SEMBRAR VIENTOS…

vientos

Del Reino del Norte de Israel, surgió un solo profeta: Oseas, cuya vida estuvo marcada por una circunstancia que se reflejó en la historia del Pueblo de Dios.

Más de 700 años antes del nacimiento de Jesús, este hombre elegido por Dios para llevar su Palabra, se casó con una prostituta siguiendo el mandato recibido.

De esa relación surge una similitud entre Dios y los judíos, quienes se prostituyeron apartándose de Jehová, llevando su vida hacia un auténtico desastre.

Estas dramáticas circunstancias nos revelan como en la vida de los hombres nada es casual ni tampoco como a pesar de todo, el Amor del Eterno siempre se manifiesta, a pesar de la rebeldía y hasta de la prostitución.

Los reyes de Israel buscaron alianzas para ser fuertes, en lugar de confiar en la ayuda del Todopoderoso, cambiando a los hombres por el Santo.

No es esto lo que nos pasa a los humanos?

Con qué frecuencia buscamos ayuda en los hombres y no en Dios?

Esta decadencia espiritual es la que lleva a las peores iniquidades, entre ellas la idolatría y la falta de Confianza en el Único que es merecedor de ella.

Efraín simboliza la quiebra del Pacto establecido entre los hebreos y el Creador. Simboliza también la actitud que tenemos de no ser fieles en nuestras posturas frente al Eterno.

Cuando obramos de esta manera nos situamos en el lugar que tomó el Pueblo de Dios, al ser infiel, caer en la idolatría y en buscar alianzas impropias de quienes debemos confiar en el Altísimo. Por eso sembraron vientos…

Oseas 8:7

 Porque sembraron viento, y torbellino segarán;

no tendrán mies, ni su espiga hará harina;

y si la hiciere, extraños la comerán.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

QUIENES ERAN LOS HEVEOS…?

la-otra

LA OTRA HISTORIA

Eran descendientes de Canaán, según se registra en Génesis 10:17 y en 1 Crónicas 1:15, aunque algunos especialistas afirman que bien podrían ser los heteos, pues la diferencia de su nombre es de una sola letra.

En tiempos de Josué vivían en Gabón, Josué 9:7 y fueron derrotados por los israelíes en una batalla librada junto al río Merom, Josué 11:3-8, 17, 19.

Los judíos violaron las normas de Jehová y además de no exterminarlos, se mezclaron con los heveos. También los hebreos adoptaron su régimen idólatra.

En tiempos del rey David todavía habitaban en la región del monte Hermón, 2 de Samuel 24:7. Salomón cuando se constituyó en rey impuso tributos a los heveos, 1 Reyes 9:20-21, 2 Crónicas 8:7-8.

Al no tener la práctica de la circuncisión se considera que no eran de origen semita. A los heveos también se los ubica como habitantes de la región de Gaza y en la costa del Mar Mediterráneo hasta el Líbano.

Remarcamos la completa ausencia de árabes y por tanto éstos carecen de los derechos que les adjudican quienes abogan por la causa de los palestinos.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

ESDRAS LEE LA LEY DE MOISÉS A LA ASAMBLEA DE ISRAELITAS

la-tora-1

HACIENDO MEMORIA – DCLXVIII

31 de Octubre de 445 a.C.

Este momento está registrado en la Biblia y ocurrió en Jerusalén, luego de que una gran cantidad de judíos que habían sido llevados cautivos a Babilonia, pudieran regresar.

Esdras se enfrentó con la situación que los israelitas se habían casado con las mujeres de la región, principalmente las cananeas, lo que motivó su severa reacción.

Esdras oró pidiendo perdón a Jehová por los pecados cometidos, Esdras 9:6. Esdras fue un escriba que luego colaboró con Nehemías.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

UN NUEVO TIEMPO

fotof

LA BIBLIA ENSEÑA

Noé y su familia luego de más de un año de permanecer en el arca, descendieron a tierra y se encontraron en una circunstancia única en la historia.

Un tiempo único e irrepetible, junto a los seres vivientes que también permanecieron en el arca durante más de doce meses: La Tierra estaba desierta!

Jehová había hablado para asegurar que mientras la tierra permanezca no cesarán la sementera y la siega y que las cuatro estaciones se repetirían, así como el día y la noche.

Génesis 9:1

Bendijo Dios a Noé y a sus hijos,

y les dijo:

Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra.

Así como los padres Adán y Eva recibieron el mismo mandato, ahora Jehová lo repetía ante Noé y su prole. El antiguo tiempo había pasado y comenzaba uno nuevo, con la bendición del Eterno para que se pudiera cumplir su propio mandato.

Habría Suprema Benevolencia para los hombres pecadores y la certeza de que a pesar de sus rebeliones no se volvería a repetir el castigo del diluvio.

Debemos reparar que la Tierra está completamente despoblada y la familia del patriarca tiene la responsabilidad de poblarla nuevamente.

Génesis 9:2

 El temor y el miedo de vosotros estarán sobre todo animal de la tierra, y sobre toda ave de los cielos, en todo lo que se mueva sobre la tierra, y en todos los peces del mar; en vuestra mano son entregados.

Jehová coloca sobre Noé, que se convierte en un nuevo padre de la humanidad, la autoridad sobre todos los seres inferiores de las distintas especies que poblarán la Tierra desierta.

Podemos advertir que a pesar de las similitudes, hay diferencias entre las situaciones que se presentaron a Adán y Eva y a Noé y los suyos después.

Los primeros padres eran inocentes y por tanto tenían la misma autoridad sobre las especies inferiores, pero desde la perspectiva del amor.

Noé y su familia, siendo como somos los hombres pecadores y libres de inocencia, tenemos autoridad pero desde el temor y el miedo.

El Supremo concede a los hombres todos los elementos para vivir y también nos concede todo aquello que nos resulta necesario para vivir placenteramente, 1 Tito 4:4.

Comienza un Nuevo Tiempo para la humanidad y para los seres vivos de la Tierra.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

QUIENES ERAN LOS AMORREOS?

la-otra

LA BIBLIA ENSEÑA

Las primeras referencias sobre este pueblo, los describen como nómadas del norte de Siria, que los babilonios describían en términos muy negativos.

Las razones: Porque vivían en tiendas de campaña para protegerse del viento y la lluvia, se vestían con pieles de oveja, no ofrecían sacrificios, comían la carne cruda y morirían sin rituales.

Esta descripción hay quienes generalizan pero para con todos los pueblos nómadas o semi nómadas. Sin embargo el imperio amorreo es ubicado hacia 2.500 a.C en la Mesopotamia y Siria, siendo su capital Harran.

Al parecer por una gran sequía hubo una marcha masiva hacia el sur de la Mesopotamia y fueron los causantes de la caída de la tercera dinastía de Ur, la ciudad donde nacería Abraham.

Los estudios revelan que los amorreos son mencionados como originarios del norte y dieron su lengua a distintas regiones, entre ellas Canaán.

Unos 2.400 años antes del nacimiento de Cristo, habrían habitado en un estrecho margen entre el río Eúfrates, medio y superior y Siria.

Tanto los acadios como los sumerios describen a los amorreos como tribus feroces que se imponían por la fuerza a otras poblaciones para tener campos donde pudieran pastar sus ovejas.

Por su idioma fueron ubicados como habitantes en la región de Canaán que fue la Tierra Trometida a los judíos por Jehová.

Diego Acosta

TRÁS EL DILUVIO NOÉ AGRADECE SER EL REMANENTE DE LA HUMANIDAD

bensena

LA BIBLIA ENSEÑA

EL DILUVIO VII

Noé y los suyos han demostrado su plena conciencia de lo que es importante, por encima de todo lo demás.

Cuando el Patriarca comprendió que podía cumplir con el mandato de Jehová y salir del arca junto con todos los seres que la habitaron, tomó una decisión ejemplar.

No se preocupó por su cobijo ni el de su familia, en un medio inhóspito, hostil y devastado por los efectos de las aguas sobre la tierra.

Asumió que lo primero que debía hacer era dar gracias al Eterno por su cuidado en medio de tan mayúscula tragedia y testimoniar con sus hechos lo que guardaba en su corazón.

Por eso decidió levantar un altar y realizar sacrificios con animales limpios, que no resultaban tan sencillos de encontrar luego de la larga permanencia de más de un año sobre el arca.

Noé no se preocupó por el lugar donde vivirían ni donde morarían los seres que habían subido con él al ingenio mandado a construir por el Soberano. Se preocupó por honrarlo, primero que todo.

Las demás necesidades serían cubiertas luego, pero el altar y la honra al Creador, eran lo primero que debía hacer.

Pensemos en nuestra propia vida, cuál es el lugar que le concedemos al Dios Eterno!

Génesis 8:22

Mientras la tierra permanezca,

no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la

noche.

Jehová aceptó con benevolencia la actitud de Noé y los suyos, que constituían el remanente de su Creación. Las dudas que podía albergar el patriarca con relación a una probable repetición del castigo, quedaron disipadas por la solemne declaración del Omnipotente.

Resulta evidente que si una vez los hombres demostraron su capacidad para hacer el mal, era más que obvio que volverían a repetir su maldad con el paso del tiempo. Por esa razón Jehová miró con compasión a ese remanente y su descendencia futura y prometió que el diluvio no volvería a repetirse.

Además dejó claramente testimoniado que la Tierra tal y como la concebimos, algún día, quizás no muy lejano en nuestros tiempos, dejará de existir.

Los hombres solo encontrarán la Salvación por la obra del Espíritu y por sí mismos, seguirán siendo pecadores.

Jehová anuncia que a pesar del daño ocasionado por el diluvio a la tierra y a todo lo Creado, los ciclos vitales continuarán para hacer posible la vida y la continuidad del remanente elegido a través de Noé.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL DILUVIO – VI

LA BIBLIA ENSEÑA

bensena

Se acordó Dios de quienes estaban en el arca y se cerraron las fuentes del abismo y las cataratas de los cielos y la lluvia fue detenida.

El arca reposó sobre lo montes de Ararat y se descubrieron las cimas de los montes. Noé abrió la ventana que había hecho y un cuervo estuvo yendo y volviendo. El Patriarca envió una paloma que fue y volvió y por segunda vez, regresó con una rama de olivo. Noé la volvió a enviar y ya no volvió.

La tierra se había secado. Dios volvió a hablar a Noé.

Génesis 8:16

 Sal del arca tú, y tu mujer, y tus hijos, y las mujeres de tus hijos contigo.

Tras haber permanecido 378 días en el arca, Noé y su familia la abandonaron e hicieron salir a todas las especies de seres vivientes que estuvieron en ella.

Comenzaba un nuevo tiempo para la especie humana y para todas las demás especies con vida.

Génesis 8:20

Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar.

Con el altar y su ofrenda Noé testimoniaba el agradecimiento a Jehová por lo que había hecho con ellos y  las especies que se salvaron del diluvio.

Génesis 8:21

Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho.

Jehová percibió la honradez conque Noé había procedido con su ofrenda y entonces tomó una gran decisión. No habría de destruir de nuevo a los seres vivientes.

Esto también debe alentarnos a dirigirnos con humildad y honradez, con temor y temblor ante el Supremo para expresar nuestra gratitud por todo lo que ÉL hace por cada uno de nosotros.

La relación con el Eterno debe ser directa y profunda, como la que podamos haber tenido con nuestro padre carnal a lo largo de la vida.

Dios escucha a los suyos y escucha especialmente a sus hijos, cuando lo honran en justicia y verdad.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

CUMPLIMIENTO

abimelech

La historia del rey Abimelec en el Libro de los Jueces, no solo es sorprendente sino también impresionante!

Nos revela como Jehová está en el control de lo que hacemos y de lo que decimos.

Y también que finalmente Dios ejerce su Autoridad sobre la vida de cada uno de nosotros.

Así como Abimelec fue destruido, así ocurre con la vida de algunas personas. Un caso que conocí muy de cerca, me sirvió como revelación para entender la gravedad de la práctica de la idolatría.

Especialmente tremendo resulta para el Eterno, cuando caemos en la idolatría. En cualquier forma de idolatría, desde la más común como es la del dinero hasta la más íntima que podamos albergar.

He pensado muchas veces como es posible que sabiendo lo que se me enseñó, pueda caer en la idolatría, que ofende al Señor y a su Palabra.

Puedo asegurar que en más de una ocasión, debo sujetar mis pensamientos y mis actitudes, para que no me lleven a la idolatría.

Los pensamientos porque son los determinan mi forma de obrar, mis actitudes, porque son el reflejo de lo que tengo en mi corazón.

Un idólatra es alguien que sabiendo quién es el Soberano, se torna rebelde por seguir a un ídolo humano o sobrenatural, que pensamos que tiene un poder que nos puede beneficiar.

O más simplemente, un humano al que me gustaría parecerme, del que me gustaría tener sus posesiones y del que me gustaría tener la notoriedad de la que carezco.

Recordemos a Abimelec!

Jueces 9:56-57

Así pagó Dios a Abimelec el mal que hizo contra su padre, matando a sus setenta hermanos.

Y todo el mal de los hombres de Siquem lo hizo Dios volver sobre sus cabezas, y vino sobre ellos la maldición de Jotam hijo de Jerobaal.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

PERSONAL / 59

trompetas

Eis que hoje eu ponho diante de vós a bênção e a maldição:

a bênção, quando ouvirdes os mandamentos do Senhor, vosso Deus, que hoje vos mando;

 porém a maldição, se não ouvirdes os mandamentos do Senhor,

vosso Deus, e vos desviardes do caminho que hoje vos ordeno,

para seguirdes outros deuses que não conhecestes.

 

Deuteronomio

 

He aquí yo pongo hoy delante de vosotros la bendición y la maldición:

la bendición, si oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios, que yo os prescribo

hoy,

y la maldición, si no oyereis los mandamientos de Jehová vuestro Dios,

y os apartareis del camino que yo os ordeno hoy,

para ir en pos de dioses ajenos que no habéis conocido.

www.septimomilenio.com

INDALO O INDALA, OTRA FORMA DE IDOLATRÍA HUMANALA OTRA HISTORIA

la otra

LA OTRA HISTORIA

Algunas civilizaciones con varios miles de años de antigüedad, utilizan el símbolo de una figura humana elemental sosteniendo con sus manos extendidas un arco.

En algunos casos se considera el Indalo o la Indala, un amuleto cuyo sexo sería femenino, por la ausencia de los atributos de la masculinidad.

el_indalo-gigante

Hay antecedentes de la figura en Egipto, donde se la relaciona con la invocación para que no se registre un nuevo diluvio.

Algunas tribus naturales de Estados Unidos, los Sioux, los Hopi o los Cree, le atribuyen la condición de ser quién establece la unión entre lo físico y lo espiritual.

También le conceden la condición de ser el gran guerrero que conducirá al mundo hacia la libertad.

Se registran estas figuras en diversos lugares del mundo y todas con las mismas o parecidas características. También se le atribuye el mismo origen y motivación al dibujo de Da Vinci, sobre las proporciones según Vitrubio, de finalers del siglo XV.

En otros lugares, como el sur de España, se le concede al Indalo condiciones mágicas relacionadas con la suerte o con los pedidos de que no haya grandes lluvias.

Más concretamente en Almería se lo relaciona con san Indalecio, cuya festividad se recuerda los días 15 de mayo.

Lo cierto es que este símbolo, sobre cuyas propiedades existen diversas versiones, muchas de ellas contradictorias, no es otra cosa que el resultado de la imaginería popular y la consiguiente creación de un símbolo idólatra.

Evidentemente en total contradicción con el mandato de Jehová: No temeréis a otros dioses, ni los adoraréis, ni les serviréis, ni les haréis sacrificios.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com