FINAL DE AUSCHWITZ

HACIENDO MEMORIA – CMLXXXVI

27 de Enero de 1945

Los soldados del ejército soviético tomaron posesión del campo de concentración de Polonia, el más importante levantado por el nazismo.

Fueron liberadas alrededor de 7.600 personas en su gran mayoría judíos, que mostraron al mundo las terribles condiciones a las que fueron sometidos.

En este campo fueron exterminados alrededor de un millón tres cientos mil judíos y un número considerablemente menor de otras nacionalidades y etnias.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JUDIOS ASESINADOS EN ODESA

HACIENDO MEMORIA – CMXXXIV

23 de Octubre de 1941

En la región ucraniana de Odesa loso judíos fueron inculpados de haber hecho explotar el cuartel general de las tropas rumanas. Tambiérn fueron asesinadas personas acusadas de ser comunistas.

Pese a que ya los rusos habían anunciado que había edificios minados, los judíos fueron hallados responsables y fueron brutalmente asesinados en las calles de la ciudad.

A los cinco mil que murieron en esas condiciones, se sumaron otros 19 mil que fueron hacinados en 9 bodegas de pólvora y fueron fusilados. Como no consiguieron la muerte de todos, los que resultaron vivos fueron quemados. De los hechos participaron tanto rumanos como soldados nazis.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL NAZISMO CONTRA LOS JUDÍOS

HACIENDO MEMORIA – DCCCXCVIII

15 de Septiembre de 1935

En un mitin celebrado en la ciudad de Nuremberg se definió como un delito penal, la llamada infamia racial, que consistía en las relaciones sexuales entre los judíos y personas con sangre alemana o afín.

Las leyes de Nuremberg consideraban judío a quién tuviera tres o cuatro abuelos judíos, con lo que miles de personas que se habían convertido a otras religiones, fueron considerados igualmente judíos.

En esta clasificación estaban comprendidos sacerdotes y monjas católicas y pastores protestantes, que teían abuelos judíos. La ley revocaba la ciudadanía alemana, a quienes se encontraban en esa situación.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

SE CREA EL REINO DE JERUSALÉN

HACIENDO MEMORIA – DCCCLVI

15 de Julio de 1099

La primera cruzada de los europeos, conquista la Ciudad Santa y establece el reino que se mantendría por espacio de 188 años.

Los conquistadores católicos masacraron a los musulmanes que vivían en Jerusalén durante dos días, provocando gran cantidad de muertos.

También los judíos sufrieron a los cruzados, ya que los que se refugiaron en la sinagoga de Jerusalén, fueron quemados vivos. Godofredo de Bouillón, duque de Lorena, fue designado primer rey de Jerusalén, pero declinó usar el título y adoptó el de defensor del santo sepulcro.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

CEDEN DEFENSAS DE JERUSALÉN

HACIENDO MEMORIA – DCCIX

30 de Mayo de 70

Las fuerzas del imperio romano consiguen avanzar sobre los defensores de la Ciudad Santa.

El general romano Titus Flavius Vespasianus, toman el control del primer muro de Jerusalén y los judíos se retiran al llamado segundo muro.

El enfrentamiento acabaría con el triunfo de los romanos, en el marco de lo que se dio en llamar el Primer enfrentamiento judío-romano. Los combates terminarían con la destrucción del Segundo Templo.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LOS JUDÍOS SE INMOLAN EN MASADA

HACIENDO MEMORIA – DCCCXX

16 de Abril 73 a.C.

Tras sufrir un largo asedio de varios meses de duración, las fuerzas del imperio romano someten al asalto final a los judíos que estaban en lo alto de la fortaleza de Masada.

En un impresionante gesto, los judíos deciden lanzarse al vacío para evitar ser capturados y torturados por los romanos.

Este episodio está enmarcado en la Primera Guerra judeo romana, que se libró a lo largo de varios meses. La Fortaleza de Masada está fuertemente ligada al espíritu nacional de Israel.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

ESPAÑA EXPULSA A LOS JUDÍOS

HACIENDO MEMORIA – DCCXVI

31 de Marzo de 1492

En una decisión que tendría históricas repercusiones, los reyes católicos decidieron que los judíos que no se convirtieran al catolicismo, fueran expulsados de sus territorios.

En el mismo decreto firmado en Granada, se denominaban “marranos” a los judíos, que podían ser ejecutados en algunos casos extremos de incumplimiento.

La expulsión de los judíos marcó el definitivo acercamiento de los reyes al catolicismo, con el propósito de unificar el dominio de la corona.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

LA BIBLIA – Juan 8:12-32

Jesús enseña que es el enviado del Padre y habrá Salvación para el que crea.

12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

13 Entonces los fariseos le dijeron: Tú das testimonio acerca de ti mismo; tu testimonio no es verdadero.

14 Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde vengo, ni a dónde voy.

15 Vosotros juzgáis según la carne; yo no juzgo a nadie.

16 Y si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy yo solo, sino yo y el que me envió, el Padre.

17 Y en vuestra ley está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero.

18 Yo soy el que doy testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da testimonio de mí.

19 Ellos le dijeron: ¿Dónde está tu Padre? Respondió Jesús: Ni a mí me conocéis, ni a mi Padre; si a mí me conocieseis, también a mi Padre conoceríais.

20 Estas palabras habló Jesús en el lugar de las ofrendas, enseñando en el templo; y nadie le prendió, porque aún no había llegado su hora.

21 Otra vez les dijo Jesús: Yo me voy, y me buscaréis, pero en vuestro pecado moriréis; a donde yo voy, vosotros no podéis venir.

22 Decían entonces los judíos: ¿Acaso se matará a sí mismo, que dice: A donde yo voy, vosotros no podéis venir?

23 Y les dijo: Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo.

24 Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.

25 Entonces le dijeron: ¿Tú quién eres? Entonces Jesús les dijo: Lo que desde el principio os he dicho.

26 Muchas cosas tengo que decir y juzgar de vosotros; pero el que me envió es verdadero; y yo, lo que he oído de él, esto hablo al mundo.

27 Pero no entendieron que les hablaba del Padre.

28 Les dijo, pues, Jesús: Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que yo soy, y que nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo.

29 Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre, porque yo hago siempre lo que le agrada.

30 Hablando él estas cosas, muchos creyeron en él.

31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;

32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

www.septimomilenio.com

 

LABIBLIA – Juan 8:12-32

Jesús enseña que es el enviado del Padre y habrá Salvación para el que crea.

12 Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.

13 Entonces los fariseos le dijeron: Tú das testimonio acerca de ti mismo; tu testimonio no es verdadero.

14 Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde vengo, ni a dónde voy.

15 Vosotros juzgáis según la carne; yo no juzgo a nadie.

16 Y si yo juzgo, mi juicio es verdadero; porque no soy yo solo, sino yo y el que me envió, el Padre.

17 Y en vuestra ley está escrito que el testimonio de dos hombres es verdadero.

18 Yo soy el que doy testimonio de mí mismo, y el Padre que me envió da testimonio de mí.

19 Ellos le dijeron: ¿Dónde está tu Padre? Respondió Jesús: Ni a mí me conocéis, ni a mi Padre; si a mí me conocieseis, también a mi Padre conoceríais.

20 Estas palabras habló Jesús en el lugar de las ofrendas, enseñando en el templo; y nadie le prendió, porque aún no había llegado su hora.

21 Otra vez les dijo Jesús: Yo me voy, y me buscaréis, pero en vuestro pecado moriréis; a donde yo voy, vosotros no podéis venir.

22 Decían entonces los judíos: ¿Acaso se matará a sí mismo, que dice: A donde yo voy, vosotros no podéis venir?

23 Y les dijo: Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo.

24 Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.

25 Entonces le dijeron: ¿Tú quién eres? Entonces Jesús les dijo: Lo que desde el principio os he dicho.

26 Muchas cosas tengo que decir y juzgar de vosotros; pero el que me envió es verdadero; y yo, lo que he oído de él, esto hablo al mundo.

27 Pero no entendieron que les hablaba del Padre.

28 Les dijo, pues, Jesús: Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que yo soy, y que nada hago por mí mismo, sino que según me enseñó el Padre, así hablo.

29 Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre, porque yo hago siempre lo que le agrada.

30 Hablando él estas cosas, muchos creyeron en él.

31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;

32 y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

www.septimomilenio.com

 

CRISTIANISMO O EXPULSIÓN

HACIENDO MEMORIA – DCCCIX

14 de Marzo de 1492

La reina Isabel I de Castilla conmina a los judíos y musulmanes a abandonar sus creencias y convertirse al cristianismo.

En el caso de que no lo hicieran serían expulsados del territorio.

La reina Isabel sería luego la impulsora de la expulsión de los judíos, poco tiempo después.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

1 2 3 4