MANIPULAR

DEVOCIONAL

La primera señal que nos dejó Jesús sobre el final de los tiempos, fue la relacionada con el engaño.

Concretamente que no nos dejáramos engañar!

Una de las formas más perfeccionadas del engaño es la de la manipulación, que nos lleva a creer en cosas o personas, que no son lo que nos dicen.

El supuesto arte de cambiar lo malo por bueno!

Conversábamos sobre esto con un pequeño grupo de amigos, dejando constancia que en el fondo todos pretendemos ser manipuladores, para colocarnos siempre en las mejores posiciones posibles.

Pero eso es engaño!

Pensar en esto es una constante en mi vida, dado que conozco que esa puede ser una de mis debilidades y debo luchar contra ella.

Ser fieles a la Verdad, necesariamente nos debe llevar a pensar como el Hijo del Hombre y a respetar la conciencia del prójimo.

Manipular nos aleja del Eterno y facilita los planes de maldad del enemigo.

Jeremías 29:8

Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel:
No os engañen vuestros profetas que están entre vosotros,
ni vuestros adivinos;
ni atendáis a los sueños que soñáis.

Jeremias 29:8

Porque assim diz o Senhor dos Exércitos, o Deus de Israel:
Não vos enganem os vossos profetas que estão no meio de vós,
nem os vossos adivinhos,
nem deis ouvidos aos vossos sonhos que sonhais.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

JUSTICIA Y MISERICORDIA

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Isaías, eleva un cántico de confianza acerca de la protección de Jehová, sobre Israel y también sobre su ciudad: Jerusalén.

Por extensión podemos asumir como propio este Cántico, por cuanto resume la actitud que debemos de tener ante la Gloriosa Majestad del Eterno.

Nadie como ÉL para guardarnos, guiarnos y finalmente darnos la vida eterna, en un proceso que tiene muchos puntos en común con la historia de Israel.

Desde los grandes momentos de unión con Dios, hasta los otros en donde se manifestó el espíritu de rebeldía, que es común a quienes formamos la especie superior de la Creación.

Isaías eleva su voz en el Capítulo 26 y específicamente desde los versículos 9 al 12, resume cuestiones esenciales vinculadas con la Justicia.

Muchos la entenderán y se volverán de sus caminos de maldad, pero otros se negarán a escuchar lo que Jehová nos manda a cumplir.

8 También en el camino de tus juicios, oh Jehová, te hemos esperado; tu nombre y tu memoria son el deseo de nuestra alma.

Con mi alma te he deseado en la noche, y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte; porque luego que hay juicios tuyos en la tierra, los moradores del mundo aprenden justicia.

10 Se mostrará piedad al malvado, y no aprenderá justicia; en tierra de rectitud hará iniquidad, y no mirará a la majestad de Jehová.

11 Jehová, tu mano está alzada, pero ellos no ven; verán al fin, y se avergonzarán los que envidian a tu pueblo; y a tus enemigos fuego los consumirá.

12 Jehová, tú nos darás paz, porque también hiciste en nosotros todas nuestras obras.

La Misericordia llegará junto con la Justicia, porque solamente quienes obedezcan al Todopoderoso, recibirán su Gracia.

Es tiempo de recordar que los grandes pasajes de la Biblia, serán referencias para los tiempos del fin que estamos viviendo.

Creer lo contrario es engañarse y nada hay más triste que el autoengaño. Fundamentalmente porque nos aparta de manera definitiva de las Promesas que Dios cumplirá en nuestras vidas.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

REACCIONAR

DEVOCIONAL

Un simple hecho, puede alterar nuestros comportamientos y hacernos olvidar lo sustancial.

Esta reflexión se origina en un episodio que en un principio tuvo mucho de casual, pero que en su momento me alteró y preocupó.

Tanto que tuvo que ser el Espíritu, quién me hiciera volver a la realidad y recordar que siendo hijo de Dios, no podía comportarme de esa manera.

Era necesario reaccionar!

Tengo conciencia de que todo lo que me ocurre está bajo la Soberana Voluntad del Eterno, por tanto cada actitud que adopte tiene que reflejar mi obediencia y mi fidelidad.

Pero, si no consigo reaccionar ante un hecho más o menos trivial, cómo tendré una responsabilidad mayor en mi parte de la extensión del Reino?

Como podré afrontar cuestiones verdaderamente importantes, sino soy capaz de obrar ante lo pequeño o circunstancial?

En definitiva, es necesario que aprenda a obrar como hijo de Dios, no como un hombre temeroso ante otros poderes nefastos. Teniendo como tengo la certeza, que no hay Poder mayor que el del Altísimo!

Jeremías 10:6

No hay semejante a ti,
oh Jehová;
grande eres tú,
y grande tu nombre en poderío.

Jeremias 10:6

Ninguém semelhante a ti,
ó Senhor;
tu és grande,
e grande é o teu nome em força.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

LOS CAMBIOS

DEVOCIONAL

Un pasaje en el Antiguo Testamento relacionado con Israel, nos muestra como ha sido siempre la relación entre los hombres, individualmente o como nación, con Jehová.

Cuando somos obedientes tenemos bendición, pero cuando dejamos de serlo, sobrevienen las consecuencias de la rebeldía.

En el Libro de Jueces, podemos aprender sobre la apostasía de los israelíes que luego de la milagrosa liberación del faraón egipcio, abandonaron al Eterno y se fueron tras otros ídolos.

Dios utilizó a los Jueces para que los liberaran de las aflicciones de sus enemigos, pero tan pronto como ocurría el cambio, nuevamente se entregaban al servilismo apóstata.

Si aplico esto a mi vida, podré comprender mejor a Israel y también podré entender mejor todo lo que me ha ocurrido.

La obediencia resulta fundamental, para poder vivir bajo la Gracia y para poder luchar contra fuerzas que sobrepasan mis limitadas capacidades.

En realidad, mi primera batalla es ser fiel siempre, porque mi gran enemigo, tal vez esté en mi interior.

Jueces 2:22

Para probar con ellas a Israel,
si procurarían o no seguir el camino de Jehová,
andando en él,
como lo siguieron sus padres.

Juízes 2:22

Para por elas provar a Israel,
se hão de guardar o caminho do Senhor,
como seus pais o guardaram,
para por ele andarem ou não.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

BORRAR

DEVOCIONAL

Hay días que tienen una especial significancia y son los que elegimos para limpiar, todo aquello que pensamos que ha dejado ser útil.

Es obvio que tampoco me puedo sustraer a esta situación, mucho más cuando soy un usuario intensivo de los medios que utilizamos en los tiempos en los que vivimos.

Estaba en plena labor de limpieza, cuando vino a mí la analogía aparentemente obvia, pero de la que no me había percatado.

Es necesario de que cada tanto, hagamos un alto en el frenesí en el que vivimos y eliminemos todo aquello que en algún momento consideramos importante y que no lo es y lo borremos definitivamente de la memoria.

Solo así, podremos sentirnos más libres de las cosas que sin advertirlo nos oprimen y nos impiden acercarnos a lo verdadero, a lo ciertamente importante.

NO me debe dominar la duda para desechar lo que es una carga innecesaria en mi vida. Todo lo contrario, contra más ligera sea mi carga, más rápido podré buscar el límpido refugio del Eterno.

Salmo 55:22

ES – Echa sobre Jehová tu carga,
y él te sustentará;
no dejará para siempre caído al justo.

PT – Lança o teu cuidado sobre o Senhor,
e ele te susterá;
nunca permitirá que o justo seja abalado.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DISPOSICIÓN

DEVOCIONAL

La lectura del Libro de Números en su primer Capítulo, puede resultar un tanto sorprendente y hasta podríamos decir extraño.

Nos podemos preguntar: Por qué Jehová puso tanto empeño en definir las posiciones de quienes debían acampar alrededor del Tabernáculo?

Por qué?

La respuesta personal nos puede llevar a analizar la preocupación de Jehová, de dar instrucciones precisas a Moisés y a Aarón, para que cada una de las tribus de Israel tuviera la certeza de cuál era el orden que debía cumplirse.

Si Dios se preocupa por sus tribus, por qué no se preocuparía por la vida de cada uno de los integrantes de ellas?

Por qué me cuesta tanto entender que el Eterno está preocupado por mi vida?

Israel siempre ha sido una preocupación para Jehová, tanto como tengo la certeza de que siempre se ha preocupado por mi vida.

Sabiendo esto, mi decisión debe ser la de cumplir con todo lo que me mande mi Creador, aunque no lo entienda o me resulta extraño.

Números 2:2
ES – Los hijos de Israel acamparán cada uno junto a su bandera,
bajo las enseñas de las casas de sus padres;
alrededor del tabernáculo de reunión acamparán.

PT – Os filhos de Israel assentarão as suas tendas,
cada um debaixo da sua bandeira, segundo as insígnias da casa de seus pais;
ao redor, defronte da tenda da congregação, assentarão as suas tendas.

Diego Acosta / Neide Ferreira
www.septimomilenio.com

GESTOS

DEVOCIONAL

Hace algún tiempo que se ha presentado la oportunidad-necesidad de estar estrechamente ligado  con un querido amigo, que está padeciendo una compleja situación personal.

Esto ha determinado cambios en mi vida y sobre todo, en lo que concierne a la comodidad y tranquilidad, que se ha transformado en un ir y venir constante.

Pensando en esto, me declaraba satisfecho por haber obrado según lo que buenamente entendí que era algo que debía hacer, por haberlo puesto Dios en mi mano.

Viviendo la etapa de cambios, pensaba en el tiempo que duraría esta situación y qué sentido tenía todo lo que estaba ocurriendo.

Realmente hay preguntas que ni siquiera me las debería hacer, sencillamente porque sería como reclamarle al Eterno por lo que estaba sucediendo.

Con esos pensamientos, una mañana cuando llegué a la casa del amigo al que estoy acompañando, me recibió con un gesto emocionante de alegría y diría que de agradecimiento por verme.

Entonces comprendí, que ese sencillo gesto era una respuesta y que todo lo que se me demande, tiene un Propósito, aunque no lo perciba ni entienda.

Salmo 138:8

ES – Jehová cumplirá su propósito en mí;

Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre;

No desampares la obra de tus manos.

PT – O Senhor aperfeiçoará o que me concerne;

a tua benignidade, ó Senhor, é para sempre;

não desampares as obras das tuas mãos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DIAMANTE

DEVOCIONAL

En difíciles circunstancias el profeta Ezequiel recibió de Jehová fortaleza para cumplir con su misión.

En más de una ocasión hice memoria de este episodio, para afrontar mis propias circunstancias, que me superaban en magnitud.

Solamente con el auxilio del Eterno es posible enfrentar situaciones, que parecen imposible de superar, pero que están sujetas a la Voluntad Soberana de Dios.

Si mi frente ha sido hecha de diamante, como no enfrentar a quienes me quieren doblegar?

Por qué habré de temer sabiendo que el Todopoderoso me sostiene?

Todo es cuestión de creer en el que habla con Suprema Autoridad y así como Ezequiel debió hablar al pueblo de Israel, yo también podré hablar a quienes deben escucharme.

O a quienes decidirán no escucharme, siendo lo verdaderamente importante que hable lo que se me impuesto que diga.

El rostro de diamante sirve para eso, para no temer ni para claudicar ante el supuesto poderío de quienes están frente de mí.

Así lo determinó Jehová antes y así lo entiendo ahora!

Ezequiel 3:9

ES – Como diamante,

más fuerte que pedernal he hecho tu frente;

no los temas,

ni tengas miedo delante de ellos,

porque son casa rebelde.

PT –  Fiz como diamante a tua fronte,

mais forte do que a pederneira;

não os temas,

pois, nem te assombres com o seu rosto,

porque casa rebelde são.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ES VERDAD…?

DEVOCIONAL

Frecuentemente proclamamos nuestro pleno convencimiento de obrar según lo que el Eterno ha establecido.

Pero cabe preguntarse: Es verdad lo que afirmamos?

Si se tratara de una respuesta personal, es problemática una afirmación categórica, porque siempre hay condicionantes.

Uno de ellos es mi propia incredulidad, que surge cuando los planes que había elaborado se modifican sin posibilidad de reencauzarlos en la dirección que me gustaría.

Por mucho que lo diga, casi siempre reacciono de mala manera, cuando un proyecto es modificado, pues  compruebo que es inútil elaborar nada sin que lo apruebe Dios.

Como buen ser humano que soy, hay una tendencia natural a intentar modificar la realidad según mi conveniencia, dejando para después que mi decisión la apruebe el Todopoderoso.

Y como humano que soy me revuelvo, la mayoría de las veces, al advertir que aquello que me parecía bueno, no lo es para quién tiene todo el Poder.

Entonces, me humillo y pienso en esa frase que he utilizado tantas veces: Lo bueno es enemigo de lo mejor! Por la simple razón de que lo bueno es mi pequeña dimensión y lo mejor, la Grandeza del Señor.

1 Crónicas 16:11

Buscad a Jehová y su poder;

buscad su rostro continuamente.

1 Crônicas 16:11

Buscai o Senhor e a sua força;

buscai a sua face continuamente.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com