JESÚS Y MATEO-7

MATEO 1

La Genealogía que leemos en Mateo tiene algunas singularidades, como la de omitir varias generaciones, algo frecuente en los tiempos del Antiguo Testamento.

1:6 Entre Rahab, de la época de Josué, hasta llegar al propio David, separados por casi 400 años  de historia.

1:6a y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías. La mujer del capitán del ejército de David, era Betsabé, según consta en 2 de Samuel 12:34  Y consoló David a Betsabé su mujer, y llegándose a ella durmió con ella; y ella le dio a luz un hijo, y llamó su nombre Salomón, al cual amó Jehová.

1:8 Mateo omitió deliberadamente en su Genealogía, entre Joram y Uzías o Asarías, a Ocozías, Joás y Amasías. Este uso de abreviar las nóminas, era una cuestión frecuente en aquellos tiempos. Esto se comprueba en el detalle que brinda 1 de Crónicas 3:10-12:
Hijo de Salomón fue Roboam, cuyo hijo fue Abías, del cual fue hijo Asa, cuyo hijo fue Josafat,
11 de quien fue hijo Joram, cuyo hijo fue Ocozías, hijo del cual fue Joás,
12 del cual fue hijo Amasías, cuyo hijo fue Azarías, e hijo de éste, Jotam.

1:11 Mateo hace alusión en este versículo a un personaje que es mencionado con distintos nombres: Jeconías, que es Joaquín en 2 de Reyes 24:6 Y durmió Joacim con sus padres, y reinó en su lugar Joaquín su hijo.  Jeconías recibe un tercer nombre, Conías, en Jeremías 22:24 Vivo yo, dice Jehová, que si Conías hijo de Joacim rey de Judá fuera anillo en mi mano derecha, aun de allí te arrancaría.

Este rey de Judá, que gobernó en el año 508 a.C. cuando los primeros israelitas fueron capturados y enviados a Babilonia,  fue maldecido para que ninguno de sus descendientes pudieran ocupar el trono de David, Jeremías 22:30 Así ha dicho Jehová: Escribid lo que sucederá a este hombre privado de descendencia, hombre a quien nada próspero sucederá en todos los días de su vida; porque ninguno de su descendencia logrará sentarse sobre el trono de David, ni reinar sobre Judá.

Esta maldición podría haber afectado a Jesús, pero como no era hijo biológico de José, no le alcanzó. Recibió en cambio a través de José la línea real de descendientes de David.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JESÚS Y MATEO-5

 

MATEO 1(c)

El propósito de Mateo de escribir a los judíos sobre el Mesías, se fundamenta en demostrarles que Jesús es el cumplimiento de las profecías.

Por esta razón en la Genealogía de Jesucristo, es una demostración de lo escrito en 1 de Samuel 7:1-17, en el que se relata con el profeta Natán lleva hasta David el Mensaje de Jehová.

Específicamente Natán en el versículo 12, anuncia que de sus lomos nacería el Mesías:
 Y cuando tus días sean cumplidos, y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual procederá de tus entrañas, y afirmaré su reino.

Tras su muerte la casa de David, sería el origen del linaje del Mesías prometido proféticamente. La palabra griega Christos se traduce como Ungido y su equivalente en hebreo es Meshiah, Mesías.

La genealogía de David, se registra en 1 de Crónicas 3:1-9:
Estos son los hijos de David que le nacieron en Hebrón: Amnón el primogénito, de Ahinoam jezreelita; el segundo, Daniel, de Abigail la de Carmel;
el tercero, Absalón hijo de Maaca, hija de Talmai rey de Gesur; el cuarto, Adonías hijo de Haguit;
el quinto, Sefatías, de Abital; el sexto, Itream, de Egla su mujer.
Estos seis le nacieron en Hebrón, donde reinó siete años y seis meses; y en Jerusalén reinó treinta y tres años.
Estos cuatro le nacieron en Jerusalén: Simea, Sobab, Natán, y Salomón hijo de Bet-súa hija de Amiel.
Y otros nueve: Ibhar, Elisama, Elifelet,
Noga, Nefeg, Jafía,
Elisama, Eliada y Elifelet.
Todos éstos fueron los hijos de David, sin los hijos de las concubinas. Y Tamar fue hermana de ellos.

Esta genealogía solo registra los hijos reconocidos por David como legítimos, de allí la aclaración relacionada con los que tuvo con otras mujeres.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

 

JESÚS Y MATEO-4

MATEO 1 (b)

En el primer versículo de su Evangelio, Mateo deja expresado de manera categórica quién es Jesucristo. Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.

Libro de la Genealogía de Jesucristo

Es el cumplimiento de todas las profecías que anunciaban su venida en el Pacto Antiguo, hijo de David y de Abraham, los principales personajes de la historia judía.

Mateo identifica su Evangelio en relación con la frase de Génesis 5:1 según quedó publicada en la Biblia LXX, la Septuaginta, también conocida por Alejandrina, porque fue escrita en la ciudad egipcia de Alejandría o también llamada del Canon Griego:
Este es el libro de las generaciones de Adán. El día en que creó Dios al hombre, a semejanza de Dios lo hizo.

Jesús hijo de David:

La explicación de la palabra JESU CRISTO,  se puede realizar dividiéndola en Yeshua o Yehoshua, se puede traducir desde el hebreo como el Señor de la Salvación. Claramente identifica a la persona, al Hijo de Dios hecho Hombre.

Christos, proviene del griego y puede ser traducida como el Ungido, que es el equivalente exacto del hebreo Meshiah tal y como se puede encontrar en Daniel 9:25:
Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos.

La condición de Ungido era propia del rey de Israel, como se escribió en

1 de Samuel 16:6:
Y aconteció que cuando ellos vinieron, él vio a Eliab, y dijo: De cierto delante de Jehová está su ungido.

Recordamos que Eliab era hijo de Isaí y era a quién Samuel iba a ungir, pero finalmente Jehová le ordenó que lo hiciera con David, el menor que trabajaba como pastor de la familia.

También el concepto de Ungido se relacionaba con el Sumo Sacerdote, según Levítico 4:3:
Si el sacerdote ungido pecare según el pecado del pueblo, ofrecerá a Jehová, por su pecado que habrá cometido, un becerro sin defecto para expiación.

Cuando la palabra Ungido se utiliza en plural se hace referencia a los patriarcas en su ministerio de profetas, según el Salmo 105:15:
No toquéis, dijo, a mis ungidos,
Ni hagáis mal a mis profetas.

Jesús dio cumplimiento a las profecías Mesiánicas, desempeñando las tres funciones: Rey de Israel, Sumo Sacerdote y Profeta.

El Evangelio escrito antes del año 70, explica el carácter profético que tuvo el anuncio de Jesús de la destrucción del Templo y de sus consecuencias.

Mateo 24:1-2
Cuando Jesús salió del templo y se iba, se acercaron sus discípulos para mostrarle los edificios del templo.
Respondiendo él, les dijo: ¿Veis todo esto? De cierto os digo, que no quedará aquí piedra sobre piedra, que no sea derribada

Jesús hijo de Abraham:
representa que su linaje se remonta hasta el comienzo de la Nación en el llamado Pacto Abrahámico, Génesis 12:1-3
Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.
Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.
Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

Este Pacto tiene vigencia a perpetuidad.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

JESÚS Y MATEO-2

GENEALOGÍA

Se ha comentado que este Evangelio originalmente fue denominado el Libro de la Genealogía, de Jesucristo.

Esto nos debe hacer reflexionar acerca de la singular importancia que tuvieron las genealogías en el pueblo judío, 1 Crónicas  9:1
Contado todo Israel por sus genealogías, fueron escritos en el libro de los reyes de Israel. Y los de Judá fueron transportados a Babilonia por su rebelión.
Las referencias a los ascendientes y descendientes de las familias, es constante, principalmente en el Pacto Antiguo o Antiguo Testamento. En el Nuevo Pacto o Pacto Antiguo, se mencionan las Genealogías en dos Evangelios: En el de Mateo y el de Lucas, los dos tienen propósitos diferentes y su redacción también es distinta.

El de Mateo comienza a partir de Abraham y termina llegar a Cristo y el Evangelio se inicia con esta vital referencia. Se considera la Genealogía de Mateo como la evidencia del linaje de David, a través de José.

En el de Lucas la Genealogía está documentada en el Capítulo 3 del versículo 23 al 38 y tiene la singularidad que se genera desde el inicio del Ministerio Terrenal de Jesús y se proyecta hacia el pasado culminando en Adán, hijo de Dios. Esta Genealogía es la que confirma el linaje de David a través de María.

Mateo 1:1 Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.
Abraham engendró a Isaac, Isaac a Jacob, y Jacob a Judá y a sus hermanos.
Judá engendró de Tamar a Fares y a Zara, Fares a Esrom, y Esrom a Aram.
Aram engendró a Aminadab, Aminadab a Naasón, y Naasón a Salmón.
Salmón engendró de Rahab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, y Obed a Isaí.  6 Isaí engendró al rey David, y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías.
Salomón engendró a Roboam, Roboam a Abías, y Abías a Asa.
Asa engendró a Josafat, Josafat a Joram, y Joram a Uzías.
Uzías engendró a Jotam, Jotam a Acaz, y Acaz a Ezequías.
10 Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amón, y Amón a Josías.
11 Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, en el tiempo de la deportación a Babilonia.
12 Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, y Salatiel a Zorobabel.
13 Zorobabel engendró a Abiud, Abiud a Eliaquim, y Eliaquim a Azor.
14 Azor engendró a Sadoc, Sadoc a Aquim, y Aquim a Eliud.
15 Eliud engendró a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob;
16 y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo. 17 De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce.

Las Genealogías tanto de Mateo como de Lucas, no son exhaustivas pero esta cuestión bien puede explicarse en la circunstancia, que el pueblo judío es el pueblo de la Memoria y que las menciones de las familias se transmitieron durante mucho tiempo de forma oral.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

THE DAY

DEVOTIONAL

Every year the same question arises: when was Jesus born?

 What is certain – according to an ancient convention of the Catholic Church – is that we celebrate his Glorious Birth in order to «christianise» the pagan celebration of the winter solstice.

Is it important to know the exact day? Not at all. This is for the simple reason that what is important is the fulfilment of the prophecy that in humble Bethlehem, the child who would change the history of mankind would be born.

All the rest is merely an unnecessary distraction from what is truly important. As always, we lose our way in a froth of fanciful speculation, thus losing sight of what is significant and relevant.

The Word was made Flesh and God left for us his message of salvation, which is the fundamental reason for His presence in the land promised to Abraham.

Jesus was born of His people and among His people, possibly on a day at the beginning of autumn in the Orient, the day which we celebrate with great joy this month.

Matthew 1: 20-21
But while he thought on these things, behold, the angel of the Lord appeared unto him in a dream, saying, Joseph, thou son of David, fear not to take unto thee Mary thy wife: for that which is conceived in her is of the Holy Ghost.

And she shall bring forth a son, and thou shalt call his name Jesus: for he shall save his people from their sins.

 Diego Acosta / Neide Ferreira

Traducción: Sthepen Down

www.septimomilenio.com

 

 

JERUSALEN 2150 a.C.

ARQUEOLOGÍA BÍBLICA

En el barrio de Sharafat de la Ciudad Santa, se concretó un importante descubrimiento datado alrededor del año 2.150 a.C. durante la época de los Macabeos.

El hallazgo de la era Hasmonea, revela importante información sobre la Ciudad de David y de la evolución de la historia del pueblo Judío.

Las excavaciones fueron realizadas dentro del programa Jerusalén Moriah y se iniciaron cuando comenzaron las tareas para la construcción de una escuela primaria en el vecindario cristiano y musulmán, que se encuentra entre el zoológico biblico de Jerusalén y el sector de Gilo, en el sureste de la Capital.

Entre los hallazgos figuran una cámara funeraria multigeneracional, baños rituales, una cisterna de agua, canteras de roca, una prensa de oliva y también fragmentos de vasijas.

Una de las concreciones que pueden lograrse con este descubrimiento, es que Jerusalén desde los tiempos de David creció desde los cinco mil habitantes hasta los 25 mil de la época hasmonea.

Diego Acosta
Fuente: Autoridad de Antiguedades de Israel

www.septimomilenio.com

 

 

JERUSALÉN CAPITAL

HACIENDO MEMORIAMLXXVIII

28 de Marzo de 1990

El Parlamento de Israel proclama solemnemente a la Ciudad de David como Capital del Estado.

Jerusalén tiene más de 870 mil habitantes y desde 1967 la totalidad de la ciudad se encuentra bajo la autoridad del Estado.

Jerusalén fue la capital del Reino de Israel y del Reino de Judá y es una de las ciudades más antiguas del mundo, ya que se han encontrado vestigios de sus habitantes desde el V milenio a. C. Desde la Guerra de 1967 volvió a ser la capital indivisible de Israel.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL DÍA…!

DEVOCIONAL

Todos los años surge la misma cuestión: Cuando nació Jesús?

Lo cierto es que conmemoramos su Glorioso Nacimiento, según una antigua convención de la iglesia católica para «cristianizar» la celebración pagana del solsticio de invierno.

Tiene alguna importancia determinar el día exacto?

Ninguna.

Sencillamente porque lo sustancial es el cumplimiento de la profecía, que en la humilde Belén, nacería el niño que cambiaría la historia de la humanidad.

Todo lo demás, no es otra cosa que una distracción innecesaria, acerca de lo que verdaderamente es importante.

Como siempre ocurre, nos perdemos en la espuma de lo fantasioso y así perdemos la perspectiva de lo que significativo y relevante.

Dios hecho Hombre, nos dejó el Mensaje de Salvación, que es motivo fundamental de su presencia en los parajes de la Tierra Prometida a Abraham.

De su Pueblo y en su Pueblo nació Jesús, posiblemente un día de comienzo del otoño en Oriente y que con toda alegría conmemoramos este mes.

Mateo 1:20-21

Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS,  porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Mateus 1:20-21

 E, projetando ele isso, eis que, em sonho, lhe apareceu um anjo do Senhor, dizendo: José, filho de Davi, não temas receber a Maria, tua mulher, porque o que nela está gerado é do Espírito Santo.

E ela dará à luz um filho, e lhe porás o nome de Jesus, porque ele salvará o seu povo dos seus pecados.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

TRUMP, HOMBRE DE DIOS?

ANTIVIRUS

El presidente de los Estados Unidos recibió a un grupo de 100 pastores evangélicos, que hace un tiempo le regalaron una Biblia con una notable dedicatoria.

Dice textualmente: «La historia registrará la grandeza que ha traído por generaciones».

Puede llamar la atención de quienes observan desde el exterior todo lo que  ocurre en Estados Unidos, pero no es sorprendente para quienes viven en el país.

Un ex presidente de la Convención Bautista del Estado de Alabama, destacó que así como en el 2016 Trump recibió alrededor del 80 por ciento de los votos evangélicos, hoy ese apoyo se mantiene o ha aumentado.

Considerando que Trump se divorció dos veces, que su abogado afirma haber pagado a una prostituta para que silenciara su relación con él y sus frecuentes salidas de tono, esos elementos parecen no afectarlo.

Los líderes religiosos basan sus manifestaciones en que Dios utiliza para cumplir sus propósitos a líderes defectuosos.

Citan al Rey Ciro el Grande de Babilonia, que liberó a los judíos de su cautiverio y permitió la reconstrucción del Templo de Jerusalén.

Acaso Ciro el Grande no era un rey pagano? Citan también a David, que mandó a matar a uno de sus soldados, para cometer adulterio con su mujer.

Los evangélicos americanos declaran su apoyo a Trump por su postura con Israel y por haber llevado la embajada americana a la Ciudad Santa.

También por defender la vida, al nombrar a Jueces de la Corte Suprema que derogarán la ley que legalizó el aborto.

Los evangélicos americanos tienen en este caso, el fundamento que están hablando de su país, que aseguran vivirá el mayor avivamiento de su historia, a causa de las medidas de Donald Trump. Un hombre de Dios?

Diego Acosta

Fuente: Jerusalén Post / Israel

www.septimomilenio.com

LA SOSPECHA

Blog del TIEMPO!

Recientemente se ha actualizado la cuestión vinculada con el tráfico de órganos para trasplantes.

Desde distintos ámbitos se denunció esta práctica en forma sistemática en la República Popular China, que replicó con argumentos que no alejan las sospechas.

Es evidente que los humanos cada día nos alejamos más de Dios y de todo lo que significa el Juicio que tendremos que afrontar. Con independencia de que creamos en ÉL, que reneguemos de ÉL o que neguemos su existencia.

Siempre habrá Juicio, como lo deja explícito el Rey David en el Salmo 10, versículo 13:

¿Por qué desprecia el malo a Dios?
En su corazón ha dicho: Tú no lo inquirirás.

Los trasplantes son una solución que representa la vida o la muerte de quienes los necesitan. Es decir, que estamos ante una alternativa que supone la propia existencia.

Esta dramática circunstancia torna más vil y más miserable el tráfico de los órganos, que se venden a precios asombrosos.

Y en el caso de las denuncias contra China, el tema es más grave todavía porque se sospecha que el Partido Comunista que gobierna el país, permitiría que se extirpen órganos de supuestos donantes vivos, como podrían ser los reos de conciencia o de presos condenados a muerte.

Puede ser considerado un donante, alguien que está juzgado por el Estado como reo de conciencia o ha sido condenado a muerte?

Las negativas de China a las acusaciones de tráfico de órganos, actualiza dramáticamente una práctica que se ha tornado en una lucrativa y tenebrosa práctica, con la cómplice omisión de quienes deberían ejercer los controles debidos.

El Rey David, vivió en otro tiempo, pero su reflexión sobre como el malo desprecia a Dios, tiene plena vigencia.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com