Juan el Bautista – Jesús y Mateo – 19

En el inicio del Capítulo III del Evangelio, se describe a un personaje de gran importancia que hace su aparición en la vida de Israel.

MATEO 3:1 En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea.

Juan era el hijo de Elizabeth, descendiente de Aaron, hermano de Moisés, en cuya vejez el ángel Gabriel, le anunció que tendría un hijo con su esposo Zacarías.

Elizebeth o Isabel, era prima de María, que sería la madre de Jesús, por obra del Espíritu Santo. En el Evangelio de Lucas, se narra el impresionante suceso que ocurrió cuando María fue a visitar a su prima que estaba embarazada de Juan.

Cuando el hijo de Elizabeth escuchó el saludo de María, saltó en el vientre de su madre, mientras ella decía, según consta en Lucas 1: 42-43:

42 y exclamó a gran voz, y dijo: Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre. 43 ¿Por qué se me concede esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí?

El nacimiento de Juan el Bautista, se cumplió luego de la visita que se prolongó por alrededor de tres meses. Cuando hubo que ponerle nombre le pusieron Zacarías, como su padre. Pero al octavo día de nacido y cuando iba ser circuncidado, la madre dijo que el nombre del niño sería Juan. Consultado el padre, que era mudo, escribió: Juan es su nombre.

Zacarías recuperó la capacidad de hablar y bendijo a Dios. Su hijo, dio cumplimiento a la profecía de Malaquías contenida en su Libro 3:1:

He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos.

La vida de Juan se desarrolló en el desierto de Judea, situada al oeste del Mar muerto, en una región absolutamente estéril y en donde vivían algunas tribus de los esenios.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

SER SALVO/2

ESTUDIO BÍBLICO

La finalidad principal de la fe no es hacer milagros ni cosas sobrenaturales, sino la salvación del alma del creyente.

Romanos 10:9-10 y 13.

Esta es la palabra de fe que predicamos: 9que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo. 10Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación. 13porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Dos pasos para la salvación creer y proclamar el nombre de Jesús, si invocas a Jesús el te salvará. Invoca es llamar, buscar a Jesús para que actúe en tu vida.

Juan 10:9

9Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

Si entras por Jesús serás salvo, fuera de Él no hay salvación. Sólo los que aceptan esta verdad pueden alcanzar la salvación.

Hechos 4:11.

12Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Sólo en el nombre de Jesús podemos encontrar salvación para el hombre. No hay ninguna religión, ni medio, ni fórmula para que el hombre pueda presentarse limpio delante de Dios que a través de Jesús.

Lucas 19:5.

9Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. 10Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Jesús exclamó que la salvación había entrado en la casa de Zaqueo, como fruto de que éste aprovecho la presencia de Jesús para cambiar su vida.

Pr. Ramón Ubillos

www.septimomilenio.com


JESÚS Y MATEO-2

GENEALOGÍA

Se ha comentado que este Evangelio originalmente fue denominado el Libro de la Genealogía, de Jesucristo.

Esto nos debe hacer reflexionar acerca de la singular importancia que tuvieron las genealogías en el pueblo judío, 1 Crónicas  9:1
Contado todo Israel por sus genealogías, fueron escritos en el libro de los reyes de Israel. Y los de Judá fueron transportados a Babilonia por su rebelión.
Las referencias a los ascendientes y descendientes de las familias, es constante, principalmente en el Pacto Antiguo o Antiguo Testamento. En el Nuevo Pacto o Pacto Antiguo, se mencionan las Genealogías en dos Evangelios: En el de Mateo y el de Lucas, los dos tienen propósitos diferentes y su redacción también es distinta.

El de Mateo comienza a partir de Abraham y termina llegar a Cristo y el Evangelio se inicia con esta vital referencia. Se considera la Genealogía de Mateo como la evidencia del linaje de David, a través de José.

En el de Lucas la Genealogía está documentada en el Capítulo 3 del versículo 23 al 38 y tiene la singularidad que se genera desde el inicio del Ministerio Terrenal de Jesús y se proyecta hacia el pasado culminando en Adán, hijo de Dios. Esta Genealogía es la que confirma el linaje de David a través de María.

Mateo 1:1 Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.
Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Judá y a sus hermanos.
Judá engendró de Tamar a Fares y a Zara, Fares a Esrom, y Esrom a Aram.
Aram engendró a Aminadab, Aminadab a Naasón, y Naasón a Salmón.
Salmón engendró de Rahab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, y Obed a Isaí.  6 Isaí engendró al rey David, y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías.
Salomón engendró a Roboam, Roboam a Abías, y Abías a Asa.
Asa engendró a Josafat, Josafat a Joram, y Joram a Uzías.
Uzías engendró a Jotam, Jotam a Acaz, y Acaz a Ezequías.
10 Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amón, y Amón a Josías.
11 Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, en el tiempo de la deportación a Babilonia.
12 Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, y Salatiel a Zorobabel.
13 Zorobabel engendró a Abiud, Abiud a Eliaquim, y Eliaquim a Azor.
14 Azor engendró a Sadoc, Sadoc a Aquim, y Aquim a Eliud.
15 Eliud engendró a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob;
16 y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo. 17 De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce.

Las Genealogías tanto de Mateo como de Lucas, no son exhaustivas pero esta cuestión bien puede explicarse en la circunstancia, que el pueblo judío es el pueblo de la Memoria y que las menciones de las familias se transmitieron durante mucho tiempo de forma oral.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JESÚS Y MATEO-1

PRÓLOGO

Tratándose como se trata, la Biblia, un Libro único en la historia de la humanidad, resulta comprensible que su contenido sea excepcional. Están incluidos en ellos, cuatro Textos que a su vez son únicos por su contenido y también por su formato.

Los Evangelios son tan especiales, que la literatura mundial, solo tiene sus registros, sin antecedentes ni publicaciones semejantes. Pero si esto resulta notable, lo más relevante es que han contado a la posteridad el hecho más relevante desde la Creación: El nacimiento, la vida, la muerte y Resurrección de Dios Hijo, hecho carne, para la Salvación de los hombres. Mateo 1:21-22
21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.
22 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo:
23 He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo,
Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

Específicamente el Evangelio de Mateo, tiene también sus singularidades y serán el motivo de este trabajo que humildemente proponemos como una ayuda a la comprensión de Jesús, el Hijo del Hombre.

Mateo era judío, escribió sobre un judío único como fue Jesús para que todos los judíos pudieran entender que Él era el Mesías profetizado en los Textos que componen el Antiguo Pacto, Isaías 7:14
14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

De allí su importancia y por esa razón, resulta de gran importancia profundizar el Evangelio de Mateo, porque nos permitirá conocer a quienes fueron sus antepasados y contemporáneos. Conocer un poco más a los judíos.

A Mateo, los otros tres autores de los Evangelios lo identifican como Leví, pero no existe la menor duda que se trata de una misma persona, que tuvo como trabajo el de servir como recaudador a los romanos, cuyo imperio dominaba la provincia de Palestina. Su trabajo era por tanto despreciado por los judíos y recibía el nombre de publicano, de marcado tono peyorativo. Lucas 3:18
18 a Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Tadeo, Simón el cananista.
Se especula que originalmente Mateo haya escrito su Evangelio inspirado en arameo, que era el idioma que habló Jesús en su tiempo terrenal. Posteriormente habría sido traducido al griego, que era el otro idioma que hablaban los judíos de la época.

Sea como sea, todos estos elementos explican que Mateo se dirigió a los judíos, de allí las continuas referencias al contenido del Antiguo Pacto y también a las alusiones de costumbres y modos de vida, que solo podían comprender quienes eran descendientes de Abram, Abraham.

Diego Acosta

REPETIDAMENTE

MENSAJE

Jesús nos dejó una maravillosa lección y la regla de oro con relación a la oración: Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.

En un sentido literal todos comprendemos lo que el Hijo del Hombre nos quiso enseñar y para que lo tuviéramos en cuenta, en cada circunstancia de la vida.

Esta lección que podemos leer en los Evangelios de Mateo y de Lucas, nos abre la perspectiva acerca de la importancia que tiene la oración, en los momentos cruciales.

O cuando liberamos delante del Príncipe de Paz, los anhelos que están en nuestro corazón y los exponemos con la mayor claridad, en los momentos de máxima intimidad.

Cada vez que se nos exhorta a leer con profundidad y detenimiento la Palabra de Dios, se nos está indicando que si renovamos cotidianamente nuestra relación con el Creador, estaremos más cercanos a ÉL.

Y se nos abrirán nuevos horizontes espirituales con las revelaciones que solo ÉL nos puede conceder como una Gracia maravillosa. Pensando en todo esto, puedo afirmar que recibí una sorprendente versión a través de una persona muy amada.

Ella me comentó que el Señor le había señalado que aquello de pedir, buscar y llamar, adquiría una nueva dimensión cuando lo hacemos de una manera diferente.

Se trata de hacerlo un día y otro día, sin desmayar y esperando confiadamente la respuesta a nuestras oraciones. Por qué? Porque si obramos de esta manera estamos superando esa actitud tan humana de sentirnos frustrados ante el supuesto olvido de Dios.

Esa es la gran cuestión: El abatimiento sobreviene el día en que luego de orar, el enemigo comienza con sus engaños y mentiras y nos va quitando primero la paz y luego la confianza, que debería ser indeclinable hacia el Eterno.

Si somos además de perseverantes, insistentes con nuestras oraciones, mantendremos viva la esperanza y también la fe en que siempre habrá respuesta para aquello por lo que oramos.

Aunque a veces lo que recibamos no nos guste o no sea lo que esperamos, pero sabiendo que lo que Dios nos hable, SIEMPRE será lo mejor para cada uno de nosotros.

Esta lección la he aprendido y la pongo en práctica, repetidamente, con fe y con constancia.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

GRANDES…?

DEVOCIONAL

La muerte en condiciones dramáticas de personas famosas, actualiza una cuestión que es digna de ser analizada desde la perspectiva de las cosas de Dios.

Quién es verdaderamente importante?

El famoso, el hombre con gran fortuna?

O el que cotidianamente sirve al prójimo?

Pueden parecer personajes extremos, pero es que si no lo planteamos con la máxima crudeza, hay cuestiones que se diluyen entre lo emotivo y lo verdadero.

Ciertamente produce pesar la muerte de alguna persona en situaciones dramáticas, pero eso lo transforma en ejemplar? Como ha sido su vida, que ha hecho por los demás?

En cambio hay personas que abandonan el mundo, sin dejar nada y a veces hasta sin herederos. Pero han sido fieles servidores del prójimo y las podemos ignorar?

El Eterno no mide las magnitudes que valoramos los hombres. ÉL valora lo que hicimos en su Nombre, desde las perspectiva de que nuestra mano izquierda nunca supo lo que hizo la derecha.

No ignoremos esta Verdad!

Lucas 11:42
ES- Mas !!ay de vosotros, fariseos! que diezmáis la menta, y la ruda, y toda hortaliza,
y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios.
Esto os era necesario hacer, sin dejar aquello.

PT – Mas ai de vós, fariseus, que dizimais a hortelã, e a arruda, e toda hortaliça
e desprezais o Juízo e o amor de Deus!
Importava fazer essas coisas e não deixar as outras.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

FALSOS PROFETAS / 1

ESCUDRIÑAR

Circula un video en el que un ex imán musulmán, Mario Joseph, formula una serie de afirmaciones, que deben ser contrastadas en homenaje a la Verdad.

El reportaje fue realizado por una agencia católica y está fechado el 11 de septiembre de 2014.

Por qué se lo publica ahora, como si fuera de rigurosa actualidad?

Por qué se incita a la lectura del Corán para corroborar las afirmaciones formuladas?

FALSO. Joseph  afirma que María era virgen, vivió virgen y que ascendió físicamente a los cielos, según lo que dice el Corán.

La madre de Jesús fue proclamada virgen por el dogma de fe del papa Pío IX el 8 de diciembre de 1854 en la bula Ineffabilis Deus.

VERDAD. María no ascendió a los cielos.

María luego del nacimiento de Jesús fue madre a través de la relación con su esposo José.

Marcos 3:31
31 Vienen después sus hermanos y su madre, y quedándose afuera, enviaron a llamarle.

Mateo 12:46-47
46 Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar.
47 Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar.

Lucas 8:19-20
19 Entonces su madre y sus hermanos vinieron a él; pero no podían llegar hasta él por causa de la multitud.
20 Y se le avisó, diciendo: Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte.

FALSO. Joseph afirma que Jesús y Mahoma son dos profetas, pero Jesús es mayor que Mahoma.

VERDAD. Jesús es el Hijo de Dios.
Juan 11:4
Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.

FALSO. Joseph hace una enorme confusión sobre Dios y la Creación.
Joseph ante la pregunta sobre por qué los musulmanes no se convierten al cristianismo a través del Corán, afirma que es porque los musulmanes no aceptan a Dios como el Creador.

VERDAD. Dios es el Creador!
Génesis 2:3
Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.

FALSO. Joseph afirma que el Corán lo convirtió al cristianismo.

Si fuera un cristiano, nunca aceptaría la palabra de Alá ni llamaría santo al Corán.

VERDAD. Solo Jesús puede salvar a los hombres!

Hechos 4:11-12
11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.
12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Por esta razón debemos escudriñar a todo y a todos:
Eclesiastés 12:9
Y cuanto más sabio fue el Predicador, tanto más enseñó sabiduría al pueblo; e hizo escuchar, e hizo escudriñar, y compuso muchos proverbios.

Jesús nos advierte sobre el final de los tiempos: Mateo 24:4
Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.

Nuestro Mandato es escudriñar y como todos los Mandatos, irrevocable.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com