MALTRATO

ANTIVIRUS

Es más que saludable que la sociedad responda ante el maltrato de unas personas sobre otras.

Debe advertirse que no estamos hablando solo del maltrato que se ejerce contra las mujeres, porque incluimos en el maltrato que padecen los hombres.

El maltrato es esencialmente, maltrato, afecte tanto a una mujer como a un hombre, porque es una práctica que denigra tan gravemente a una persona como a otra.

Se podrá argumentar que el maltrato afecta mayoritariamente a las mujeres, porque las evidencias así lo demuestran.

Pero, los hombres denuncian el maltrato que sufren?

Nos atreveríamos a decir que no, simplemente para no mostrar su oprobio ante una sociedad que no solamente es impiadosa, sino también brutalmente hostil con los débiles.

Es importante reflexionar sobre la necesidad de considerar el maltrato, como una práctica que debe ser totalmente erradicada en las relaciones entre dos personas.

Desde esta perspectiva, no es menos importante recordar las enseñanzas de Jesús, sobre el respeto, la dignidad y sobre el Amor y la Misericordia.

Diego Acosta

HACIA EL FINAL…?

Blog del TIEMPO!

Un niño alemán de cuatro años decidió que quería ser una niña y desde entonces se hace llamar Sophia.

El niño ahora tiene diez años y sus padres aceptaron la decisión y ahora está vestido como una chica, con ropa y pelo largo.

Hay varias cuestiones sobre este caso.

Deben los padres aceptar este tipo de decisiones?

NO.

Los padres deben recurrir a quienes les puedan dar los consejos relacionados con un caso como este.

Necesariamente, porque así encontrarán las palabras de sabiduría, que los hubieran alertado de la situación y sobre todo se hubieran evitado la dura realidad que les toca vivir.

Obviamente nos estamos refiriendo al caso en que los padres hubieran recurrido a una autoridad espiritual, que los hubiera dirigido por el camino correcto.

Lo grave de todo esto, es que finalmente el niño hizo prevalecer su decisión…adoptada con cuatro años!

Puede un niño de esa edad determinar su propio futuro?

Es evidente que NO.

Tal vez este caso sirva para que otros padres puedan reflexionar ante una situación semejante y no dejarse llevar por la brutal actitud de permisividad y tolerancia en contra de lo que Dios ha dispuesto para la especie superior de su Creación: Hombre y Mujer!

Nos estamos acercando al final de los tiempos, como anunció Jesús?

Diego Acosta