SI ME AMAS…

DEVOCIONAL

Sabemos que hay enseñanzas qué con el tiempo, van adquiriendo más importancia, porque ayudan a establecer normas de conducta.

Una de ellas fue el de una querida maestra, que luego de que ponderara su predicación, me llamó aparte y me dijo: Si me amas, no me alabes…

En ese momento mi reacción fue de sorpresa y ella simplemente me respondió: Piensa en lo que te dije, porque lo que has dicho me estimula la vanidad.

Y naturalmente pensé y mucho llegando a la conclusión de que a veces la ponderación, puede resultar dañina. Y lo que se hace con buena intención, puede tener consecuencias impensadas.

Mucho más, cuando quién recibe el juicio favorable, tiene la certeza de la sinceridad de la opinión. Me resultó bueno saberlo y comprenderlo, porque alentar la vanidad no es bueno para nadie. Y si es malintencionada, peor todavía.

1 Samuel 12:21
No os apartéis en pos de vanidades
que no aprovechan ni libran,
porque son vanidades.

Diego Acosta – Neide Ferreira

 

TIEMPO DE RESTAURAR

EL ABUELO SALOMÓN

Para todo hay un tiempo, para lo bueno y para lo malo, para la alegría y también para la tristeza. Y también hay un tiempo para sanar y para restaurar.

En los tiempos difíciles debemos pensar que no siempre habrá dolor y sufrimiento, ni tampoco desesperanza y amargura. A todo lo malo seguirá lo bueno.

Siempre ha sido así y seguirá siendo!

Restaurar, es un esfuerzo edificante porque borramos del pasado lo que nos hizo daño y también perdonamos a quienes nos hicieron ese daño.

Persistir evocando aquello que nos hizo doler, es una idea que nos destruye y también nos limita, hacia un mañana que debe ser mejor que el que tenemos.

No miremos las ruinas, sino miremos con los ojos de la esperanza, aquello que podamos construir, sobre lo que haya quedado de bueno. Esto es restaurar.ruinas, esperanza,

 

Una cuestión de modas

Blog del TIEMPO

El mundo sigue con su dictadura sobre quienes solo saben vivir cuando se les dice cómo deben hacerlo.

De esta manera somos condescendientes con todo, especialmente con lo malo, porque en realidad no significa otra cosa que el triunfo del mal sobre el Bien.

Lo dramático de las modas es que no solo afectan las formas de vivir, sino que permiten que se intente que los padres pierdan las potestades irrevocables sobre sus hijos. Entre otras cosas…

Del mismo modo la cuestión de las modas también está afectando a las congregaciones, donde prevalece lo superficial sobre lo que debería ser absolutamente espiritual.

A los cultos-espectáculos se sumas las predicaciones-cordiales, con lo que Dios queda relegado a un plano puramente formal y distanciado cada vez más de lo verdadero. Y Jesús, casi olvidado en el fragor de su exaltación vacía y lejana.

Estamos advertidos. Las modas serán causas en el Juicio.

Diego Acosta

VULGARIDAD

Blog del TIEMPO!

La vulgaridad es una cruel patología que poco a poco va afectando al criterio de las personas, que quedan expuestas al avance de tanta tontería que se magnifica como novedosa o atractiva.

Una vez más cabe la pregunta sobre lo que está pasando en el mundo!

Y la respuesta asume la sencilla complejidad de explicar que ante el vacío interior, pareciera que no queda más alternativa que llenarlo con más vacío mental…

Solamente así se puede entender que se conceda espacio a una mujer paseando desnuda en un auto, caro por supuesto o que se anuncie que un determinado futbolista pueda llegar a comprar un auto, más caro todavía.

El vacío total no existe y cumpliendo con esta ley física, lo llenaremos con ese otro vacío tan peligroso, que es el de la vulgaridad que disfraza a lo malo por bueno, a lo que es una mera tontería por una falsa importancia.

El vacío de los hombres, solamente lo puede ocupar Dios. Si no fuera así queda para muchos el recurso del yoga budista o el asumir lo tristemente patético como ideal de vida.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

MALO

DEVOCIONAL

Malo, por definición significa de valor negativo o que se opone a la lógica o la moral.

Y un hombre malo, que significa?

Que tiene valor negativo y que obra contra la lógica y la moral?

Estas preguntas venían a mi mente, cuando escuché el nombre de un alto dignatario de un país que había sido detenido, procesado y condenado por casos de corrupción.

Este hombre era verdaderamente malo?

Y pensé que tal vez no, que no era malo en el sentido en el que me imaginaba la maldad. Es decir, la capacidad de hacer el mal por el placer de hacerlo.

Malo de corazón, duro, siniestro, destructor.

Está claro que siempre hubo y habrá hombres malos. Y deseo no formar parte de esa lista de corazones sometidos a la influencia nefasta, del enemigo de la fe, que se aprovecha de las debilidades y las utiliza para dominar mentes y acciones.

Estamos advertidos contra los malos. Y nuestra mejor arma es el Eterno, para derrotarlos.

Salmo 11:5
ES Jehová prueba al justo;
pero al malo y al que ama la violencia,
su alma los aborrece.

PT – O Senhor prova o justo,
mas a sua alma aborrece o ímpio
e o que ama a violência.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com