ANÓNIMOS…

DEVOCIONAL

Miraba con alegría las fotografías de los amados anónimos misioneros que silenciosamente ayudan al prójimo, no pude menos que pensar  en esas silenciosas manos extendidas, que contrastan  con las mías llenas de palabras y de pocas obras que demuestren mi fe.

Esta reflexión me la hago, pensando en todo lo que podría haber hecho y sin embargo dejé de hacer, un poco por cobardía, otro poco por no saber como…

Pero en cualquier caso el resultado fue el mismo: Muchas palabras y pocos hechos, porque allí cuando la angustia es grande y la necesidad es mayor todavía, no cabe sino obrar.

Me sorprende como a pesar de estas evidencias, somos tantos los que hablamos e incluso que nos permitimos hablar en nombre de los propios misioneros.

Acaso ellos precisan de nuestras palabras?

Acaso ellos las esperan?

Anónimos como son, sin embargo ellos tienen una recompensa que los habladores nunca tendremos: El reconocimiento de Jesús!

Él sabe todos sus nombres. Ninguno es anónimo y si no fuera por su Misericordia, bien podría olvidarse del mío y del de todos los habladores.

Mateo 10:7
Y yendo, predicad, diciendo:
El reino de los cielos se ha acercado.

Mateus 10:7
E, indo, pregai, dizendo:
é chegado o Reino dos céus.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

MALO

DEVOCIONAL

Malo, por definición significa de valor negativo o que se opone a la lógica o la moral.

Y un hombre malo, que significa?

Que tiene valor negativo y que obra contra la lógica y la moral?

Estas preguntas venían a mi mente, cuando escuché el nombre de un alto dignatario de un país que había sido detenido, procesado y condenado por casos de corrupción.

Este hombre era verdaderamente malo?

Y pensé que tal vez no, que no era malo en el sentido en el que me imaginaba la maldad. Es decir, la capacidad de hacer el mal por el placer de hacerlo.

Malo de corazón, duro, siniestro, destructor.

Está claro que siempre hubo y habrá hombres malos. Y deseo no formar parte de esa lista de corazones sometidos a la influencia nefasta, del enemigo de la fe, que se aprovecha de las debilidades y las utiliza para dominar mentes y acciones.

Estamos advertidos contra los malos. Y nuestra mejor arma es el Eterno, para derrotarlos.

Salmo 11:5
ES Jehová prueba al justo;
pero al malo y al que ama la violencia,
su alma los aborrece.

PT – O Senhor prova o justo,
mas a sua alma aborrece o ímpio
e o que ama a violência.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

ESPADA

DEVOCIONAL

El Libro de Job ha sido y seguirá siendo una fuente inagotable de enseñanzas, en medio de las duras circunstancias que vivió.

Cuando le tocó defenderse de las persecuciones de sus amigos, me impresiona como siempre expresó su confianza en Dios y también en su Justicia.

Por eso apeló para amonestar a los tres que tenía ante sí, a la figura de la espada, que simboliza el Juicio del Eterno y no el juicio de los hombres, que puede ser falible, como todo lo humano.

Job, les demandó que teman, porque el temor tiene un claro sentido espiritual y no físico. Por esta razón es que no les habló de miedo, sino del temor que le debemos al Todopoderoso.

Haciendo memoria de esto, me obligo también a pensar en la espada y no en el juicio de los hombres. Dios nos juzgará a todos y su Justicia será inapelable.

Job 18:29
Temed vosotros delante de la espada;
porque sobreviene el furor de la espada a causa de las injusticias,
para que sepáis que hay un juicio.


Temei vós mesmos a espada;
porque o furor traz os castigos da espada,
para saberdes que há um juízo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

A MENOS…

DEVOCIONAL

Conversando con una persona muy querida, llegamos a la conclusión que deberíamos hacer algo muy difícil para los hombres: Vivir cada vez a menos…

Es decir: Procurar que cada día nos volvamos menores, en lugar de pretender ser mayores, en lo que concierne al reconocimiento de los hombres.

Si pudiera lograr ese objetivo, que aparentemente es contrario a todos mis intereses, me estaría aproximando al más relevante de todos los logros: El de acercarme humildemente al Eterno!

Mi amiga coincidía y agregaba que si alguien pudiera advertir que eso era lo importante, ya habría logrado dar el primer paso hacia algo difícil para nuestra naturaleza, pero grandioso para nuestro futuro.

La cuestión es? Como me vuelvo pequeño cada día?

Buscando al Señor a cada momento, orando por quienes me rodean y más por quienes se declaran mis enemigos, sirviendo de corazón a quienes precisan de mi ayuda procurando que nadie lo sepa.

No es fácil, pero con solo intentarlo estaré rompiendo el círculo perverso de lo mundano!

Proverbios 16:20
El entendido en la palabra hallará el bien,
y el que confía en Jehová es bienaventurado.

Provérbios 16:20
O que atenta prudentemente para a palavra achará o bem,
e o que confia no Senhor será bem-aventurado.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

EL PRINCIPIO

DEVOCIONAL

El insensato es aquel que desprecia la sabiduría y la enseñanza!

Cada vez que recuerdo esta Verdad, me obligo a pensar en cuál es mi actitud con relación a Dios, porque aún siendo insensato, busco serlo cada día un poco menos.

Tal vez este sea uno de los caminos que nos llevan a la Verdad de reconocer al Eterno, como la fuente de toda Sabiduría y como la fuente y origen de la vida Eterna prometida.

Por el contrario, si me decidiera a seguir siendo un insensato, persistiría en la actitud de no estudiar y por tanto estaría renegando de mi condición de hijo de Dios.

Cada vez que pienso en los límites de mi sumisión hacia el Altísimo, me recuerdo que no debo apartarme del difícil camino estrecho y que obliga a una constante dedicación.

Una manera de hacerlo es recibir Sabiduría cada día más, estudiando su Palabra!

Job 12:13
Con Dios está la sabiduría
y el poder;
suyo es el consejo y la inteligencia.

12:13
 Com ele está a sabedoria
e a força;
conselho e entendimento tem.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

UN CASO

DEVOCIONAL

Muchas veces advierto cosas a mi alrededor que me resultan indiferentes, intrascendentes. Pero hay otras, que si despiertan mi atención porque están relacionadas con las normas que rigen mi vida.

Una de ellas es el de la falta de sinceridad o lo que puede resultar lo mismo, el del ocultamiento de la verdad o su manipulación para lograr determinados resultados.

Frente a un caso específico, relacionado con estas situaciones me he situado no solo en la posición de espectador, sino también en la de observador interesado.

Para intervenir?

Decididamente no, sino para sacar conclusiones, enseñanzas que me lleven a obrar de manera adecuada frente a hechos parecidos o similares.

Jesús enfrentó a los fariseos por razones parecidas. Lo que supuestamente es un arte, el de engañar disfrazando mentiras o semiverdades, no solo afecta al prójimo, sino que también dañan a quién se pone en situación de ser protagonista de esta clase de historia.

Oro para que el Eterno me conceda Sabiduría y obre, lo más rectamente posible, teniendo en cuenta mi humana condición. 

Job 12:13
Con Dios está la sabiduría y el poder;
suyo es el consejo y la inteligencia.


Com ele está a sabedoria e a força;
conselho e entendimento tem.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

HALAGOS

DEVOCIONAL

Puede que pocas cosas sean más peligrosas para un predicador, que recibir el halago de los miembros de la congregación tras dejar su mensaje.

Esta reflexión tiene su fundamento en la necesidad de preservar el corazón de quién predica y también en la necesidad de cada creyente de ser prudente.

Si pienso que en cada predicación el protagonismo es del Espíritu Santo, resulta más fácil admitir que haya hermanos que se manifiesten a favor de las palabras recibidas.

Pero, no es menos cierto que esas manifestaciones pueden afectar emocionalmente a quién predicó, porque pueden llevarlo se sentirse más importante que el mensaje.

Como norma pertenezco al grupo de predicadores, que entendemos que el mejor reconocimiento a un mensaje, es el de atribuir su inspiración al Espíritu Santo.

Esto es lo fundamental, tanto para quién habla como para quién escucha. Nada hay más importante que saber que el mensaje ha sido inspirado, teniendo al mensajero como a un instrumento apropiado.

Salmo 144:11

ES – Rescátame,
y líbrame de la mano de los hombres extraños,
cuya boca habla vanidad,
y cuya diestra es diestra de mentira.

PTLivra-me
e tira-me das mãos dos filhos estranhos,
cuja boca fala vaidade
e cuja mão direita é a destra da iniquidade.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

IDOLATRÍA

DEVOCIONAL

Jesús nació, vivió y murió como Hombre. Pero Resucitó y está sentado a la diestra del Dios Padre en el Trono de la Gloria!

Esta es la grandiosa Verdad que nos hace recordar que Su sacrificio final por los pecados de todos los hombres, debe ser motivo de agradecimiento.

Ese sacrificio pertenece a un tremendo momento del Plan de Salvación del Eterno para los humanos y recordarlo como un sacrificio una y otra vez, nos aleja de la perspectiva que Él mismo le confirió.

Jesús venció a la muerte y por tanto debemos exaltar la Vida!

Mirando la cruz vacía, puedo recordar el sacrificio último y el único que hace posible mi Salvación, tras arrepentirme de mis pecados y reconocerlo como Señor.

ÉL como mi Señor me perdonó y por ÉL llego hasta el Padre, como único intercesor. Por eso creo y confío en la Vida Eterna. Por eso también me niego a la idolatría del dolor y la muerte!

Romanos 14:9
ES – Porque Cristo para esto murió y resucitó,
y volvió a vivir,
para ser Señor así de los muertos
como de los que viven.

PT  Foi para isto que morreu Cristo
e tornou a viver;
para ser Senhor tanto dos mortos
como dos vivos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

FÚTIL

DEVOCIONAL

Hay palabras que suenan más importantes que su propio significado. Una de ellas es fútil, que significa de poca…importancia.

Esta reflexión se originó en un comentario que me fue hecho a propósito de cómo utilizar el tiempo. Es sorprendente como de pronto puedo admitir que hay algo malo en mi vida.

Y una parte de lo malo, es la administración de cada minuto de mi existencia, en que lo ocupo y en que lo pierdo, en que es normal y en lo que es anormal.

Vino a mí escena de Jesús caminando, siempre buscando a hombres y mujeres, que aunque ellos no lo supieran, estaban necesitando de su presencia y de su Palabra.

Soy plenamente consciente que es lo que debo hacer y también lo soy de lo que no hago. Buscando el por qué de esta situación, me encontré con la solución.

Tratar de hacer durante el resto de mi vida, lo que hubiera hecho el Hijo del Hombre ante cada circunstancia. Es difícil, pero contando con su Poder, todo resulta posible. No por mí, sino por ÉL.

Mateo 16:24
Entonces Jesús dijo a sus discípulos:
Si alguno quiere venir en pos de mí,
niéguese a sí mismo,
y tome su cruz, y sígame.

Mateus 16:24
Então, disse Jesus aos seus discípulos:
Se alguém quiser vir após mim,
renuncie-se a si mesmo,
 tome sobre si a sua cruz e siga-me.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com