NOTORIEDAD

 

Hace muchos años una persona para lograr notoriedad pública, se lanzó al vacío desde una terraza, tras exhibirse durante varios minutos ante cientos de personas.

Esta asombrosa forma de suicidio me produjo un gran impacto, porque comprendí que la búsqueda de sobresalir de los demás, es una grave enfermedad.

Y no solamente grave, sino que es altamente contagiosa.

No conozco otro caso parecido al que he mencionado, pero sí conozco a otras personas que son capaces de hacer cualquier cosa en cualquier circunstancia, con tal de ser superiores a sus semejantes.

Inevitablemente es necesario poner la mirada en Jesús y comprender cuál fue la inalcanzable magnitud de su humildad y de su mansedumbre.

Siendo Dios, vivió como el más sencillo de los mortales y negó sistemáticamente la posibilidad de ser adulado o de ser exaltado.

Maravilloso ejemplo que recuerdo cada día, cuando lucho contra mi vanidad y contra cualquier deseo de sentirme importante.

Y el mejor método para vencer en esa lucha, es servir y no ser servido. Exactamente como Jesús!

Deuteronomio 10:20

A Jehová tu Dios temerás,

a él solo servirás, a él seguirás,

y por su nombre jurarás.

Deuteronômio 10:20

Ao Senhor, teu Deus, temerás;

a ele servirás, e a ele te chegarás,

e pelo seu nome jurarás.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

UN POCO

Repasando con un amigo algún tiempo de nuestras vidas, llegué a algunas conclusiones preocupantes, tanto para él como para mí.

La razón?

Advertí que los hechos que había recordado se parecían mucho a los míos, especialmente en lo relacionado a nuestra relación con Dios.

Hice memoria, del caso de las personas que se acercan al mar y permanecen en la orilla, con miedo a adentrarse en las partes más profundas.

Estas actitudes traducidas a las cuestiones espirituales, demuestran que con Dios hacemos lo mismo. Nos acercamos pero con límites.

Esto significa en mi caso miedo a asumir más compromisos que los necesarios, para no involucrarme en responsabilidades mayores.

Acercarse con esas precauciones es como tomar un atajo, que me aparta del Camino verdadero, pero que me permite hacer un recorrido más placentero, más cómodo y evidentemente menos exigente.

Sin embargo, el Espíritu me advirtió sobre esta cuestión con una sencilla pregunta: Y si el Eterno hiciera lo mismo? De solo imaginarme semejante posibilidad, pedí perdón y mi vida cambió para siempre.

En lugar de atajos, ahora tengo compromiso. Ya no doy un poco sino que me brindo todo, sin ninguna clase de reservas!

Deuteronomio 13:4

En pos de Jehová vuestro Dios andaréis;

a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz,

a él serviréis, y a él seguiréis.

Deuteronômio 13:4

Após o Senhor, vosso Deus, andareis,

e a ele temereis, e os seus mandamentos guardareis, e a sua voz ouvireis,

e a ele servireis, e a ele vos achegareis.

Diego Acosta / neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LOS DÉBILES

En estos tiempos triunfalistas y de exaltación de los soberbios, es importante reflexionar acerca de lo que la Palabra de Dios nos revela sobre los afanes terrenales.

El profeta Jeremías amonestó a los reyes de Israel y de Judá, por su afán en levantar grandes construcciones, olvidando una cuestión esencial.

La grandeza de quienes tienen responsabilidades de gobernar, no se mide por la imponencia de sus obras, sino por su voluntad de trabajar por un sistema social justo.

El rey Salum, hijo de Josías, recibió severas advertencias acerca de esta cuestión tan fundamental para Jehová y que fue transmitida por el profeta.

Me pregunto: Trato de ser justo con quienes me rodean?

Es verdad que no reino ni reinaré, ni gobierno ni gobernaré, pero sigo teniendo responsabilidades para quienes son mis prójimos.

Trato de ser justo con ellos o me sirvo de ellos, como ocurre muy frecuentemente en las congregaciones?

Jesús lo repitió rotundamente: Vino al mundo a servir y no a ser servido!

Este principio de Justicia está claramente dirigido a defender a los débiles, a los que precisan ayuda y a los que no pueden defenderse.

Los ejemplos del pasado, me deben servir muy eficazmente para mi presente de cada día!

Jeremías 22:13

!Ay del que edifica su casa sin justicia, y sus salas sin equidad,

sirviéndose de su prójimo de balde,

y no dándole el salario de su trabajo!

Jeremias 22:13

Ai daquele que edifica a sua casa com injustiça e os seus aposentos

sem direito;

que se serve do serviço do seu próximo, sem paga,

e não lhe dá o salário do seu trabalho.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA DESNUDEZ

Cuando era niño me enseñaron que había cosas que no se debían hacer. No fueron enseñanzas de padres creyentes, sino de padres preocupados por sus hijos.

Simplemente eso. Con el tiempo tuve que enseñar a mis hijos, exactamente lo mismo: Hay cosas que es mejor no hacer.

Y ahora, con mis nietas, está ocurriendo el mismo proceso. Y por qué esta preocupación que se continúa de generación en generación?

Por la necesidad que tenemos los seres humanos, de crecer bajo un mínimo de normas, que nos aseguren una convivencia basada en el respeto, por encima de otras consideraciones.

Por estas razones, ahora cuando observo como el desnudo es parte de un deplorable intento de llamar la atención, no me escandalizo pero si me preocupo.

Desnudarse en público una y otra vez, solo revela la pobre consideración del valor como ser pensante, del escaso sentido del pudor bien entendido y un exceso de vulgaridad evidente.

El Eterno nos ha dado normas precisas, para que respetemos la desnudez en todas las situaciones imaginables.

Como siempre, esas normas son lo mejor para cada uno de nosotros!

Levítico 18:5

ES –  Por tanto, guardaréis mis estatutos y mis ordenanzas,

los cuales haciendo el hombre, vivirá en ellos. Yo Jehová.

PT – Portanto, os meus estatutos e os meus juízos guardareis;

os quais, fazendo-os o homem, viverá por eles. Eu sou o Senhor.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ABORTO LIBRE EN ARGENTINA

Blog del TIEMPO!

Los Diputados argentinos dieron media sanción al proyecto que liberará el aborto en el país.

El larguísimo debate refleja como está de dividida la sociedad en torno a esta cuestión, sobre la que es necesario hacer algunas reflexiones.

La cuestión de la Vida, es inherente a la Soberanía de nuestro Creador. ÉL la concede y por lo tanto es el Único que la puede quitar.

El aborto, no es solo una cuestión de la mujer, es una corresponsabilidad con el hombre y por tanto las decisiones les conciernen a ambos.

La sociedad tiene un gran compromiso con la mujer que decide continuar sola con su embarazo y la debe apoyar sin reservas ni limitaciones.

Las organizaciones sociales que ayudan a las mujeres en estos casos, deben estar respaldadas por el propio Estado a los efectos de colaborar en la eficacia y el mantenimiento de sus acciones.

Finalmente cada hombre y cada mujer debe entender que su relación debe ser responsable y honesta delante de Dios. El vivir de cualquier modo, es contrario al orden que ha establecido el Eterno.

Nadie puede sentirse superior como para violar las normas que nos han sido dadas y que se elevan a su máxima expresión con el matrimonio y la familia.

Es evidente que se pueden ignorar estas normas. Pero no es menos verdad, que las consecuencias serán más serias y graves de lo que un hombre y una mujer puedan pensar.

Recordemos del Libro de Génesis, Capítulo 2 versículos 22-24, que reproducimos de la versión 1960 de la Biblia Reina -Valera:

22 Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

23 Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.

24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

El Derecho a la Vida es irrevocable y es un Mandato de Dios!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL ECLIPSE DE AMÓS

LA OTRA HISTORIA

En estos días se cumple un aniversario del eclipse solar que se registró en el año 736 a.C. y que ha servido para determinar la Cronología del Antiguo Oriente.

Es relevante conocer como se determinan los períodos históricos, con fechas aproximadas o precisas. El primer ciclo comprende entre los años 2.500 a.C. hasta 1.500 a.C.

El segundo abarca desde 1.500 a.C. hasta 911 a.C. Esta última datación, 911 a.C. está considerada como de alta precisión y a partir de ella todas las fechas tienen un alto grado de credibilidad en cuanto a los años, meses y días de los acontecimientos.

El año 911 a.C. fue determinado por el reinado de Adad-ninari II en Asiria, a partir del cual se pudo seguir con la secuencia de los reyes de este imperio.

De allí la precisión relacionada con el eclipse solar de 736 a.C. que está reflejado en el Antiguo Testamento en el Libro del profeta Amós, en el Capítulo 8 versículo 9, que en la edición de la Biblia Reina-Valera de 1960 dice textualmente:

Acontecerá en aquel día, dice Jehová el Señor,

que haré que se ponga el sol a mediodía,

y cubriré de tinieblas la tierra en el día claro.

Por esta razón es posible afirmar que el eclipse de 736 a.C. pueda ser denominado como el eclipse de Amós, ya que fue revelado con toda precisión varios años antes de que ocurriera.

Una vez más la Palabra de Dios es referencia histórica comprobada, comprobable y determinante.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

DE DIOS…!

En los momentos importantes de mi vida, puedo decir que he podido ver la Mano de Poder del Altísimo!

Cuando aquello que anhelaba parecía más lejos que nunca, en las circunstancias más inesperadas, se concretaba delante de mí.

Es que el Amor de Dios se manifiesta cuando llega el momento Perfecto, que solamente Él conoce y sabe cuándo será mejor para cada vida.

En estos días agradezco un presente que casi había descartado y que permanecía en mí, como algo inalcanzable…pero sin perder todas las esperanzas.

El Eterno llama a confiar en su Autoridad y en su Omnipotencia!

Si confío mantengo viva la llama de mi fe y por tanto es posible que esa llama, por muy pequeña que sea, ilumine mi vida con un Grandioso Milagro.

Sabiendo esto, debemos ser más humildes que nunca para recibir y más agradecidos que nunca para honrar a quién nos ha mostrado una vez más, su Misericordia y su Amor.

Salmo 34:8

ES – Gustad, y ved que es bueno Jehová;

Dichoso el hombre que confía en él.

PT – Provai e vede que o Senhor é bom;

bem-aventurado o homem que nele confia.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EL LUGAR

Que ocurre cuando no acepto el Propósito de Dios para mi vida?

Cuándo pienso que lo que estoy haciendo también es servir al Soberano y en consecuencia sigo siendo fiel a su Autoridad?

Cuándo pienso que mi conciencia está tranquila porque creo que sirvo al Reino, pero de la manera que me parece mejor?

Estas preguntas me las hago constantemente para precisamente, evitar que me suceda lo que he visto le ocurre a varios hermanos.

Es un grave error pensar que sirvo al Eterno según mi criterio y no haciendo lo que ÉL ha dispuesto para mi vida.

En realidad ni lo sirvo ni estoy obrando adecuadamente. Es más, cada día me voy alejando de la Obediencia que significa estar bajo su Bendición.

Obrando como yo quiero y no como ÉL ha determinado, me aparto de sus Promesas y que quedo sin protección ante los embates de mis propios errores.

Es muy triste ver tener dones y talentos, y usarlos según nuestro criterio y se alejan de la Voluntad Soberana y  exponiéndonos a riesgos cada vez mayores.

Éxodo 24:7

Y tomó el libro del pacto y lo leyó a oídos del pueblo,

el cual dijo:

Haremos todas las cosas que Jehová ha dicho, y obedeceremos.

Êxodo 24:7

E tomou o livro do concerto e o leu aos ouvidos do povo,

e eles disseram:

Tudo o que o Senhor tem falado faremos e obedeceremos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

IMPREVISIBLE

Ceo que una de las cuestiones que me producen más inquietud, es saber que tengo por amigo a un ser imprevisible.

Un hombre o una mujer que son maravillosos en lo personal, dignos de admiración incluso, pero capaces de hacer cosas que nos desubican totalmente.

Cuando pienso en algún caso concreto relacionado con este tema, llego a la conclusión que se trata de alguien que no ha asumido totalmente las enseñanzas y los mandamientos de la Palabra de Dios.

Las decisiones Soberanas del Todopoderoso siempre están relacionadas con el Orden, en su más alto significado y nunca con lo contrario.

El caos, por lo opuesto es el territorio donde domina el enemigo de nuestra fe. Por tanto si una persona se considera hija de Dios, nunca puede vivir en el descontrol.

Lo triste de todo esto, es que vivir fuera de las normas del Eterno, nos puede colocar frente a situaciones cuyas consecuencias, serán tan graves que lamentaremos para siempre, el habernos equivocado.

Deuteronomio 8:11

Cuídate de no olvidarte de Jehová tu Dios,

para cumplir sus mandamientos,

sus decretos y sus estatutos que yo te ordeno hoy.

Deuteronômio 8:11

Guarda-te para que te não esqueças do Senhor, teu Deus,

não guardando os seus mandamentos, e os seus juízos,

e os seus estatutos, que hoje te ordeno.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 2 3 13