DESCONCIERTO

DESCONCIERTO

Las personas que padecemos de vértigo, que somos muchos, sabemos que una de las reacciones que produce el mareo es una especie de irrealidad, porque lo que se percibe es como si todo girara alrededor de uno.

Esta sencilla explicación tiene que ver con una percepción que se puede hacer de todo lo que leemos, vemos o escuchamos, acerca de lo que ocurre en el mundo.

La vertiginosa fluidez e información sobre los más diversos hechos, produce en determinados momentos, una sensación parecida a la del vértigo.

Incluso, llegando a uno de sus niveles más altos, cuando se percibe como real el desconcierto hacia las distancias e incluso hacia el propio tiempo, el que medimos con los relojes.

Desconcierto. Esta es la palabra que viene a mi memoria, cuando hablo del vértigo, en los días en que me encuentro un poco peor que otros, a pesar de saber cómo afecta mi cuerpo.

Se habla al utilizar esta palabra, hasta de descomposición del propio cuerpo, algo que no he llegado a experimentar pero que sí tiene que ver con la complejidad de las reacciones sobre los acontecimientos de nuestro tiempo.

Jesús nos advirtió que veríamos cosas tremendas, pero que todavía no sería el fin. Un mensaje apocalíptico, pero que tiene que ver con lo que está ocurriendo.

Estamos perdiendo las referencias con casi todas las cosas. A lo que siempre lo consideramos bueno, ahora vamos menguando esta certeza y casi hasta lo podríamos llamar malo.

A lo que era perfectamente blanco o negro, ahora lo hemos hecho ingresar en una zona de grises, en donde se confunden los hechos verdaderos con los que no lo son.

Predicamos un Evangelio, que solo tiene en común el nombre, con el enseñado por Jesús. Estamos viviendo los tiempos del dinero, el tiempo del dios Mammón, a pesar de la advertencia bíblica acerca de que es el origen de todos los males del hombre.

Este es el desconcierto en el que vivimos. El día se está volviendo noche y las tinieblas prevalecen cobijando al mal, que cada vez es más victorioso según lo anunciado por las profecías bíblicas.

Nos falta un punto de referencia, como en el vértigo. Si fijamos la mirada en un punto, pareciera que todo vuelve a su orden natural. Si fijamos la mirada en Jesús, volveremos a la Luz que estamos necesitando.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ATRACTIVOS…

DEVOCIONAL

Hace muchos años me sorprendió cuando en las clases de Historia, se nos enseñaba que durante bastante tiempo, se le regalaban a los nativos objetos muy llamativos.

Se decía que eran trozos de vidrio brillantes o espejitos que provocaban la admiración de quienes los recibían. De esta manera se conseguía alegrarlos y a la vez obtener prebendas de todo tipo.

En otras palabras, que se parecía mucho a un negocio, infame, porque se basaba en la ingenuidad de los nativos y en las malas intenciones de quienes lo practicaban.

Aunque resulte duro, estas referencias históricas me hacen recordar a muchos predicadores, que venden un Evangelio llamativo y brillante, olvidando al verdadero.

O tal vez habría que decir en lugar de olvidando, que ocultándolo con la única finalidad de lograr provechos personales, éxito, notoriedad y por supuesto también riquezas.

Qué dirán estos mercaderes del Evangelio el Día del Juicio?

La respuesta que podrán dar, solamente les concierne a ellos. Pero la actitud personal, debe ser no de criticar pero sí de denunciar, para no ser cómplices por omisión.

1 Pedro 2:8
ES
– Y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer,
porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes;
a lo cual fueron también destinados.

PT – E uma pedra de tropeço e rocha de escândalo,
para aqueles que tropeçam na palavra, sendo desobedientes;
para o que também foram destinados.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

SUCEDÁNEO

MENSAJE

A veces para poder ejemplificar una situación es válido utilizar algunas palabras que por su significado, aportan claridad a los conceptos más complicados.

O para decirlo de otra manera, para tratar de explicar o entender algunos comportamientos, podríamos utilizar una palabra que por su origen ayuda a clarificar.

Esta suerte de introducción tiene que ver con la forma en que se enseña y practica el Evangelio que vino a proclamar al mundo, Dios hecho Hombre, Jesús.

Tanto hemos diluido sus conceptos fundamentales que bien podríamos decir que estamos frente a auténticos sucedáneos. Y que son los sucedáneos?

La respuesta que encontramos en el diccionario dice: De una sustancia: Que, por tener propiedades parecidas a las de otra, puede reemplazarla. Si la aplicamos al Mensaje de Salvación nos sorprenderemos.

Cada vez más se predica con tal levedad la enseñanza del Hijo del Hombre, que hemos entrado en auténticas zonas grises, donde cada vez se difuminan más lo que es bueno y lo que es malo.

El concepto de pecado se relativiza e incluso se le buscan otros nombres, para que no hieran la sensibilidad de los creyentes, que puedan encontrarse viviendo situaciones contrarias a lo enseñado en la Palabra de Dios.

Justificamos lo injustificable a través de palabras que diluyen la responsabilidad ante las malas acciones y pretendemos encontrar atajos que nos lleven a un final más o menos adecuado.

Ahora se entiende que un hombre y una mujer vivan juntos sin casarse y lo llamamos de distintas maneras, sin tratar de llegar al verdadero fondo de la cuestión.

Del mismo modo algunas congregaciones aceptan los casamientos de hombres con hombres y de mujeres con mujeres, olvidando que el lugar de culto es el lugar de reunión de los templos santos que deberían ser cada uno de los congregados.

Tengamos cuidado con los sucedáneos, porque tras ellos está el padre de la mentira y el engaño, que aprovecha todas las circunstancias para medrar en contra de los débiles de la fe a través de los mercaderes del Evangelio.

Recordemos que Jesús nos anunció que venía a servir y no a ser servido y esto lleva implícito, a que el servicio supone lealtad primero con Dios y luego con los creyentes que creen estar escuchando la voz del Buen Pastor.

Diego acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

MISERIAS

DEVOCIONAL

Provoca tristeza advertir como hay quienes en el mundo se afanan por conocer las miserias que afectan principalmente al pasado de las personas, mucho más si son conocidas.

Ese deleite por los errores que se cometieron en  otros tiempos, pone de manifiesto cómo nos empeñamos en ignorar a Dios y también cómo no somos capaces de buscar el perdón que alivie las cargas de la propia vida.

Estas dolorosas actitudes, nos deberían llevar al agradecimiento por haber recibido de alguien, las palabras que nos llevaron hasta el arrepentimiento y luego al perdón Sanador y Salvador.

La dramática realidad del mundo, nos debe impulsar a ser fieles cumplidores del Mandato de Jesús de llevar el Evangelio, hasta los confines de la tierra y hasta el prójimo… el que tenemos a nuestro lado.

Será otra forma de expresar mi reconocimiento por la Salvación y por el cambio de vida, que me hizo olvidar el pasado y solo pensar en el futuro. Todo, porque el Eterno perdonó y olvidó todo lo mal que viví, en otros tiempos!

Efesios 4:32
Antes sed benignos unos con otros,
misericordiosos, perdonándoos unos a otros,
como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Efésios 4:32

Antes, sede uns para com os outros benignos,
misericordiosos, perdoando-vos uns aos outros,
como também Deus vos perdoou em Cristo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA SOLEDAD

ANTIVIRUS

Un estudio publicado recientemente asegura que la probabilidad de padecer trastornos mentales aumenta con la soledad, cuando no es deseada.

El informe analiza profundamente como afecta la soledad a los hombres y mujeres, que viven solos y que tienen que asumir la falta de relaciones personales.

El número de personas que se encuentran en esta situación aumenta constantemente, según se puede extrapolar de los datos generales de un estudio que ha abarcado a un número considerable de consultados.

Leyendo el informe, nos preguntamos: Acaso no fue el propio Dios quién advirtió que no era bueno que el hombre estuviera solo?

Por qué es necesario que un estudio nos haga reflexionar acerca de lo que el Eterno estableció cuando le dio una compañía idónea a Adán?

Ayudar a combatir la soledad personal debe ser una de las grandes propuestas que nos debemos plantear, quienes recibimos la Gracia de la Salvación.

Y la más contundente forma de hacerlo, es ser fieles al Mandato de llevar el Evangelio hasta los confines de la tierra, que bien puede ser ese lugar tan temido llamado soledad.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

CONTRA MÍ…!

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Jesús nos advirtió con tremenda rotundidad:

El que no es conmigo, contra mí es;
y el que conmigo no recoge, desparrama.

La vigencia de estas Palabras, nos deben llamar a una urgente reflexión. Urgente por la necesidad que tenemos los hombres en este tiempo, de recordar los principios fundamentales que deben regir nuestra vida.

Está claro que la influencia del mundo sobre la Iglesia y sobre nosotros sus miembros, es cada día más importante, más profunda, más amenazadora.

Esto es posible porque en las congregaciones se piensa más en hacer un auténtico espectáculo, que en profundizar en el contenido de los Mandatos bíblicos.

Pensamos más en divertirnos y en divertir, especialmente a nuestros jóvenes, que en enseñarles todo aquello que deben ser los cimientos donde edificarán su futuro.

Una congregación divertida, entusiasta, animada, es sinónimo de atracción para que cada vez haya más personas que se sientan motivadas y complacidas con lo que se les brinda.

Tristemente no pensamos que una congregación que se desarrolla en esa dirección, se está apartando cada día más, de lo que es Verdadero.

Y lo más grave: De la verdadera y única misión de la Iglesia de Jesús. No estamos para divertirnos ni para agradar a nadie. Estamos para enseñar, hacer discípulos y llevar el Evangelio hasta los confines de la Tierra.

Haciendo esto estaremos expandiendo el Reino de Dios, si nos empeñamos en hacer lo contrario, estaremos abriendo las puertas de la Iglesia a las iniquidades del mundo, a su influencia y a su perdición.

Se puede pensar que con este criterio no resultará fácil atraer a las personas a Jesús!

No podemos ni debemos caer en estas especulaciones!

No podemos predicar sueños fantasiosos, frente a una realidad que nos muestra como el mundo propone y la mayoría acepta lo que es contrario a todo lo enseñado por Jesús.

Desde la igualdad del género, a la tolerancia a cualquier forma de pecado, todo es posible cuando se pretende suavizar o modernizar un Mensaje que es Único y de obligado cumplimiento.

Jesús nos advierte:

El que no es conmigo, contra mí es;
y el que conmigo no recoge, desparrama.

Y podemos terminar con sus propias Palabras:

El que quiera oír, oiga.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com