DONDE…?

A veces la preocupación por no saber donde evangelizar es un pretexto para seguir sin hacer nada.

Donde?

Donde esté nuestro prójimo.

Donde sea peligroso.

Donde nadie quiera ir.

Donde nadie nos escuchará.

Donde nadie nos verá.

Donde seremos repudiados.

Ahora sé dónde ir!

 

Mateo 28:19-20

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones,

bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;

y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

Amén.

Mateus 28:19-20

Portanto, ide, ensinai todas as nações,

batizando-as em nome do Pai, e do Filho, e do Espírito Santo;

ensinando-as a guardar todas as coisas que eu vos tenho mandado;

e eis que eu estou convosco todos os dias,

até à consumação dos séculos. Amém!

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DES-MOTIVADO

Hace muchos años estudiando sobre la vanagloria de la que hablaba Pablo, encontré un texto en el que la palabra estaba dividida en dos: vana-gloria.

Esta separación contribuyó al entendimiento de la enseñanza y aplicando el mismo criterio, me he permitido dividir esta palabra en dos: des-motivado…

Que significa: la pérdida de motivación?

Hablamos, de alguien que estando profundamente relacionado con las cosas de Dios y dejó de ser fiel a quién le ha dado la vida y a quién le ha dado la Salvación a través de su Hijo.

Que razones puede haber para perder la motivación?

Muchas y todas ellas peligrosas porque afectan el corazón de cada persona. Por ello tenemos una especial responsabilidad quienes hemos alcanzado una etapa de la vida, donde debemos dar mucho más de lo que recibimos.

Seamos honrados en el análisis de nuestra des-motivación, para encontrar la verdadera raíz del alejamiento del Eterno.

Por tanto, estoy alerta para no dar ninguna brecha que me aparte del Camino verdadero y me haga perder por los atajos de lo fácil, lo cómodo y me lleve hacia la vanidad y el orgullo entre otros malignos destinos.

Apocalipsis 2:4-5

Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

Apocalipse 2:4-5

Tenho, porém, contra ti que deixaste o teu primeiro amor.

Lembra-te, pois, de onde caíste, e arrepende-te, e pratica as primeiras obras;

quando não, brevemente a ti virei e tirarei do seu lugar o teu castiçal, se não

te arrependeres.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com