PERSONAJE

ANTIVIRUS

Si al mundo la faltaba algo, parece que se ha completado esa necesidad, con un nuevo personaje simbólico, que en esta caso aboga por la defensa de la tierra, cuestionando lo que se hace o se deja de hacer con el cambio climático.

A nadie se le escapa lo importante que resulta que haya quienes se comprometan públicamente con este tema de tanta relevancia para hoy y para el futuro.

Seguramente las nuevas generaciones nos reclamarán por todo lo que dejamos de hacer y por todo aquello que habiendo podido realizar, se olvidó en el pantanoso recuerdo de las palabras.

Pero lo que resulta sorprendente es que se haya convertido en un personaje a una joven, que tiene las mismas preocupaciones que millones de personas en todo el mundo.

Un personaje, tal vez lo que hace es relegar a lo anecdótico, lo que debe ser el primer plano del protagonismo, que no es otra cosa que defender el planeta. Recordando siempre que tenemos el Mandato de ser sus Mayordomos. Individual y colectivamente…sin personajes simbólicos.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

OTRA CUMBRE

ANTIVIRUS

Dirigentes mundiales se reúnen una vez más para debatir sobre las medidas a adoptar para actuar sobre el cambio climático.

Si recordamos las anteriores, podremos comprobar como siempre se repiten los grandes discursos y las mismas previsiones de ejecución, con fechas que afectarán a futuros gobernantes.

De esta manera todo lo que se diga, por grandilocuente que sea, queda en expresiones cargadas de supuesto compromiso y de casi imposible cumplimiento.

Sin contar con el inevitable show,  si se nos permite el término, en el que los más ambiciosos planes, siempre son para futuros de 10, 20 y 30, cuando los hombres nos olvidaremos de sus promesas y de sus pronósticos.

Pero lo más grave es que el planeta que habitamos sigue siendo afectado por las malas decisiones o el incumplimiento de los planes, que se hicieron en otras cumbres.

Los hombres nos olvidamos fácilmente del Mandato del Eterno de que somos Mayordomos de nuestro planeta.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

ADVERTENCIAS

ANTIVIRUS

Desde hace algún tiempo los expertos vienen anunciando que el aumento de las temperaturas, iba a originar un cambio importante en el régimen de grandes tormentas.

Esto parece confirmarse con los grandes huracanes que están azotando el hemisferio norte, específicamente en la región del Mar Caribe y también las costas de Estados Unidos.

La violencia extrema y las víctimas y los tremendos daños, deberían ser un elemento suficiente como para aceptar que estamos ante hechos que evidencian que es necesario hablar menos y hacer más.

El cambio climático afecta a densas zonas pobladas, pero también a otras de baja densidad, que son las que generalmente resultan con más daños tanto personales como materiales.

Las advertencias muchas veces son erradas o magnificadas, pero en este caso del incremento de la violencia de las grandes manifestaciones de la naturaleza, queda demostrado que son muy reales y ciertas.

Los hombres, cada uno en forma personal, debemos recordar que somos Mayordomos del planeta en el que vivimos y que este Mandato, lo aceptemos o no, es irrenunciable y nos será demandado.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

AMAZONIA

Blog del TIEMPO!

Alguien puede imaginar que una de las mayores urbes del mundo, como San Pablo, quede a oscuras a las tres de la tarde?

Seguramente quién planteara una cuestión como esta, sería calificado de delirante, porque es algo imposible que suceda. A menos qué…?

A menos que se esté registrando uno de los incendios más tremendos del planeta en la mayor reserva forestal de la que disfrutamos los seres humanos.

No faltan las voces que critican a Brasil por no cuidar este patrimonio que nos concierne y nos afecta a todos. Ni tampoco dentro del país faltan voces que denuncian a quienes son supuestamente los que iniciaron el fuego y sus propósitos.

Sea como sea la Amazonia está en llamas y su colosal magnitud está demostrando que las llamadas de atención que recibimos como Mayordomos, las ignoramos sin temor y temblor.

Otro gigantesco incendio afectó los bosques cercanos al Ártico en la Siberia, pero también lo descartamos de nuestra responsabilidad colectiva.

Nada nos impide que mantengamos esta actitud. Pero nada nos librará de sus consecuencias.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

HUMOS ALARMANTES

ANTIVIRUS

Una gran nube de humo del tamaño del continente europeo avanza sobre Siberia, proveniente del fuego que ha calcinado más de 4 millones de hectáreas en la taiga, en la región del Ártico.

Las altas temperaturas del mes de julio, con registros históricos, han provocado que se produzcan incendios en Siberia, Groenlandia y Alaska, con niveles nunca alcanzados. Lo mismo ha ocurrido en Europa, donde se han registrado más de 1.600 incendios que quemaron más de 30 hectáreas cada uno.

Una de las graves características de las grandes masas de humos, es que se elevan hasta alcanzar la estrastofera, superando los 23 kilómetros de altura y provocando el efecto de años sin inviernos como ocurrió en el siglo XIX en Europa, provocando grandes hambrunas por la falta de alimentos.

Este comportamiento es similar al producido por las grandes erupciones volcánicas que provocan que grandes cantidades de material sean liberados hacia las zonas altas de la atmósfera, generando graves alteraciones en el equilibrio del planeta.

Los expertos advierten que los incendios puedan provocar nuevos incendios, por cuanto contribuyen a aumentar las temperaturas que son propicias para el comienzo del fuego.

Se recuerda que el volcán Pinatubo, en Filipinas, en el pasado reciente, provocó con su erupción un descenso de medio grado en la temperatura global, como causa de las emanaciones que subieron a la atmósfera.

Estamos más que advertidos. Somos Mayordomos de nuestro planeta y nos será reclamado.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LO ABSURDO

 

 

 

 

ANTIVIRUS

Lo grave de las modas de nuestro tiempo, es que algunas son ridículas y otras ridículas y mortales.

Entre ellas, la de buscar la notoriedad a cualquier precio, aún a riesgo de muerte, como fue el caso del motociclista ruso que se grabó conduciendo una moto, a más de 250 kilómetros…pero con los pies!

Infelizmente tanta audacia mal entendida y mal realizada, terminó en otro episodio, donde el motociclista perdió la vida.

Puede parecer una frivolidad destacar estos episodios, pero nunca dejará de ser bueno, resaltarlos para advertir de las consecuencias tremendas a que nos pueden llevar determinadas prácticas.

Mucho más cuando solo pretenden llamar la atención de quienes nos rodean o de tener un tiempo de gloria en las redes.

La Palabra de Dios nos advierte que somos Mayordomos, incluso de nuestro cuerpo y por tanto no nos podemos arriesgar en actitudes o comportamientos que hagan peligrar nuestra existencia.

Nunca estará de más prevenir sobre lo mal para poder hacer lo bueno!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

MATAMOS LA TIERRA?

ANTIVIRUS

Hablar del tiempo suele ser el recurso que más empleamos, cuando no sabemos cómo hacer para romper los silencios incómodos.

Pero, este recurso se transforma en preocupación cuando de verdad hablamos del tiempo y de lo que significa cuando se registran records tras records de altas temperaturas.

Bien podríamos decir, que el calor mata…al planeta en el que vivimos!

Desde que se registran las temperaturas, los últimos cuatro años han sido los más calurosos, lo cual significa que el problema del calentamiento que sufre la Tierra se está agravando continuamente.

Para entender lo que está pasando, los países que suscribieron un acuerdo en París para limitar la suba de las temperaturas a no más de 1,5 grados, están incumpliendo gravemente lo pactado.

Si se mantiene el ritmo de aumento de las temperaturas, no solamente que el acuerdo de París no se cumplirá, sino que se lo duplicará o triplicará, en un plazo muy corto.

La famosa línea roja de las temperaturas, está siendo superada por la realidad, de que los hombres no estamos cumpliendo con el Mandato de ser Mayordomos, incluso de la tierra.

Como siempre ocurre, incumplir los Mandatos de Dios tendrá sus consecuencias. En el caso del tiempo, se podría activar nuevamente el fenómeno del Niño, lo que provocaría olas de calor en Australia, inundaciones en América del sur y sequías en Asia y África.

También habrá otras consecuencias de ciclones y grandes tormentas y de sequías, que afectará directamente a la provisión de alimentos y también de agua potable.

La opción es muy concreta: Cumplimos o incumplimos el Mandato de ser Mayordomos de la Tierra. Cada uno tiene su parte de responsabilidad. Ineludible e irrecocable.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com