LA LUCHA

DEVOCIONAL

Pablo enseñó magistralmente acerca de contra quién luchamos, cuando afirmó que no era contra sangre y carne.

Evidentemente si no es contra los seres humanos, contra quién es?

Los Efesios recibieron la carta donde Pablo definía muy concretamente cuál es el sentido de nuestra lucha. Es en una síntesis el diablo y quienes lo secundan.

Pero debemos de considerar que muchas veces el sentido de nuestra lucha adquiere un carácter personal, cuando nos enfrentamos a nuestros propios problemas, entre ellos el del pecado.

Asumiendo esto, trato de luchar contra mis propios enemigos, que no son otra cosa que mis viejos pecados, convicciones erradas y también gustos equivocados.

Es evidente que las maquinaciones del diablo son poderosas, pero también es necesario reconocer que cada uno tiene sus propios flancos abiertos, cada vez que no estamos firmes con el Señor.

Solamente con la ayuda del Eterno venceré en esta lucha que se presenta como desigual, pero siempre sabiendo que nadie es más poderoso que Él, en quién confiamos y en quién nos respaldamos.

Efesios 6:12

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne,

sino contra principados, contra potestades,

 contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo,

contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Efésios 6:12

Porque não temos que lutar contra carne e sangue,

 mas, sim, contra os principados, contra as potestades,

contra os príncipes das trevas deste século,

contra as hostes espirituais da maldade, nos lugares celestiais.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA PREPOTENCIA

DEVOCIONAL

Cuando Jesús dijo que quién le daba de beber a un sediento, le estaba dando de beber a ÉL, estableció una norma que nos debe guiar en todos los momentos de la vida.

No se debe tener una doble conducta: Bueno con los de arriba y severo con los de abajo!

La primera vez que escuché esta afirmación me dejó conmovido, porque era la síntesis perfecta de las actitudes de muchas personas. En especial, de alguno de mis jefes de entonces.

Con el tiempo aprendí que eso que se dio en llamar doble conducta, no es otra cosa que la enseñanza bíblica sobre el doble ánimo.

Me duele el corazón cuando veo a quienes están en autoridad y tienen comportamientos que confunden la obligación de mandar con el despotismo más torpe.

Y siempre con quienes no tienen ninguna posibilidad de defenderse y en apariencia nadie que los defienda. Solo que no debo olvidar nunca, que a los débiles siempre los defenderá el Señor.

ÉL es nuestro defensor ante la prepotencia!

Cada vez que trato mal a alguien, estoy tratando mal a Jesús!

Romanos 1:18

ES – Porque la ira de Dios

se revela desde el cielo

contra toda impiedad e injusticia de los hombres

que detienen con injusticia la verdad.

PT – Porque do céu

se manifesta a ira de Deus

sobre toda impiedade e injustiça dos homens

que detêm a verdade em injustiça.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EL FUTURO…?

DEVOCIONAL

Los hombres siempre tuvimos una necesidad imperiosa de conocer el futuro.

Y también siempre olvidamos el Mandato de Dios prohibiendo cualquier forma de adivinación.

Desde los más sabios a los más necios, hombres y mujeres con poderes o sin él, se entregaron a las perversas mentiras de los adivinadores.

Cuesta trabajo advertir que todavía no hayamos aprendido la lección y que sigamos cayendo en el mismo error, una y otra vez.

Que puede saber un adivinador más que quien busca sus servicios?

Nada!

Si hablo de este tema, es porque también me sedujo la tentación de la adivinación, aunque tengo la coartada de haberlo hecho antes de ser creyente.

Ahora aceptando cabalmente el Mandato del Eterno sobre la adivinación, pretendo ayudar a los que buscan encontrar certeza donde solo recibirán la mentira oportunista.

De ÉL dependemos y nuestro futuro está en su Poder!

Olvidar este Verdad solo nos acerca al peligroso tiempo de la rebeldía!

Levítico 19:31

ES – No os volváis a los encantadores ni a los adivinos;

no los consultéis, contaminándoos con ellos.

Yo Jehová vuestro Dios.

PT –  Não vos virareis para os adivinhadores e encantadores;

não os busqueis, contaminando-vos com eles.

Eu sou o Senhor, vosso Deus.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA JUSTICIA

DEVOCIONAL

Desde siempre los hombres apelaron a Jehová por la defensa de los débiles!

En estos días, esta sigue siendo una dolorosa realidad que nos debe hacer reflexionar, para no ser indiferentes  con el dolor de los que sufren.

Y cuál es mi parte?

Esta pregunta tal vez encierre una especie de disculpa, por lo poco que hago para defender a quienes no tienen ninguna posibilidad de hacerlo.

Es decir, no puedo mirar como los débiles, las viudas y los huérfanos son sometidos por los dictados del mundo, sin pedir para que se obre legítimamente a favor de ellos.

Si no levanto mi voz todo seguirá igual!

Si me callo estaré siendo cómplice con los que someten a quienes son muy fáciles de abatir!

Si verdaderamente sigo los pasos de Jesús, no me queda ninguna alternativa como no sea la de levantar un clamor por quienes son tratados con injusticia.

Sabiendo que un día llegará la verdadera Justicia del Eterno!

Y ese día les será reclamado a los malos sus obras y a mí, el silencio culpable!

Salmo 82:3-4

ES – Defended al débil y al huérfano;
haced justicia al afligido y al menesteroso.

 Librad al afligido y al necesitado;
libradlo de mano de los impíos.

PT – Defendei o pobre e o órfão;

fazei justiça ao aflito e necessitado.

 Livrai o pobre e o necessitado;

tirai-os das mãos dos ímpios.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

CADA UNO…

 

DEVOCIONAL

Creo que somos más los que nos quejamos, los que somos apáticos, que los que se enfrentan a la realidad por dura que sea.

Es más fácil quejarse, que hacer.

Es más fácil caer en la apatía, que superarla.

Si estuviera hablando de personas del mundo, se podrían comprender estos comportamientos. Pero hablando de hombres y mujeres que hemos nacido de nuevo en Jesús, no solo es incomprensible sino intolerable.

Este pensamiento puede resultar muy duro, pero es necesario que cada uno abandone la comodidad de la posición en la que se encuentra y recuerde el Mandato de Jesús.

No estoy en el mundo para buscar situaciones que me agraden,  sino para llevar a otros el Mensaje de Salvación que me redimió.

No importa que no me escuchen, ni que no me atiendan, ni que me repudien. Lo único que importa es que hable lo que tengo que hablar.

Solo así serviré a Jesús!

Y cada uno de nosotros, mostrará su fidelidad al Hijo del Hombre!

Romanos 15:1

ES- Sino, como está escrito:
Aquellos a quienes nunca les fue anunciado acerca de él, verán;
y los que nunca han oído de él, entenderán.

PT – Antes, como está escrito:

Aqueles a quem não foi anunciado o verão,

e os que não ouviram o entenderão.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA DISCRECIÓN

DEVOCIONAL

Podríamos decir que en casi todas las congregaciones hay enemigos ocultos, que están siempre dispuestos a ocasionar daños, muchas veces irreparables.

Uno de esos enemigos ocultos, es la falta de discreción!

La falta del cumplimiento del legítimo secreto que se debe demandar a los líderes!

En el momento en que dejan de cumplirse estas rigurosas normas de conducta, comienzan los problemas que pueden llevar a que muchos hermanos abandonen la Iglesia primero y a Dios después.

Cumplir con este principio es fundamental para la buena salud espiritual de una congregación, principalmente porque genera un clima propicio para que se produzca la deseable relación pastor-creyentes.

Personalmente he podido comprobar cómo cuando estas normas se dejan de lado, los daños que se provocan a las personas pueden ser gravísimos.

Y esas consecuencias son también una cuestión por la cada uno deberá responder, el inevitable e insoslayable Día del Juicio.

Proverbios 2:10-12

Cuando la sabiduría entrare en tu corazón,
Y la ciencia fuere grata a tu alma,

 La discreción te guardará;
Te preservará la inteligencia,

 Para librarte del mal camino,
De los hombres que hablan perversidades.

Provérbios 2:10-12

Porquanto a sabedoria entrará no teu coração,

e o conhecimento será suave à tua alma.

O bom siso te guardará,

e a inteligência te conservará;

para te livrar do mau caminho

e do homem que diz coisas perversas.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

PERSISTIR

DEVOCIONAL

Mientras repasaba algunos hechos de mi vida, advertí  que contrariamente a lo que declaro, sigo insistiendo con algunos de mis argumentos.

Por qué lo hago?

Creo que por la sencilla razón de no admitir que estaba equivocado y también, para no dar la razón a quienes piensan distinto y acertadamente.

Cuánto me cueste admitir los errores, aunque se trate de pequeñas cosas, casi insignificantes, pero que están relacionadas con mi orgullo, con mi vanidad.

Incluso a veces, hasta podemos usar el pomposo argumento de que se trata de una cuestión de honor y por lo tanto no podemos reconocer que nuestros pensamientos no eran correctos.

Lo grave y lo triste, es que cuando una persona cae en esta especie de torbellino de palabras y actitudes, no advierte que en realidad todo está relacionado con Dios.

Y si persisto en el error personal, lo que estoy haciendo es practicar una forma de rebeldía, ya que me estoy comportando fuera de las normas que el Eterno ha establecido.

Ahora estoy convencido, que persistir en el error además de ser una necedad, es una forma penosa de apartarse del Altísimo.

Salmo 19:12

ES – ¿Quién podrá entender sus propios errores?

Líbrame de los que me son ocultos.

PT – Quem pode entender os próprios erros?

Expurga-me tu dos que me são ocultos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ESTÁ TODO BIEN

DEVOCIONAL

La mujer sunamita que había sido madre según el anuncio del profeta Eliseo, al morir su hijo tuvo una reacción impresionante y aleccionadora.

Cuando el acompañante de Eliseo le preguntó como estaba, ella sencillamente contestó: Está todo bien y buscó hablar con el profeta.

Creo que es evidente el dolor de la mujer por la pérdida de su único descendiente, pero a la vez revela su convencimiento de que todo está bajo el control de Dios.

Todo lo que es bueno para cada uno de nosotros y lo que no lo es. Así de terminante fue la postura de la sunamita y así debe ser la de todos quienes nos llamamos hijos de Dios.

Obrando de esta manera, dejaría de quejarme, dejaría de mirar lo que hace mi prójimo y buscaría cumplir con aquello que el Eterno ha puesto en mi mano.

Está todo bien…significa que acepto todas las decisiones del Señor. Todas!

Sin discusiones, con aflicciones tal vez pero sin rebeldía, entendiendo que los propósitos del Altísimo son de paz y no de mal, como se lo reveló al profeta Jeremías.

Está todo bien…porque es lo que Dios ha dispuesto!

Él obrará con Amor y Misericordia, como obró con la mujer sunamita, usando a Eliseo para resucitar su hijo!

2 Reyes 4:26

Te ruego que vayas ahora corriendo a recibirla, y le digas:

¿Te va bien a ti? ¿Le va bien a tu marido, y a tu hijo?

Y ella dijo: Bien.

1 Reis 4:26

Agora, pois, corre-lhe ao encontro e dize-lhe:

Vai bem contigo? Vai bem com teu marido? Vai bem com teu filho?

E ela disse: Vai bem.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

APRENDER Y APRENDER

DEVOCIONAL

En mis primeros tiempos de creyente, un maestro comentó que lo mejor que podíamos hacer quienes nos habíamos convertido en seguidores del Señor, era estudiar constantemente.

Confieso que me quedé bastante sorprendido pues no me esperaba este tipo de consejos, ya que en el fondo pensaba que se me diría algo más grandilocuente, más espectacular y no algo tan sencillo y esencial.

Como es de suponer finalmente entendí la profundidad de aquello que había escuchado y la necesidad que sigo teniendo de profundizar más y más en la Palabra de Dios.

Con el entusiasmo que tengo por las cosas del Eterno, cada día comprendo algo muy concreto: El estudio me sirve para saber… cuánto ignoro!

Y esto, aunque pueda parecer contradictorio es muy bueno, porque me ayuda a luchar contra la vanidad natural de todo ser humano.

Y también me ayuda a no declinar en el esfuerzo, porque el único propósito de saber cada día más, es para poder  dar por gracia, lo que me fue dado por Gracia!

Salmo 119:73

ES – Tus manos me hicieron y me formaron;

hazme entender,

y aprenderé tus mandamientos.

PT –  As tuas mãos me fizeram e me afeiçoaram;

dá-me inteligência

para que aprenda os teus mandamentos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

RESTAURAR

Hay quienes atribuyen al tiempo, hechos que son inequívocamente obra del Creador.

Un caso, es el de las relaciones que se rompieron en un determinado momento y que luego, se restauran. El tiempo?  O Dios?

Tengo la convicción que en todo lo concerniente a la especie superior que somos, la Única Autoridad es el Eterno.

Por tanto, debo creer que en cada reencuentro, que en cada situación que permita que dos personas, vuelvan a tener trato cordial, existe indiscutiblemente el Poder del Altísimo  sobre sus vidas.

La creencia popular atribuye al paso del tiempo, el hecho en que situaciones de conflicto, de antagonismo, sean superadas.

Si fuera así y si solo dependiera del tiempo, como se explican que haya distanciamientos de años y años?

Creo que Dios y solo Dios puede lograr la restauración, en estos casos o en otros, en los que los motivos de las rupturas se consideren insuperables o definitivos.

Seamos fieles al Señor y estemos atentos a sus decisiones. Solamente así, advertiremos como ÉL prepara todo lo que es bueno para mí y para cada uno de nosotros.  

Salmo 77:14

ES – Tú eres el Dios que hace maravillas;

hiciste notorio en los pueblos tu poder.

PT – Tu és o Deus que fazes maravilhas;

tu fizeste notória a tua força entre os povos.

Diego Acosta