PERSEVERAR

En las pocas ocasiones que tengo para demostrar mi casi total inhabilidad para las tareas que deben realizarse con las manos, tuve en cambio la oportunidad de hacer una reflexión en torno a mi relación con Dios.

Ante las grandes dificultades que tenía para resolver lo que supongo que sería para muchas personas, un mínimo problema de práctica, estuve pensando en Jesús y sus discípulos.

Cuánto trabajo le dieron!

Cuántas veces tuvo que llamarlos hipócritas!

Y todo por qué?

Porque evidentemente fueron hombres que no llegaron a comprender la magnitud única, de la experiencia que estaban viviendo.

Nada más y nada menos que compartir alrededor de tres años con el Hijo de Dios hecho hombre!

Estas reflexiones no tienen otro propósito, que dejar claro lo difícil que es ser seguidor de Jesús! No es nada nuevo, pero si lo admitimos habremos dado un gran paso adelante.

Tengo la certeza que no fui llamado para hacerme la vida fácil, sino para recuperar la vida de quienes la tenían perdida igual que yo, en los propios errores, en las decisiones equivocadas.

Por eso es necesario perseverar, aunque no podamos entender lo que estamos haciendo y nos resulte muy complejo, siempre debemos mantenernos firmes.

Jesús es el Camino. El único verdaderamente bueno para mí y para todos los hombres.

Hebreos 6:11-12

Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud

hasta el fin, para plena certeza de la esperanza,

a fin de que no os hagáis perezosos,

sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las

promesas.

Hebreus 6:11-12

Mas desejamos que cada um de vós mostre o mesmo cuidado até ao

fim, para completa certeza da esperança;

para que vos não façais negligentes,

mas sejais imitadores dos que, pela fé e paciência, herdam as

promessas.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EL PASTORADO

CONGREGACIÓN

Del SÉPTIMO MILENIO

En los tiempos que nos toca vivir, quizás sea importante hacer algunas reflexiones relacionadas con la misión del pastor.

Jesús en su Ministerio Terrenal, dejó rotundamente establecido que había venido a servir y no a ser servido.

Una tremenda declaración de principios, que es bueno repensar en función de la tarea y de la forma que realizan muchos siervos.

Todos los pastores sirven y no son servidos?

Por qué produce irritación cuando se habla de este tema en las congregaciones?

Todos los pastores son fieles a lo establecido por Pedro de no establecer señorío sobre las congregaciones?

Por qué cuando se habla de esta cuestión, rápidamente se habla de rebeldía en contra del pastor?

Estas y otras muchas preguntas se pueden hacer en torno a la forma en que muchos hombres y mujeres desempeñan sus funciones de pastores.

En muchos casos, como lo expresó el propio Jesús, tienen comportamientos de asalariados y por eso abandonan a sus ovejas ante la menor dificultad.

Son estos líderes los que guiarán a los miembros del Cuerpo de Cristo, en los difíciles tiempos bíblicos que se avecinan?

Es necesario que vez de producir respuestas airadas, se hagan reflexiones serenas. Y fundamentalmente se hagan exámenes de conciencia profundos y sinceros.

Por todo lo expuesto, es importante recordar las propias palabras de Jesús, en el Evangelio de Juan 10:7-13:

Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.

Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas.

Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.

12 Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa.

13 Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas.

En todo caso y como reflexión final, bueno será recordar que las ovejas no pertenecen a NINGÚN pastor y que están a su cuidado, según el Mandato del Hijo del Hombre. A su especial cuidado, para servirlas y no ser servidas por ellas.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EJEMPLAR PASTOR

Blog del TIEMPO!

Jesús nos enseñó acerca de quienes entregan su vida, por salvar a una oveja de su rebaño.

Siempre hay y habrá, quienes aún sin haber leído lo afirmado por el Hijo del Hombre, tienen actitudes conmovedoras y ejemplarizantes.

En dramáticas circunstancias, un entrenador del colegio donde ocurrió la última masacre en Estados Unidos, entregó su vida para salvar la de un alumno.

Ahora se le considera uno de los héroes de ese episodio, ya que hubo otra profesora que tuvo una actitud semejante de arriesgar su vida, por salvar a sus alumnos.

Frente a la frivolidad insultante con la que se comporta la sociedad en la que vivimos, estos ejemplos nos deben llamar seriamente a la reflexión.

No se trata de declaraciones espectaculares ni de gestos desproporcionados. Se trata de obrar cuando las circunstancias lo requieren.

Tal vez sin ser valientes, pero con la convicción que deben guardar la vida de quienes están bajo su responsabilidad. Es decir: un genuino y sencillo cumplimiento del deber.

Honra a quién dio su vida en Estados Unidos.

En su Memoria recordamos las palabras de Jesús vertidas en Juan 10:7:13

Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.

Todos los que antes de mí vinieron, ladrones son y salteadores; pero no los oyeron las ovejas.

Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.

12 Mas el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo y deja las ovejas y huye, y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa.

13 Así que el asalariado huye, porque es asalariado, y no le importan las ovejas.

Oremos por la familia de este hombre ejemplar!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

CUARESMA Y PASCUA

 

LA BIBLIA ENSEÑA

Estos dos acontecimientos en la vida del pueblo judío y de los cristianos, tienen fechas movibles, por la falta de coincidencia de los dos calendarios.

La Cuaresma es el tiempo que transcurre desde el 14 de Febrero hasta el 31 de Marzo. Los días de la Cuaresma son días de reflexión. El día de la Pascua, es el día en que los cristianos conmemoramos la Resurrección de Cristo.

Los judíos celebran la Pascua o Pésaj para recordar la liberación de Egipto y el comienzo del peregrinaje por el desierto, Éxodo 12:14-20.

La Última Cena de Jesús con los discípulos, es totalmente coincidente con la primera noche de la Pascua judía, conocida como Séder.

Por esta razón es que Jesús fue con los discípulos a celebrar la Pascua o Pésaj a Jerusalén.

Durante los días de reflexión desde el 14 de Febrero hasta la Pascua, los judíos dedican cada día a orar y pedir perdón por sus pecados e iniquidades y tiene por tanto un profundo sentido personal.

La Pascua o Semana Santa en 2018 será recordada entre el 25 de Marzo y el 1 de Abril.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

COMERCIALMENTE…APAIXONADOS?

Blog o TEMPO!

Para muitos de nós, este dia pode ser apenas um dia mais entre outros. Mas para outros pode ser um dia muito especial.

Lembramos que Jesus falou que deveríamos influenciar o mundo, portanto não podemos nos deixar ser influenciado pelas propostas do mundo!

Por isso, queremos lembrar do ensinamento maravilhoso do mestre inglês Matthew Henry, sobre o homem e a mulher, com base em Gênesis 2:22:

“A mulher foi formada a partir de uma costela (ou seja, do lado) de Adão; não foi formada a partir da sua cabeça para não ter domínio sobre ele, nem dos seus pés para não ser pisada por ele; mas sim do seu lado para ser igual a ele, debaixo do seu braço para ser protegida, e perto do coração para ser amada”

Hoje e todos os dias, devemos lembrar dessa lição, sobre a relação suprema entre o homem e a mulher, que é o verdadeiro amor!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

COMERCIALMENTE…ENAMORADOS?

Blog del TIEMPO!

Para muchos de nosotros, este día puede resultar uno más, entre otros. Pero también para otros muchos, puede ser un día muy especial.

Recordamos que Jesús dijo que debíamos influir en el mundo, ser Luz. Y por tanto no nos podemos dejar influenciar por que propone el mundo!

Siendo así, nos permitimos recordar la maravillosa enseñanza del maestro galés Matthew Henry, sobre el hombre y la mujer, a propósito de Génesis 2:22:

“La mujer fue formada de una costilla (es decir, del costado) de Adán; no fue hecha de su cabeza, como para tener dominio sobre él; ni de sus pies, como para ser pisoteada por él; sino de su costado, para ser igual a él, de debajo de su brazo para ser protegida, y de junto al corazón para ser amada”

Hoy y todos los días recordemos esta lección, sobre la relación nás elevada entre el hombre y la mujer, que es el verdadero amor!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA SOLUCIÓN

Una antigua costumbre propone que es bueno poner paños tibios en determinadas situaciones. La frase de tanto ser repetida se ha convertido en una especie de verdad popular.

Pero, es cierta?

NO.

La indicación de los paños tibios, no significa otra cosa que ir poniendo parches, cuando bíblicamente sabemos que no se deben poner.

Puede llamar la atención que mencionemos cuestiones espirituales, en donde aparentemente solo hay temas puramente materiales.

Pero la idea que se transmite con la cuestión de los parches, puede llevar a equivocaciones que nos alejan del verdadero fondo del problema.

Jesús dijo todo lo contrario, con relación a los paños tibios, a los parches, a los remiendos!

Fue categórico al anunciar que si obramos de esta manera lo único que conseguiremos, será provocar un problema mayor que el que tenemos.

Si nuestra situación es la de caer una y otra vez en la misma tentación, la única alternativa posible es tomar la decisión drástica de detenernos y pedir la ayuda del Eterno.

Solamente así saldremos de ese círculo que no tiene nada de virtuoso y que puede afectar gravemente nuestra vida al lado del Señor.

Marcos 2:21

ES – Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo;

de otra manera, el mismo remiendo nuevo tira de lo viejo, y se hace

peor la rotura

PT – Ninguém costura remendo de pano novo em veste velha;

porque o mesmo remendo novo rompe o velho, e a rotura fica maior.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

CONFLICTO

La llamada sabiduría popular, en algunas ocasiones acierta al referirse a determinadas situaciones.

Un ejemplo de lo que decimos es esta cita: Cuando la calma es grande, la tormenta será fuerte!

No recordamos si es exactamente así, pero refleja lo que ocurre en nuestras vidas. Cuando tenemos un tiempo de relativa tranquilidad o cuando creemos que tenemos todo bajo control…viene el conflicto.

Todas las veces que he pensado en esta cuestión, siempre he llegado a la misma conclusión: Este tal vez sea uno de los métodos que tiene nuestro Padre para mantenernos sujetos y también bajo su Autoridad.

Si los tiempos fueran siempre de bonanza, difícilmente nos acordaríamos de quién nos ha dado la vida, porque creeríamos que somos capaces de arreglarlo todo o de solucionarlo todo.

Cuando se nos presenta un conflicto, es cuando nos acordamos de Dios y que podemos apelar a ÉL cuando nuestras fuerzas se están agotando.

Y si ser seguidores de Jesús nos ocasiona dificultades o problemas, significa que estamos obrando en la dirección correcta, por lo que debemos esperar el auxilio del Supremo.

Por tanto demos gracias a los conflictos, por serios y graves que sean, porque si sus magnitudes son grandes, tanto más precisaremos del Eterno.   

Y estaremos más cerca de ÉL.     

Filipenses 1:29-30

ES –  Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo,

no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él,

 teniendo el mismo conflicto que habéis visto en mí, y ahora oís que

hay en mí.

PT – Porque a vós vos foi concedido, em relação a Cristo,

não somente crer nele, como também padecer por ele, 

tendo o mesmo combate que já em mim tendes visto e, agora, ouvis

estar em mim.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 2 3 66