MERCADO

DEVOCIONAL

Más de una vez me sorprendí ante lo que me imagino que es mi propia mente: Un auténtico mercado!

Por qué he llegado a pensar semejante cosa?

Porque así es como cada día vamos incorporando nuevos elementos a nuestra memoria, que parece no tener límite en su capacidad para admitirlos.

Y me sigo preguntando: Esto es bueno o es malo?

Naturalmente que si nos referimos a lo que incorporamos, debemos ser extremadamente selectivos, porque estamos recibiendo del mundo una influencia más que perniciosa.

Entonces, como hago para controlar este aluvión indeseable?

Administrando con sabiduría no solo mi tiempo sino también las ideas que soy capaz de absorber!

Siendo sabio con el tiempo, lo dedicaré a lo que verdaderamente me resulta provechoso, desechando todo aquello que signifique malgastar, aunque sea un minuto de mi vida.

Siendo sabio, también tendré que ser capaz de desechar todas las ideas o pensamientos que no provengan ciertamente del Eterno!

Todo lo demás, es como estar en un lugar donde todo se compra y todo se vende!

Efesios 4:17

Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente.

Efésios 4:17

E digo isto e testifico no Senhor, para que não andeis mais como andam também os outros gentios, na vaidade do seu sentido.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LIGEREZA

DEVOCIONAL

Mi relación con Dios, puede asemejarse en la práctica, con lo que me ocurría con los viajes.

En un tiempo, eran lentos y podía apreciar todo lo que estaba a mi alrededor. En los actuales, son muy rápidos y alcanzo a distinguir muy poco lo que está ante mí.

Esta manera de obrar bien la puedo llamar ligereza, porque se trata de hacer todo rápido, pero sin tener muchas razones.

Lo cierto, es que cuando hago algún viaje con menos prisa, disfruto y también puedo pensar y valorar sobre lo que veo.

Con el Eterno me sucede lo mismo. Obro con ligereza y me pierdo todo aquello de profundo que tiene el conocimiento sobre su Grandeza.

Esta sencilla reflexión me ha cambiado la forma de obrar. He decidido abandonar la ligereza y acercarme a los tiempos en que viajaba con lentitud admirando todo.

Solamente así podré postrarme ante la Majestad infinita del Altísimo.

Judas 1:25

ES – Al único y sabio Dios, nuestro Salvador,
sea gloria y majestad,
imperio y potencia,
ahora y por todos los siglos. Amén.

PT – Ao único Deus, Salvador nosso, por Jesus Cristo,
nosso Senhor,
seja glória e majestade, domínio e poder,
antes de todos os séculos,
agora e para todo o sempre. Amém!

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

REACCIONAR

DEVOCIONAL

Un simple hecho, puede alterar nuestros comportamientos y hacernos olvidar lo sustancial.

Esta reflexión se origina en un episodio que en un principio tuvo mucho de casual, pero que en su momento me alteró y preocupó.

Tanto que tuvo que ser el Espíritu, quién me hiciera volver a la realidad y recordar que siendo hijo de Dios, no podía comportarme de esa manera.

Era necesario reaccionar!

Tengo conciencia de que todo lo que me ocurre está bajo la Soberana Voluntad del Eterno, por tanto cada actitud que adopte tiene que reflejar mi obediencia y mi fidelidad.

Pero, si no consigo reaccionar ante un hecho más o menos trivial, cómo tendré una responsabilidad mayor en mi parte de la extensión del Reino?

Como podré afrontar cuestiones verdaderamente importantes, sino soy capaz de obrar ante lo pequeño o circunstancial?

En definitiva, es necesario que aprenda a obrar como hijo de Dios, no como un hombre temeroso ante otros poderes nefastos. Teniendo como tengo la certeza, que no hay Poder mayor que el del Altísimo!

Jeremías 10:6

No hay semejante a ti,
oh Jehová;
grande eres tú,
y grande tu nombre en poderío.

Jeremias 10:6

Ninguém semelhante a ti,
ó Senhor;
tu és grande,
e grande é o teu nome em força.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

LOS CAMBIOS

DEVOCIONAL

Un pasaje en el Antiguo Testamento relacionado con Israel, nos muestra como ha sido siempre la relación entre los hombres, individualmente o como nación, con Jehová.

Cuando somos obedientes tenemos bendición, pero cuando dejamos de serlo, sobrevienen las consecuencias de la rebeldía.

En el Libro de Jueces, podemos aprender sobre la apostasía de los israelíes que luego de la milagrosa liberación del faraón egipcio, abandonaron al Eterno y se fueron tras otros ídolos.

Dios utilizó a los Jueces para que los liberaran de las aflicciones de sus enemigos, pero tan pronto como ocurría el cambio, nuevamente se entregaban al servilismo apóstata.

Si aplico esto a mi vida, podré comprender mejor a Israel y también podré entender mejor todo lo que me ha ocurrido.

La obediencia resulta fundamental, para poder vivir bajo la Gracia y para poder luchar contra fuerzas que sobrepasan mis limitadas capacidades.

En realidad, mi primera batalla es ser fiel siempre, porque mi gran enemigo, tal vez esté en mi interior.

Jueces 2:22

Para probar con ellas a Israel,
si procurarían o no seguir el camino de Jehová,
andando en él,
como lo siguieron sus padres.

Juízes 2:22

Para por elas provar a Israel,
se hão de guardar o caminho do Senhor,
como seus pais o guardaram,
para por ele andarem ou não.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

BORRAR

DEVOCIONAL

Hay días que tienen una especial significancia y son los que elegimos para limpiar, todo aquello que pensamos que ha dejado ser útil.

Es obvio que tampoco me puedo sustraer a esta situación, mucho más cuando soy un usuario intensivo de los medios que utilizamos en los tiempos en los que vivimos.

Estaba en plena labor de limpieza, cuando vino a mí la analogía aparentemente obvia, pero de la que no me había percatado.

Es necesario de que cada tanto, hagamos un alto en el frenesí en el que vivimos y eliminemos todo aquello que en algún momento consideramos importante y que no lo es y lo borremos definitivamente de la memoria.

Solo así, podremos sentirnos más libres de las cosas que sin advertirlo nos oprimen y nos impiden acercarnos a lo verdadero, a lo ciertamente importante.

NO me debe dominar la duda para desechar lo que es una carga innecesaria en mi vida. Todo lo contrario, contra más ligera sea mi carga, más rápido podré buscar el límpido refugio del Eterno.

Salmo 55:22

ES – Echa sobre Jehová tu carga,
y él te sustentará;
no dejará para siempre caído al justo.

PT – Lança o teu cuidado sobre o Senhor,
e ele te susterá;
nunca permitirá que o justo seja abalado.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EL DÍA…!

DEVOCIONAL

Todos los años surge la misma cuestión: Cuando nació Jesús?

Lo cierto es que conmemoramos su Glorioso Nacimiento, según una antigua convención de la iglesia católica para “cristianizar” la celebración pagana del solsticio de invierno.

Tiene alguna importancia determinar el día exacto?

Ninguna.

Sencillamente porque lo sustancial es el cumplimiento de la profecía, que en la humilde Belén, nacería el niño que cambiaría la historia de la humanidad.

Todo lo demás, no es otra cosa que una distracción innecesaria, acerca de lo que verdaderamente es importante.

Como siempre ocurre, nos perdemos en la espuma de lo fantasioso y así perdemos la perspectiva de lo que significativo y relevante.

Dios hecho Hombre, nos dejó el Mensaje de Salvación, que es motivo fundamental de su presencia en los parajes de la Tierra Prometida a Abraham.

De su Pueblo y en su Pueblo nació Jesús, posiblemente un día de comienzo del otoño en Oriente y que con toda alegría conmemoramos este mes.

Mateo 1:20-21

Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS,  porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Mateus 1:20-21

 E, projetando ele isso, eis que, em sonho, lhe apareceu um anjo do Senhor, dizendo: José, filho de Davi, não temas receber a Maria, tua mulher, porque o que nela está gerado é do Espírito Santo.

E ela dará à luz um filho, e lhe porás o nome de Jesus, porque ele salvará o seu povo dos seus pecados.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

MEU PAI

CONGREGAÇÃO

SÉTIMO MILÊNIO

 

Durante á noite, desperta, comecei a orar por meus netos.
Chegando em um deles, o Senhor me deu uma palavra para ele, sobre honrar os pais!
Qual.năo foi minha surpresa, que pela manhã recebí a meditação que fala sobre o assunto!
Mandei-lhe a meditação, e enviei junto uma gravação com a palavra que me dera o Senhor!
Entre outras coisas havia a pergunta: VOCÊ VIVE DE TAL MANEIRA, QUE TEUS PAIS SE SENTEM HONRADOS COM TUA VIDA?
Bem, não sei se ele volta a falar comigo…
Se não me procurar mais, não posso fazer nada, mas me pwrgunto: VIVI DE TAL MANEIRA QUE MEUS PAIS SE SENTIAM HONRADOS COM A MINHA VIDA?
Eles, está claro já não vivem, mas eu ainda sou filha deles, e tenho um “PAI” que me ama.
SENHOR, AJUDA-ME A VIVER DE TAL MANEIRA, QUE TÚ TE SINTAS HONRADO EM SER ” MEU PAI!!!!

Pra. Arlete Batista Ferreira

www.septimomilenio.com

GESTOS

DEVOCIONAL

Hace algún tiempo que se ha presentado la oportunidad-necesidad de estar estrechamente ligado  con un querido amigo, que está padeciendo una compleja situación personal.

Esto ha determinado cambios en mi vida y sobre todo, en lo que concierne a la comodidad y tranquilidad, que se ha transformado en un ir y venir constante.

Pensando en esto, me declaraba satisfecho por haber obrado según lo que buenamente entendí que era algo que debía hacer, por haberlo puesto Dios en mi mano.

Viviendo la etapa de cambios, pensaba en el tiempo que duraría esta situación y qué sentido tenía todo lo que estaba ocurriendo.

Realmente hay preguntas que ni siquiera me las debería hacer, sencillamente porque sería como reclamarle al Eterno por lo que estaba sucediendo.

Con esos pensamientos, una mañana cuando llegué a la casa del amigo al que estoy acompañando, me recibió con un gesto emocionante de alegría y diría que de agradecimiento por verme.

Entonces comprendí, que ese sencillo gesto era una respuesta y que todo lo que se me demande, tiene un Propósito, aunque no lo perciba ni entienda.

Salmo 138:8

ES – Jehová cumplirá su propósito en mí;

Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre;

No desampares la obra de tus manos.

PT – O Senhor aperfeiçoará o que me concerne;

a tua benignidade, ó Senhor, é para sempre;

não desampares as obras das tuas mãos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ES VERDAD…?

DEVOCIONAL

Frecuentemente proclamamos nuestro pleno convencimiento de obrar según lo que el Eterno ha establecido.

Pero cabe preguntarse: Es verdad lo que afirmamos?

Si se tratara de una respuesta personal, es problemática una afirmación categórica, porque siempre hay condicionantes.

Uno de ellos es mi propia incredulidad, que surge cuando los planes que había elaborado se modifican sin posibilidad de reencauzarlos en la dirección que me gustaría.

Por mucho que lo diga, casi siempre reacciono de mala manera, cuando un proyecto es modificado, pues  compruebo que es inútil elaborar nada sin que lo apruebe Dios.

Como buen ser humano que soy, hay una tendencia natural a intentar modificar la realidad según mi conveniencia, dejando para después que mi decisión la apruebe el Todopoderoso.

Y como humano que soy me revuelvo, la mayoría de las veces, al advertir que aquello que me parecía bueno, no lo es para quién tiene todo el Poder.

Entonces, me humillo y pienso en esa frase que he utilizado tantas veces: Lo bueno es enemigo de lo mejor! Por la simple razón de que lo bueno es mi pequeña dimensión y lo mejor, la Grandeza del Señor.

1 Crónicas 16:11

Buscad a Jehová y su poder;

buscad su rostro continuamente.

1 Crônicas 16:11

Buscai o Senhor e a sua força;

buscai a sua face continuamente.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LEMBRA-TE…

CONGREGAÇÃO

SÉTIMO MILÊNIO

LEMBRA-TE DO TEU CRIADOR

 Eclesiastes 12:1

Hoje vi uma foto que me deu muita saudade.

E pensei nesse versículo e da importância de valorizar o que temos no tempo certo.

Salomão, inspirado pelo Espirito Santo, nos deixou “dicas” importantes para a nossa vida diária.

“Tudo tem seu tempo certo, há tempo para tudo” e “Lembra do teu Criador..antes que venham dias”, são umas dessas “dicas”.

Quando somos jovens pensamos que seremos diferentes na nossa velhice, não seremos como nossos pais, falamos quase todos. Mas o tempo passa e cada vez mais nos identificamos com eles, claro é lei de vida. E vivemos a vida “diferente” porque: afinal sou jovem e tenho direito..

Mas esse versículo é chave para nossa vida adulta. Se queremos usufruir de uma vida plena quando formos mais velhos, devemos nos lembrar do Nosso Criador enquanto somos jovens. Porque chegarão dias em que o sentimento mais forte que teremos será a saudade e não a expectativa, isso foi o que senti hoje: a saudade me emociona mais que a expectativa do que virá. Mas ao mesmo tempo me alegrei porque essa saudade não é de tristeza pela perda mas sim do desejo de estar junto com aqueles com os quais criei laços que perduram e são fortes.

Para chegar nisso, na minha juventude “cultivei” esse relacionamento, mas não foi uma coisa intencional tipo: vou fazer isso para garantir uma velhice boa – foi espontâneo, com amor sem interesse, foi sempre sincero e verdadeiro mesmo nas horas que dava vontade de jogar tudo pro alto e sair correndo; o amor me impulsou a ficar.

Com Deus não é diferente, devemos buscá-lo enquanto podemos, não apenas nas horas difíceis, de falta ou apuro; mas SEMPRE, na alegria e na dor, na tristeza e na alegria, na abundância e na falta – Ele deve ser a razão do nosso viver, da alegria, a força onde nos apoiamos na fraqueza – porque chegarão dias nos quais vamos querer falar: meu maior sentimento é a saudade da Tua Presença, e não: já não tenho mais esperança.

Não importa a idade, importa o relacionamento.

Restaure hoje tua relação com Teu Pai e viva com esse sentimento: alegria de sentir saudade da Tua Presença (nunca será suficiente, quero sempre mais de TI) – sem a expectativa de onde O encontrar. “ Eu sei em Quem tenho crido”.

Lembre-te do teu Criador hoje, não espere amanhã porque tem outras coisas para fazer. Pare tudo, e viva para Teu Senhor, HOJE!

Elié Batista Ferreira

www.septimomilenio.com