CUIDAR AL PRÓJIMO

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< CUIDAR AL PRÓJIMO
Tenemos el Mandato de velar por el prójimo,
por las personas anónimas que pasan a nuestro lado,
pero sobre las que tenemos una alta responsabilidad.
Cumplir con las normas de los hombres,
es una forma de cumplir con las normas de Dios.

Diego Acosta – MENSAJE

www.septimomilenio.com

HABLAR…!

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

DEVOCIONAL

Alguien me comentó una vez que hablar era un arte…que se iba perdiendo a pesar de que estamos cada vez más comunicados.

De esto hace muchos años y me sigue sorprendiendo como tiene vigencia ese concepto relacionado con el arte de hablar. Será porque vamos perdiendo la capacidad de escucharnos?

Esencialmente lo que mi amigo comentó era de la necesidad que tenemos los humanos de relacionarnos para comentar las experiencias personales, única forma de conocernos y de fortalecer la relación.

Si hablamos y no escuchamos, difícilmente podamos saber que piensa, que tiene en su corazón nuestro interlocutor. Por frío y distante que parezca este argumento, debe hacernos reflexionar sobre esta necesidad.

Si pensamos que Jesús nos mandó Amar al prójimo…como podríamos tener Misericordia por quién no conocemos?

Cada tanto recupero la cuestión de la relación personal, que es algo mucho más profundo que el encuentro casual o los saludos formales. Mi prójimo puede estar necesitado de mi atención y por no hablar, nunca lo sabré.

Éxodo  14:11-12
Y Jehová le respondió: ¿Quién dio la boca al hombre?
¿o quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego?
¿No soy yo Jehová?

 Ahora pues, ve, y yo estaré con tu boca,
y te enseñaré lo que hayas de hablar.

Êxodo 14:11-12
 E disse-lhe o Senhor: Quem fez a boca do homem?
Ou quem fez o mudo, ou o surdo, ou o que vê, ou o cego?
Não sou eu, o
Senhor?
Vai, pois, agora, e eu serei com a tua boca
e te ensinarei o que hás de falar.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

 

 

RESPONSABLE

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< ANTIVIRUS

Quienes tienen que gobernar los países por mandato democrático asumen con todas sus consecuencias, las decisiones que van tomando a lo largo del tiempo de la peste que nos afecta.

Es evidente que en la medida de sus aciertos o de sus errores, recibirán el respaldo electoral que buscan para su vida público o en cambio, serán castigados por sus despropósitos.

Esta argumentación no debe dejar de lado la responsabilidad que cada uno de nosotros tiene como ciudadano, como padre, madre, como parte del núcleo de la sociedad que es la familia.

Todo lo que hagamos o dejemos de hacer, será computado desde la perspectiva del bien general. De allí la importancia de no caer en el egoísmo que proclama y practica el mundo en el que vivimos.

La solidaridad con el prójimo comienza por respetar los derechos elementales, para preocuparnos en cuidar su salud, tanto como nos preocupamos en cuidar la de nuestros amados.

Cuidar al prójimo, es uno de los Mandatos de Jesús.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

ORACIÓN-Por discípulos

Oremos por ser verdaderos discípulos de Jesús!

Oremos por ser hombres y mujeres fieles a sus Mandatos!

Oremos por ser responsables de nuestros hijos!

Oremos por ser libres de las ataduras del mundo!

Oremos por ser portadores de Amor y Misericordia al Prójimo!

Oremos por ser valientes con la Valentía de lo Alto!

www.septimomilenio.com

PELIGRO MÓVIL

CARTA DE ALEMANIA

Saludos

Los scooters eléctricos que pueden provocar simpatías a primera vista, son severamente criticados por las entidades que representan a los discapacitados.

Una de las principales objeciones que se les formula es la edad de quienes los pueden conducir: 14 años. Consideran que es demasiado baja, como para tener la capacidad de discernir los peligrosos que pueden resultar para algunas personas.

Otra cuestión, es que los no videntes no pueden advertir su presencia y por lo tanto no pueden hacer nada por esquivarlos, por lo que resultan un problema de seguridad demasiado serio.

Prácticamente en la misma situación se encuentran quienes se desplazan en sillas de ruedas, pues su capacidad de maniobra para esquivarlos es muy reducida comparada con la velocidad que desarrollan los scooters.

Se reclama que por lo menos se impartan cursillos de cuatro horas de duración, para que los conductores de estos vehículos puedan recibir la información acerca de los condicionantes que tienen y los cuidados que deben adoptar frente a quienes están virtualmente desprotegidos ante su presencia.

Se abre un tiempo de reflexión para los urbanitas y sus vehículos. El cuidado del prójimo, es un deber fundamental.

Gracias y bendiciones.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

TIENES HAMBRE…?

Tienes hambre? Esta pregunta tan realista, también puede ser formulada en sentido figurado y el concepto cambia de dimensión.

Una persona que tiene hambre lo primero que debe recibir del prójimo, es el alimento que la sustente, que le renueve las fuerzas a su cuerpo.

Esto es esencial para la vida!

También hay quienes tienen hambre…sin saberlo!

Es una clase de hambre que no se mitiga ni soluciona con alimentos, porque es la sensación que se inicia en el vacío interior.

Cumpliendo una ley física, el vacío siempre será ocupado por algo. Esto no significa que lo que ocupó el vacío sea lo mejor ni siquiera lo más conveniente.

Por lo que la sensación de vacío se vuelve a sentir con más intensidad y lo que es peor, como una necesidad insatisfecha a pesar de haber sido ocupado.

Esta reflexión acerca del hambre físico, puede trasladarse perfectamente al hambre espiritual!

Lo afirmo porque lo he comprobado durante muchos años de mi vida, en los que busqué y no hallé. Pero a pesar de eso seguí perseverando en buscar lo que necesitaba.

Así fue como Jesús entró en mi vida…para saciar el hambre espiritual que tenía!

Puede que para muchos resulte casi infantil esta manera de referirme al conocimiento que tuve del Señor, pero es así como ocurrió.

No hizo falta que hubiera grandes anuncios, ni grandes manifestaciones estelares. Fue todo tan sencillo, como es el gesto de brindarle alimento a quién lo necesita.

No lo olvidemos. Hablemos de Jesús al prójimo ahora mismo, porque puede ser que tenga hambre y ni el mismo lo sepa.

Juan 6:35

ES – Jesús les dijo: Yo soy el Pan de Vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre;

        y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

PT  E Jesus lhes disse: Eu sou o Pão da Vida; aquele que vem a mim não terá fome;

         e quem crê em mim nunca terá sede.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com