VELAD

DEVOCIONAL

Jesús nos mandó a velar, a estar atentos.

Esto significa que debemos estar alertas a todo y a todos, porque el fin llegará sin hacerse anunciar y como el ladrón, en el momento más inesperado.

Me he preguntado muchas veces: Realmente estoy cumpliendo este Mandato?

O me paso la mayor parte del día haciendo cosas inútiles o pensando en disparates mayores aún?

Creo que la respuesta me abochorna ante los hombres y entristece a Jesús. No es para eso que le pidió al Padre que no me quitara del mundo. Su Plan para mi vida es muy diferente!

Quizás sea por eso que me cuesta tanto entender que es lo que debo hacer a cada momento, porque si no comprendo cuál es mi Propósito final, menos voy a saber cómo es el principio.

Velar es estar atento a que mi vida puede terminar en cualquier momento y por tanto debo cumplir con Su Mandato, porque debo estar el mundo para servir hasta que me llame.

Lucas 21:36
ES Velad, pues, en todo tiempo
orando que seáis tenidos por dignos
de escapar de todas estas cosas que vendrán,
y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.

PT – Vigiai, pois, em todo o tempo,
orando, para que sejais havidos por dignos
de evitar todas essas coisas que hão de acontecer
e de estar em pé diante do Filho do Homem.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

OSTENTACIÓN

DEVOCIONAL

Por sorprendente que resulte el mundo admira a quienes hacen pública ostentación de su riqueza, de su poder, de su importancia.

No solamente los admira sino que también asume como propios los logros de otras personas, viviendo a través de ellos una fantasiosa realidad completamente ajena a lo concreto de cada día.

Es triste comprobarlo y más triste todavía, saber que entre los creyentes existen situaciones parecidas, dejando que la mente domine los fundamentos de la fe.

Comprobando una vez más esta realidad, dirigí mi atención hacia Jesús, el modelo perfecto para todos nosotros, porque su admirable Ministerio Terrenal, nos dejó enseñanzas imperecederas.

El Hijo del Hombre se mostró manso y humilde, sin tener posesión alguna, pero seguro de que su Obra sería la mejor muestra de su Deidad y de su Majestad.

Como es posible esto?

Porque la Grandeza de Jesús, no está relacionada con ninguna muestra humana de riqueza, carece de cualquier forma de ostentación y su relevancia es ejemplar para los humanos. ÉL es el Camino hacia la Verdad y la Salvación.

Lucas 9:58
ES – Y le dijo Jesús: Las zorras tienen guaridas,
y las aves de los cielos nidos;
mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza.

PT – E disse-lhe Jesus: As raposas têm covis,
e as aves do céu, ninhos,
mas o Filho do Homem não tem onde reclinar a cabeça.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

PEDIR

 

 

DEVOCIONAL

Hay quienes aseguran que nos pasamos la vida pidiendo!

Y es verdad, solo que es preciso saber qué es lo que pedimos!

Podemos pedir lo superfluo, aquello que satisface nuestra vanidad o nuestro torpe deseo de complacer lo que el mundo nos recuerda para… sentirnos bien.

Cuando pienso en la acción de pedir al Creador, me imagino otra cosa. Que debo pedir lo que es imprescindible, esencial, aquello que ÉL mismo enseñó en la Oración fundamental.

EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA!

Esto sí que debo pedir, pues tiene relación directa con mi necesidad más elemental y porque revela que en mi corazón hay una auténtica dependencia con el Señor.

Tener en cuenta esto, nos llevará verdaderamente a establecer que en nuestra relación con el Eterno prevalece la dependencia más total y absoluta, para que ÉL sea nuestro Proveedor.

Desde hoy, pediré el PAN NUESTRO DE CADA DÍA!

Lucas 11:3
ES –
El pan nuestro de cada día,
dánoslo hoy.

PT –  Dá-nos cada dia
o nosso pão cotidiano

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

O que você quer…

 

DEVOCIONAIS

– E lhes indagou Jesus: “Que quereis que Eu vos faça?” – Marcos 10:36
No nosso dia a dia, Deus está sempre nos ensinando e falando conosco.
Hoje falando com minha irmã sobre trabalho foi exatamente assim. Nos conformamos com o que temos à mão, mas será que é isso o que Deus tem para nós?
Aceitamos o que conseguimos “agarrar” com medo de perder, de ficar sem, de ser desprovido, por necessidade, etc. e eteceteras (a lista seria interminável), vivemos em um tempo onde as expectativas/cobranças são muito grandes.
Deus é nosso Pai, certo? E como tal, sempre se ocupa de atender a nossa necessidade – seja ela qual for – emocional, financeira, sentimental. Mas existe uma parte que nos incumbe como filhos: pedir, falar, levar a Ele nossa necessidade, duvidas, aflições, tristezas, enfim, TUDO.
Isso significa nossa dependência total dEle.
Jesus viu a pessoa enferma e ainda perguntou: O que você quer que eu faça? Será que Jesus não “enxergava” a necessidade dessa pessoa? Claro que sim! Mas o que Ele queria era ver a confiança/fé, que aquela pessoa estava disposta a confiar que só Ele teria a solução daquele problema.
Da mesma forma Deus quer ouvir de nós o quanto confiamos nEle e dependemos da Sua provisão e suprimento.
E isso não é apenas na enfermidade ou necessidade financeira, é em tudo.
Quantas vezes oramos (de verdade) antes de fazer algo ou tomar uma decisão?
Quantas vezes perguntamos, e esperamos a resposta, sobre um relacionamento ou empregoa Deus?
Deus quer ouvir de nós o que necessitamos, desejamos e sonhamos, e como bom Pai que é nos dará o que realmente possa produzir algo bom. Lucas 11 fala sobre isso: Qual pai dará pedra a um filho que pede pão?
Mas para isto é necessário ter este relacionamento com Ele, confiar e entregar TUDO a Ele – ..entrega teu caminho ao Senhor, confia nEle e o mais Ele fará – conheça o PAI! Leia o “manual de sobrevivência” que Ele nos deu: a Bíblia. Desenvolva a intimidade, confiança, relacionamento, entrega.
Não aceite o primeiro que vier por medo, antes verifique que é isso que Deus tem para você. Deixe de lado aquilo que pode afastar você do Pai, sem medo, não vai faltar nada – o Senhor é meu Pastor, NADA me faltará.
Quero convidar você, agora, neste momento que está lendo isto, a ter um relacionamentopaternal de confiança e entrega total com Deus – isto é tudo que Ele espera de nós!

Elié Ferreira

www.septimomilenio.com

LA CALLE

DEVOCIONAL

Una calle puede ser agradable o triste, según con los ojos con que se la mire. Puede ser también alegre o siniestra, según el estado de ánimo de quién la observe.

Hace unos días caminando en una gran ciudad, pude ver cuántas iban y venían, formando parte de esa especie de jungla, donde solo están seguros los más fuertes.

En esos momentos el Espíritu me advirtió sobre mi actitud, de ser solamente espectador, de ser solamente alguien que mira con una cierta preocupación.

No tengo el Mandato de llevar la Palabra de Salvación?

Y teniéndolo, por qué no lo llevo a esas personas que tanto me conmovieron?

Creo que estoy tan ocupado en mis hechos cotidianos, que no encuentro el tiempo necesario como para llevar a esos hombres y mujeres, la misma Palabra que cambió mi vida.

Que hubiera pasado conmigo, si la persona que me habló de Jesús, hubiera estado tan ocupada como yo lo estoy ahora?

Lucas 3:6
ES – Y verá toda carne
la salvación de Dios.

PT –  E toda carne verá
a salvação de Deus.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com