INFALIBLE

Siempre hubo y habrá personas que buscan métodos perfectos, para asegurarse los resultados.

En el mundo espiritual también ocurre lo mismo, solo que se trata de cuestiones mucho más trascendentes y por tanto deben ser consideradas con la mayor seriedad.

Un día me preguntaron: Existe un método infalible para ser salvo?

En unos segundos el Espíritu inspiró mi respuesta: Por supuesto. De esta manera me hacía cargo del carácter de quién había preguntado algo tan específico.

El método es: Arrepentirse!

Mi interlocutor se quedó totalmente sorprendido, porque esperaba otra clase de explicaciones o una larga reflexión llena de palabras.

Este método que le propongo no es mío, es de Jesús!

Más incredulidad y otra pregunta: Pero yo me imaginaba algo mucho más complicado, difícil, algo más elaborado, que me hiciera pensar, pero no es así?

Y acaso arrepentirse es fácil? Acaso no debemos de pensar muy profundamente todo lo que hemos hecho, para entonces sí arrepentirnos?

El hermano bajó la cabeza y contestó: Si este es el método…así lo haré. Pero, le recordé: Es Jesús el Autor del método y por tanto además de infalible, es perfecto!

Marcos 1:15

ES – El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado;

arrepentíos,

y creed en el evangelio.

PT – E dizendo: O tempo está cumprido, e o Reino de Deus está

próximo.

Arrependei-vos

e crede no evangelho.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

JUDÍOS EN ESPAÑA

Por considerarlo de interés reproducimos el comentario del Diario Judío de México,

ESPAÑA SIGUE PERDIENDO A SUS JUDÍOS.

No ocurre como en Francia, en donde el antisemitismo es explícito y motiva un auténtico éxodo de judíos hacia Israel y otros países. Pero en España aumentan los nacionales judíos, especialmente jóvenes, que se van a cursar estudios universitarios —cada vez en mayor porcentaje a universidades israelíes— que no regresan. Se establecen allí o en otros países. Este es un cambio de tendencia que confirman fuentes de la comunidad judía madrileña, que calculan el número de judíos entre los 40 y 45.000, sumados los españoles y los residentes. Están establecidos especialmente en Madrid, Barcelona, Melilla y Málaga. En las tres primeras ciudades funcionan colegios judíos —concertados— que, siguiendo el plan educativo general, se encargan de mantener la ‘identidad judía’, que consiste en el estudio de su religión, de la lengua hebrea y de la historia del pueblo judío, que incluye, naturalmente, el Holocausto.

Se está produciendo, en consecuencia, un lento declinar de la presencia de comunidades de judíos españoles, apenas compensado por la llegada de otros procedentes de países latinoamericanos como Argentina y Venezuela, un fenómeno atribuible a distintas causas. No a un antisemitismo explícito, pero sí debido a la presión —de nuevo los jóvenes son el colectivo más afectado— que les reclama posicionamientos en torno a las políticas del Estado de Israel, anatemizado por la extrema izquierda y, concretamente, por la hostilidad antiisraelí de Podemos e Izquierda Unida, que allí donde tienen implantación institucional se encargan de plantear de forma muy frecuente mociones contra Israel. Fuentes consultadas consideran que “nunca antes hubo más ruido contra Israel”, aunque esa especie de clamor no se corresponda con el sentimiento de la opinión pública.

En España, como en otros países, está cobrando fuerza la organización BDS Israel, acrónimo de boicot, desinversiones y sanciones al Estado de Israel, que promueve todo tipo de acciones antiisraelíes a nivel social e institucional. Esta campaña está en contacto con sectores de la extrema izquierda que, sin llegar a negar —como en otros estados europeos— el Holocausto, tienden a relativizarlo o banalizarlo, o aseveran que “Israel hace lo mismo con los palestinos”. Para defenderse de la militancia de BDS Israel, se ha constituido ACOM (Acción y Comunicación sobre Oriente Medio), que defiende al Estado israelí y sus intereses cuando estos son hostigados. Para marzo de 2018, ACOM había obtenido en los tribunales españoles hasta una veintena de sentencias favorables en sus impugnaciones contra mociones municipales que afectaban negativamente a empresas vinculadas con Israel. En la mayoría de los casos, los jueces han estimado la existencia de vulneraciones a los derechos constitucionales. ACOM también se encarga de difundir el mensaje de que el antisionismo es una forma de antisemitismo.

Este contexto político resulta especialmente incómodo a los judíos españoles, que se sienten nacionales de nuestro país pero que defienden el Estado de Israel sin perjuicio de que, en ocasiones, muestren puntualmente reparos a sus acciones y políticas. No entienden, sin embargo, que la mayoría de los medios no estén reflejando el acoso de las organizaciones terroristas palestinas en las zonas fronterizas y que, en general, haya un posicionamiento sistemáticamente crítico con el Estado de Israel.

Al mismo tiempo, estas fuentes constatan los flujos turísticos de israelíes y judíos de muy diversas nacionalidades hacia España. El destino principal es Cataluña, pero no solo. La creación en 1994 de Caminos de Sefarad ha puesto en valor histórico una red de juderías (a la que están adheridas hasta 20 ciudades españolas) y que es considerada una “buena iniciativa” para el turismo cultural en España y muestra así el componente histórico identitario judío de nuestro país. Ha llamado poderosamente la atención, sin embargo, que una de las ciudades que forman parte de esta red, Tudela, haya aprobado una moción para reclamar la ruptura de las relaciones diplomáticas entre España e Israel. Fuentes consultadas advierten de que si se mantiene esta moción, “la iniciativa cultural de Caminos de Sefarad habrá recibido un golpe de muerte”.

Los judíos españoles —como la inmensa mayoría de los judíos de cualquier país— son sionistas, es decir, defienden la existencia del Estado de Israel y, por tanto, el antisionismo implica una repulsa a un elemento definidor del judaísmo actual. Y de ahí proceden los problemas que la comunidad judía en España advierte en la actualidad y que explican el gradual éxodo de jóvenes universitarios hacia Israel. Una realidad silente que la izquierda española —especialmente la moderada, que secunda muchas veces sin demasiada reflexión las propuestas antiisraelíes de Podemos y de Izquierda Unida— debiera tener en cuenta. Porque una de las tragedias históricas de nuestro país ha consistido en la expulsión de los judíos y en la inquina que contra ellos han manifestado distintas instancias, entre ellas la propia Iglesia católica. Conviene recordarlo cuando en Europa, desde la extrema izquierda y desde la extrema derecha, la judeofobia y el antisionismo parecen estar rebrotando.

www.septimomilenio.com

SIN PRIVILEGIOS

ANTIVIRUS

Cada tanto los miembros de la clase política, jueces y fiscales, los funcionarios públicos, se quejan de la poca consideración en la que los tienen la sociedad.

Y es obvio preguntarse: Por que no los tratan mejor?

Simplemente porque representan o caracterizan, a una de las partes más visibles de la corrupción.

Las soluciones a esta situación son pocas y extremadamente sencillas. Los legisladores, que no son otra cosa que la cúspide de la clase política, deberían sancionar leyes.

No muchas, pero sí fundamentales. Ninguna persona que fuera sospechada públicamente de cualquier forma de corrupción, puede cargo alguno.

Se dirá que de esta manera se conculca el principio de inocencia, pero es que precisamente ese principio es el que permite que hombres y mujeres con graves cargos en su contra, sean legisladores, por ejemplo.

Y se escudan en esos cargos o en funciones relevantes, para no ser afectados por la acción de la justicia. Sería saludable que hubiera personas, que no tengan sobre sus vidas ninguna sombra o cosa alguna que ocultar.

Complementando esta ley, debería sancionarse otra que disponga que quienes hubieran cometido cualquier forma de delito ocupando cualquier cargo público, esa condición  será un agravante de la pena final.

Entonces muchas cosas cambiarían y la percepción de quienes se sienten perseguidos o marginados por la opinión pública, serían reconocidos como honrados servidores al servicio de su país.

Debemos comprender que los privilegios son anti-bíblicos y todo lo que se oponga a Dios es esencialmente malo.

Diego Acosta

MILAGRO EN TAILANDIA

 

Blog del TIEMPO!

Seguramente en todo el mundo, los bien intencionados habremos dado un suspiro de alivio por la vida de los doce niños y su entrenador salvados en la cueva de Tham Luang, en Tailandia.

Seguramente también habrá que agradecer a las personas que arriesgaron sus vidas y preocuparon a sus familias, para lograr el rescate del que nos alegramos.

Seguramente, una vez más tenemos que dar gracias al Dios Eterno, por haber escuchado las oraciones para la salvación de las trece vidas en peligro en una cueva tailandesa.

Para muchos, se trata de la evidencia de otro Milagro del Señor. Glorioso testimonio de su Poder, su Amor y su Misericordia.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

RIESGO

Una de las situaciones más complejas que podemos afrontar los seres humanos, es vincular las confrontaciones personales, con Dios.

Esta es una de mis mayores preocupaciones porque muy a menudo me encuentro con esta especie de dilema, que significa diferenciar los problemas de hombres y entre hombres, con lo relacionado con el Eterno.

Principalmente esta situación se plantea cuando por las razones que sea tengo un problema, de carácter personal, con alguien muy cercano.

La parte irracional de mi persona se rebela, sobre todo cuando creo que tengo razón en una discusión, pero tengo que ceder por una cuestión que hace a la jerarquía de la otra persona.

Entonces comienza mi conflicto interior y creo que Dios no ha sido justo conmigo y me ha abandonado.

Y es en ese momento cuando yo mismo me pongo en peligro, al no saber diferenciar que un problema con otro hombre, no tiene nada que ver para que se modifique mi relación con el Eterno.

Ser sabio en estas circunstancias es muy difícil, pero absolutamente necesario, para no agregar a un problema mundano, otro de tremenda gravedad espiritual.

En las cuestiones humanas, dejemos al margen al Señor, quién es nuestro verdadero socorro.

Esdras 9:10

ES – Pero ahora, ¿qué diremos, oh Dios nuestro, después de esto?

Porque nosotros hemos dejado tus mandamientos.

PT – Agora, pois, ó nosso Deus, que diremos depois disso?

Pois deixamos os teus mandamentos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 2 3 4 193