CONFIADAMENTE

Un error que repito, es el de pensar que a una determinada edad los problemas comienzan  a desaparecer o a ser menos importantes.

Como es un error, tengo a mis años, problemas como todo el mundo, solo que tienen como singularidad la relación con una familia más grande.

Y también con las cosas de Dios: Quién cree que más o menos tiene controlado todo, se dará cuenta, que en realidad no tiene el manejo de nada.

Esta explicación surge de una situación que se me ha planteado en estos días, que supone un verdadero desafío para el futuro.

Tan seria como que está relacionada con la subsistencia misma!

Pero, en lugar de preocuparme, de agitarme, oré confiadamente!

Que significa confiadamente?

Que es verdad que el problema es preocupante, pero que tengo la certeza de que el Eterno no me abandonará nunca!

Por esta razón le presenté las circunstancias… confiadamente, sabiendo que solo ÉL me puede ayudar y que solo ÉL me ayudará.

Por eso confiadamente, estoy a la espera de SU respuesta!

Salmo 94:22

ES – Mas Jehová me ha sido por refugio,

y mi Dios por roca de mi confianza.

PT – Mas o Senhor foi o meu alto retiro;

e o meu Deus, a rocha em que me refugiei.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA SOSPECHA

Blog del TIEMPO!

Recientemente se ha actualizado la cuestión vinculada con el tráfico de órganos para trasplantes.

Desde distintos ámbitos se denunció esta práctica en forma sistemática en la República Popular China, que replicó con argumentos que no alejan las sospechas.

Es evidente que los humanos cada día nos alejamos más de Dios y de todo lo que significa el Juicio que tendremos que afrontar. Con independencia de que creamos en ÉL, que reneguemos de ÉL o que neguemos su existencia.

Siempre habrá Juicio, como lo deja explícito el Rey David en el Salmo 10, versículo 13:

¿Por qué desprecia el malo a Dios?
En su corazón ha dicho: Tú no lo inquirirás.

Los trasplantes son una solución que representa la vida o la muerte de quienes los necesitan. Es decir, que estamos ante una alternativa que supone la propia existencia.

Esta dramática circunstancia torna más vil y más miserable el tráfico de los órganos, que se venden a precios asombrosos.

Y en el caso de las denuncias contra China, el tema es más grave todavía porque se sospecha que el Partido Comunista que gobierna el país, permitiría que se extirpen órganos de supuestos donantes vivos, como podrían ser los reos de conciencia o de presos condenados a muerte.

Puede ser considerado un donante, alguien que está juzgado por el Estado como reo de conciencia o ha sido condenado a muerte?

Las negativas de China a las acusaciones de tráfico de órganos, actualiza dramáticamente una práctica que se ha tornado en una lucrativa y tenebrosa práctica, con la cómplice omisión de quienes deberían ejercer los controles debidos.

El Rey David, vivió en otro tiempo, pero su reflexión sobre como el malo desprecia a Dios, tiene plena vigencia.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

IMPÍOS

Los éxitos de los que obrando mal crecen casi sin límites, son siempre motivo de dificultades para comprender los planes de Dios.

Recuerdo que un grupo de jóvenes se expresaban amargamente a causa de haber comprobado, como quienes mintiendo y malversando lograban grandes beneficios económicos.

Recuerdo también como fueron los argumentos que el Espíritu Santo me inspiró, para hacerles comprender que cualquier éxito que no provenga del Eterno, es un logro vano y hasta peligroso.

Los jóvenes se quedaron sorprendidos, cuando les pregunté por qué estaban preocupados por la riqueza de algunas personas?

Acaso las riquezas son un fin en sí mismo?

Acaso Jesús vino al mundo para proclamar que debíamos ser ricos?

Por qué entonces nos perturbamos con las riquezas mal habidas, con los logros basados en engaños y mentiras, con el dinero triunfando sobre los principios del Altísimo?

Tal vez, concluimos con los jóvenes, lo único que podemos hacer es clamar por la Justicia del Reino, para que nadie pueda pensar que alguna vez el mal prevalecerá sobre el Bien.

Aunque aparentemente, las circunstancias muestren lo contrario.

Salmo 37:38

ES – Mas los transgresores serán todos a una destruidos;

la posteridad de los impíos será extinguida.

PT – Quanto aos transgressores, serão, à uma, destruídos,

e as relíquias dos ímpios todas perecerão.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com