EL PODER

 La lucha por conquistar y mantener el poder es uno de los más relevantes aspectos del mundo, que podamos observar.

En varios momentos de mi vida he participado en la lucha por conquistar un espacio que creía que me merecía y obré como todos, sin piedad y a cualquier precio.

Los resultados obtenidos fueron diversos, pero siempre  tras la lucha, queda la amarga sensación de no haber conseguido lo que pretendía.

Y este sentimiento alimentaba nuevamente la necesidad de buscar el poder, en una cadena que me parecía que no tendría fin.

Sin embargo luego de haberme arrepentido y de reconocer que Jesús es mi Señor y mi Salvador, todo cambió.

Ahora tengo la certeza de que cada hombre y cada mujer tiene un Propósito para su vida y que de nada valen los esfuerzos por modificarlo.

Solamente un necio se atrevería a discutir con el Eterno el Plan para su vida. Y habiendo sido necio como fui, nunca he llegado a tanto. Y menos ahora, gracias a Dios!

Hechos 4:20

Porque no podemos dejar de decir

lo que hemos visto y oído.

Atos 4:20

Porque não podemos deixar de falar

do que temos visto e ouvido.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ESCUCHAR

Que difícil es ESCUCHAR a Dios…!

En realidad, lo cierto es que debo aprender a Escuchar lo que tiene para decirme, pero mi forma de vivir me impide que eso sea posible.

Por qué razón?

Porque el tiempo se me escurre entre los dedos, como si fuera un líquido, en lugar de algo que debería poder controlar a fuerza de dominio propio.

Pero, como tampoco tengo el grado suficiente de dominio propio, el problema se agranda continuamente y de esa situación surgen muchos de mis errores.

No es que el Eterno no me hable!

Es que no lo escucho!

Y sin escucharlo difícilmente podré ser obediente a sus decisiones, difícilmente podré ser más o menos coherente con lo digo y con lo que hago.

Aprender a escuchar a Dios, se ha convertido en mi mayor prioridad. Clamo para lograrlo, porque solamente así podré estar en el centro de su Gloriosa Voluntad.

Proverbios 18:15

El corazón del entendido adquiere sabiduría;
Y el oído de los sabios busca la ciencia.

Provérbios 18:15

O coração do sábio adquire o conhecimento,

e o ouvido dos sábios busca a ciência.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DISCERNIR

 

En mis primeros tiempos de creyente, tenía una temerosa y especial actitud hacia el Libro de Job.

No alcanzaba a comprender todo lo que ocurría en la vida de ese hombre, que fue privado de todo y aún así siguió siendo fiel a Dios.

No entendía como había hombres que eran duros con él, a pesar de las tremendas circunstancias que le tocaba vivir.

Incluso llegué hasta a tener miedo de que alguna vez me ocurriera lo que le pasó a Job. Muchas veces he pensado en ese tiempo en el que evitaba leer el Libro que me inspiraba tantas dudas.

Con el tiempo llegó mi madurez y pude poco a poco comprender que la relación buena obra-premio, mala obra-castigo, era demasiado simplista como para poder ser atribuida al Eterno.

La confianza de Job en el Creador, supera lo que mi mente de hombre puede entender y solamente puede ser interpretaba con la firmeza de la fe.

Con humildad puedo decir que he llegado a discernir, que mi capacidad humana, no puede alcanzar la Grandeza de Dios ni mucho menos interpretar sus designios.

Job: 42:3

¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento?

Por tanto, yo hablaba lo que no entendía;

Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía.

42:3

Quem é aquele, dizes tu, que sem conhecimento encobre o conselho?

Por isso, falei do que não entendia;

coisas que para mim eram maravilhosíssimas, e que eu não

compreendia.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

IMPÍOS

Los éxitos de los que obrando mal crecen casi sin límites, son siempre motivo de dificultades para comprender los planes de Dios.

Recuerdo que un grupo de jóvenes se expresaban amargamente a causa de haber comprobado, como quienes mintiendo y malversando lograban grandes beneficios económicos.

Recuerdo también como fueron los argumentos que el Espíritu Santo me inspiró, para hacerles comprender que cualquier éxito que no provenga del Eterno, es un logro vano y hasta peligroso.

Los jóvenes se quedaron sorprendidos, cuando les pregunté por qué estaban preocupados por la riqueza de algunas personas?

Acaso las riquezas son un fin en sí mismo?

Acaso Jesús vino al mundo para proclamar que debíamos ser ricos?

Por qué entonces nos perturbamos con las riquezas mal habidas, con los logros basados en engaños y mentiras, con el dinero triunfando sobre los principios del Altísimo?

Tal vez, concluimos con los jóvenes, lo único que podemos hacer es clamar por la Justicia del Reino, para que nadie pueda pensar que alguna vez el mal prevalecerá sobre el Bien.

Aunque aparentemente, las circunstancias muestren lo contrario.

Salmo 37:38

ES – Mas los transgresores serán todos a una destruidos;

la posteridad de los impíos será extinguida.

PT – Quanto aos transgressores, serão, à uma, destruídos,

e as relíquias dos ímpios todas perecerão.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DE DIOS…!

En los momentos importantes de mi vida, puedo decir que he podido ver la Mano de Poder del Altísimo!

Cuando aquello que anhelaba parecía más lejos que nunca, en las circunstancias más inesperadas, se concretaba delante de mí.

Es que el Amor de Dios se manifiesta cuando llega el momento Perfecto, que solamente Él conoce y sabe cuándo será mejor para cada vida.

En estos días agradezco un presente que casi había descartado y que permanecía en mí, como algo inalcanzable…pero sin perder todas las esperanzas.

El Eterno llama a confiar en su Autoridad y en su Omnipotencia!

Si confío mantengo viva la llama de mi fe y por tanto es posible que esa llama, por muy pequeña que sea, ilumine mi vida con un Grandioso Milagro.

Sabiendo esto, debemos ser más humildes que nunca para recibir y más agradecidos que nunca para honrar a quién nos ha mostrado una vez más, su Misericordia y su Amor.

Salmo 34:8

ES – Gustad, y ved que es bueno Jehová;

Dichoso el hombre que confía en él.

PT – Provai e vede que o Senhor é bom;

bem-aventurado o homem que nele confia.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

SOBRIOS

Jesús puso especial atención en su trato con los discípulos, de dejar bien aclaradas todas las cuestiones para no generar dudas.

Aún así varias veces no lo interpretaron correctamente, quizás porque no estaban preparados para la magnitud de las revelaciones del Hijo del Hombre.

Siguiendo su ejemplo, trato en lo personal de ser lo más directo posible en mis exposiciones, para evitar las confusiones.

He aprendido que una de las formas más eficaces de ser preciso en los argumentos, es utilizar la menor cantidad de palabras posible.

Es decir: Como el Hijo de Dios enseñó, no debo hablar en demasía, debo ser sobrio, porque del mucho hablar se produce el mucho errar.

Este viejo y sencillo refrán popular, refleja el riesgo que corro cuando abundo en palabras y sobre todo, cuando comienzo a repetir una y otra vez los conceptos.

A tal extremo llevó Jesús su enseñanza, de no hablar mucho, que lo hizo hasta cuando tengo el tiempo de oración.

Mateo 6:7

 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles,

que piensan que por su palabrería serán oídos.

Mateus 6:7

E, orando, não useis de vãs repetições, como os gentios,

que pensam que, por muito falarem, serão ouvidos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EL LUGAR

Que ocurre cuando no acepto el Propósito de Dios para mi vida?

Cuándo pienso que lo que estoy haciendo también es servir al Soberano y en consecuencia sigo siendo fiel a su Autoridad?

Cuándo pienso que mi conciencia está tranquila porque creo que sirvo al Reino, pero de la manera que me parece mejor?

Estas preguntas me las hago constantemente para precisamente, evitar que me suceda lo que he visto le ocurre a varios hermanos.

Es un grave error pensar que sirvo al Eterno según mi criterio y no haciendo lo que ÉL ha dispuesto para mi vida.

En realidad ni lo sirvo ni estoy obrando adecuadamente. Es más, cada día me voy alejando de la Obediencia que significa estar bajo su Bendición.

Obrando como yo quiero y no como ÉL ha determinado, me aparto de sus Promesas y que quedo sin protección ante los embates de mis propios errores.

Es muy triste ver tener dones y talentos, y usarlos según nuestro criterio y se alejan de la Voluntad Soberana y  exponiéndonos a riesgos cada vez mayores.

Éxodo 24:7

Y tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo,

el cual dijo:

Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho, y obedeceremos.

Êxodo 24:7

E tomou o livro do concerto e o leu aos ouvidos do povo,

e eles disseram:

Tudo o que o Senhor tem falado faremos e obedeceremos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

IMPREVISIBLE

Ceo que una de las cuestiones que me producen más inquietud, es saber que tengo por amigo a un ser imprevisible.

Un hombre o una mujer que son maravillosos en lo personal, dignos de admiración incluso, pero capaces de hacer cosas que nos desubican totalmente.

Cuando pienso en algún caso concreto relacionado con este tema, llego a la conclusión que se trata de alguien que no ha asumido totalmente las enseñanzas y los mandamientos de la Palabra de Dios.

Las decisiones Soberanas del Todopoderoso siempre están relacionadas con el Orden, en su más alto significado y nunca con lo contrario.

El caos, por lo opuesto es el territorio donde domina el enemigo de nuestra fe. Por tanto si una persona se considera hija de Dios, nunca puede vivir en el descontrol.

Lo triste de todo esto, es que vivir fuera de las normas del Eterno, nos puede colocar frente a situaciones cuyas consecuencias, serán tan graves que lamentaremos para siempre, el habernos equivocado.

Deuteronomio 8:11

Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios,

para cumplir sus mandamientos,

sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy.

Deuteronômio 8:11

Guarda-te para que te não esqueças do Senhor, teu Deus,

não guardando os seus mandamentos, e os seus juízos,

e os seus estatutos, que hoje te ordeno.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EXTRAVÍO

 

Jesús no nos engañó acerca de cómo sería de difícil nuestra vida de creyentes.

Pensando en esto, me encuentro tratando de encontrar una forma adecuada de obrar, con una persona que es evidente que se encuentra en estado de extravío.

Resulta muy difícil ver a alguien en esta situación, mucho más cuando pertenece a nuestros afectos.

Lo cierto es que lo más importante que puedo hacer es orar para que el Eterno derrame su Luz sobre su vida, para que reconsidere lo que está fuera de sus Propósitos.

También necesito la Guía del Espíritu Santo, para encontrar el momento propicio y las palabras adecuadas, para aportar pensamientos de Sabiduría y no de juicio y mucho menos de condena.

Quién sin saberlo, como creo que es este caso que me preocupa, se aparta del verdadero Camino, debe retornar convencido de que está haciendo lo mejor.

No podemos eludir nuestras responsabilidades, pero tampoco podemos obrar apresuradamente o bajo los efectos de los sentimientos. Por bien inspirados que sean.

Oseas 14:9

¿Quién es sabio para que entienda esto, y prudente para que lo sepa?

Porque los caminos de Jehová son rectos, y los justos andarán por

ellos;

mas los rebeldes caerán en ellos.

Oseias 14:9

Quem é sábio, para que entenda estas coisas?

Prudente, para que as saiba?

Porque os caminhos do Senhor são retos, e os justos andarão neles,

 mas os transgressores neles cairão.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ENTUSIASMO

 

En más de una ocasión Jesús debió llamar la atención de los discípulos, para que no obraran a impulsos del entusiasmo.

Podemos preguntarnos si tiene algo de malo el entusiasmo?

Es evidente que no podemos contradecir al Hijo del Hombre, pero sí podemos aclarar cuando el entusiasmo no resulta bueno, hasta el punto de ser amonestados por ÉL.

En algunos casos, porque el entusiasmo puede estar mal empleado, utilizado cuando las circunstancias aconsejen lo contrario, la prudencia por ejemplo.

Como alternativa a esta situación, debemos de tener extremo cuidado, porque podemos obrar con entusiasmo pero basados en pensamientos equivocados.

O en enseñanzas que no se corresponden con la lectura literal de la Palabra de Dios, como debemos hacerlo, para no caer en el grave error de interpretar al Autor.

Como hombre que soy con tendencia al entusiasmo, estas reflexiones son una gran ayuda, para tratar de pensar antes de obrar. Y sobre todo para no alentar a otros, a obrar equivocadamente.

Proverbios 3:26

Porque Jehová será tu confianza,

y él preservará tu pie de quedar preso.

Provérbios 3:26

Porque o Senhor será a tua esperança

e guardará os teus pés de serem presos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

1 2 3 4 5 190