LA LEY ES SANTA

En la Carta a los Romanos
Pablo asegura que la mujer casada
queda libre de la ley del marido mientras este vive
pero tras su muerte, queda libre para casarse,
sin cometer adulterio.
El Mandamiento es santo, justo y bueno.
EN ESTE DÍA