DISPOSICIÓN

DEVOCIONAL

La lectura del Libro de Números en su primer Capítulo, puede resultar un tanto sorprendente y hasta podríamos decir extraño.

Nos podemos preguntar: Por qué Jehová puso tanto empeño en definir las posiciones de quienes debían acampar alrededor del Tabernáculo?

Por qué?

La respuesta personal nos puede llevar a analizar la preocupación de Jehová, de dar instrucciones precisas a Moisés y a Aarón, para que cada una de las tribus de Israel tuviera la certeza de cuál era el orden que debía cumplirse.

Si Dios se preocupa por sus tribus, por qué no se preocuparía por la vida de cada uno de los integrantes de ellas?

Por qué me cuesta tanto entender que el Eterno está preocupado por mi vida?

Israel siempre ha sido una preocupación para Jehová, tanto como tengo la certeza de que siempre se ha preocupado por mi vida.

Sabiendo esto, mi decisión debe ser la de cumplir con todo lo que me mande mi Creador, aunque no lo entienda o me resulta extraño.

Números 2:2
ES – Los hijos de Israel acamparán cada uno junto a su bandera,
bajo las enseñas de las casas de sus padres;
alrededor del tabernáculo de reunión acamparán.

PT – Os filhos de Israel assentarão as suas tendas,
cada um debaixo da sua bandeira, segundo as insígnias da casa de seus pais;
ao redor, defronte da tenda da congregação, assentarão as suas tendas.

Diego Acosta / Neide Ferreira
www.septimomilenio.com

QUÉ PASARÍA…?

DEVOCIONAL

Evocando un pasaje del Ministerio de Jesús, me preguntaba qué pasaría si ÉL me dijera Sígueme, como  le dijo a varios de quienes fueran sus discípulos.

Obviamente las circunstancias son irrepetibles, pero no es menos cierto que aplicando sus propias expresiones, puedo llegar a pensar que ÉL me está mandando algo personalmente.

Si aplico me diste de beber, cuando le acercaste un vaso con agua a un necesitado, lo mismo puedo hacer cuando se me indica que debo hacer algo para extender el Reino.

Muchas veces cometemos el error de creer que los Mandatos genéricos, no nos incluyen para ser respetados y cumplidos.

Cada Mandato debe ser tenido por personal, aunque no nos guste su contenido o nos disguste la forma en que debemos realizarlo.

Nuestro compromiso debe ser siempre firme y concreto. Porque me puedo preguntar: Qué pasaría si dejo de obedecer un Mandato del Eterno?

Y qué pasaría si el propio Dios se cansara de mis rebeldías?

Salmo 119:148

ES – Se anticiparon mis ojos a las vigilias de la noche,

para meditar en tus mandatos.

PT – Os meus olhos anteciparam-me às vigílias da noite,

para meditar na tua palavra.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimoilenio.com

OTROS dioses

CONGREGAÇÃO

SÉTIMO MILÊNIO

Comunhão com ele.” (I João 1.6) – Quando, pela fé, nos unimos a Cristo, fomos colocados em uma comunhão tão completa, que nos tornamos um com Ele. Os interesses dEle e os nossos se tornam mútuos e idênticos. Temos comunhão com Cristo em seu amor. Amamos o que Ele ama. – Spurgeon

Acordei com a palavra: fazem ou têm outros deuses!

Comecei a pensar o que seria “outros deuses”, seriam ídolos? Imagens? Mas…o que é um deus, que lugar ocupa na nossa vida? Que “poder” damos a esse deus?

Um deus, no meu ponto de vista, é algo ou alguém que tem o domínio da vida, mente e, principalmente, do coração. Aquilo que direciona e guia os princípios, pensamentos, opinião e até gostos (musical, visual, estética, etc.).

Quando Deus fez o homem, Ele o fez à Sua imagem e semelhança, para ter identidade com Ele, gostar do que Ele gosta, pensar como Ele pensa, ver com Ele vê

Na meditação do Spurgeon hoje falava da “comunhão… tornar mútuo e idêntico”, ou seja, IDENTIDADE.

Enquanto buscarmos identidade fora daquela para a qual fomos criados só encontraremos vazio.

Hoje em dia, mais do que nunca, as pessoas buscam eternizar momentos de felicidade ou alegria para demonstrar que são felizes, sim.

Quem não conhece uma pessoa que posta algo no Facebook ou Instagram, e na verdade a vida dela não tem nada que ver com a imagem postada? Todos nós conhecemos!

Satisfação própria, liberdade de ação, filosofias sem fundamento, princípios destorcidos, vidas insaciáveis, almas sedentas… deuses mortos, sem braço, mão ou pé. Deuses criados com as nossas mãos.

Qual é a solução? A única que pode existir: Voltar ao princípio, voltar a ter a identidade com Aquele que nos criou.

“Era uma vez uma geração que se dizia livre e era dela mesma, que buscava a alegria eternizando momentos para demonstrar que era feliz, sem saber o que era isso, que busca varecordar o que era ser feliz revivendo tempos não vividos; era uma vez… uma geração que achava que Deus era para os avós, que não tinham nada mais e não “evoluíram”, não eram “cultos”… era uma vez uma geração que tinha outros deuses…”

Seja a pessoa que muda a história e não faz parte dessa geração!

Elié Ferreira

www.septimomilenio.com

EL DÍA…!

DEVOCIONAL

Todos los años surge la misma cuestión: Cuando nació Jesús?

Lo cierto es que conmemoramos su Glorioso Nacimiento, según una antigua convención de la iglesia católica para “cristianizar” la celebración pagana del solsticio de invierno.

Tiene alguna importancia determinar el día exacto?

Ninguna.

Sencillamente porque lo sustancial es el cumplimiento de la profecía, que en la humilde Belén, nacería el niño que cambiaría la historia de la humanidad.

Todo lo demás, no es otra cosa que una distracción innecesaria, acerca de lo que verdaderamente es importante.

Como siempre ocurre, nos perdemos en la espuma de lo fantasioso y así perdemos la perspectiva de lo que significativo y relevante.

Dios hecho Hombre, nos dejó el Mensaje de Salvación, que es motivo fundamental de su presencia en los parajes de la Tierra Prometida a Abraham.

De su Pueblo y en su Pueblo nació Jesús, posiblemente un día de comienzo del otoño en Oriente y que con toda alegría conmemoramos este mes.

Mateo 1:20-21

Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS,  porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Mateus 1:20-21

 E, projetando ele isso, eis que, em sonho, lhe apareceu um anjo do Senhor, dizendo: José, filho de Davi, não temas receber a Maria, tua mulher, porque o que nela está gerado é do Espírito Santo.

E ela dará à luz um filho, e lhe porás o nome de Jesus, porque ele salvará o seu povo dos seus pecados.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

INSENSATEZ

DEVOCIONAL

Quién es un insensato?

La respuesta más sencilla sería que es quién carece de sensatez.

Entonces podríamos preguntarnos: Qué es la sensatez? Los atributos que definen a una persona prudente, de buen juicio.

Estas preguntas y respuestas forman parte de mis propios cuestionamientos relacionados con el obrar de algunas personas.

Y me refiero casi en forma directa al ingeniero genético que cambió el ADN de dos niñas gemelas chinas, para evitar la acción del virus del sida.

Es evidente que hay muchas cosas que los hombres estamos en condiciones de hacer, a partir de un determinado nivel de conocimiento.

La cuestión es determinar si el caudal intelectual de una persona es razón suficiente como para decidir actuaciones que suponen un auténtico enfrentamiento con el Dios Creador.

Y suponiendo que esa persona no creyera en el Eterno o ignorara o negara su existencia, siempre quedará el margen para obrar con criterio acerca de lo que somos, formando parte de la especie superior de todo lo Creado.

LLamo insensato a quién no es capaz de entender estas razones. Y lo llamo insensato porque pone sus conocimientos al servicio de una obra tan compleja como improcedente.

Proverbios 14:16

El sabio teme y se aparta del mal;

mas el insensato

se muestra insolente y confiado.

Provérbios 14:16

 O sábio teme e desvia-se do mal,

mas o tolo

encoleriza-se e dá-se por seguro.

www.septimomilenio.com

EL PLAN

DEVOCIONAL

En el notable Libro de Ester, podemos leer como Aman buscó destruir al Pueblo de Dios. Y como el Supremo una vez más defendió a los suyos.

Esta lección me hace recordar que en los momentos difíciles, en las circunstancias complejas, por muy duras que sean, nunca estaré solo.

Es decir. El Eterno no abandona a los suyos, aunque haya ocasiones en la que parezca que todo está perdido, pero nunca será así.

Solo mi escasa medida, me puede hacer dudar acerca de lo que Dios tiene para mí, así como la Reina Ester y su tío Mardoqueo, nunca perdieron la confianza en lo que el Creador tenía para ellos.

Nunca habrá una amenaza tan grande, como para que el Poder de Dios no la pueda doblegar!

Esta certeza la tengo guardada en mi corazón, para cuando mi mente intente angustiarme o desmoralizarme. Nadie podrá contra mí, porque mayor es el que me Guarda!

Ester 9:13

ES – Y respondió Ester concédase también mañana a los judíos en Sua, que hagan conforme a la ley de hoy; y que cuelguen en la horca a los diez hijos de Amán.

PT – Então, disse Ester: Se bem parecer ao rei, conceda-se também, amanhã, aos judeus que se acham em Susã que façam conforme o mandado de hoje; e enforquem os dez filhos de Hamã numa forca.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA ACTITUD

DEVOCIONAL

Mi abuela con el fundamento que concede la experiencia, solía comentar que decir que sí era muy fácil, pero una cosa muy distinta era cuando no estábamos de acuerdo.

Ella sin saberlo estaba hablando de una realidad que tiene su equivalencia en el mundo espiritual, cuando nos encontramos en una situación parecida.

El sí es muy fácil, cuando estamos de acuerdo!

Pero, cuando no lo estamos, que difícil es aplicarlo!

Esta es una Verdad de gran significado en nuestra vida de creyentes, pues nuestra decisión de servir al Hijo del Hombre, muchas veces se tropieza con el hecho de que tenemos que hacer cosas que no nos agradan.

Entonces todo parece que se tambalea y es cuando debo apelar  a lo más profundo de mis convicciones, para entender que servir significa Obedecer.

Y que en esa obediencia está la Bendición que solo el Eterno puede conceder. Nunca condicionemos nuestro sí a nuestra conveniencia. Porque nos estaremos equivocando al medir con nuestra pequeñez a Dios!

Hebreos 5:8-9

Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;

y habiendo sido perfeccionado,

vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen.

Hebreus 5:8-9

 Ainda que era Filho, aprendeu a obediência, por aquilo que padeceu.

 E, sendo ele consumado,

veio a ser a causa de eterna salvação para todos os que lhe obedecem.

Diego Acosta / Neide Ferreira

RENUEVO

DEVOCIONAL

Cada vez que decimos que estamos trabajando para el Reino, estamos haciendo una afirmación de un enorme significado.

Yo trabajo para el Reino!

Pero como trabajo?

Por cumplir?

Por convicción?

Por rutina?

Por fe?

Según como sea la respuesta de cada uno, así será también la medida del trabajo que hacemos para extender el Reino que anunció Jesús.

Siempre he pensado que en todo lo relacionado con el Señor no pueden existir cosas a medias. Son o no son, porque así lo determinó el Hijo del Hombre: El si, si, el no, no.

Teniendo claro este concepto todo resultará más idóneo, porque estaré haciendo aquello que verdaderamente es necesario que sea hecho.

Y además de eso, de la mejor forma en que nuestros dones y talentos lo permitan!

En eso consiste el renuevo que cada día debemos de poner al servicio del Eterno. Así como ÉL pone cada día renovada su Misericordia!

Job 14:7

Porque si el árbol fuere cortado,

aún queda de él esperanza;

 retoñará aún,

y sus renuevos no faltarán.

14:7

Porque há esperança para a árvore,

que, se for cortada,

 ainda se renovará,

e não cessarão os seus renovos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EMPECINADO

DEVOCIONAL

La larga serie de errores y de fracasos de mi vida, tal vez tengan un punto en común: La mayoría de ellos fueron productos  de mi terquedad.

Podría decir que de mi empecinamiento!

Desafiando no solo la lógica natural, sino también la lógica que debería aconsejar al hombre a ser menos impulsivo y confiar también menos, en sus propias capacidades.

Pero, aún en los tiempos mundanos, siempre hay en cada vida una tendencia natural que es difícil de corregir, porque afecta al propio ego.

Por esa razón, cometí errores que naturalmente tuvieron un costo muy grande, no solo para mí sino también para mis amados.

Esto engrandece aún más, la Obra de Restauración de Jesús en mi vida y también en la vida de quienes afecté con mi conducta, que en su momento me parecía de lo más natural.

La infinita Gracia y Misericordia del Eterno, me perdonó y ahora restaura parte del mal que hice, por ser un empecinado.

Job 33:26

Orará a Dios,

y éste le amará, y

 verá su faz con júbilo;

y restaurará al hombre su justicia.

33:26

Deveras, orará a Deus,

que se agradará dele,

e verá a sua face com júbilo,

e restituirá ao homem a sua justiça.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

GESTOS

DEVOCIONAL

Hace algún tiempo que se ha presentado la oportunidad-necesidad de estar estrechamente ligado  con un querido amigo, que está padeciendo una compleja situación personal.

Esto ha determinado cambios en mi vida y sobre todo, en lo que concierne a la comodidad y tranquilidad, que se ha transformado en un ir y venir constante.

Pensando en esto, me declaraba satisfecho por haber obrado según lo que buenamente entendí que era algo que debía hacer, por haberlo puesto Dios en mi mano.

Viviendo la etapa de cambios, pensaba en el tiempo que duraría esta situación y qué sentido tenía todo lo que estaba ocurriendo.

Realmente hay preguntas que ni siquiera me las debería hacer, sencillamente porque sería como reclamarle al Eterno por lo que estaba sucediendo.

Con esos pensamientos, una mañana cuando llegué a la casa del amigo al que estoy acompañando, me recibió con un gesto emocionante de alegría y diría que de agradecimiento por verme.

Entonces comprendí, que ese sencillo gesto era una respuesta y que todo lo que se me demande, tiene un Propósito, aunque no lo perciba ni entienda.

Salmo 138:8

ES – Jehová cumplirá su propósito en mí;

Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre;

No desampares la obra de tus manos.

PT – O Senhor aperfeiçoará o que me concerne;

a tua benignidade, ó Senhor, é para sempre;

não desampares as obras das tuas mãos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com