Experiencia de vida – Missionária Arlete

É muito bom conhecer a experiência de vida de pessoas
que serviram ao Senhor ao longo da sua vida,
com firmeza e percorrendo caminhos difíceis.
A Missionária Arlete rememora tempos do seu ministério
que podem incentivar outras pessoas
a servir e dedicar sua vida a Deus.

MISSIONARIA ARLETE BATISTA FERREIRA

Aprender a vivir

DEVOCIONAL

Es notable como siempre hay algo que provoca que hagamos una especie de pausa, para mirar y para mirarnos a nosotros mismos.

Es el tiempo que Dios utiliza para mostrarnos todo aquello que está bien y sobre todo, lo que está mal ante sus ojos. Es por tanto un tiempo maravilloso para que observemos sin apasionamiento nuestra vida.

La pasada porque es parte de nuestra carga y es la que debemos ir dejando atrás para no arrastrar tanto peso y que nos impide caminar ligeros de equipaje.

La que forma parte del presente, para quitarle los restos de aquello que no nos deja crecer y que nos tira hacia abajo, como si fuera un espiral maligno.

Por tanto nos queda lo mejor por aprender: Lo que vendrá!

Aquello que forma parte de los Propósitos del Eterno para mi vida, que aunque ignoro cuáles serán sí tengo la certeza que serán lo mejor, porque en su infinita Misericordia, siempre tiene mucho más sobre lo que yo considero bueno.

Por eso debo aprender a vivir confiadamente, ignorando las circunstancias, dejando atrás el pasado e impidiendo que la memoria humana se interponga con lo sobrenatural.

Romanos 8:28
ES
– Y sabemos que a los que aman a Dios,
todas las cosas les ayudan a bien,
esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

PT – E sabemos que todas as coisas
contribuem juntamente para o bem daqueles que amam a Deus,
daqueles que são chamados por seu decreto.

 Diego Acosta / Neide Ferreira

Redimir y libertar

DEVOCIONAL

Utilizando una de las definiciones que tiene la palabra redimir, apreciaremos más rotundamente lo que Jesús hizo por cada uno de nosotros.

Redimir tiene su origen en el vocablo latino redimĕre y aplicando su textualidad podríamos decir que significa: Rescatar o sacar de esclavitud  mediante precio.

Quienes estábamos sometidos a la esclavitud del pecado?

Nosotros!

Quién pagó el precio del rescate?

El Hijo del Hombre.

Pensaba en esto, cuando daba las gracias por mi nueva vida, que es incomparable con la anterior, porque ahora soy libre y antes ignoraba que era esclavo.

Esta cuestión es tan importante, la de saber que con la Verdad soy libre, que creo que no me alcanzarán mis días de vida, para dar las gracias por este Milagro de Amor que he recibido.

Razón por la que en este día renuevo mi compromiso de ayudar al Prójimo para que también escuche el Mensaje de Salvación, que lo redimirá y lo convertirá en un hombre nuevo.

Romanos 5:8
ES
Mas Dios muestra su amor para con nosotros,
en que siendo aún pecadores,
Cristo murió por nosotros
.

PT –  Mas Deus prova o seu amor para conosco
em que Cristo morreu por nós,
sendo nós ainda pecadores.

Diego Acosta / Neide Ferreira

No rebuscarás…!

DEVOCIONAL

La preocupación de Dios por los más débiles impresiona por la inmensidad  de Su Amor.

Así podemos comprender como Jesús tuvo la misma preocupación por quienes precisaban de ayuda y no por los justos, ni los sabios, ni los sanos ni los poderosos.

Estas lecciones de vida esenciales son las que deberíamos recordar y practicar cada día, para estar en la misma visión que el Eterno y que su Hijo, que nos ponen al lado de los desechados de la sociedad.

Puedo pensar que en lo personal a mí no me corresponde asumir las mismas decisiones de Jesús, porque ese fue un tiempo pasado y mis circunstancias son diferentes.

Este es el cruel engaño en el caigo casi voluntariamente, inducido por la mezquindad y la frivolidad del mundo. Satanás usa argumentos, que luego repetimos bajo una pretendida superioridad necesaria para el triunfo.

Dios no me quiere triunfador. Jesús no me quiere un gran hombre. Ellos quieren mi corazón y mi obediencia, para servir al prójimo.

Levítico 19:10
ES –
Y no rebuscarás tu viña,
ni recogerás el fruto caído de tu viña;
para el pobre y para el extranjero lo dejarás.
Yo Jehová vuestro Dios.

PT – Semelhantemente não rabiscarás a tua vinha,
nem colherás os bagos caídos da tua vinha;
deixá-los-ás ao pobre e ao estrangeiro.
Eu sou o Senhor, vosso Deus.

Diego Acosta / Neide Ferreira

 

Nadie es superior…!

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<<< DEVOCIONAL

Los dramáticos sucesos de Estados Unidos, provocan múltiples consecuencias. Una de ellas es la de interpretar que significan los reclamos raciales.

Desde la perspectiva espiritual, es evidente que no se pueden justificar ni defender los desmanes de cualquier tipo. Y por supuesto menos los robos o los incendios.

Pero cuál es el fondo de la cuestión?

Indiscutiblemente todo depende del enfoque que le demos a la situación, pero lo único verdadero es que la supuesta supremacía de una raza sobre otra, está totalmente en contra del pensamiento de Dios.

Ningún hombre es superior a otro, ni menor que otro!

El Eterno no hace acepción de personas, es decir nos considera todos por igual, por lo que las distinciones que hacemos los humanos están fuera de ese concepto fundamental.

Cualquiera sea el color de mi piel no me hace superior ni me convierte en inferior a otro ser humano. Mientras no acepte este principio, estaré desafiando al Omnipotente.

Hechos 10:34-35
Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo:
En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas,

sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia.

Atos 10:34-35
E, abrindo Pedro a boca, disse: Reconheço, por verdade,
que Deus não faz acepção de pessoas;
mas que lhe é agradável aquele que, em qualquer nação,
o teme e faz o que é justo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

RUT, LA NUERA

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

 

 

<< DEVOCIONAL

En los tiempos en que transcurre la historia de la mujer moabita, había un vacío de autoridad, en el que cada uno hacía como mejor le parecía. Israel vivía el período Bíblico entre Jueces y Reyes.

En contraste, en medio de ese clima, la vida en los campos era diferente  y se cumplían las normas que Jehová dio a su pueblo,

En el Moab se registró el drama de la muerte del jefe de la familia y luego de sus dos hijos. La viuda Noemí con sus dos nueras afrontaron un futuro especialmente incierto.

Una de ellas abandonó a su suegra y la otra, decidió seguir junto a ella, declarando que solo la muerte las podría separar. Esta lealtad contrasta en los tiempos duros que se vivían.

Y también, la forma en que los dueños de las tierras cumplían con dejar que los pobres recogieran los restos que dejaban los segadores. Esta situación nos debe alentar a tener la certeza de que aún en las situaciones más extremas, siempre estará la Provisión del Eterno. En eso confió Rut.

Rut 1:16
Respondió Rut: No me ruegues que te deje, y me aparte de ti;
porque a dondequiera que tú fueres, iré yo,
y dondequiera que vivieres, viviré.
Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios.

Rut 1:16
Disse, porém, Rute: Não me instes para que te deixe e me afaste de ti;
porque, aonde quer que tu fores, irei eu e,
onde quer que pousares à noite, ali pousarei eu;
o teu povo é o meu povo, o teu Deus é o meu Deus.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

EL ÁRBOL

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

<< DEVOCIONAL

Con nuestra idea fantasiosa de la vida, pensamos que los mensajes que Dios nos pueda dar, son siempre tremendos rodeados de circunstancias excepcionales.

Tal vez pensamos esto, porque  esa es la medida que tenemos de nuestra propia importancia. Y por eso fantaseamos acerca de cómo serán los mensajes del Eterno.

Pero la realidad es muy distinta, al menos para mí. Nunca ha recibido grandes mensajes ni tampoco he vivido cosas que me distingan del resto de mis hermanos.

Tal vez pertenezca al grupo de seres que al Supremo le place hablarnos con pequeños gestos, símbolos o ejemplos. Por eso creo en lo que ha mostrado.

Frente a mi casa, en un cuarto piso, hay un árbol que supera esa altura y está lleno de brotes verdes, mostrando que a pesar de las tremendas circunstancias que nos afectan, la vida continúa.

Y esto me alienta a perseverar en mi esfuerzo por servir al prójimo, guardando y cuidando a mi próxima, en este caso. Si Dios me concede más tiempo de vida, es para que le sirva y cumpla sus Mandamientos. Como el árbol, que sigue viviendo junto al drama de los humanos.

Deuteronomio 10:20
A Jehová tu Dios temerás,
a él solo servirás, a él seguirás,
y por su nombre jurarás.

Deuteronômio 10:20
Ao Senhor, teu Deus, temerás;
a ele servirás, e a ele te chegarás,
e pelo seu nome jurarás.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ACATAR

CONSIGNA: SER PRUDENTES Y ESCUDRIÑAR

 << DEVOCIONAL

Un hermano mostraba su total oposición a que los lugares de culto estuvieran cerrados en los tiempos que vivimos.

Se olvidaba de que los riesgos se ampliarían por la presencia de muchas personas en un mismo recinto, olvidando también que la plaga no sabe de creencias.

Mientras intentaba acercarle razones sobre esta cuestión, me vino a la Memoria el versículo donde se nos manda a sujetarnos a las autoridades. Rápidamente se lo recordé al hermano, que insistía en sus argumentos.

Él me dijo que no tenía nada que ver una cosa con la otra. Pero en la lógica aplicación de los principios espirituales, es necesario comprender que si nos sometemos a las autoridades, es evidente que debemos aceptar sus decisiones.

Es por eso que oramos. Para que las disposiciones de los gobernantes sean las mejores, las más oportunas y eficaces. Mucho más en los tiempos complejos que nos toca vivir.

Seamos fieles cumpliendo el Mandamiento de orar y aceptando lo que debemos hacer, como ciudadanos del Reino que vivimos en este mundo.

Romanos 13:1
ES
Sométase toda persona a las autoridades superiores;
porque no hay autoridad sino de parte de Dios,
y las que hay,
por Dios han sido establecidas.

PT Toda alma esteja sujeita às autoridades superiores;
porque não há autoridade que não venha de Deus;
e as autoridades que há
foram ordenadas por Deus.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com