GRAVE SEQUÍA EN ISRAEL

 

LA OTRA HISTORIA

Israel se encamina al sexto año consecutivo de sequía y una de las mayores evidencias de los daños que está causando esta situación, se puede advertir en el Mar de Galilea.

En este célebre escenario de varios momentos del Ministerio de Jesús, ha surgido una isla, como consecuencia del descenso del nivel de las aguas, por lo que el paisaje tradicional ha sufrido una notoria modificación.

El llamado Mar de Galilea es el mayor reservorio de agua potable del Estado y está afectado por el enorme deficit de 2.500 millones de metros cúbicos acumulados a lo largo de cinco años de bajas precipitaciones.

Los expertos anuncian que aún cuando este invierno fuera especialmente lluvioso, el lago permanecerá por debajo de la línea roja inferior, unos 2,5 metros por encima de la línea negra.

La Autoridad del Agua del país, anunció que el nivel del Mar de Galilea está más de 214 metros debajo del nivel del mar y se espera que vaya descendiendo a razón de un centímetro diario.

Para ejemplificar la gravedad de la situación, se anuncia que en unos pocos días la isla surgida en el corazón del lago, probablemente llegue a la playa más cercana en las proximidades del Kibbutz-Maagan.

Israel ha logrado superar el problema del consumo de agua para la población, con la construcción de cinco grandes plantas para la desalinización de los caudales recogidos.

Esas plantas también reciclan alrededor del 86 por ciento de las aguas residuales, que se destinan a la irrigación, solucionando el problema de la producción agrícola.

Simultáneamente se está trabajando para recuperar el nivel del Mar de Galilea, con la instalación de dos nuevas plantas desalinizadoras, que inyectarán unos 60 millones de metros cúbicos, para evitar que el agua salada afecte de manera irreversible el nivel ecológico.

En otros países de la región la sequía tiene los mismos niveles de gravedad, pero no se han adoptado las previsiones que se tomaron en Israel.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

HALLAZGO EN TIBERÍADES

LA OTRA HISTORIA

De forma fortuita fue descubierta una cueva funeraria en los alrededores de la ciudad de Tiberíades, al norte de Israel.

El recinto tiene alrededor de dos mil años de antigüedad y se considera que es una cueva funeraria de judíos en la época del dominio de los romanos en Palestina.

Tiberíades fue construida por el rey Herodes Antipas en las cercanías del Mar de Galilea y lleva ese nombre en homenaje al emperador Tiberio.

La cueva está considerada como un entierro secundario practicado por los judíos y a la espera de que se inicien los trabajos de estudio, se conocen los nombres de los judíos que fueron enterrados en el lugar.

Un hallazgo que sigue revelando la grandiosa historia que encierra Israel en su territorio nacional.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com