YO, PRÓJIMO…?

DEVOCIONAL

Qué ocurriría si el prójimo del que habló Jesús fuera yo mismo?

Frecuentemente me comporto como si fuera un hombre especial, que nunca preciso nada y si lo precisara soy lo suficientemente poderoso como para resolver mis propias dificultades.

Por eso el concepto de ser el prójimo, es contrario a toda forma de vanidad y no provoca otra cosa que arrepentimiento, por todas las veces que consideramos que esa nunca sería nuestra situación.

Qué importante es leer y releer la Palabra de Dios para profundizar en todo aquello que nos lleve hasta el corazón mismo del Eterno y poder entonces aprender más sobre ÉL y sobre nosotros mismos.

Esta visión de que yo pueda ser el prójimo, es un severo llamado de atención para estar atento no solo en la consideración de mis problemas, sino en la atención de las aflicciones de los demás.

Si no lo hiciera como podría amar al prójimo, si no me considero a mí mismo?

Proverbios 3:29
No intentes mal contra tu prójimo
que habita confiado junto a ti.

Provérbios 3:29
Não maquines mal contra o teu próximo,
pois habita contigo confiadamente.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

IDÓNEA

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Hay dos clases de personas: las que creen que lo saben todo y las que pensamos que siempre habrá un tiempo para aprender.
En una larga conversación con una querida amiga, me sorprendió cuando comentando un pasaje de su vida, habló de cómo había cambiado su concepto sobre la ayuda idónea..
Recordando el pensamiento de Dios en Génesis, llegamos a analizar la situación de esta señora, esposa del pastor de una pequeña congregación y con un enorme talento para su ministerio.
Sin embargo en ese lugar donde vivían era prácticamente imposible que pudiera desarrollar aquella maravilla de capacidad que el Señor le había concedido y que tuvo una gran repercusión.
Me dijo: Durante un breve tiempo me preocupé, me ofusqué, me entristecía. Pero por la Gracia el Espíritu me advirtió acerca de un nuevo tiempo de mi vida.
Y fue así como la cuestión de ser la ayuda idónea para un hombre, en este mi esposo pastor de una iglesia, se convirtió en una nueva dimensión de servir.
Ahora no solamente servía él, sino que yo lo ayudaba a servir!
Quedó atrás otro tiempo en el que pude servir con mi talento y ahora comenzaba uno nuevo en el que acompañaba de hecho y de palabra, a quién precisaba de mi esfuerzo.
Que significa esto?
Algo tan sencillo y tan profundo, como el de comprender que difícilmente podremos estar mucho tiempo haciendo una tarea, por muy capacitados que estemos para cumplirla.
Puede ocurrir que de tanto realizarla nos habituemos, nos acomodemos a una determinada forma de obrar, perdiendo el sentido superior de la misión de servir.
El Eterno nos ha concedido talentos para que los mantengamos vivos y capaces de ser dúctiles, de aplicarlos de maneras diferentes a lo que nosotros concebimos como normal y lógico.
Mi amiga se declaraba contenta por esta experiencia que había renovado su vida, desde el servir para estar firme al lado de su esposo, haciendo realidad el propósito del Creador de que sea la mujer la ayuda idónea para el hombre.
El ser apropiado para cumplir una tarea, es un entender el contenido profundo de lo que el Todopoderoso ha establecido para cada uno de nosotros.
Entenderlo es nuestra responsabilidad y cumplirlo debe ser nuestra alegría. Además de aprender en cada circunstancia.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

GENEALOGÍAS

DEVOCIONAL

El Primer Libro de Crónicas, comienza con varias genealogías que nos recuerdan quienes fueron los descendientes de Adán y de cómo fue creciendo la especie humana.

Sabemos por decisión del propio Dios, lo que ÉL considera importante en ese desarrollo y también el Espíritu de Orden que lo anima, para enseñarnos cuestiones importantes en nuestra vida.

Hay quienes sostienen que el orden atenta contra la libertad de las personas, porque las condiciona y les limita la capacidad de determinar lo que desean hacer.

Sin embargo esa invitación al caos, es contraria al Espíritu del Eterno, que nos ha dado un Orden para que vivamos mejor, para que el proceso de desarrollarnos tenga armonía y no sea auto destructivo.

Sobre esta cuestión, he pensado que está fuera de discusión que Dios siempre nos dará lo perfecto y por tanto debemos aceptarlo, porque creer lo contrario es intentar restarle Autoridad a quién nos ha Creado, que sabe como nadie que el caos es destructivo para el hombre.

1 Crónicas 1:1-4
Adán, Set, Enós,
Cainán, Mahalaleel, Jared,
Enoc, Matusalén, Lamec,
Noé, Sem, Cam y Jafet.

1 Crônicas 1-4
Adão, Sete, Enos,
Cainã, Maalalel, Jarede,
Enoque, Metusalém, Lameque,
Noé, Sem, Cam e Jafé.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

 

 

 

EXAGERACIÓN…?

ANTIVIRUS

Vivimos en una época, en la que hay que evangelizar a los evangélicos! Esta frase habrá molestado a muchos hombres y mujeres que se llaman hijos de Dios.

Fue una de las tantas que pronunció el maestro David Wilkerson, que a lo largo de su vida aportó más definiciones severas que otros muchos hombres de la fe.

Esto de sentirse incómodo con algunas palabras fuertes, duras, nos debe llevar a un razonamiento personal, acerca de cómo está nuestra relación con el Eterno.

Generalmente en estas circunstancias se apela al enfriamiento del primer amor, pero es necesario ser más que sinceros, que en algunos casos no hubo ni siquiera ese amor.

Seguramente porque nos movemos por emociones, sentimientos y como se utiliza muy frecuentemente…por sensaciones, como si todo eso tuviera algo que ver con Jesús.

Abandonemos las sensaciones y busquemos la realidad, primero en nuestras vidas y luego como creyentes, como miembros de congregaciones que languidecen espiritualmente, aunque se diviertan y tengan cultos espectaculares.

Tenía mucha razón el maestro Wilkerson!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

QUEDARSE ATRÁS…?

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Un día cualquiera nuestra mente viaja hacia el pasado y nos deja perplejos porque se repiten en una secuencia desordenada y dolorosa, los recuerdos que deberíamos haber dejado atrás cuando nos convertimos en nuevos hombres y en nuevas mujeres.
Para algunos este regreso no es el todo malo, porque en el fondo siguen teniendo una especie de ancla que los aferra al pasado, porque no están del todo convencidos de lo que les espera en el futuro.
Para otros, este regreso supone una vuelta a la emotividad que nos vuelve a enfrentar con situaciones que en su momento fueron penosas y con resultados peores aún.
Lo cierto es que cuando nos arrepentimos y nuestros pecados fueron perdonados, lo fueron de una vez y para siempre!
Por tanto debemos de pensar que no es Dios el que nos hace volver al pasado. Es precisamente el enemigo derrotado, el que intenta una vez más causar daño, el mayor posible.
Lo grave es que lo consigue porque pareciera que siempre estamos dispuestos a facilitarle esos tiempos de evocaciones, en la que nos encontramos repitiendo errores, fracasos y desilusiones.
Yo mismo me pregunto, como es posible que un hombre que se llama hijo de Dios caiga en una trampa tan evidente?
Y la respuesta no es menos contundente. El enemigo nos lleva a revivir lo malo, porque es una manera de hacernos dudar del Perdón del Eterno y de que su Amor cubre nuestra vida, incluyendo nuestro pasado.
Cuando dudamos que hemos sido perdonados, que nuestro pasado quedó en las aguas del bautismo, entonces abrimos la brecha por la que el enemigo nos hace revivir el pasado, primero con seducción y luego con dolor.
La antigua artimaña de seducirnos para que abramos nuestra memoria hacia todo lo que debemos de guardar en el olvido, es muy eficaz, sobre todo con quienes somos débiles en la fe.
Una y otra vez me repito que el enemigo no puede tener poder sobre mi vida, especialmente la que espero con la certeza de que será lo mejor porque está bajo la Soberanía de quién me ama y tiene Misericordia que derramará cada día hasta el fin.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DECADENCIA

DEVOCIONAL

A lo largo de la vida de las personas hay momentos que se tornan en incomprensibles, pues sobrevienen problemas inimaginables, con consecuencias aún peores.

Es difícil comprender en ese tiempo que está sucediendo, por qué todo comienza a torcerse y a complicarse, sin que aparentemente existan motivos para que eso ocurra.

Más de una vez lo he vivido y lo he pensado. La conclusión es que siempre hay razones para que la vida se convierta en un torbellino que atrapa y nos lanza hacia el vacío.

Tengo la culpa?

Sin la menor duda. Soy culpable, porque a causa de mi orgullo y de confianza en mi propia fuerza y capacidad, fui desestimando al Eterno, hasta apartarme del centro de su Voluntad.

Por Gracia tengo una manera de resolver esta dramática situación. Es volver la mirada hacia lo Alto, pedir perdón y apartarme de toda forma de corrupción e incluso de la violencia que está en mi interior.

Isaías 3:1
ES – Porque he aquí que el Señor Jehová de los ejércitos quita de Jerusalén y de Judá al sustentador y al fuerte, todo sustento de pan y todo socorro de agua.

PT – Porque eis que o Senhor Deus dos Exércitos tirará de Jerusalém e de Judá o bordão e o cajado, todo o sustento de pão e toda a sede de água.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

MEREZCO…?

Blog del TIEMPO!

En el mundo existe una exaltación de lo personal que puede llegar a asombrar, pero no es otra cosa que la obra pertinaz y exitosa de lo que se llama humanismo.

Como bien se afirma en Eclesiastés, no hay nada nuevo bajo el sol y en estos tiempos volvemos a elevar al hombre por sobre todas las cosas, como comenzara a hacerse en los centenios de 1.300 y 1.400.

Pero aplicado a nuestros días todo está potenciado al máximo y en los sencillos argumentos publicitarios aparecen las frases: Porque yo lo valgo, porque me lo merezco…

Repetidos una y otra vez estos argumentos parecen penetrar a la mente y los corazones de muchos hombres y mujeres, que adoptan estos mensajes como si se tratara de una auténtica doctrina de vida.

Si esto es tremendo, no lo es menos que los quienes nos llamamos hijos de Dios, también aceptamos estos criterios que nos alejan de las enseñanzas que hemos recibidos.

Merezco…?

Alguien puede decir que se merece algo, delante del Eterno?

Porque yo lo valgo, se puede argumentar delante del Todopoderoso?

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

INSISTENCIA

DEVOCIONAL

Es evidente que nuestra condición de humanos nos lleva a realizar acciones que superan todo lo razonable, solamente por el hecho de insistir una y otra vez sobre lo mismo.

Distinta es la perseverancia!

Una cosa es insistir y otra perseverar, porque sabemos que estamos en el Camino correcto y se nos demanda ser fieles a esa certeza y no abandonar ante las dificultades.

Pero cuando insistimos por nuestras propias convicciones, la cuestión cambia porque estamos dejando de confiar en el Eterno y poniendo nuestro afán por encima de toda consideración.

Más de una vez me he visto sorprendido por situaciones en las que luego de un tiempo, advierto con tristeza, que los malos resultados solo son consecuencia de mi error inicial, el de insistir confiando solamente en mis fuerzas.

En momentos precisos, es necesario reflexionar siempre, para no cometer errores que bien podrían haber sido evitados. Trato de recordar esta advertencia, para no tropezar tantas veces en la misma piedra.

Salmo 31:3
ES –
Porque tú eres mi roca y mi castillo;
por tu nombre me guiarás
y me encaminarás.

PT Porque tu és a minha rocha e a minha fortaleza;
pelo que, por amor do teu nome,
guia-me e encaminha-me.

Diego Acosta / Neide Ferreira