MÁS RICOS Y POBRES

 

Blog del TIEMPO!

Cuando Jesús habló del Reino de Dios y su Justicia, estaba anunciando situaciones que seguramente se vivieron en el tiempo de su Ministerio terrenal y que se repetirían en el futuro.

Siendo Dios, como es, podía saber todo sobre el porvenir!

Todo esto está relacionado con un informe de un Banco suizo, en el que anuncia que la riqueza de algunas personas se acrecentó más de un tres por ciento con relación al crecimiento demográfico.

Esto significa en la práctica, que se sigue concentrando la riqueza cada vez en menos personas, aumentando aunque el informe no lo destaca, la pobreza de los restantes habitantes del mundo.

En Estados Unidos se concentra el mayor índice de fortunas y en China, el segundo. Lo significativo es que Estados Unidos y Europa, concentran el 60 por ciento de la riqueza mundial.

Este aspecto es todavía más significativo, si se considera que esa tremenda masa de dinero  está en manos del 17 por ciento de los adultos del mundo.

La sombra que se cierne sobre las grandes fortunas, es la de la disputa que mantienen Estados Unidos y China, los dos países más poderosos del planeta.

El desequilibrio del mundo es manifiestamente dramático y ya lo destacó Jesús cuando nos mandó a cuidar de los débiles, las viudas y los huérfanos.

Hoy más que nunca, es un Mandato irrenunciable!

Diego Acosta

Fuente: Le Monde / Francia

www.septimomilenio.com

INFALIBLE

Siempre hubo y habrá personas que buscan métodos perfectos, para asegurarse los resultados.

En el mundo espiritual también ocurre lo mismo, solo que se trata de cuestiones mucho más trascendentes y por tanto deben ser consideradas con la mayor seriedad.

Un día me preguntaron: Existe un método infalible para ser salvo?

En unos segundos el Espíritu inspiró mi respuesta: Por supuesto. De esta manera me hacía cargo del carácter de quién había preguntado algo tan específico.

El método es: Arrepentirse!

Mi interlocutor se quedó totalmente sorprendido, porque esperaba otra clase de explicaciones o una larga reflexión llena de palabras.

Este método que le propongo no es mío, es de Jesús!

Más incredulidad y otra pregunta: Pero yo me imaginaba algo mucho más complicado, difícil, algo más elaborado, que me hiciera pensar, pero no es así?

Y acaso arrepentirse es fácil? Acaso no debemos de pensar muy profundamente todo lo que hemos hecho, para entonces sí arrepentirnos?

El hermano bajó la cabeza y contestó: Si este es el método…así lo haré. Pero, le recordé: Es Jesús el Autor del método y por tanto además de infalible, es perfecto!

Marcos 1:15

ES – El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado;

arrepentíos,

y creed en el evangelio.

PT – E dizendo: O tempo está cumprido, e o Reino de Deus está

próximo.

Arrependei-vos

e crede no evangelho.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

CIUDADANOS…?

ANTIVIRUS

En estos días que vivimos, tan lleno de emociones y podríamos decir que de provocaciones, originadas en un hecho deportivo, es importante reflexionar acerca de lo que nos enseña y manda la Palabra de Dios, en Efesios Capítulo 2 versículo 19:

Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos,

sino conciudadanos de los santos,

y miembros de la familia de Dios.

La historia ha demostrado con demasiada crudeza a través de los muertos en guerras, que los nacionalismos del signo que sean son contrarios al Espíritu del Eterno.

Esto tiene una especial validez para quienes nos declaramos hijos de Dios y por tanto nos declaramos también ciudadanos de su Reino.

Desde esta visión es legítimo que nos envolvamos en símbolos patrios y nos declaramos alegres o tristes por un partido de futbol?

El ejercicio cotidiano de ser cristianos, debe manifestarse en todos los órdenes de la vida y especialmente, cuando tenemos la responsabilidad de educar a nuestros hijos.

La alegría o la tristeza, deben ser algo completamente secundarias en nuestras actitudes, porque no podemos declarar una cosa y hacer y practicar otra muy distinta.

Ser ciudadanos del Reino y familia del Dios Eterno, tiene sus obligaciones, al igual que tiene venturosas consecuencias.

Seamos coherentes y no hagamos que un simple partido de futbol, por muy rodeado que esté de toda la parafernalia del mundo, nos haga olvidar nuestra condición de hijos y ciudadanos del Reino de Dios.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

PRIMERO DIOS


CONGREGACIÓN

del SÉPTIMO MILENIO

Cuándo le preguntaron a Jesús cuál es el gran mandamiento de la ley, él contestó: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente”, Mateo 32:27.
Este es el grande y primer mandamiento, parece fácil pero no lo es, podemos pensar que lo cumplimos pero fallamos constantemente. ¿Es fácil amar a quién no ves y ponerle en primer lugar? ¿ Preferir a Dios antes que a padre o madre, hijos, o antes que la pareja? ¿Antes que el trabajo? ¿Antes que los amigos?¿Antes que las posesiones?
¡¡Si, antes y ante todo!!
Es difícil cumplir con este mandamiento, no voy a hablar de nadie, puedo ponerme a mí misma de ejemplo. Para mí es un reto diario, no poner a nadie ni nada antes que a Dios, pero también reconozco mí cobardía a la hora de tener que recordarle a personas queridas y especiales para mí, que se están equivocando, que están dejando a Dios en un segundo o tercer plano; que cuándo ponen a sus hijos, a su pareja, su trabajo, antes que a Dios le están deshonrando.
Siempre me digo a mi misma ¡Eres una cobarde! Porque lo que no quieres es molestar a la otra persona, también me digo: ¡Eres una sentimentalona!! Porque como la tal o cual persona es tu amiga no quieres enfadarla.
Los cobardes no le gustan nada al Señor, la cobardía es un síntoma de miedo, Proverbios 29:25 dice: “El temor al hombre es un lazo, pero el que confía en el SEÑOR estará seguro”. Por cobardía Elí perdió su sacerdocio por cubrir y no amonestar a sus hijos. Pero lo más rotundo es lo que nos advierte Apocalipsis 21:8 los cobardes no entrarán al Reino.
Los sentimentales tampoco le agradan al Señor, el sentimentalismo es un mal consejero. Cuándo Jesús anuncia a sus discípulos que le es necesario ir a Jerusalén y allí padecer mucho, Pedro le quiso disuadir diciéndole: “Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca”, Mt.16:22.
Pedro le estaba hablando al amigo, al maestro, al compañero que les había acercado el Reino de Dios, con el que se deleitaba, no quería perderle, ya no podía imaginarse su vida sin él.
La respuesta de Jesús fue contundente: !!Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres. Mateo 16:23
Poner la mira en las cosas de Dios es darle a Él las primicias, el primero en todo.
Por eso hoy quiero decirte a ti que lees, escudríñate, ¿qué es lo primero para ti? Dejas de orar? Dejas de acudir a la iglesia? Dejas de cumplir con el compromiso adquirido con Dios?
También quiero pedirte que te examines ¿ eres cobarde? ¿ eres sentimental? Pues tú cobardía y sentimentalismo le desagradan a Dios tanto como el que lo relega a un segundo plano.
De tal manera te ama Dios que dio a su único Hijo para que no te pierdas y tengas vida eterna, pero Jesús fue a la cruz primero porque amaba al Padre y no quería desobedecerle y después por amor a ti. Pon a Dios en primer lugar y todo lo que amas, lo que necesitas o lo que quieres, Él, lo tendrá en sus manos y lo guardará para ti.
Jesús lo tuvo claro, su decisión le llevó a negarse a si mismo. Decide.

Lourdes Diaz

www.septimomilenio.com

LIGEROS DE EQUIPAJE

 

CONGREGACIÓN

SÉPTIMO MILENIO

Ligeros de equipaje pero con el equipaje hecho

Jesús les dijo: No lleven nada para el viaje. No lleven bastón ni mochila, ni comida ni dinero. Tampoco lleven ropa de más. Lucas 9:3

¿Alguien se imagina salir de viaje sin llevar una maleta llena con lo necesario y algunas cosas más?

Hace unos días fui de viaje y la compañía me ofreció un billete a buen precio pero era importante que solo llevara conmigo un bolso de mano, eso me exigía hacer una maleta con las cosas más necesarias y justas. Yo suelo llevar cosas demás cuando voy de viaje, siempre digo: esto por un si acaso, aquello por si se tercia… y así muchas veces llevo de viaje ropa, complementos y cosas que ni uso.

Leyendo este pasaje de Lucas me imaginé a mí misma en el lugar de aquellos discípulos que oyeron estás palabras de Jesús « no lleven nada para el viaje» menuda prueba de fe. Ve de viaje y confía, todo lo que necesitas lo tendrás, ni ropa, ni bastón en que apoyarte, ni maleta para guardar nada, ni comida, ni dinero, ni ropa demás, ligeros de equipaje para caminar sin peso, dependiendo de la provisión de Dios, no necesitaban llevar nada más que lo justo. ¿Y qué es lo justo? Antes de decirles que no llevaran nada Jesús le dio lo que iban a necesitar… poder para sanar enfermedades y autoridad sobre todos los demonios. Luego los envió a anunciar las buenas noticias del reino de Dios y a sanar a los enfermos. Lucas 9:1-2

Aprender a caminar con lo justo es difícil porque siempre queremos más. Este viaje de la vida es limitado, no cargues demasiadas cosas, camina ligero, ten fe,  si buscas el Reino de Dios y su Justicia todo lo demás es añadido, por tanto ¡¡TEN FE!! Lo que necesites lo vas a tener. Pero cuando realices el último viaje solo podrás llevar contigo lo que Él te dio y cuándo llegues a tu destino final, podrás decirle aquí está lo que me has dado duplicado  entonces Él te dirá ¡¡Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu Señor!!

Lourdes Diaz

www.septimomilenio.com