MISERIAS

DEVOCIONAL

Provoca tristeza advertir como hay quienes en el mundo se afanan por conocer las miserias que afectan principalmente al pasado de las personas, mucho más si son conocidas.

Ese deleite por los errores que se cometieron en  otros tiempos, pone de manifiesto cómo nos empeñamos en ignorar a Dios y también cómo no somos capaces de buscar el perdón que alivie las cargas de la propia vida.

Estas dolorosas actitudes, nos deberían llevar al agradecimiento por haber recibido de alguien, las palabras que nos llevaron hasta el arrepentimiento y luego al perdón Sanador y Salvador.

La dramática realidad del mundo, nos debe impulsar a ser fieles cumplidores del Mandato de Jesús de llevar el Evangelio, hasta los confines de la tierra y hasta el prójimo… el que tenemos a nuestro lado.

Será otra forma de expresar mi reconocimiento por la Salvación y por el cambio de vida, que me hizo olvidar el pasado y solo pensar en el futuro. Todo, porque el Eterno perdonó y olvidó todo lo mal que viví, en otros tiempos!

Efesios 4:32
Antes sed benignos unos con otros,
misericordiosos, perdonándoos unos a otros,
como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Efésios 4:32

Antes, sede uns para com os outros benignos,
misericordiosos, perdoando-vos uns aos outros,
como também Deus vos perdoou em Cristo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA SOLEDAD

ANTIVIRUS

Un estudio publicado recientemente asegura que la probabilidad de padecer trastornos mentales aumenta con la soledad, cuando no es deseada.

El informe analiza profundamente como afecta la soledad a los hombres y mujeres, que viven solos y que tienen que asumir la falta de relaciones personales.

El número de personas que se encuentran en esta situación aumenta constantemente, según se puede extrapolar de los datos generales de un estudio que ha abarcado a un número considerable de consultados.

Leyendo el informe, nos preguntamos: Acaso no fue el propio Dios quién advirtió que no era bueno que el hombre estuviera solo?

Por qué es necesario que un estudio nos haga reflexionar acerca de lo que el Eterno estableció cuando le dio una compañía idónea a Adán?

Ayudar a combatir la soledad personal debe ser una de las grandes propuestas que nos debemos plantear, quienes recibimos la Gracia de la Salvación.

Y la más contundente forma de hacerlo, es ser fieles al Mandato de llevar el Evangelio hasta los confines de la tierra, que bien puede ser ese lugar tan temido llamado soledad.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

CONTRA MÍ…!

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Jesús nos advirtió con tremenda rotundidad:

El que no es conmigo, contra mí es;
y el que conmigo no recoge, desparrama.

La vigencia de estas Palabras, nos deben llamar a una urgente reflexión. Urgente por la necesidad que tenemos los hombres en este tiempo, de recordar los principios fundamentales que deben regir nuestra vida.

Está claro que la influencia del mundo sobre la Iglesia y sobre nosotros sus miembros, es cada día más importante, más profunda, más amenazadora.

Esto es posible porque en las congregaciones se piensa más en hacer un auténtico espectáculo, que en profundizar en el contenido de los Mandatos bíblicos.

Pensamos más en divertirnos y en divertir, especialmente a nuestros jóvenes, que en enseñarles todo aquello que deben ser los cimientos donde edificarán su futuro.

Una congregación divertida, entusiasta, animada, es sinónimo de atracción para que cada vez haya más personas que se sientan motivadas y complacidas con lo que se les brinda.

Tristemente no pensamos que una congregación que se desarrolla en esa dirección, se está apartando cada día más, de lo que es Verdadero.

Y lo más grave: De la verdadera y única misión de la Iglesia de Jesús. No estamos para divertirnos ni para agradar a nadie. Estamos para enseñar, hacer discípulos y llevar el Evangelio hasta los confines de la Tierra.

Haciendo esto estaremos expandiendo el Reino de Dios, si nos empeñamos en hacer lo contrario, estaremos abriendo las puertas de la Iglesia a las iniquidades del mundo, a su influencia y a su perdición.

Se puede pensar que con este criterio no resultará fácil atraer a las personas a Jesús!

No podemos ni debemos caer en estas especulaciones!

No podemos predicar sueños fantasiosos, frente a una realidad que nos muestra como el mundo propone y la mayoría acepta lo que es contrario a todo lo enseñado por Jesús.

Desde la igualdad del género, a la tolerancia a cualquier forma de pecado, todo es posible cuando se pretende suavizar o modernizar un Mensaje que es Único y de obligado cumplimiento.

Jesús nos advierte:

El que no es conmigo, contra mí es;
y el que conmigo no recoge, desparrama.

Y podemos terminar con sus propias Palabras:

El que quiera oír, oiga.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com