comenzó como una protesta por un aumento en el precio del transporte público derivó en una cuestión mucho más trascendente: La lucha contra la corrupción.
Es evidente que esta cuestión estaba latbrasil.ente en la conciencia de un país que además de ser una de las primeras economías del mundo, es también un país que puede exhibir un singular éxito contra la pobreza.
Pero Brasil es además uno de los países con mayor número de evangélicos de todo el continente americano y esta situación también representa una doble responsabilidad.
La de ser una parte relevante de la sociedad y la de acompañar a esa sociedad en su lucha contra la corrupción que es materia esencial en la Palabra de Dios.
En esta hora tan singular en la vida de Brasil debemos orar para que el Pueblo de Dios ocupe el lugar que le corresponde y sea parte también de este nuevo capítulo que se está escribiendo.
Con la oración podemos acompañar a quienes aspiran a vivir en un país mejor, porque siempre será mejor un país donde la lucha contra la corrupción sea una forma de entender la enseñanza del Señor.

Diego Acosta García

ESTACIONES

En una cordial reunión luego de un Culto una persona preguntó: Que necesidad tenemos de tener verano, invierno…? Si hubiera una estación, sería más mejor.

El sorpresivo argumento derivó rápidamente en la cuestión superior: Quién creó las estaciones? Es posible pensar que el Eterno se hubiera equivocado?tiempo1

Como no fue la primera vez que escuchamos estos comentarios pensamos: Por qué los hombres tenemos tanto atrevimiento para juzgar la obra de Dios o para negarla?

Podríamos hacer un ejercicio de imaginación y pensar como sería el mundo si todos los hemisferios tivieras el mismo clima ?

Habría tantas cosas que nos perjudicarían que entonces reclamaríamos que todo volviera la normalidad y que el frío del norte se registre al mismo tiempo que el calor del sur.

Una vez más los pensamientos atrevidos, las novedades, las ideas “que rompen lo tradicional” se convierten en una seductora oferta para quienes viven casi ingenuamente, como niños sin crecer.

La Grandiosa obra de la Creación solo fue posible por un Poder cuyas dimensiones está fuera del alcance de la mente humana, por eso la contradecimos o la negamos, en un ejercicio propio de necios.

Agradezcamos cada cosa que el Eterno ha creado porque encierra lo mejor para quienes somos las joyas de todo lo que sabemos que existe o incluso, de lo que no sabemos. Demos gracias al Creador!

Génesis 1:31
Diego Acosta García

ABANDONO

El Salmista clama por el abandono y especialmente por el abandono al que lo ha sometido Jehová, que ha desechado su alma y escondido su rostro y se siente oprimido por sus terrores.

Esta dramática situación obliga a la reflexión, a pensar que es lo que hemos hecho para que Dios nos abandone y que es lo que podemos hacer para volver a restaurar la abandonorelación.

Casi podríamos decir que nos encontramos frente a un caso profundo como los que debe resolver muchas veces la teología. Pero en realidad estamos frente a una situación que se repite una y otra vez.

Por qué Dios se aleja de nosotros? Este es el fondo de la cuestión y mientras no seamos capaces de encontrar las razones, viviremos en la angustia y el temor.

Generalmente la gran causa que nos separa de Dios es el pecado, el pecado que no hemos declarado con nuestra boca y por lo tanto lo mantenemos guardado, sin arrepentimiento y por tanto sin perdón.

En una situación de crisis debemos ser valientes y abandonar nuestro orgullo e incluso nuestro placer por vivir en pecado, para volver a estar cerca del Señor.

Oremos en la hora de la angustia y el dolor cuando estamos separados de Dios. Clamemos por el perdón de nuestros pecados para volver a sentirnos hijos que tienen el amor del Padre.

Salmos 88:14
Diego Acosta García

LAS MARGARITAS

Hace poco tiempo tenía una planta de margaritas que se veía mustia y muy próxima a secarse. Debatimos sobre la posibilidad de tirar esa planta y comprar otra en su reemplazo.

Pero algo nos inquietó y decidimos cuidar la planta que teníamos, limpiarla, regarla y prestarle mucha atención. En pocos días la planta nos ha sorprendido y ha mostrado su mejor recompensa: sus flores.

Esta parece una historia demasiado sencilla para ser contada, pero encierra una gran enseñanza en nuestra vida, porque aprendimos aDv19jn13 prestar atención a las cosas pequeñas.

Cuántas veces dejamos de prestar atención a aquellas cosas que juzgamos que no tienen ningún valor. Incluidas muchas personas a las que simplemente desdeñamos porque supuestamente no están a nuestra altura.

Sin embargo así como pasó con la planta, nos planteamos que ocurriría con muchas personas a las que se cuidara, limpiara, se las regara con misericordia y se las mirara con amor?

Cada vez que miramos las margaritas luciendo sencillas en el balcón, agradecemos al Señor por haberlas creado porque en su humildad nos están dando una lección permanente.

Por tanto cuidemos las cosas sencillas que están a nuestro alrededor. Cuidemos a las personas sencillas que están junto a nosotros. Debemos cuidarlas, porque es así como también cuidaremos al Señor!

Mateo 25:45
Diego Acosta García

CARTA DE BERLÍN: LA ACTITUD…

Hola.
Hace hoy 50 años John Kennedy visitó la Berlín dividida entre la zona comunista y la occidental. En un discurso que se ha convertido en histórico pronunció una frase notable: Ich bin ein Berliner, que significa: Soy un berlinés.
Mucho se ha escrito sobre esta frase y su valor político, pero pensamos que debemos rescatar de ella otra significación sobre el mensaje del Presidente de los Estados Unidos: La actitud.
Podrá pensarse que esa frase fue dicha por un hombre público que siempre está buscando réditos para su imagen personal y mucho más siendo quién era y presidiendo el país que presidía. Pero al margen de esas consideraciones debemos destacar la actitud. Porque Kennedy lo mismo podría haber manifestado sJOHNu solidaridad a los berlineses de otra manera. De hecho con su sola presencia ante la simbólica Puerta de Brandeburgo lo estaba haciendo. Pero él tuvo la actitud de expresarlo de manera concreta.
Esta situación que con los años se ha convertido en histórica, nos debería hacer reflexionar con relación a nuestra historia personal. Detenernos un día y preguntarnos: Que actitudes he tenido para que los demás sepan que soy hijo de Dios? Tal vez pueda parecer exagerada la pregunta. Pero encierra el valor de expresar como nos comportamos en nuestra vida cotidiana. Quienes nos rodean, como pueden saber que somos creyentes?
Ese es el verdadero fondo de la cuestión. Que actitudes tenemos para nos podamos distinguir de la forma de comportamiento en el mundo. Es evidente que ni somos Kennedy y a lo mejor nunca estaremos frente a la Puerta de Brandeburgo. Pero no es menos cierto que nuestra actitud en cualquier lugar en que nos encontremos debe mostrarnos como hijos de Dios.
Si no lo hacemos, estamos desvirtuando el propósito fundamental para justificar nuestra presencia en la tierra: La extensión del Reino. Y si lo hacemos no tendremos ningún mérito que adjudicarnos porque simplemente estaremos cumpliendo el mandato recibido de Jesús.
Recordando a Kennedy en Berlín, tal vez sea un buen momento para recordar nuestra propia vida. Y nuestras actitudes.
Saludos y bendiciones.

Diego Acosta García

1 630 631 632 633 634 714