GUERRA ÁRABE-ISRAELÍ

LA OTRA HISTORIA

El conflicto que enfrenta a árabes y judíos, tiene como fecha importante el rechazo por la Liga Árabe de la decisión número 181 de las Naciones Unidas, de repartir en dos sectores a Palestina, el 29 de noviembre de 1947.

La propuesta de la ONU para Palestina, era dividirla en tres partes: Una para los árabes, otra para los judíos y crear una zona internacionalizada para Jerusalén y Belén, que quedarían bajo la autoridad de las Naciones Unidas.

La Liga árabe se opuso radicalmente a esta decisión y desde entonces se opone a la desaparición del Estado de Israel.

Desde ese momento los enfrentamientos entre árabes y judíos se prolongarían sin solución de continuidad, hasta la creación del Estado el 14 de Mayo de 1948. La retirada de las tropas inglesas que habían terminado su Mandato sobre Palestina, completaron el panorama.

Al día siguiente Egipto, Siria, Irak, Jordania, Líbano, Libia, Arabia Saudita y Yemen, inician la que sería la primera guerra entre los árabes y los hebreos.

El propósito de los países atacantes era crear en Palestina un solo estado que estaría identificado con los árabes, en oposición a lo dispuesto por las Naciones Unidas y su resolución número 181.

Los primeros combates se libraron en la región que media entre Jerusalén y Tel Aviv y con el paso de los meses y las sucesivas treguas, marcaron una importante supremacía de los israelíes.

Hacia finales de 1948 el Parlamento de Gran Bretaña, protestó ante su gobierno por la participación de la fuerza aérea inglesa a favor de los estados árabes.

El fin del conflicto se produjo en los primeros meses de 1949.

Israel aumentó su territorio sobre el que inicialmente le había adjudicado la Partición de las Naciones Unidas y para los árabes significó un dura derrota.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

PODEROSO

En el Libro de Génesis en el Capítulo 10 se mencionan los descendientes de Noé y nos detendremos especialmente en uno.

Se trata de Cam, que engendró a Cus quién sería el padre del primer poderoso de la Tierra.

Nimrod es descripto como un poderoso cazador delante de Jehová, también fue protagonista de un episodio singular en la historia humana.

El Eterno había mandado a los descendientes de los tres hijos de Noé que se esparcieran sobre la Tierra luego de la destrucción que produjo el Diluvio.

Nimrod y los suyos cumplieron en parte el mandamiento, ya que cuando llegaron a una llanura, decidieron permanecer en ella.

Y no solamente eso, sino que además decidió Nimrod construir una torre que llegaría hasta el cielo.  Esta imagen encierra evidentemente un sentido figurado.

La razón es que en esa llanura de la actual Irak no había piedras, por lo que todas las construcciones debían con  barro que se secaba formando los ladrillos, por lo nunca podrían lograr una gran altura.

Pero esa torre que también podemos reconocer como el azimut característico de la región, era un símbolo de la actitud que había en el corazón de Nimrod.

Ante ello Jehová comprobó lo que hacían aquellos hombres y decidió castigarlos confundiendo sus lenguas, de manera que no pudieran comunicarse de la forma en la que lo venían haciendo.

De allí surgió la expresión de la torre de Babel, para hablar de las lenguas y de las dificultades que generaron a las generaciones futuras.

Llama la atención que recordemos a Nimrod por la construcción de la torre de Babel, que fue un desafío a Dios. Y no nos detengamos en el hecho principal por el que debemos reconocer al hijo de Cus, como el primer poderoso de la tierra.

Nimrod desafió al Altísimo, interrumpiendo su marcha e incumpliendo el mandato de dispersarse. En esa decisión radica que el nieto de Cam fuera el primer hombre que desafiara a Dios, por eso se lo designa como poderoso.

Este ejemplo nos debe hacer reflexionar acerca de nuestras actitudes,  para controlar al poderoso que guardamos en nuestro corazón. Para que no se rebele nunca contra Dios.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

TRIUNFO ISRAELÍ EN EL 67

HACIENDO MEMORIA – DCCCXXXIV

10 de Junio de 1967

Tras enconados combates, Israel aceptó el alto el fuego dispuesto por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

La coalición árabe  formada por Irak, Egipto, Siria y Jordania sufrió una grave derrota que supuso la pérdida del este de la ciudad de Jerusalén, los Altos de Golán y una gran extensión en el desierto de Sinaí.

La Guerra tuvo como consecuencia la profundización del conflicto árabe-israelí y también la ampliación de la defensa del Estado de Israel.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

SE AGRAVA LA OFENSIVA CONTRA LA LIBERTAD RELIGIOSA

islam

Blog… del TIEMPO

Un informe de AYUDA A LA IGLESIA NECESITADA destaca que en el bienio 2014-2016, uno de cada cinco países ha sufrido ataques del islamismo radical.

5 de esos países son europeos y otros 17 africanos. El informe se realizó sobre la base de 196 países y se considera que en el 20 por ciento de ellos, se producen graves violaciones contra la libertad religiosa lo que afecta directamente a 38 países. En otros 23 se practica la persecución y en otros 15 la discriminación.

Las situaciones más graves se registran en Afganistán, Arabia Saudí, Corea delCorea del Norte, Irak, Nigeria, Somalía y Siria.

Los islamitas vulneran la libertad religiosa en 24 países y los estados autoritarios en seis. Se considera en esta última situación a China, Vietnam, Corea del Norte, Turkmenistán y Uzbekistán.

También afectan la libertad religiosa los nacionalismos y los grupos fundamentalistas, en ocho países: India, Birmania, Azerbaiyán, Bután, Kazajastán, Bután, Laos, Tajikistán y Ucrania.

El radicalismo islámico tiene como uno de los principales objetivos la eliminación de las comunidades religiosas de su patria ancestral mediante el éxodo masivo inducido, es decir la acción contra profesan un credo diferente al Islam.

Un líder religioso perteneciente al culto greco-católico melquita, de Siria, afirmó que los ataques perpetrados contra las minorías religiosas en Oriente Medio nos han hecho conscientes de la pretensión de la aniquilación total de la libertad religiosa en esta parte del mundo.

Esta es una parte de la dramática realidad que vivimos y sobre las que se pretende extender un manto de tolerancia y comprensión.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com