HOMBRE-MUJER

Con la tendencia en nuestros tiempos de frivolizar todo o de simplificarlo todo, nos hemos olvidado de lo que es esencial.

Dios creó a la especie humana con hombres y mujeres!

No hay más alternativas posibles!

Solamente un hombre y una mujer, pueden producir el milagro maravilloso de la vida!

Cualquier otra forma de entender la relación entre los seres humanos, está considerada pecado por el Eterno!

Si olvidamos el pecado, nos enfrentamos a la tenebrosa libertad del vale todo, que nos conducirá a la pérdida de toda relación con Dios y nos alejará de su PERDÓN!

NUNCA habrá bendición para el pecado!

1 Corintios 6:9

ES – ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones?

1 Coríntios 6:10

PT – Não erreis: nem os devassos, nem os idólatras, nem os adúlteros, nem os efeminados, nem os sodomitas, nem os ladrões, nem os avarentos, nem os bêbados, nem os maldizentes, nem os roubadores herdarão o Reino de Deus.

Diego Acosta / Neide Ferreira

LOS PRIMEROS TIEMPOS DE LUTERO EN EL MONASTERIO AGUSTINO

500 ANIVERSARIO…A 326 DÍAS

NOTAS DE LA REFORMA / 34

14 de Diciembre de 2016

La cuestión de la Salvación y el miedo al infierno fueron una constante en la vida del joven nacido en una familia humilde y muy creyente.

Los primeros meses de vida monástica estuvieron signados por el profundo disgusto de su padre, quién nuevamente volvió a tutearlo como manera de expresar su disconformidad por su decisión.

La familia había hecho grandes sacrificios para que Martin estudiara y se recibiera de abogado. No para que finalmente terminara en un monasterio.

Probablemente esta circunstancia influyó en el ánimo de Lutero, quién luego de superadas las expectativas iniciales retomó sus antiguas preocupaciones por la Salvación.

Esto se tradujo en constantes confesiones ante los sacerdotes y en aflicciones permanentes acerca de sus pecados y el perdón de ellos.

Él mismo lo expresó al afirmar en algunos escritos: que no era más que polvo y cenizas y que estaba lleno de pecados.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

SE PROHIBE LA AUTOFLAGELACIÓN

karwats

HACIENDO MEMORIA – DCLII

20 de Octubre de 1349

El papa Clemente VI decide la prohibición de la auto flagelación de los cristianos, para la expiación de los pecados.

La práctica según constancias confirmadas se inicia en 737 y estaba sólidamente arraigada sobre todo en las órdenes monásticas.

Se atribuye a Ignacio de Loyola, Catalina de Siena y a Teresa de Ávila, entre otros, la realización de esta acción, que aunque prohibida todavía se sigue practicando en distintos lugares del mundo.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com