LA REFORMA – II

OPORTUNISMO DE LAS INDULGENCIAS

Uno de los factores que indudablemente influyó sobre el ánimo del joven Martin Lutero, fue el de la degradación con la que se vivía en su tiempo.

Gran parte de la población participaba activamente de las hechicerías y se habían convertido a las supersticiones, creando un clima proclive a algo que finalmente sería determinante.

Conociendo estas cuestiones, resulta evidente que había muchas personas que comprendían la necesidad de ganar indulgencias, para sí y para el alma de sus muertos.

Estas circunstancias fueron las que permitieron que la iglesia católica ofreciera indulgencias a cambio de dinero. La oferta colmaba las aspiraciones de quienes pecaban contra los designios de Dios, pero no deseaban condena ninguna, sino la posibilidad de seguir con sus prácticas reprobables.

Este fue el impacto que recibió el joven monje agustino cuando pudo constatar como en la ciudad donde vivía las indulgencias eran ofrecidas como cualquier otra mercancía. Solo que las indulgencias contribuían a mantener el clima de inmoralidad de vastos sectores de la población.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA REFORMA – I

LUTERO Y SU TIEMPO

EN EL 500 ANIVERSARIO DE LA REFORMA

Que ocurría en el mundo cuando Martin Lutero ingresó en los agustinos?

Que ocurría en el mundo cuando obtuvo el título de Doctor en Teología en la Universidad de Wittenberg?

Básicamente habían ocurrido dos grandes acontecimientos.

En 1440 Johannes Guttenberg puso en funcionamiento la imprenta en Maguncia, en Alemania. Esto significó uno de los mayores aportes al cambio de la cultura en el mundo. La razón era muy sencilla: Por primera vez en la historia, los textos podían reducir sus costos y quedar al alcance de más personas.

Guttenberg imprimió la Biblia en un término técnico que se conoce como las 42 líneas, que con el tiempo recibiría el nombre de la Biblia de Guttemberg, en un homenaje de postrero reconocimiento al especialista alemán.

A mediados del siglo XV el mundo ya tenía un acceso masivo a la Biblia, que ya no era patrimonio casi exclusivo de las órdenes religiosas dependientes de la iglesia romana.

El otro gran acontecimiento ocurriría a finales del siglo XV y fue el llamado Descubrimiento de América, por Cristóbal Colón, que modificó significativamente el mapa del poder en el mundo conocido y especialmente en Europa.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

AMARGA SORPRESA EN ROMA

500 ANIVERSARIO…A 260 DÍAS

NOTAS DE LA REFORMA / 47

20 de Febrero de 2017

Lutero era esencialmente un hombre nacido y criado en el temor a Dios y siendo sacerdote arrastraba la carga de las enseñanzas recibidas.

Por estas razones se conmovió al ver a la iglesia de Roma sumergida en un ambiente que la alejaba totalmente de lo que él esperaba.

El papa Julio II se encontraba en campaña contra el duque de Ferrara y esto llamó poderosamente la atención del joven monje agustino.

También lo afectaron las conductas de otras dignidades de la iglesia e incluso la de los propios sacerdotes que formaban la curia romana.

Se atribuye a Lutero esta frase:  Yo he visto en Roma celebrar muchas misas, y me horrorizo cuando lo recuerdo. Yo sentía grande disgusto al ver despachar la misa en un trist-tras, como si fuesen prestidigitadores. Cuando yo celebraba al mismo tiempo que ellos, antes que llegase a la lectura del Evangelio, ya habían concluido sus misas, y me decían: Despacha, despacha, hazlo brevemente. Envía pronto el hijo de nuestra Señora a casa. Y cuando tenían (según la doctrina de la Iglesia romana) el cuerpo del Señor en su mano, murmuraban: « Tú eres pan, y permanecerás pan ».

Lo concreto es según los biógrafos que Lutero realizó todo el viaje hasta Roma y durante la permanencia en la sede de la iglesia católica, bajo la impresión causada por una sola frase: “El justo por su fe vivirá.”  Esta frase trascendente sobre su vida la había leído en Habacuc 2:4.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LUTERO EN ROMA

46 500 ANIVERSARIO…A 272 DÍAS

NOTAS DE LA REFORMA / 46

6 de Febrero de 2017

El joven fraile y su compañero de viaje, realizaron las gestiones que los habían llevado ante las autoridades de los agustinos.

Lutero se convirtió luego en un peregrino, según sus propias palabras. Es significativo recordar que en ese tiempo se estaba construyendo la monumental obra del Vaticano y que tuviera tanta influencia en los acontecimientos futuros.

Llegado de la pequeña población que era Wittenberg, la cantidad de iglesias que había en la gran ciudad, lo dejaron muy sorprendido.

Cumplió entonces con el ritual de los visitantes, que era la de recorrerlas a todas. Y cumpliendo con la tradición, rezando ante las reliquias que se guardaban de los santos, aunque nadie pudiera dar fe de su autenticidad.

Él mismo contaría que luego fue a la “escalera de Pilatos” también llamada la escalera santa en las cercanías de la basílica de Letrán. Subió de rodillas cada uno de sus 28 peldaños rezando un padrenuestro, luego de saber que por cada uno de ellos que subiera de esa manera, Dios le quitaría un año de permanencia en el purgatorio a su abuelo muerto. Tal era la sugerencia que se hacía a los peregrinos.

Lutero comentaría luego sobre su experiencia: Fui un peregrino tan ingenuo, que me creí todo lo que me enseñaron.

Sin embargo Roma sería decisiva para Lutero, en varias cuestiones esenciales.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LUTERO VIAJA A ROMA

45 500 ANIVERSARIO…A 275 DÍAS

NOTAS DE LA REFORMA / 45

3 de Febrero de 2017

En algunas cuestiones los agustinos estaban sometidos a la autoridad de la orden que estaba establecida en Roma. Por esa razón Lutero fue enviado con otro fraile a la ciudad de las siete colinas, a los efectos de presentar algunas quejas relacionadas con la estricta observancia de las reglas monásticas.

Lutero y su compañero cubrieron los más de 1.400 kilómetros que separan Wittenberg a Roma, en un fatigoso viaje que realizaron caminando, cruzando los Alpes.

Las expectativas de Lutero eran enormes por poder visitar el centro de poder de la iglesia católica romana. Además representaba una gran oportunidad que se le ofrecía a un joven fraile.

Imbuido  su espíritu por esta gran alternativa, se cuenta que cuando el camino ascendió y luego tuvo a su vista a la ciudad tan venerada se puso de rodillas y dijo: Salve, Santa Roma.

Los estudiosos de la vida de Lutero ponen especial énfasis en destacar este viaje, que tendría grandes consecuencias en la vida del hombre que estaba viviendo en su interior, un proceso que lo llevaría a ser el impulsor de la Reforma.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

LUTERO COMIENZA A PREDICAR

500 ANIVERSARIO…A 276 DÍAS

NOTAS DE LA REFORMA / 44

2 de Febrero de 2017

El superior de los agustinos, una vez que el joven fraile fuera designado catedrático de Filosofía en la Universidad de Wittenberg, comenzó a pedirle que predicara.

Lutero hasta llegó a darle quince argumentos para negarse, alegando fundamentalmente que no era cosa de más o menos importancia hablar a los hombres en nombre de Dios.

Estaba alegando acerca de su incapacidad para dirigirse a los fieles y llevarles el mensaje que estaban esperando, pero siempre en el nombre del Creador.

Finalmente el fraile cedió a las pretensiones de su superior en la orden y predicó primero en el convento y luego en la catedral de Wittenberg.

El resultado fue tan importante, que las autoridades de la catedral confirmaron a Martin Lutero como su predicador. Esta decisión tuvo sus consecuencias: Determinó que además de llevar el mensaje a los fieles, debía convertirse en confesor y de esta manera aliviar sus conciencias.

Esto significaba comenzar a tener directa relación con los hombres y las mujeres de Wittenberg, lo que más tarde lo llevaría a conocer y comprender todo lo relacionado con la venta de las indulgencias que impulsaba el papa romano.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

LUTERO Y LA TEOLOGÍA BÍBLICA

500 ANIVERSARIO…A 286 DÍAS

NOTAS DE LA REFORMA / 43

23 Enero de 2017

A su ingreso en la Universidad de Wittenberg en 1509 como catedrático de Filosofía, le siguió una importante decisión personal.

Estudió y en el mismo año se graduó como bachiller en Teología Bíblica. Logrado el título el joven fraile habría comprendido que la enseñanza era el trabajo que el Señor tenía para él.

Como prueba de lo acertada de su opinión, resultó su nombramiento para la prestigiosa Universidad de Erfurt, donde comenzó a enseñar Teología Bíblica.

Se produjo entonces un fenómeno notable: A sus clases comenzaron a llegar estudiantes y también profesores, puesto que comenzó a trascender el carácter de su enseñanza.

Fu entonces cuando el doctor Martin Mellerstadt afirmó: Este fraile confundirá a todos los doctores: nos enseñará una doctrina nueva y reformará la Iglesia romana, porque se apoya en los escritos de los profetas y apóstoles, y se funda en la palabra de Jesucristo; y con este sistema ninguno podrá luchar en contra y vencer.

Lutero había comenzado a sembrar la poderosa semilla de la Reforma.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA FE NOS JUSTIFICA

500 ANIVERSARIO…A 290 DÍAS

 NOTAS DE LA REFORMA / 42

19 Enero de 2017

Lutero recibe una maravillosa enseñanza: La Salvación comienza por el verdadero arrepentimiento y el Amor a Dios es el fin.

A partir de este conocimiento el joven fraile dedica su atención a aquellos pasajes de la Biblia, que antes evitaba porque estaban relacionados con la Salvación y el arrepentimiento.

De esta manera se centró en las Cartas de Pablo y de manera especial Romanos y Gálatas 2:16: Sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.

Lutero siguió bajo la guía del doctor Staupitz que era la máxima autoridad de los agustinos en Alemania, quién advirtió que el marco del convento no era bueno para su joven discípulo.

De esta manera cuando Federico III el Sabio, príncipe elector de Sajonia decidió fundar la Universidad de Wittenberg en 1502, el doctor Staupitz propició que Lutero fuera nombrado catedrático en ciencias filosóficas. Tenía entonces 26 años.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL VALOR DEL ARREPENTIMIENTO

500 ANIVERSARIO…A 298 DÍAS

NOTAS DE LA REFORMA / 41

11 Enero de 2017

El superior de los agustinos en Alemania tuvo la paciencia necesaria como para conversar y animar al joven fraile que se atormentaba con las dudas acerca de su salvación.

Johannes Staupitz le dijo a Lutero: ¿Por qué te atormentas con todas estas especulaciones y con todos estos altos pensamientos? Mira las llagas de Jesucristo y la sangre que ha derramado por ti; ahí es donde la gracia de Dios te aparecerá. En lugar de martirizarte por tus faltas, échate en los brazos del Redentor. Confía en él, en la justicia de su vida, en la expiación de su muerte. No retrocedas; Dios no está irritado contra ti, tú eres quien estás irritado contra Dios; escucha a su Hijo; él se ha hecho hombre por darte la seguridad de su divino favor, te dice: “Tú eres mi oveja, tú oyes mí voz, y nadie te arrancará de mi mano.”

Lutero le replica: ¿Qué diréis entonces de tantas conciencias a quienes se prescriben mil mandamientos impracticables para ganar el cielo?

Le contesta el Dr. Staupitz: No hay más arrepentimiento verdadero que el que empieza por el amor de Dios y la justicia. Lo que muchos creen ser el fin y el complemento del arrepentimiento no es, al contrario, sino su principio. Para que abundes en amor al bien, es preciso que antes abundes en amor a Dios. Si quieres convertirte, en lugar de entregarte a todas esas maceraciones y a todos esos martirios, ¡ama a quien primero te amó!.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LUTERO RECIBE UN SABIO CONSEJO

500 ANIVERSARIO…A 300 DÍAS

NOTAS DE LA REFORMA / 40

9 Enero de 2017

Vuelto a las normas de los agustinos, Lutero se vio privado de la lectura de la Biblia y en cambio se le indicó que leyera a la lectura de los doctores de la iglesia.

El joven monje seguía con sus cuestionamientos relacionados con la salvación y se sometía a duros esfuerzos corporales, ayunos y oraciones continuas.

Podría decirse que estaba llegando al conocimiento de lo que representaba la santidad, pero al verse a sí mismo podía advertir lo que Dios le estaba mostrando.

En medio de sus tribulaciones físicas y espirituales, un viejo maestro le dedicó unas palabras que constituyeron toda una revelación: Creo en la remisión de los pecados.

En ese tiempo el superior de los agustinos de Alemania, el doctor Johann Staupitz en una visita que hizo al convento de Erfurt le dijo a Lutero que leyera atentamente la Biblia y que buscase la salvación solamente en Cristo, que era donde él había encontrado la suya.

Se le atribuye esta frase al doctor Staupitz: Todavía no sabes, querido Martín, cuán útil y necesaria es para ti esta tribulación, porque Dios nunca la envía en vano. Ya verás cómo El te ha preparar para cosas grandes.

Lutero luego escribiría: Si no hubiera sido por el doctor Staupitz, estaría en el infierno.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com