ORACIÓN – Por honradez

 

 

Oremos por un cambio en el corazón de los seres

humanos!

Oremos para luchar contra la honradez!

Oremos para combatir toda forma de corrupción personal

o pública!

Oremos para que el amor al dinero no nos aparte de Dios!

Oremos para no ser tolerantes ni con los corruptores ni

con los corrompidos!

Oremos por la lucha personal contra el corazón corrupto!

www.septimomilenio.com

 

 

JUDÍOS SIN AYUDA

LA OTRA HISTORIA

A principios de julio de 1938 se celebró la Conferencia de Evian, en Francia, que fue convocada por iniciativa del presidente de los Estados Unidos.

El tema principal de esta Conferencia fue la del incremento de los refugiados judíos que huían de Alemania y Austria, ante el acoso del nazismo.

Representantes de 32 países y de organizaciones humanitarias debatieron durante nueve días, la posibilidad de ampliar la cantidad de judíos que estarían en condiciones de recibir.

La preocupación de Suiza en condición de país neutral, de no indisponerse con las autoridades del nazismo, impidió que la reunión se celebrara em Ginebra sede de la Sociedad de las Naciones.

Este fue el primer indicio del resultado de la Conferencia, pues 28 países a pesar de la creciente amenaza del régimen de Hitler sobre los judíos alemanes y austríacos, terminarían negando su ayuda

Los ingleses en 1937 a pesar de haber declarado el “hogar judío” en Palestina con el primer ministro Balfour, decidieron restringir el acceso de judíos, para no preocupar a los árabes que vivían en la región.

La Conferencia transcurrió con discursos de las naciones participantes, que declaraban su preocupación por los acontecimientos, pero a la vez se mostraban reacias a recibir más israelitas.

Evian ha sido duramente censurada y se la considera un fracaso moral de la sociedad mundial de aquellos tiempos pues a pesar de las evidencias, se negó auxilio a los judíos.

Al año siguiente de la conferencia de Evian, se cerró la última de las fábricas que estaba bajo el control judío en Alemania.

Bien podría decirse, que con la Conferencia de Evian, comenzó el Holocausto. De hecho la propaganda nazi, utilizó este bochornoso resultado, proclamando que en el mundo nadie quería a los judíos.

Las honrosas excepciones fueron Costa Rica y la República Dominicana.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA SOSPECHA

Blog del TIEMPO!

Recientemente se ha actualizado la cuestión vinculada con el tráfico de órganos para trasplantes.

Desde distintos ámbitos se denunció esta práctica en forma sistemática en la República Popular China, que replicó con argumentos que no alejan las sospechas.

Es evidente que los humanos cada día nos alejamos más de Dios y de todo lo que significa el Juicio que tendremos que afrontar. Con independencia de que creamos en ÉL, que reneguemos de ÉL o que neguemos su existencia.

Siempre habrá Juicio, como lo deja explícito el Rey David en el Salmo 10, versículo 13:

¿Por qué desprecia el malo a Dios?
En su corazón ha dicho: Tú no lo inquirirás.

Los trasplantes son una solución que representa la vida o la muerte de quienes los necesitan. Es decir, que estamos ante una alternativa que supone la propia existencia.

Esta dramática circunstancia torna más vil y más miserable el tráfico de los órganos, que se venden a precios asombrosos.

Y en el caso de las denuncias contra China, el tema es más grave todavía porque se sospecha que el Partido Comunista que gobierna el país, permitiría que se extirpen órganos de supuestos donantes vivos, como podrían ser los reos de conciencia o de presos condenados a muerte.

Puede ser considerado un donante, alguien que está juzgado por el Estado como reo de conciencia o ha sido condenado a muerte?

Las negativas de China a las acusaciones de tráfico de órganos, actualiza dramáticamente una práctica que se ha tornado en una lucrativa y tenebrosa práctica, con la cómplice omisión de quienes deberían ejercer los controles debidos.

El Rey David, vivió en otro tiempo, pero su reflexión sobre como el malo desprecia a Dios, tiene plena vigencia.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

TRATA DE HUMANOS

ANTIVIRUS

Siempre habrá personas que se resisten a llamar a las cosas o las situaciones por su verdadero nombre. Por esto es que hay quienes hablan de las mafias que comercian con personas, de muchas maneras.

Pero indiscutiblemente este práctica no es otra cosa que trata de seres humanos. Brutal y despiadada. Como lo pueden corroborar los familiares de los miles de hombres y mujeres que murieron en la utópica travesía hacia el continente europeo.

Tan grave es el problema, que se ha convertido en uno de los temas centrales de quienes tienen altas responsabilidades en el tratamiento de los  refugiados o de los que simulan serlo.

El condicional tiene razón de ser porque  la cuestión política, esconde necesidades legítimas de personas que buscan una forma de vida mejor para ellos mismos y sus familias.

El debate es intenso porque las soluciones deben estar a la altura de la trascendencia del problema. Y de esta manera podemos asistir a una prolongada confrontación de líderes que sustentan distintas alternativas.

Sin embargo, lo que llama poderosamente la atención es que en todos estos debates, no se haya mencionado específicamente a los traficantes de personas.

Son ellos los que lucran con una situación extrema de miles de seres humanos, pero resulta más que evidente que su afrentosa actividad tiene el cómplice respaldo, de quienes debiendo obrar contra ellos no lo hacen.

Recordamos como se movilizaron naves y medios militares para combatir a los piratas del Índico. Por qué no se actúa de la misma manera en estos casos?

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

INSTRUMENTO

A veces escuchamos conversaciones casi en forma obligada, por la poca prudencia de los interlocutores.

Fue así como me enteré que había un cierto debate en torno a ser instrumentos de Dios. En principio había acuerdo en que todos deberíamos estar preparados para ser utilizados sin reservas.

Pero, esta aparente coincidencia, quedó expuesta a la controversia, cuando dos hermanos siguieron hablando del tema.

Recuerdo que uno decía, que también era legítimo aspirar a ser un instrumento del mayor nivel posible. Y argumentaba que para eso él se preparó durante mucho tiempo, estudiando y trabajando en la Obra del Supremo.

El otro le respondió, que esa era una forma de esconder la propia vanidad, de pretender ser mejor que los demás, aún exponiéndose a aspirar a cosas distintas de las que el Eterno podía disponer.

Mientras la discusión seguía, me pregunté con la mayor claridad, acerca de lo que pensaba sobre el tema del debate.

Y debo confesar, que debí pedir perdón al Creador, porque en algún momento de mi vida, también pensé que podía ser una forma de instrumento superior.

Pobre de mí. Había olvidado que la única Honra  verdadera que recibimos los hombres, es la de quién nos ha dado la vida!

Proverbios 29:23

La soberbia del hombre le abate;

Pero al humilde de espíritu sustenta la honra.

Provérbios 29:23

A soberba do homem o abaterá,

mas o humilde de espírito obterá honra.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

CIUDADANOS…?

ANTIVIRUS

En estos días que vivimos, tan lleno de emociones y podríamos decir que de provocaciones, originadas en un hecho deportivo, es importante reflexionar acerca de lo que nos enseña y manda la Palabra de Dios, en Efesios Capítulo 2 versículo 19:

Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos,

sino conciudadanos de los santos,

y miembros de la familia de Dios.

La historia ha demostrado con demasiada crudeza a través de los muertos en guerras, que los nacionalismos del signo que sean son contrarios al Espíritu del Eterno.

Esto tiene una especial validez para quienes nos declaramos hijos de Dios y por tanto nos declaramos también ciudadanos de su Reino.

Desde esta visión es legítimo que nos envolvamos en símbolos patrios y nos declaramos alegres o tristes por un partido de futbol?

El ejercicio cotidiano de ser cristianos, debe manifestarse en todos los órdenes de la vida y especialmente, cuando tenemos la responsabilidad de educar a nuestros hijos.

La alegría o la tristeza, deben ser algo completamente secundarias en nuestras actitudes, porque no podemos declarar una cosa y hacer y practicar otra muy distinta.

Ser ciudadanos del Reino y familia del Dios Eterno, tiene sus obligaciones, al igual que tiene venturosas consecuencias.

Seamos coherentes y no hagamos que un simple partido de futbol, por muy rodeado que esté de toda la parafernalia del mundo, nos haga olvidar nuestra condición de hijos y ciudadanos del Reino de Dios.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

1 2 3 4 5 193