DE ORO…!

ANTIVIRUS

En estos tiempos debemos prepararnos para ver cosas inauditas. Entre ellas barcos pintados de oro, motos y también autos. Todos relucientes, groseramente llamativos.

Sin caer en el facilismo de pensar cuántos niños podrían haber comido con el oro invertido en cubrir esos vehículos, cabe reflexionar sobre estos casos.

Pensemos en el corazón de quienes deciden pintar de oro o con oro desde un barco hasta un auto!

Difícilmente tengan la mirada llena de compasión de Jesús. Por tanto tampoco les importará mucho cuánto gastaron y en que lo gastaron. Simplemente era una necesidad de manifestar su superioridad, su pequeño sentido de grandeza.

Difícilmente tengan la sensibilidad suficiente como para advertir que todo lo que somos y lo que nos rodea, sean seres o cosas, somos tan efímeros como la lectura de esta página.

Podemos dejar de ser en un segundo y entonces nada de lo que hayamos hecho tiene valor o sentido, si no ha sido para levantar nuestra mirada hacia lo Alto.

Difícilmente quienes tengan sus ojos puestos en el dinero, le podrán dar valor a otra cosa, porque el oro es tan atrayente que puede convertirse en un hechizo diabólico y capturarnos la vida.

Tengamos misericordia por quienes pintan sus propiedades con oro. Tristemente, solo tienen eso…oro. Mucho sí, pero solo eso. Y si dijeran lo contrario buscarían engañarnos, pero nunca engañarán al verdadero dueño del oro: al Eterno!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

ESCUDRIÑAR TODO

ANTIVIRUS

Generalmente aceptamos todo lo que recibimos y en especial aquello que conocimos en nuestros primeros años, bajo la forma de historias y leyendas.

Por haberlas conocido de niños, permitimos que lleguen hasta nuestros hijos sin escudriñar su contenido ni tampoco en conocer cuál es el mensaje casi oculto que transmiten.

Una de esas leyendas es la del flautista de Hamelín, en Alemania, aquel que reunía las ratas del pueblo y lograba que luego se lanzaran al río Weser que circunda la ciudad.

Los habitantes le negaron la paga prometida y el flautista regresó el día en que se celebraba la fiesta de Pedro y Pablo y como venganza con su flauta atrajo a alrededor de 130 niños y jóvenes y los hizo desaparecer.

El final no es único, pues algunos cuentan que el flautista cuando recibió su paga los devolvió y otros recuerdan, que los desaparecidos nunca volvieron.

Esta tenebrosa no es muy distinta a otras que nuestros hijos pueden leer y tal vez no sea tan tremenda como otras con las que pueden jugar u otras que puedan ver. Pero, sabemos que leen, con qué juegan o qué ven?

Esta es nuestra responsabilidad y nos será demandada.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

SIN LÍMITES…?

ANTIVIRUS

La tremenda decisión de una pareja de MUJERES lesbianas, de mutilar y matar al hijo de una de ellas, por no aceptar convertirse en una niña, debe ser motivo de una profunda reflexión.

Esta cuestión de la ideología del género, está superando los límites de lo razonable y puede llevar a la repetición de casos como el que mencionamos, pues la falta de equilibrio trastorna las mentes y perturba los corazones.

Esta pretendida igualdad que no tiene ningún sustento ni en lo espiritual ni en lo físico, busca claramente desviar los conceptos para no asumir que fuimos Creados y que nuestro origen es el Dios Todopoderoso.

Qué razón habría para hablar de la supuesta igualdad del género?

Qué razón perversa vincula la igualdad del género con la violencia familiar?

Dos cosas diferentes que unidas confunden y desvirtúan la legítima preocupación por el ejercicio de la violencia en el vínculo familiar, que obviamente se agudiza cuando las uniones no están respaldadas por la bendición del Eterno.

Sin buscar los morbosos detalles de la pareja de lesbianas que mutilaron y asesinaron al hijo de una de ellas, por negarse a ser una chica, es necesario reflexionar. Profundamente, sin sensiblería ni argumentos sin fundamentos.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

LO ABSURDO

 

 

 

 

ANTIVIRUS

Lo grave de las modas de nuestro tiempo, es que algunas son ridículas y otras ridículas y mortales.

Entre ellas, la de buscar la notoriedad a cualquier precio, aún a riesgo de muerte, como fue el caso del motociclista ruso que se grabó conduciendo una moto, a más de 250 kilómetros…pero con los pies!

Infelizmente tanta audacia mal entendida y mal realizada, terminó en otro episodio, donde el motociclista perdió la vida.

Puede parecer una frivolidad destacar estos episodios, pero nunca dejará de ser bueno, resaltarlos para advertir de las consecuencias tremendas a que nos pueden llevar determinadas prácticas.

Mucho más cuando solo pretenden llamar la atención de quienes nos rodean o de tener un tiempo de gloria en las redes.

La Palabra de Dios nos advierte que somos Mayordomos, incluso de nuestro cuerpo y por tanto no nos podemos arriesgar en actitudes o comportamientos que hagan peligrar nuestra existencia.

Nunca estará de más prevenir sobre lo mal para poder hacer lo bueno!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

LIBERTAD OFENSIVA

ANTIVIRUS

Tras el brutal atentado islamita de París, hubo casi unanimidad en decir que todos éramos Charlie.

Tratando de ser coherentes, en aquel tiempo expresamos nuestra solidaridad, nuestro repudio y nuestra defensa por la libertad de expresión, como bien supremo de una sociedad libre.

Pero también dijimos que lo hacíamos, aún sin compartir muchos de los criterios editoriales de la revista CHARLIE HEBDÓ. Por encima de las diferencias era más importante defender el principio de la libertad.

Lamentablemente, la última portada de la revista parisina hace una grosera alusión al Mundial de Futbol Femenino. Y con el mismo ímpetu que defendimos su derecho a la libertad, ahora criticamos lo que supone un agravio a la mujer.

No estamos haciendo feminismo, estamos defendiendo la dignidad de la mujer, que entendemos ha sido injustamente agraviada por una portada de más que dudoso humor.

Creemos que tanto el hombre y la mujer, como expresiones superiores de la Creación de Dios, deben ser respetados en lo que a su dignidad concierne.

No es feminismo. Es respeto! Es defender la libertad!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

MUJER Y DERECHOS

ANTIVIRUS

El imán de la mezquita de Al Azhar en el Cairo, una de las figuras más relevantes de la minoría musulmana suní, nuevamente conmovió a propios y extraños con sus declaraciones con relación a la mujer.

Ahmed El Tayeb dijo que el remedio que el Corán ofreció es golpear de un modo simbólico con el propósito de reformar sin causar daño, perjuicio o dolor.

Y agregó el líder en Egipto: los textos del Corán y las disposiciones de la ley islámica son válidos en todo momento y lugar, destacando que los hombres están a cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos sobre otras.

Completando sus expresiones dijo que las habrá que sean rectas, obedientes, pero aquellas mujeres cuya rebeldía temáis, amonestadlas, no os acostéis con ellas, pegadles, pero si os obedecen no busquéis ningún remedio contra ellas.

Explicó que la acción de un hombre de golpear a su cónyuge tiene unas normas y límites, pues no debe romperle un hueso, ni provocarle daños en un órgano o miembro de su cuerpo, ni pegarle con la mano en la cara ni dejarle heridas ni causarle perjuicio sicológico.

Para pegarle sugirió usar un pequeño palo de madera usado en la antigüedad para limpiarse los dientes o el cepillo de nuestro tiempo.

Nos preguntamos: se puede castigar a alguien sin causarle lesiones, ni heridas ni daños  de otro tipo?

Seguimos preguntando: Por qué las defensoras de la igualdad del género no han hecho ninguna mención pública a lo expuesto por el imán?

Finalmente nos preguntamos: Las mujeres árabes son ciudadanas de segunda o para ellas los derechos no tienen vigencia?

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

ABANDONO

ANTIVIRUS

Un hijo abandonó durante horas a sus ancianos padres en un bar.

El hecho puede pasar por ser incluso hasta irrelevante, a pesar de haberse constituido en noticia y de tener amplia difusión. Se trata de un abandono más y solo fue notorio, porque se produjo en un lugar público.

Pero bien cabe reflexionar sobre lo ocurrido, porque teniendo la certeza que no es el primero ni el último episodio de esta naturaleza, tal vez debamos hacer mención a la crueldad de la sociedad en la que vivimos.

Ignoramos las razones del abandono y también la situación de los hijos de los ancianos, pero sean cuales sean, resulta todo un ejemplo de cómo son los comportamientos de quienes se olvidan de lo esencial.

La Palabra de Dios nos manda a honrar a nuestros padres, en uno de los versículos que tiene una promesa: para que te vaya bien. Poniendo por pasiva el Mandato, pensemos lo que nos puede ocurrir si dejamos de honrar a quienes nos dieron la vida?

No hagamos a menos esta cuestión, ni subestimemos lo ocurrido con estos ancianos abandonados en un bar. Ellos forman parte de un presente que compromete nuestro futuro.

Y nada más que frente al Eterno!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

OCULTAMIENTO

ANTIVIRUS

Uno de los grandes laboratorios mundiales ha sido acusado de haber ocultado que uno de sus productos, que se vendía para una enfermedad determinada, podría ser muy efectivo en otra de mayor gravedad, el alzhéimer, en un porcentaje superior al 60 por ciento.

Impactante revelación porque plantea interrogantes que para quienes no pasamos de ser eventuales consumidores de esos remedios, dejan incredulidad y lo que es peor una pérdida de confianza en el propio laboratorio.

La ley de causa-efecto en este caso se cumple totalmente, porque no se entiende cuál puede haber sido el motivo determinante de una decisión, que por activa y por pasiva ha afectado a miles de personas enfermas en todo el mundo.

Ofende al sentido común y también a la sensibilidad humana, que detrás de esta decisión pudiera esconderse un factor meramente mercantilista, basado en no realizar un ensayo clínico debido a lo costoso que resultaría para la empresa.

Es legítima la cuestión de las utilidades en las empresas, pero lo que se torna ilegítimo en este caso es la decisión que habría dejado a miles de enfermos sin la posibilidad de encontrar un alivio a su padecer físico.

Estamos hablando de seres humanos con lo que las cuestiones ético-morales asumen un carácter de decisiva relevancia, en el ejercicio de la conducción empresaria.

Ponemos este tema ante Dios por Justicia.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

UNA LECCIÓN

ANTIVIRUS

Infelizmente cada vez que se produce un accidente en una autopista, uno de los mayores problemas surge inmediatamente después. Y no es otra cosa que la morbosa atracción que ejercen los heridos o muertos, que quedan expuestos a los conductores y ocupantes de otros vehículos.

Tan grave es el problema, que además de ocultar a quienes están siendo atendidos, se deben adoptar otras medidas para evitar que esa morbosa curiosidad deriven en nuevos accidentes, como ocurre con demasiada asiduidad.

Además de los obvios atascos que se producen cuando los conductores reducen la velocidad de sus vehículos, para poder mirar lo que ocurre en el lugar del accidente.

Un policía alemán con responsabilidades en las autopistas, resolvió actuar de manera contundente contra quienes ponen en evidencia su morboso interés por las víctimas de los accidentes.

El policía les pregunta: Quieres ver un muerto? Hacerle fotos? Cuando los curiosos se enfrentan con esta realidad, nuevamente son interrogados: No quieres verlo? Entonces por qué haces fotos?

Luego les informa que deben abonar una multa de 128,50 euro, por infringir las normas que regulan el tránsito en Alemania y especialmente aquellas que están relacionadas con el lugar de los accidentes.

Una lección que deberíamos aprender y que se debería imitar!

Diego Acosta

 

PARA QUÉ?

ANTIVIRUS

Las imágenes de alrededor de casi 300 montañeros haciendo cola para subir hasta el punto más alto de la cumbre del planeta, nos debería hacer reflexionar sobre varias cuestiones relacionadas con lo que hacemos y por qué lo hacemos.

Durante mucho tiempo se nos vendió la imagen épica de los hombres que arriesgaban sus vidas, para llegar hasta lo más alto del Everest. Se lo mostraba como un ejemplo de superación, cosa de auténticos seres superiores.

Pero de pronto, nos sorprendemos viendo como alrededor de 300 escaladores, hacían cola para hacer lo mismo que antes tenía el sobresaliente nivel de lo épico. Incluso provocando que varios de ellos murieran en el fenomenal atasco.

Si el Everest no ha cambiado, quiere decir que quienes hemos cambiado somos los hombres. Cuántas cosas hemos considerado valiosas, para de pronto advertir que no tenían el menor motivo para ser ponderadas.

Lo que antes fue importante lo deja de ser en un momento. Que está ocurriendo en el mundo?

Simplemente que cada día nos acercamos al final de los tiempos y podremos confirmar que lo bueno siempre será bueno y lo malo lo seguirá siendo, a pesar de nuestras torpes consideraciones. Y Dios será quién juzgue a unos y a otros!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com