VELAR…AHORA

 

 

CONGREGACIÓN
SÉPTIMOMILENIO

Cuando Jesús dijo que no pasará esta generación hasta que estas cosas acontezcan, eran los primeros tiempos del cristianismo. Pasaron más de 1.900 años y ese anuncio comienza a concretarse.

La referencia como siempre es Israel, que obtuvo en 1947 un territorio para los judíos y se declaró Estado soberano en 1948.

Si contamos una generación por el término de cien años, no nos queda mucho tiempo, para que comiencen a concretarse los tiempos del fin, como anunció al Hijo del Hombre a los discípulos.

Hay otras evidencias?

Sí. El dominio de la maldad en el mundo, la frialdad de los creyentes, la tibieza de la Iglesia, la tolerancia al pecado, la creciente falta de compromiso del Pueblo de Dios.

Por eso estamos llamados a Velar, para que cuando lleguen los tiempos del fin estemos preparados para los acontecimientos anunciados por Jesús, tanto en lo personal como en lo colectivo relacionado con nuestra condición de hijos del Eterno.

Cada vez es más indisimulable que unos por conveniencia y otros por dejación, estamos abriendo las brechas para que el principio de Familia, sea vulnerado como nunca antes.

Dios estableció el Mandato de la Familia, formada por un hombre y una mujer!

Todo lo que lo contradiga, es una forma de rebelión contra el Supremo y una forma de ver menguar los principios y valores que nos distinguen del mundo, frío, cruel, oportunista.

Por eso estamos corriendo el riesgo de que las nuevas leyes, alteren el inalienable derecho y obligación, que tenemos los padres para educar a nuestros hijos.

Las dictaduras de cualquier signo, siempre intentaron controlar a los niños, porque era una manera perversa de asegurar el futuro del control del país.

Ahora, los métodos han cambiado, pero los objetivos son los mismos: Un grupo de iluminados o de perversos, intenta controlar el presente y el futuro de nuestros descendientes.

Por esto estamos llamados a VELAR por nuestra familia, nuestros hijos, porque solamente así seremos fieles al Mandato establecido por Dios. Y no debemos olvidar que ser fieles al Eterno es lo más importante para nuestra vida. Hoy y siempre.

Diego acosta / Neide Ferreira

www.septimomileni.com

JÓVENES AMENAZADOS

Blog del TIEMPO!

Una encuesta realizada por Fundaciones de Francia, revelan cuáles son las amenazas que afectan a los jóvenes.

Principalmente se identifican: El alcohol, cannabis, tabaco, cocaína, pornografía, videojuegos y el uso continuo de los teléfonos.

La encuesta advierte que en general los jóvenes son conscientes de los riesgos que corren frente a estos problemas, que pueden traducirse en dependencias permanentes, enfermedades graves, accidentes, faltas escolares, aislamiento, depresiones y hasta el suicidio.

A pesar de ello es preocupante el notable aumento del consumo de cocaína y las pastillas, que en muchos casos duplica los resultados de una encuesta anterior.

El informe demanda un esfuerzo de los padres por el cuidado de sus hijos, para ayudarlos a superar estas adicciones y para orientar sus vidas.

También se demanda que el Estado asuma su responsabilidad a través de campañas informativas, que ayuden a los jóvenes no solo a advertir los riesgos que corren sino también a superar los problemas que los llevan a ser consumidores.

Lo serio de este informe, es que con muchas probabilidades puede ser extrapolado a otros países. Una vez se destaca la alta responsabilidad de los padres para encaminar a sus hijos, en una sociedad cada vez más compleja y difícil.

Y obviamente, para que la familia se mantenga consolidada y firme, en torno a los principios que Dios ha establecido.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA FAMILIA

Conociendo algunas situaciones que se producen en el seno del hogar, recuerdo el momento en el que Jesús llamó hipócritas a los discípulos.

Asociar la familia con la hipocresía tiene su fundamento en que siempre he creído, que no existe mayor enemigo de la familia que aquella dura afirmación del Hijo del Hombre.

Tiene que ver con esta peligrosa práctica que tenemos los humanos, para sacrificar todo lo que no deberíamos, en el nombre de la armonía.

Si lo que conseguimos siendo hipócritas es la armonía en el seno del hogar, es un triste y penoso resultado, que estará siempre expuesto a la ruptura ante una desavenencia motivada por cuestiones mayores.

Con toda seguridad no creó el Eterno a la familia, para que se practicara esta perversa manera de comportarnos.

A pesar de estas evidencias, hay quienes predican y alientan a que en la familia debe buscarse  la armonía como un logro de primer orden.

No se explica en estos mensajes que la armonía no se puede lograr a cualquier precio, porque ningún fin por encomiable que sea justifica los medios.

En esa creencia he alentado siempre la idea que el proceder correcto es exactamente el contrario al que supone la práctica de la hipocresía.

La cuestión es levantar con paciencia y con Amor, el complejo edificio de la familia, para que verdaderamente sea el reflejo de la forma superior de relación entre un hombre y una mujer y su descendencia.

La hipocresía, nunca ayudará a nada, como no sea a crear  engaño y confusión!

Salmo 101:7

PT – O que usa de engano não ficará dentro da minha casa;

o que profere mentiras não estará firme perante os meus olhos.

ES – No habitará dentro de mi casa el que hace fraude;
el que habla mentiras no se afirmará delante de mis ojos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

UM CASO DEL POETA OLAVO BILAC

CONGREGAÇÃO

SÉTIMO MILÊNIO 

 

Olavo Bilac foi abordado por um comerciante na rua:

– Sr. Bilac, estou precisando vender o meu sítio. Será que poderia redigir o anúncio para o jornal?

Olavo Bilac escreveu:
«Vende-se encantadora propriedade, onde cantam os pássaros ao amanhecer no extenso arvoredo, cortada por cristalinas águas de um ribeirão. A casa é banhada pelo sol nascente, oferece a sombra tranquila das tardes, na varanda».

Meses depois, topa o poeta com o homem e pergunta-lhe:

-VENDEU o sítio??

– Nem penso mais nisso! Quando li o anúncio é que percebi a maravilha que eu tinha!

Às vezes, não percebemos as coisas boas que temos conosco e vamos longe, atrás de miragens e falsos tesouros.

Valorize o que você tem:
*?a vida que Deus deu a você*
*?a pessoa que está ao seu lado*
*?a sua família*
*?os amigos que estão perto de você*
*?o trabalho que você conquistou*
*?o conhecimento que adquiriu*
*?a sua saúde*
*?o sorriso*

Esta reflexão é para que todos nós possamos terminar o mês de dezembro de forma diferente, não só planejando as coisas que queremos, mas agradecendo por tudo que nos foi permitido conquistar.

SEJAMOS MAIS GRATOS!

www.septimomilenio.com

 

EL VOTO EVANGÉLICO EN LAS ÚLTIMAS ELECCIONES DE ESTADOS UNIDOS

trump

Blog del TIEMPO!

Unos días antes de los comicios que consagraron al nuevo presidente del país, comentamos las campañas que hacían las iglesias para que los miembros de las congregaciones acudieran a votar.

De acuerdo a lo que la mayoría de los especialistas consideran como probado, el voto evangélico respaldó al candidato del Partido Republicano, como ha venido ocurriendo desde hace muchos años.

Lo que llama la atención es que el voto evangélico es considerado como conservador y en otros casos como ultra conservador.

Las razones de estas apreciaciones: El voto evangélico está respaldando al partido que tiene posiciones de firmeza con relación a dos temas muy importantes desde la perspectiva espiritual.

Uno es el aborto y el otro el de los matrimonios homosexuales. En ambos casos el voto evangélico resulta crucial en defensa de la vida y en la defensa del concepto bíblico de la familia.

Por tanto resulta cuanto menos curioso que se llame conservadores a quienes defienden la vida y a quienes defienden el concepto de familia para la unión entre un hombre y una mujer.

Desde esta visión, que se haya votado a un determinado candidato no debe sorprender ni tampoco preocupar. En definitiva se trata de que los evangélicos adoptaron una posición concreta frente a lo que consideran muy importante para su país.

Y ser firmes en las convicciones, es algo que legítimamente se nos debe reclamar a quienes debemos vivir según el mandato de Dios, expresado en la Biblia.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com