CARTA A LOS JÓVENES

Blog del TIEMPO

Amados jóvenes…

Creo que coincidiremos en que es muy difícil ser joven. Lo digo por experiencia, porque yo también fui joven y me resultó tan complicado como seguramente ocurre lo mismo hoy.

Mis tiempos eran distintos, pero las preocupaciones fueron y son las mismas, centrándonos sobre todo en cómo vivir, cómo obrar correctamente, cómo decidir con seguridad.

Mi vida fue una larga cadena de errores y poquísimos aciertos, lo que prueba lo difícil que resultó vivir para mí. Pero a los 52 años todo cambió.

Por la Gracia, por Misericordia, recibí a Jesús en mi vida y fue lo mejor que he hecho hasta ahora. Y no tengo ninguna duda que lo será en lo que me quede de existencia.

No estoy hablando de religión ni de religiosidad, simplemente estoy hablando de la vida. Ahora tengo seguridad para obrar, para decidir y para pensar.

Simplemente porque tengo una referencia mayúscula que no es otra que Dios hecho Hombre, para salvarnos y guiarnos a lo largo de la vida con enseñanzas perfectas, que en mi caso me ayudan totalmente en mis imperfecciones.

Pueden creerme amados jóvenes, que con Jesús la vida no solo es diferente sino que es mejor, hasta me permito decir que superior. Ahora sabría cómo ser buen hijo, buen novio, buen esposo, buen compañero. Pero no hay que lamentarse de nada y menos por el pasado.

En este tiempo final de mi vida, procuro ser buen padre, buen esposo, buen abuelo, buen compañero, guiado por Jesús. NO por una religión, sino por ÉL, por su Misericordia y su Amor que tengo en mi vida.

Que es el mismo que intento dejarles ahora. Gracias por la benevolencia de escucharme. Que Jesús guíe vuestros pasos.

Diego Acosta

El vale todo

ANTIVIRUS

Cada vez que hablamos de los jóvenes ponemos el acento en sus actitudes, en su desapego de la realidad, en su conformismo o en su falta de visión, entre otros argumentos.

Pero, viendo cómo podemos ver las imágenes de los medios de comunicación en su abrumadora mayoría, bien haríamos en ser más prudentes en nuestras afirmaciones con relación a ellos.

Si les reclamamos por sus actitudes, no podrían ellos reclamar por las imágenes donde se pueden a supuestos personajes, que viven de exhibir sus propias miserias?

Qué tiene de edificante mostrar la falta de respeto, de decoro, de integridad cuando se ridiculiza la relación entre un hombre y una mujer, cuando se exalta la traición públicamente?

Qué tiene de realidad la morbosa exhibición de la infidelidad, como si fuera algo normal que ocurra o peor todavía, como si fuera lo deseable que ocurriera?

Si le reclamamos a nuestros jóvenes que no vivan pensando en el…vale todo, seamos verdaderamente adultos y no le demos crédito a aquello que nada vale. Como podría decir el sabio Eclesiastés, no hace falta exaltar la miseria humana, para saber que existe.

Diego Acosta

CANNABIS LEGAL…?

ANTIVIRUS

Desde la perspectiva de un supuesto progresismo varios países han legalizado el consumo de cannabis o de la marihuana.

Los resultados han sido dispares, pues en algunos países al parecer ha disminuido la violencia generada por quienes buscan consumir la droga.

En otros, se ha disparado el consumo principalmente entre los jóvenes, lo que supuestamente ha sido beneficioso para evitar detenciones por delitos menores.

Aun considerando buenas las intenciones, preocupa hondamente este pretendido progresismo relacionado con el consumo de la marihuana.

Es posible que desde las instancias del Estado, que tienen la responsabilidad de cuidar y garantizar la salud de la población, se permita el consumo de drogas?

Quién o quienes aseguran que consumir marihuana no es malo para la salud humana?

Por qué se facilita que los jóvenes puedan consumir libremente una droga?

Difíciles respuestas  para el progresismo, porque lo que ha quedado claro a lo largo de los años que no hay ninguna droga que no constituya un peligro real para quién la consuma.

Entonces, por qué la legalizamos?

No han sido suficientes los daños causados por las drogas a millones de personas en todo el mundo, como para legalizar su consumo?

Las mafias se combaten con la ley, no facilitando la posibilidad de que nuestros hijos se droguen!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JÓVENES AMENAZADOS

Blog del TIEMPO!

Una encuesta realizada por Fundaciones de Francia, revelan cuáles son las amenazas que afectan a los jóvenes.

Principalmente se identifican: El alcohol, cannabis, tabaco, cocaína, pornografía, videojuegos y el uso continuo de los teléfonos.

La encuesta advierte que en general los jóvenes son conscientes de los riesgos que corren frente a estos problemas, que pueden traducirse en dependencias permanentes, enfermedades graves, accidentes, faltas escolares, aislamiento, depresiones y hasta el suicidio.

A pesar de ello es preocupante el notable aumento del consumo de cocaína y las pastillas, que en muchos casos duplica los resultados de una encuesta anterior.

El informe demanda un esfuerzo de los padres por el cuidado de sus hijos, para ayudarlos a superar estas adicciones y para orientar sus vidas.

También se demanda que el Estado asuma su responsabilidad a través de campañas informativas, que ayuden a los jóvenes no solo a advertir los riesgos que corren sino también a superar los problemas que los llevan a ser consumidores.

Lo serio de este informe, es que con muchas probabilidades puede ser extrapolado a otros países. Una vez se destaca la alta responsabilidad de los padres para encaminar a sus hijos, en una sociedad cada vez más compleja y difícil.

Y obviamente, para que la familia se mantenga consolidada y firme, en torno a los principios que Dios ha establecido.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL FUTURO…!

Blog del TIEMPO!

Desde que existe la memoria, los hombres se preocuparon por los tiempos venideros. Fue así como la Biblia registra la prohibición expresa que hizo Dios acerca de la hechicería, la adivinación y la brujería.

Sin embargo prácticamente en todas las civilizaciones la actividad de los adivinadores del futuro ha quedado establecida como un hecho histórico comprobado.

Desde esa perspectiva podemos afirmar que el futuro, es la pesada carga que asumimos quienes hemos dejado tantas cuestiones irresueltas a quienes nos sucederán.

Carga porque se nos podrá imputar por negligencia, falta de sabiduría, por la notable capacidad que hemos demostrado para cometer errores.

Pero el FUTURO, depende exclusivamente de nuestros jóvenes, de quienes en estos tiempos son hombres y mujeres que se van modelando para ser los responsables del mañana.

La gran misión que nos queda a los mayores es apoyarlos, para que inspirados en la Palabra de Dios, sean capaces de extender el Evangelio hasta los confines de la Tierra. Teniendo toda su Confianza en Jesús!

Ese es el FUTURO!

Diego Acosta