EQUILIBRIO

DEVOCIONAL

Desde los más lejanos recuerdos que conservo, hay algunas personas que me resultan inolvidables.

De muchas ni siquiera me acuerdo de su nombre o de su aspecto y de otras, tengo más precisiones, aunque están en una suerte de nebulosa.

Pero, todas tienen algo en común: Y no es otra cosa, que me impresionaron desde niño y hasta la plena madurez, porque eran…equilibradas!

He escuchado muchas veces que se admira aquello de lo que se carece, con lo cual estoy confesando que no puedo llamarme un hombre…equilibrado.

Sin embargo lucho contra esa falta de equilibrio!

Y lo hago buscando con denuedo la Palabra de Dios, para aprender a tener dominio propio, en cualquier circunstancia o lugar.

No me rindo ante mi debilidad!

Todo lo contrario, porque tengo la certeza de que para servir, debo ser equilibrado para llegar hasta el prójimo y no resultar una piedra de tropiezo.

Así nos enseñó Jesús!

2 Timoteo 1:7
Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía,
sino de poder,
de amor y de dominio propio.

2 Timóteo 1:7
Porque Deus não nos deu o espírito de temor,
mas de fortaleza,
e de amor, e de moderação.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

JUICIO O DESVARÍO

ANTIVIRUS

Ha tomado estado público la demanda que un hombre iniciará a sus padres por haberlo concebido.

Detrás de semejante cuestión puede haber varias cuestiones que es necesario analizar, para comprobar hasta dónde estamos llegando.

Jesús nos advirtió que no nos dejemos engañar!

Esta es la primera señal que dio para contestar la pregunta sobre el final de los tiempos. Es evidente que cada día estamos más próximos.

Este anuncio de juicio contra los padres es un anticipo de lo que podrá venir. Es tan absurda la idea, que tiene la dudosa virtud de ser novedosa, en estos días en el que las novedades nos dominan casi por completo.

Además de satisfacer esta especie de enfermedad que nos ha dado a los humanos, de buscar novedades de cualquier tipo y en cualquier circunstancia.

Por esta razón es que este juicio contra los padres por haberlo concebido suela a una siniestra burla contra lo establecido por Dios como razón suprema para el hombre y la mujer.

No permitamos que lo novedoso nos aparte de lo verdadero ni a que lo malo nos parezca bueno.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

UN SUEÑO…

DEVOCIONAL

Había escuchado a varios hermanos comentar que Dios les había hablado en sueños.

Obviamente que aceptaba como ciertas estas afirmaciones, pero nunca lo había vivido de manera directa.

Hasta que ocurrió!

Pude ver mientras dormía, unas imágenes altamente perturbadoras y completamente impropias de mis experiencias.

Nada me resultaba conocido!

Oré entonces al Señor, pidiendo que me revelara el sentido del sueño y cuando lo hizo, me quedé profundamente perturbado.

Esas imágenes eran una advertencia para la Iglesia, las congregaciones, para los hombres y mujeres que nos llamamos hijos de Dios.

Debemos de extremar nuestro cuidado para no ser víctimas de los falsos profetas, de los que pretenden convertir a los creyentes, en esclavos de la sensualidad, la lujuria y la lascivia.

El Eterno nos advierte que cada día que pasa, habrá más intentos de pervertir todo lo bueno y todo lo noble de las enseñanzas de Jesús!

Hebreos 10:26
Porque si pecáremos voluntariamente
después de haber recibido el conocimiento de la verdad,
ya no queda más sacrificio por los pecados.

Hebreus 10:26
Porque, se pecarmos voluntariamente,
depois de termos recebido o conhecimento da verdade,
já não resta mais sacrifício pelos pecados
.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenmio.com

WHAT WOULD HAPPEN?

DEVOTIONAL

As I recalled a passage from Jesus’ ministry, I asked myself what would happen if He asked me to follow Him, as He had asked those who were to become His disciples. Though the two sets of circumstances are distinct, by listening carefully to the words each of them contain I can conclude that His command is for me personally.

When you offered water to a person who was thirsty and in need, you were also offering that water to me. So too, when you commanded that your message be spread afar, you were commanding that I play my personal part in this. We often make the mistake of believing that generalised commandments do not require that we too respect and obey them. Every commandment must, however, be understood as applying to us personally, even though we might prefer not to hear it, or find inconvenient or otherwise dislike the manner in which we are required to obey it.

I can ask myself two questions: What would happen if I disobey one of God’s commands? What would happen if God himself became tired of my rebelliousness? Our commitment must, therefore, be ever firm and unyielding.

Salmo 119:148

Mine eyes prevent the night watches,
that I might meditate in thy word.

Diego Acosta / Neide Ferreira

Translation: Stephen Downs

www.septimomilenio.com

 

MANIPULAR

DEVOCIONAL

La primera señal que nos dejó Jesús sobre el final de los tiempos, fue la relacionada con el engaño.

Concretamente que no nos dejáramos engañar!

Una de las formas más perfeccionadas del engaño es la de la manipulación, que nos lleva a creer en cosas o personas, que no son lo que nos dicen.

El supuesto arte de cambiar lo malo por bueno!

Conversábamos sobre esto con un pequeño grupo de amigos, dejando constancia que en el fondo todos pretendemos ser manipuladores, para colocarnos siempre en las mejores posiciones posibles.

Pero eso es engaño!

Pensar en esto es una constante en mi vida, dado que conozco que esa puede ser una de mis debilidades y debo luchar contra ella.

Ser fieles a la Verdad, necesariamente nos debe llevar a pensar como el Hijo del Hombre y a respetar la conciencia del prójimo.

Manipular nos aleja del Eterno y facilita los planes de maldad del enemigo.

Jeremías 29:8

Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel:
No os engañen vuestros profetas que están entre vosotros,
ni vuestros adivinos;
ni atendáis a los sueños que soñáis.

Jeremias 29:8

Porque assim diz o Senhor dos Exércitos, o Deus de Israel:
Não vos enganem os vossos profetas que estão no meio de vós,
nem os vossos adivinhos,
nem deis ouvidos aos vossos sonhos que sonhais.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

ABANDONO

 

DEVOCIONAL

Una imagen de gran naturalidad muestra a un hombre con los evidentes gestos de la persona que está en situación de abandono.

Podía percibir la intensidad de su gesto, mirando hacia ninguna parte, con la espalda encorvada que parecía resumir el estado de ánimo de este personaje anónimo de una historia repetida.

Que historia? Por qué repetida?

La historia de los hombres y mujeres que viven abandonados, en un grado de soledad que cuesta trabajo imaginar.

La repetición alude a que tanto en un caso y otro, mientras los miramos sin verlos, pasamos a su lado sin detenernos.

Bien podría decirnos Jesús: Porque me abandonaste…pasaste a mi lado y no te detuviste, ni siquiera para alentarme.

Confieso que experimenté una profunda pena, primero por mi actitud de indiferencia y luego por el hombre, que una vez más se quedó sin que nadie lo ayude.

Mateo 25:42

Porque tuve hambre,
y no me disteis de comer;
tuve sed,
y no me disteis de beber.

Mateus 25:42

Porque tive fome,
e não me destes de comer;
tive sede,
e não me destes de beber.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EL DÍA QUE…

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Los hombres nos hemos dado una cadena de certezas con las que vivimos, dándonos un margen de una cierta seguridad.

Nada nos resulta definitivamente seguro, pero nos hemos rodeado de cosas y de circunstancias, que nos alivian desde la perspectiva de la incertidumbre.

Quizás fuera por eso que los israelitas cuando abandonaron el cautiverio de Egipto se quejaron a Moisés de lo que les estaba sucediendo en el desierto.

Habían perdido la falsa seguridad con la que vivían y se encontraban frente a un grandioso episodio de sus vidas, pero que sin embargo los alteraba.

Reclamaron incluso con injusticia y hasta negando la verdad. Si ellos mismos habían pedido al Supremo que los liberara del yugo egipcio, por qué reclamaban volver al sometimiento?

Si nos acercamos desde una perspectiva personal a estos episodios narrados en el Libro de Éxodo, podremos advertir que hay muchas similitudes para analizar.

Es curioso como las cuestiones de la fe quedan de lado cuando se nos altera lo que consideramos la seguridad, la tranquilidad, la comodidad.

Es como si nos dijéramos: La Fe está muy bien, pero para este momento de mi vida estoy precisando otra cosa, algo que me devuelva esas certezas que me tranquilizan.

Y nos olvidamos de todo lo malo que ocurrió en nuestro pasado y de donde fuimos rescatados para darnos una nueva vida y lo más trascendente: La vida Eterna.

Incluso, confiamos en cosas que nos deberían abochornar porque revelan hasta que punto podemos llegar a caer en la idolatría de las cuestiones mundanas.

Pensemos: Cuando salimos a cumplir con nuestras obligaciones, no dudamos ni por un momento que tendremos el servicio del transporte público, que nos llevará hasta donde debemos ir.

De eso no dudamos, pero si somos capaces de dudar de quién nos ha dado la Salvación al no confiar ni en su provisión ni en su cuidado.

Jesús puede decirnos: Hombres de poca fe!

Y deberíamos aceptarlo sin ninguna clase de excusas porque es absolutamente real y verdadero que perdemos ante la menor dificultad, la confianza en quién todo lo puede, todo lo sabe.

Debemos humillarnos delante del Eterno y pedir perdón por nuestras actitudes y sobre todo, por hacer depender el grado de nuestra fe de las cuestiones mundanas.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com