SOLA Y BORRACHA

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< MENSAJE

Con respecto a «sola y borracha quiero llegar a casa» Solo puedo decir que como madre y abuela no las quiero ver llegar en ese estado.
Me gusta pensar que sale y se divierte y si no quiere compañía masculina que lo haga con sus amigas, y que juntas se rían y vivan experiencias que compongan la historia de sus vidas. Si tienen que beber algo que lo hagan con prudencia sabiendo que el alcohol perjudica su salud y que si no lo hace con moderación puede perder la consciencia y puede vivir momentos delicados, que si bebe no puede conducir ya que peligra su vida y la de otros y que quedarse sola y borracha puede atraer a algún cazador de vidas humanas sin escrúpulos y que salen a buscar chicas sin protección ( solas) y si además están inconscientes, sin reflejos y mermadas sus facultades ( borrachas) aprovecharán para sacar sus instintos más despreciables y aprovecharse de ella.
Creo que las madres tenemos que enseñar a nuestras hijas, que la libertad que hemos alcanzado en años de lucha nos permite a las mujeres hacer muchas cosas pero con sabiduría y prudencia. Que emborracharse y llegar sola a casa no es ni una ventaja, ni un logro.
Nuestras hijas y nietas tienen que saber que siempre hubo y hay lobos voraces, asesinos, violadores sin escrúpulos y también golfos muy torpes que salen y se piensan que todas las flores del campo son para tomar. También tienen que saber que no todos los hombres son así, que hay buenos hombres, respetuosos y que no van abusando de las mujeres. Nuestras hijas y nietas tienen que saber vivir sin dejarse abusar y sabiendo evitar los peligros pero también sin abusar ellas.
La lucha de las mujeres por conseguir metas, por avanzar en la igualdad de puestos de trabajo, salarios, en la paridad en el trabajo doméstico y la crianza de los hijos no se consigue con un lema, se consigue trabajando, estudiando preparándose para optar a puestos de trabajo que nos han estado vetados. Tenemos ejemplos de mujeres ilustres que han conseguido logros a base de esfuerzo y dedicación, estoy segura que ellas para sentirse libres no tomarían tal lema para defender sus derechos.
Como soy madre de chicas y chicos sufro mucho cuando alguien ataca a mis hijas pero sufro también cuando atacan a mis hijos, cuando alguien insinúa que todos son violadores y asesinos. En mi casa mi esposo es un gran hombre y mis hijos también, estoy segura que si cualquiera de ellos se encontrará con una mujer sola y borracha nunca le harían nada en todo caso la ayudarían si lo necesita.
Hay mucho que hacer y que conseguir no enfanguemos los logros conseguidos ni tampoco tengamos a nuestras jóvenes por tan mediocres que solo se sientan iguales al hombre y seguras si pueden llegar solas y borrachas a su casa.

Lourdes Diaz

www.septimomilenio.com

HIJOS ÍNTEGROS

CONGREGACIÓN
SÉPTIMOMILENIO

Debemos esforzarnos por ser hijos íntegros, y por tener hijos íntegros.
El Salmo 51:6 dice
» yo sé que tu amas la verdad en lo íntimo;
en lo secreto me has enseñado sabiduría».
Todos los padres queremos y necesitamos creer que nuestros hijos son sinceros, que no nos engañan, que no nos mienten; pero cuando descubrimos que uno de nuestros hijos nos ha estado engañando nos sentimos hundidos, decepcionados ¿ verdad?, es necesario que ellos aprendan a sentir la satisfacción que les queda cuando son sinceros y dicen la verdad, sobre todo que sepan que el Señor aborrece la mentira, sentirán la libertad cuando perseveran en la verdad, sobre todo es necesario que descubran que la recompensa de la mentira es vacía, no deja buen sabor y no produce buenos resultados.
Señor tu quieres que la verdad habite en el corazón de nuestros hijos, revela tu verdad, pedimos protección para ellos en medio de tanta maldad y aliéntalos a ser sinceros en las pequeñas cosas, sabiendo que algún día tendrán que asumir grandes responsabilidades y que solo las alcanzarán siendo fieles en lo poco.

Lourdes Diaz

www.septimomilenio.com

JOSÉ

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

José es un personaje del que siempre aprendo mucho.
Sus hermanos se burlaban de él y lo menospreciaban, intentaron matarle y acabaron vendiéndole, sufrió todo tipo de pruebas pero de todas ellas salió victorioso porque con él estaba el Dios Todo Poderoso, Yahvé de los ejércitos. Y avanzó por la vida con los ojos puestos en aquél que lo había creado para un propósito.
Levántate y sigue avanzando, Dios tiene un propósito grande con tu vida y aunque tus hermanos te menosprecien, aunque te vendan, a pesar de que te preparen trampas y parezca que todo a tu alrededor está patas arriba, tu eres un hijo una hija de Dios, y su brazo poderoso te sostiene y te va a levantar.
Toma lo bueno desecha lo malo, aprende de los errores, perdona, perdónate, llora, lleva tu queja delante del Señor y recuerda todo lo que el pagó por tu vida, no te rescató para que vivas derrotado, te rescató para que vivas haciendo su voluntad y eso, aunque algunas veces duele es motivo de gozo. La luz de Jesús que brilla en ti nadie la ruede apagar, aunque te encierren bajo siete llaves, Cristo te alumbra y tú serás luz. Esfuérzate, se valiente, levántate y pelea.
Ciertamente ninguno de cuantos en ti esperan será confundido: Serán avergonzados los que se rebelan sin causa. Salmo 25:3

Lourdes Diaz

www.septimomilenio.com

 

ALABAR A DIOS

CONGREGACIÓN

del SÉPTIMO MILENIO

Alabar a Dios es mucho más que cantar o tocar, es una vida rendida en admiración al Admirable, es dejarse guiar por el Consejero, es vivir bajo el gobierno del Príncipe de Paz.
Cuando es así no cantamos por cantar, cantamos con conocimiento y sabiduría y entonces alabaremos y se moverá el Espíritu de Dios. No es una emoción, es Poder de lo alto para sanar, liberar y transformar. Cuando es emoción, nos emocionamos y después… nada; todo vuelve a ser igual, vivir en derrota, fluctuantes y carnales. Hay que ser prudentes, declaramos tantas palabras sin poder cuando cantamos con emoción.
Hay una alabanza que dice:
«En todo momento alaba al Señor, en todo momento.
Cuándo hay risa, cuándo hay llanto.
Cuándo hay alegría o tribulación
Cuando llueve o cuándo sale el sol
Siempre alabo al Señor»
¿Son ciertas cada una de esas palabras, son vida en nuestra vida?
Si no son una emoción, saldrán de nuestra boca con poder, pero si no van impregnadas del Espíritu entonces serán palabras huecas y vacías, que perderán toda validez cuando terminemos de cantar.
(Porque Dios es el Rey de toda la tierra;
Cantad con inteligencia) Salmo 47:7
Dios no busca alabanceros ni cantantes, busca adoradores que le adoren en Espíritu y en Verdad.

Lourdes Diaz.

www.septimomilenio.com

CALZA TUS PIES Y CORRE

CONGREGACIÓN

del SÉPTIMO MILENIO

La letra de una canción dice: con mi Dios yo saltaré los muros, con mi Dios ejércitos derribaré, el adiestra mis manos para la batalla… la cantamos tantas veces, pero… ¿ la creemos? ¿ la vivimos?

Son muchas las batallas en la vida de un cristiano, tenemos las que enfrentan todos los seres humanos, más las que se añaden por ser un hijo de Dios; lo que me sorprende es lo desprevenidos que estamos en ocasiones y como caemos en la trampa de la discusión, del juicio, de la división, del desánimo, caemos en la tibieza, en la amargura, el resentimiento, la indignación, entramos en polémicas y murmuraciones o dejamos que la duda nos aleje del Señor.

Hace unos días me encontré con alguien que servía al Señor y que alababa a Dios y oraba al Padre; se había desencantado y dejó que en su corazón entrara queja hacia los hombres, se apartó del Señor y ahora su vida va mal pero no lo reconoce, sigue enfadada con Dios. Por supuesto ella no se culpa, la culpa es de los demás.

La palabra de Dios dice en la Carta de Efesios 6: 12 que no tenemos lucha contra sangre ni carne… estamos advertidos, tendremos luchas, se nos presentaran batallas pero Dios nos dice que tenemos que estar fortalecidos en el poder de su fuerza. No caigas en el engaño, no dejes que tus pies queden presos en las asechanzas entretejidas para hacerte sucumbir de la fe.

En otro versículo del mismo capítulo dice:  y calzados los pies con el apresto del Evangelio de la paz. Apresto es: Preparación a que se someten los tejidos para que tengan mayor consistencia. Si lees la palabra de Dios, si hablas con Él, si le escuchas, si le honras, si le obedeces,  si atesoras la palabra leída y la pones por obra, tu tendrás esa preparación, tu tendrás consistencia, resistencia y podrás enfrentar cada prueba y cada dificultad que venga a tu vida, sabrás que aquello que te está pasando no es culpa de nadie, es algo para lo que Dios te ha preparado. Hay un verdadero enemigo, de eso también aprendes con el Señor y además te da las armas para vencerle, no debes temer. Pero hay un enemigo verdaderamente peligroso para ti, Tú, tú mismo . Has de aprender a conocerte y a someterte a Dios, salta ese muro, derriba ese ejército, Dios te adiestra, te prepara para la batalla, eres más que vencedor. Calza tus pies y corre la carrera de la fe.

Lourdes Diaz

www.septimomilenio.com