CAMBIAR?

En un impresionante pasaje de su vida, Job maldice el momento en el que nació y hasta llegó a indicar que tendría que haber ocurrido para no vivir.

El caso de Job es uno de los ejemplos más tremendos que contiene la Biblia y nos enfrenta constantemente con muchas de nuestras situaciones.

Es verdad que difícilmente llegaríamos a vivir una situación como la que le fue permitida por Dios, pero no es menos cierto que como modelo la debemos de tener presente en nuestros tiempos de reflexión.

Job se negó a vivir, pero también luego de recibir la palabra de Jehová, se arrepintió de todo lo que había expresado y reiteró su confianza en quién le había dado la vida.

Es decir, Job tuvo la valentía y honradez de lamentar todas sus quejas y sus manifestaciones ante lo que suponía era la ignorancia del Eterno hacia su persona.

Job tenía que cambiar y cambió!

A pesar de todos sus padecimientos y de las críticas recibidas por sus amigos, dio el paso de fe que debía dar y confesar con su boca su fe en el Supremo.

Siempre tendremos una posibilidad de cambiar. No la desechemos ni la dejemos pasar!

Job 3:11

¿Por qué no morí yo en la matriz,
O expiré al salir del vientre?

3:11

Por que não morri eu desde a madre e,

em saindo do ventre, não expirei?

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ESPERAMOS O DESESPERAMOS?

Una frase del mundo asegura que quién espera, desespera!

Esta frase es una de las grandes verdades con las que se manejan quienes viven bajo la influencia mundana, dando como cierta una consecuencia del hecho de esperar.

Confieso que durante mucho tiempo, también hice mía esta afirmación, por la sencilla razón de que también formaba parte de mi realidad.

Creo que somos muchos lo que significa desesperarse cuando estamos esperando algo…cualquier cosa que sea, desde una respuesta hasta la compra de algo muy valioso.

Un día dejé de creer en esta frase y a entender que no se puede vivir de esta manera, bajo una casi permanente desesperación.

Por qué?

Porque desde nuestra humana condición, es natural y lógico que todos los días estemos esperando algo. Pero si seguimos viviendo como el mundo desea que vivamos, continuaremos así.

Cuando acepté a Jesús, comprendí el grave error que estaba cometiendo por desesperarme ante una espera. Casi, hasta lo consideré absurdo.

Cuando esperamos en Dios, lo hacemos con la confianza de que todo llegará y lo que llegue será lo mejor para cada uno de nosotros.

Entonces: Por qué desesperarnos?

Miqueas 7:7

Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación;

el Dios mío me oirá.

Miqueias 7:7

Eu, porém, esperarei no Senhor; esperei no Deus da minha salvação;

o meu Deus me ouvirá.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LIGEROS DE EQUIPAJE

 

CONGREGACIÓN

SÉPTIMO MILENIO

Ligeros de equipaje pero con el equipaje hecho

Jesús les dijo: No lleven nada para el viaje. No lleven bastón ni mochila, ni comida ni dinero. Tampoco lleven ropa de más. Lucas 9:3

¿Alguien se imagina salir de viaje sin llevar una maleta llena con lo necesario y algunas cosas más?

Hace unos días fui de viaje y la compañía me ofreció un billete a buen precio pero era importante que solo llevara conmigo un bolso de mano, eso me exigía hacer una maleta con las cosas más necesarias y justas. Yo suelo llevar cosas demás cuando voy de viaje, siempre digo: esto por un si acaso, aquello por si se tercia… y así muchas veces llevo de viaje ropa, complementos y cosas que ni uso.

Leyendo este pasaje de Lucas me imaginé a mí misma en el lugar de aquellos discípulos que oyeron estás palabras de Jesús « no lleven nada para el viaje» menuda prueba de fe. Ve de viaje y confía, todo lo que necesitas lo tendrás, ni ropa, ni bastón en que apoyarte, ni maleta para guardar nada, ni comida, ni dinero, ni ropa demás, ligeros de equipaje para caminar sin peso, dependiendo de la provisión de Dios, no necesitaban llevar nada más que lo justo. ¿Y qué es lo justo? Antes de decirles que no llevaran nada Jesús le dio lo que iban a necesitar… poder para sanar enfermedades y autoridad sobre todos los demonios. Luego los envió a anunciar las buenas noticias del reino de Dios y a sanar a los enfermos. Lucas 9:1-2

Aprender a caminar con lo justo es difícil porque siempre queremos más. Este viaje de la vida es limitado, no cargues demasiadas cosas, camina ligero, ten fe,  si buscas el Reino de Dios y su Justicia todo lo demás es añadido, por tanto ¡¡TEN FE!! Lo que necesites lo vas a tener. Pero cuando realices el último viaje solo podrás llevar contigo lo que Él te dio y cuándo llegues a tu destino final, podrás decirle aquí está lo que me has dado duplicado  entonces Él te dirá ¡¡Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu Señor!!

Lourdes Diaz

www.septimomilenio.com

PRUEBAS CON HUMANOS Y MONOS

CARTA DE ALEMANIA

El escándalo provocado por las pruebas realizadas con seres humanos y monos, evidencia que se sigue perseverando en prácticas que violan principios fundamentales.

No nos estamos refiriendo a las normas de los hombres, sino a lo establecido por Dios y el cuidado a los seres de su Creación.

Probar si los gases generados por motores diesel con personas y con monos, altera el necesario equilibrio entre los intereses económicos y los derechos de los humanos.

Lo concreto es que el escándalo por estas pruebas en Alemania, ya provocaron la dimisión de uno de sus responsables y abrieron un debate que amenaza con continuar con el correr de los días.

Pero bueno es recordar que no hay ningún fin que justifique ningún medio. Este principio debe ser recordado tanto en las conductas personales como en las de la propia sociedad de la que formamos parte.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

TIENDE LA MANO A LOS QUE CAEN

CONGREGACIÓN

del SÉPTIMO MILENIO

Siempre recuerdo que Jesús me rescató… igualmente Él ofrece la salvación a los que le acepten como Señor y Salvador. Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos.
Hay muchos que se creen sanos y en realidad están gravemente enfermos. Solo Dios sabe lo que hay en los corazones.
Yo el Señor, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. Jeremías 17:10
Nunca nos cansemos de bendecir, de hacer el bien, de sembrar, de ayudar. Si Dios me da cada día tantas oportunidades y me perdona ¿ Quien soy yo para acusar? ¿ Cerraré mi puerta?

Lourdes Diaz

www.septimomilenio.com

MAGISTRAL LECCIÓN DE VIDA

Blog del TIEMPO!

Si todos los hombres y mujeres fuéramos capaces de comprender la elevada trascendencia que nos dejó Dios, todo sería diferente.

Sencillamente, porque sabríamos que lugar ocupamos cada uno!

El Maestro Matthew Henry, dejó para la posteridad una LECCIÓN MAGISTRAL sobre esta cuestión, al comentar Génesis 2:22

“La mujer fue formada de una costilla ( es decir, del costado) de Adán, no fue hecha de su cabeza, como para tener dominio sobre él; ni de sus pies, como para ser pisoteada por él; sino de su costado, para ser igual a él, de debajo de su brazo para ser protegida, y de junto al corazón para ser amada”

Seamos sabios y aprendamos esta lección que nos fue legada hace casi tres siglos.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL BASTÓN

Estaba mirando fotos, como todos los días, cuando me sorprendió una por su extrema sencillez y por lo mucho que me decía.

La evidencia no podía ser más elemental, una mano y la parte superior de un bastón. Elemental y a la vez trascendental.

Me hizo reflexionar acerca de mi vida y de su significado, de lo poco que soy y de lo mucho que me creo, cuando en realidad mi único y más importante valor es considerarme hijo de Dios.

Mirando a mi alrededor, en el pequeño mundo en el que vivo, pensé como sería todo distinto si tuviéramos el valor de confesarnos cosas tan íntimas como estas.

Habría menos orgullo?

Habría menos vanidad?

Creo que sí!

Habría más solidaridad de los unos con los otros, la Misericordia dejaría de ser una palabra extraña y el Amor potenciaría nuestra fe.

Tal vez este sea el mayor efecto de tratar de mirar con los ojos de Jesús!

Salmo 23:3

ES – Confortará mi alma;
Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

PT – Refrigera a minha alma;

guia-me pelas veredas da justiça por amor do seu nome.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

PREOCUPACIÓN

Conozco el caso de una hermana que se resistía a consultar a un médico, los problemas que evidentemente tenía.

La cuestión fue que a pesar de la insistencia de quienes somos los más cercanos en el día a día, ella decidió que era algo que no merecía tanta atención.

Pasado un cierto tiempo, una circunstancia inesperada, motivó que tuviera que acudir para ser tratada de urgencia.

Fue entonces cuando los médicos repararon en el problema que venía arrastrando y que era más complejo de lo que nos podíamos imaginar.

Además de orar por ella, pensé acerca de como son nuestras actitudes y como se alejan de lo que Dios ha establecido.

Así como somos mayordomos de la Tierra, también lo somos de nuestro cuerpo y cuidarlo es una responsabilidad primera.

Cuando incumplimos con el Mandato del Eterno, nos surgen problemas que consideramos inesperados, pero que no lo son, porque vamos recibiendo advertencias que se convierten en malestares.

Este caso me afectó doblemente. Primero por la hermana y luego por recordarme la carga que tenemos de ser fieles con el Mandato de ser fieles mayordomos de nuestro propio cuerpo.

1 Coríntios 4:2

Além disso,

requer-se nos despenseiros que cada um se ache fiel.

1 Corintios 4:2

Ahora bien, se requiere de los administradores,

que cada uno sea hallado fiel

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA DOLOROSA SOLEDAD

Blog del TIEMPO!

Quizás sea una de las mayores contradicciones de la historia humana. Nunca hemos tenido más posibilidades de comunicarnos…y nunca hemos estado tan solos.

Esta parece ser la dramática realidad de la época en la que vivimos, cuando la sociedad se envanece de su propia vanidad y soberbia.

El Gobierno inglés ha creado un Ministerio de la Soledad, para tratar de solucionar un problema central de los ciudadanos del país.

Casi la mitad de los hombres y mujeres se han declarado padeciendo este mal, que incluso lleva hasta soluciones extremas como es quitarse la vida.

Las causas por las que se creó este Ministerio, tal vez el primero en su género, son múltiples y todas están relacionadas con eventuales soluciones que se propondrán desde lo material.

El gran escritor Jorge Luis Borges afirmó que había dos clases de soledades: Una la deseada y otra la no deseada. Los años le siguen dando la razón!

Pero, hay algo que hasta el momento no ha sido dicho. Por qué la soledad afecta a quienes están alejados de Dios?

Por qué los hombre nos empeñamos en negar a nuestro Creador?

Por qué no aceptamos el Mensaje de Buenas Nuevas de su Hijo Jesús?

Si fuéramos capaces de tener un pequeño gesto de humildad, podríamos comenzar a tener soluciones para la soledad. Y hasta para nuestra propia vida.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

TIEMPO DE…

La dura experiencia que vivió el Ezequiel relacionada con las circunstancias en las que debía hablar y las otras, en las que debía callar, nos deben hacer reflexionar.

Por qué Jehová haría callar a su profeta?

Por qué lo haría hablar?

Estas preguntas las podemos relacionar con nuestra propia vida, cuando enfrentamos situaciones en las que es más sabio enmudecer que abrir nuestra boca.

Del mismo modo cuando tenemos que asumir los graves momentos en los que hablar, puede representar un auténtico peligro para nuestra existencia.

Lo importante es discernir lo que Dios quiere en cada tiempo, para no obrar de acuerdo a nuestras percepciones o intereses, sino verdaderamente servir a su Mandato.

Debemos aprender de la enseña bíblica, cuando nos advierte de las dificultades que tiene el servir, cuando lo hacemos auténticamente desde la perspectiva de la Autoridad Soberana del Eterno.

Callar o hablar… esta parece ser la gran alternativa a la que nos vemos enfrentados los hombres y mujeres que servimos al Todopoderoso.

Callar o hablar, solamente cuando lo disponga el Señor de Señores!

Ezequiel 3:26-27

PT – E eu farei que a tua língua se pegue ao teu paladar, e ficarás mudo e não lhes servirás de varão que repreenda; porque casa rebelde são eles.

Mas, quando eu falar contigo, abrirei a tua boca, e lhes dirás: Assim diz o Senhor: Quem ouvir ouça, e quem deixar de ouvir deixe; porque casa rebelde são eles.

ES – Y haré que se pegue tu lengua a tu paladar, y estarás mudo, y no serás a ellos varón que reprende; porque son casa rebelde.

Mas cuando yo te hubiere hablado, abriré tu boca, y les dirás: Así ha dicho Jehová el Señor: El que oye, oiga; y el que no quiera oír, no oiga; porque casa rebelde son.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 2 3 4 36