PRIMEROS DISÍCIPULOS DE JESÚS

El Hijo del Hombre inicia su Ministerio caminando por la orilla del Mar de Galilea.

MATEO 4:18 Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores.

Jesús ya había conocido a los hermanos en Betábara en las cercanías del río Jordán, donde Andrés se había convertido en discípulo de Juan el Bautista. En el Evangelio de Juan, en 1:35-51 se narra como el hijo de Elizabeth, mostrando toda su humildad, dirigió la mirada de quienes habían sido sus seguidores, hacia el Hijo de Dios.

Los dos hermanos habían dejado a Juan y marchado junto a Jesús, pero luego decidieron volver a Capernaum donde continuaron con su trabajo. Las referencias al primer año del Ministerio de Jesús son escasas, pero según detalla Lucas en 4:23, ÉL ya había hecho milagros en la zona de Capernaum y también en Judea, por lo que el conocimiento que se tenía sobre su persona estaba alcanzando mucha notoriedad. Esta afirmación se puede corroborar en Lucas 4:14 Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor.

Los principales hechos del primer año del Ministerio del Hijo del Hombre los refleja Juan en su Evangelio en 2:12 al 4:21. Por lo que se puede afirmar que el conocimiento que se tenía sobre ÉL era muy grande.

El llamado que reitera Jesús a los hermanos Simón, llamado Pedro y Andrés, tiene en esta renovación un carácter más significativo y por tanto a largo plazo.

Diego Acosta

 

 

JESÚS TENTADO POR SATANÁS

Satanás intenta torcer el rumbo de las decisiones del Altísimo buscando hacer pecar al Hijo del Hombre, que había pasado por el ayuno de los 40 días y las 40 noches.

MATEO 4:3 La astucia del enemigo se manifiesta por el planteamiento que formula: Si eres Hijo de Dios. Él no ignoraba quién era Jesús, pero sembraba la duda en su ánimo para que se valiera de su condición de Dios e hiciera un milagro como el del maná en el desierto, salvo que en este caso sería en su exclusivo provecho.

Éxodo 16:4 Y Jehová dijo a Moisés: He aquí yo os haré llover pan del cielo; y el pueblo saldrá, y recogerá diariamente la porción de un día, para que yo lo pruebe si anda en mi ley, o no.  El pueblo siguió con sus protestas y nuevamente Jehová habló a Moisés, Éxodo 16: 12 Yo he oído las murmuraciones de los hijos de Israel; háblales, diciendo: Al caer la tarde comeréis carne, y por la mañana os saciaréis de pan, y sabréis que yo soy Jehová vuestro Dios

La incredulidad de los fariseos, fue también muy parecida a los del pueblo en el desierto y cuestionaron a Jesús, Juan 6:31-32  Le dijeron entonces: ¿Qué señal, pues, haces tú, para que veamos, y te creamos? ¿Qué obra haces?
Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito: Pan del cielo les dio a comer.

Satanás sabiendo quién era Jesús buscó seducirlo con los textos del Antiguo Testamento.

Jesús conocedor de las artimañas del enemigo de la fe, empleó en sus respuestas textos que podemos encontrar en el Antiguo Testamento. De allí la importancia de conocer la Palabra de Dios, pues siempre encontraremos en ella los argumentos necesarios para utilizarlos en cada necesidad.

Diego Acosta

JESÚS ES BAUTIZADO EN EL RÍO JORDÁN

El Hijo del Hombre llega hasta la orilla del Jordán para ser bautizado por Juan el Bautista. Pero éste se niega, por cuanto consideraba que el bautismo que practicaba era para arrepentimiento, algo que no condecía con la Perfección del Cordero.

MATEO 3:14 Juan dejó perfectamente establecida su posición al decirle a Jesús, que era él quién precisaba ser bautizado por el Hijo de Dios y no al revés.

MATEO 3:15 Jesús revela el Propósito de su presencia en la Tierra: Venía a identificarse con los pecadores y a morir por sus pecados. Jesús expresa que así conviene para que cumplamos con toda Justicia. Estas palabras puede interpretarse como la plena aceptación de la Voluntad de Dios.

Esta comparecencia delante de Juan es el primer episodio del Ministerio Terrenal de Jesús y tiene varios aspectos que deben ser remarcados.

  • Representa su muerte y Resurrección
  • Anticipa el sentido del bautismo cristiano
  • Establece la primera identificación pública con aquellos por cuyos pecados habría de realizar el sacrificio de la expiación.

De esta manera se cumplía lo anunciado por Isaías 53:1: Verá el fruto de la aflicción de su alma, y quedará satisfecho; por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y llevará las iniquidades de ellos.

MATEO 3:16 Una vez consumado el bautismo en las aguas del río Jordán, los cielos le fueron abiertos y la sobrenatural presencia del Espíritu de Dios se posó sobre ÉL, con forma de paloma. De esta manera quedaba expuesto el carácter que tenía Jesús para el cumplimiento del Plan de Salvación para los hombres.

La humanidad puede ver en este episodio trascendental el comienzo de la consumación del perdón para los pecadores arrepentidos.

Diego Acosta

FALSOS PROFETAS / 1

ESCUDRIÑAR

Circula un video en el que un ex imán musulmán, Mario Joseph, formula una serie de afirmaciones, que deben ser contrastadas en homenaje a la Verdad.

El reportaje fue realizado por una agencia católica y está fechado el 11 de septiembre de 2014.

Por qué se lo publica ahora, como si fuera de rigurosa actualidad?

Por qué se incita a la lectura del Corán para corroborar las afirmaciones formuladas?

FALSO. Joseph  afirma que María era virgen, vivió virgen y que ascendió físicamente a los cielos, según lo que dice el Corán.

La madre de Jesús fue proclamada virgen por el dogma de fe del papa Pío IX el 8 de diciembre de 1854 en la bula Ineffabilis Deus.

VERDAD. María no ascendió a los cielos.

María luego del nacimiento de Jesús fue madre a través de la relación con su esposo José.

Marcos 3:31
31 Vienen después sus hermanos y su madre, y quedándose afuera, enviaron a llamarle.

Mateo 12:46-47
46 Mientras él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar.
47 Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera, y te quieren hablar.

Lucas 8:19-20
19 Entonces su madre y sus hermanos vinieron a él; pero no podían llegar hasta él por causa de la multitud.
20 Y se le avisó, diciendo: Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte.

FALSO. Joseph afirma que Jesús y Mahoma son dos profetas, pero Jesús es mayor que Mahoma.

VERDAD. Jesús es el Hijo de Dios.
Juan 11:4
Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.

FALSO. Joseph hace una enorme confusión sobre Dios y la Creación.
Joseph ante la pregunta sobre por qué los musulmanes no se convierten al cristianismo a través del Corán, afirma que es porque los musulmanes no aceptan a Dios como el Creador.

VERDAD. Dios es el Creador!
Génesis 2:3
Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.

FALSO. Joseph afirma que el Corán lo convirtió al cristianismo.

Si fuera un cristiano, nunca aceptaría la palabra de Alá ni llamaría santo al Corán.

VERDAD. Solo Jesús puede salvar a los hombres!

Hechos 4:11-12
11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.
12 Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.

Por esta razón debemos escudriñar a todo y a todos:
Eclesiastés 12:9
Y cuanto más sabio fue el Predicador, tanto más enseñó sabiduría al pueblo; e hizo escuchar, e hizo escudriñar, y compuso muchos proverbios.

Jesús nos advierte sobre el final de los tiempos: Mateo 24:4
Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.

Nuestro Mandato es escudriñar y como todos los Mandatos, irrevocable.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

TOLERANTES…!

DEVOCIONAL

Una de las temerarias propuestas del mundo en nuestros días, es la tolerancia con todo y hacia todos.

La tolerancia es exhibida como una de las virtudes más destacadas de la sociedad en la que vivimos, porque así se justifican y comprenden situaciones que son contrarias a nuestros pensamientos.

Un tolerante admite el casamiento entre personas del mismo sexo, relaciones llamadas abiertas, la promiscuidad disfrazada de libertad e incluso hasta la pederastia que es presentada como una forma del amor hacia los niños.

Un tolerante acepta todo, comprende todo y admite todo!

La cuestión es que todo ese nivel de tolerancia se opone de forma hasta violenta, con el mandato que he recibido como hijo de Dios.

Creo en el matrimonio entre el hombre y una mujer, no acepto el engaño como forma de vida y mucho menos prestaré mi conformidad a cualquier forma de pederastia.

Tal vez por eso sea calificado de intolerante, de inflexible. Pero lo seré tanto como el Eterno lo es con el pecado y tan preocupado y misericordioso como ÉL, lo es con el pecador.

Proverbios 13:21

El mal perseguirá a los pecadores,
mas los justos serán premiados con el bien.

Provérbios 13:21

O mal perseguirá aos pecadores,
mas os justos serão galardoados com o bem.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

CONFLICTO

Pensando en las enseñanzas de Jesús, se puede llegar a la conclusión que muchas de ellas conducen a auténticas  confrontaciones.

Especialmente  la relacionada con ser Luz, como el propio Hijo del Hombre, anunció que es para el mundo!

La Luz, evidentemente está en disputa permanente contra la oscuridad. Y la Luz espiritual, es todavía más un enfrentamiento de una magnitud tremenda.

Ser Luz, supone por lo tanto un auténtico compromiso con el Hijo de Dios, para cumplir con aquello que ÉL estableció como uno de sus grandes propósitos.

Luchar contra el mundo de los tinieblas  es una gran misión  que solo podré afrontar, estando totalmente seguro de la necesidad de esta batalla y de que contaré siempre con su ayuda.

Por eso no debo temer a la oscuridad ni a todo lo que representa. Cumpliendo la misión que me encomendó, nada ni nadie me podrá detener.

Todo lo malo que esconden las tinieblas,  siempre será menor que todo lo grandioso que es la Luz de Jesús.

Hechos 26:13

Cuando a mediodía, oh rey, yendo por el camino,

vi una luz del cielo que sobrepasaba el resplandor del sol,

la cual me rodeó a mí y a los que iban conmigo.

Atos 26:13

Ao meio-dia, ó rei, vi no caminho uma luz do céu,

que excedia o esplendor do sol,

cuja claridade me envolveu a mim e aos que iam comigo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA RUTINA (1)

Cuando escucho quejas sobre la rutina, pienso en mis propias luchas contra esta forma de vivir. Y entonces busco comprender lo que realmente significa.

Tal vez sea una promisoria señal, saber que estoy viviendo rutinariamente. Tengo un problema y soy consciente de su existencia.

Pero, cuál es la solución?

Una de ellas es leer con detenimiento el Evangelio de Marcos. Y nos sorprenderemos con algo muy relevante relacionado con Jesús.

Si ejerció durante poco tiempo más de tres años su ministerio terrenal, podría haber considerado en algún momento que había caído en la rutina?

Rotundamente NO!

Por qué?

Porque en Marcos, el Hijo de Dios, es revelado en una constante y prolífica acción. Sin detenerse ni angustiarse por ninguna situación, por mala que se fuere presentando.

Recordemos que los tiempos finales del Ministerio de Jesús fueron muy difíciles. El hostigamiento que había comenzado a sufrir en Galilea, fue aumentando continuamente.

Jesús no claudicó ante nada, no buscó soluciones rutinarias y enseñó las Buenas Nuevas y oró en cualquier circunstancia!

Haciendo lo mismo, tengo lugar para la rutina?

Cuánto más sirva, cuánto más difícil sea todo, más tendré que orar y que clamar!

Así derrotaré la rutina!

Proverbios 22:29

¿Has visto hombre solícito en su trabajo?  

Delante de los reyes estará;

No estará delante de los de baja condición.

Provérbios 22:29

Viste um homem diligente na sua obra?

Perante reis será posto;

não será posto perante os de baixa sorte.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

               

SOBRIOS

Jesús puso especial atención en su trato con los discípulos, de dejar bien aclaradas todas las cuestiones para no generar dudas.

Aún así varias veces no lo interpretaron correctamente, quizás porque no estaban preparados para la magnitud de las revelaciones del Hijo del Hombre.

Siguiendo su ejemplo, trato en lo personal de ser lo más directo posible en mis exposiciones, para evitar las confusiones.

He aprendido que una de las formas más eficaces de ser preciso en los argumentos, es utilizar la menor cantidad de palabras posible.

Es decir: Como el Hijo de Dios enseñó, no debo hablar en demasía, debo ser sobrio, porque del mucho hablar se produce el mucho errar.

Este viejo y sencillo refrán popular, refleja el riesgo que corro cuando abundo en palabras y sobre todo, cuando comienzo a repetir una y otra vez los conceptos.

A tal extremo llevó Jesús su enseñanza, de no hablar mucho, que lo hizo hasta cuando tengo el tiempo de oración.

Mateo 6:7

 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles,

que piensan que por su palabrería serán oídos.

Mateus 6:7

E, orando, não useis de vãs repetições, como os gentios,

que pensam que, por muito falarem, serão ouvidos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

HABLAR

Hay situaciones en las que deseo esconderme para no tener que enfrentarlas. Pero tengo claro que esta postura es indigna de alguien que se llama hijo de Dios.

Esas situaciones son las que se generan cuando luego de orar tenemos en nuestro interior la certeza, de que debemos de hacer algo.

Y en eso radica el problema. Debemos hablar, aún cuando pensemos que nos pueda perjudicar el tema, que quién reciba nuestras palabras se pueda disgustar o que no nos convenga socialmente.

Todas cuestiones que reconozco, no tienen nada que ver ni con el Amor ni con la Misericordia, que enseñó Jesús para que cambiemos nuestro modo de vivir.

Tengo el convencimiento de que debo obrar y hablar, sabiendo que el Espíritu Santo pondrá en mi boca las palabras adecuadas para cada momento.

Sabiendo todo eso, no hablar significaría negar mi fidelidad al Señor, ignorar sus Mandamientos y ser esclavo de mi propia cobardía.

Ezequiel 33:6

ES – Pero si el atalaya viere venir la espada y no tocare la trompeta,

y el pueblo no se apercibiere, y viniendo la espada, hiriere de él a

alguno,

éste fue tomado por causa de su pecado,

pero demandaré su sangre de mano del atalaya.

PT – Mas, se, quando o atalaia vir que vem a espada, não tocar a

trombeta,

e não for avisado o povo; se a espada vier e levar uma vida dentre

eles,

este tal foi levado na sua iniquidade,

mas o seu sangue demandarei da mão do atalaia.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com