SE FUNDA LA PRIMERA GRAN UNIVERSIDAD PROTESTANTE DE ALEMANIA

helmstedt

HACIENDO MEMORIA – DCXLV

15 de Octubre de 1576

Por iniciativa de los príncipes duques de Brunswick-Wolfenbüttel,  se creó la Universidad de Helmstedt.

La Universidad se trasladó a la ciudad que le dio nombre en el año de su fundación oficial, ya que originalmente había funcionado en Gandersheim.

La Universidad de Helmstedt tuvo una marcada orientación protestante desde sus inicios, alcanzando una sólida reputación en los comienzos del siglo XVII.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

SIN NADA…!

nada1

Sorprende como con el paso de los años, la cuestión del final comienza a tornarse en una realidad, en un pensamiento a veces preocupante, otra angustiante y otro reflexivo.

Me encuentro en este último apartado, esperando que cuando llegue mi final me encuentre con mis cuentas al día con el Creador.

De eso se trata: De cómo esperamos el final!

Y esto está relacionado con la forma en que hemos vivido, a qué cosas le dimos importancia y qué dejamos de lado por ser esclavos de nuestros afanes.

La Palabra de Dios es rotunda en explicarnos como debemos vivir!

Nos revela que es lo superfluo y que es lo importante, lo que verdaderamente tiene valor y aquello que solamente es producto de esa grave, gravísima enfermedad, que padecemos los humanos llamada vanidad.

Lo cierto es que si pensamos con objetividad, advertiremos que al mundo vinimos sin nada. Sin absolutamente nada.

Aunque alguno se engañe y diga que venimos con un pan bajo el brazo…Esta es mera palabrería!

Y así como vinimos sin nada, con nada nos iremos!

No habrá lugar en el momento del final, para nada que no sea nuestra relación con Dios, nuestra confianza en ÉL y nuestra certeza de que nos espera la Vida Eterna.

Todo lo demás, honra o deshonra, riqueza o pobreza, reconocimiento o ignorancia y todo aquello por lo que nos afanamos no cuenta para nada.

Nada tiene valor!

Me coloco delante de Dios y reconozco que lo único perdurable en mi vida, es aquello con lo que lo pude honrar, con la modestia de mis torpes hechos y con la fe que tengo en ÉL.

Sin nada, como vinimos, nos iremos!

Eclesiastés 1:11

No hay memoria de lo que precedió,

ni tampoco de lo que sucederá habrá memoria en los que serán después.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

MARTIN LUTHER KING RECIBE EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ

luther_king

HACIENDO MEMORIA – DCXLIV

14 de Octubre de 1864

El pastor bautista fue a lo largo de los últimos años de su vida un defensor de los derechos civiles de sus compatriotas negros.

Tuvo una destacada participación en los hechos que condenaban la guerra de Vietnam.

Su asesinato en Memphis lo convirtió en uno de los símbolos de los derechos humanos de Estados Unidos.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

TRÁS EL DILUVIO NOÉ AGRADECE SER EL REMANENTE DE LA HUMANIDAD

bensena

LA BIBLIA ENSEÑA

EL DILUVIO VII

Noé y los suyos han demostrado su plena conciencia de lo que es importante, por encima de todo lo demás.

Cuando el Patriarca comprendió que podía cumplir con el mandato de Jehová y salir del arca junto con todos los seres que la habitaron, tomó una decisión ejemplar.

No se preocupó por su cobijo ni el de su familia, en un medio inhóspito, hostil y devastado por los efectos de las aguas sobre la tierra.

Asumió que lo primero que debía hacer era dar gracias al Eterno por su cuidado en medio de tan mayúscula tragedia y testimoniar con sus hechos lo que guardaba en su corazón.

Por eso decidió levantar un altar y realizar sacrificios con animales limpios, que no resultaban tan sencillos de encontrar luego de la larga permanencia de más de un año sobre el arca.

Noé no se preocupó por el lugar donde vivirían ni donde morarían los seres que habían subido con él al ingenio mandado a construir por el Soberano. Se preocupó por honrarlo, primero que todo.

Las demás necesidades serían cubiertas luego, pero el altar y la honra al Creador, eran lo primero que debía hacer.

Pensemos en nuestra propia vida, cuál es el lugar que le concedemos al Dios Eterno!

Génesis 8:22

Mientras la tierra permanezca,

no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la

noche.

Jehová aceptó con benevolencia la actitud de Noé y los suyos, que constituían el remanente de su Creación. Las dudas que podía albergar el patriarca con relación a una probable repetición del castigo, quedaron disipadas por la solemne declaración del Omnipotente.

Resulta evidente que si una vez los hombres demostraron su capacidad para hacer el mal, era más que obvio que volverían a repetir su maldad con el paso del tiempo. Por esa razón Jehová miró con compasión a ese remanente y su descendencia futura y prometió que el diluvio no volvería a repetirse.

Además dejó claramente testimoniado que la Tierra tal y como la concebimos, algún día, quizás no muy lejano en nuestros tiempos, dejará de existir.

Los hombres solo encontrarán la Salvación por la obra del Espíritu y por sí mismos, seguirán siendo pecadores.

Jehová anuncia que a pesar del daño ocasionado por el diluvio a la tierra y a todo lo Creado, los ciclos vitales continuarán para hacer posible la vida y la continuidad del remanente elegido a través de Noé.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA DECADENCIA

moral2

Puedo decir que todos los días me pregunto si formo parte de lo que ocurre en el mundo o verdaderamente soy un ciudadano del Reino.

Esta duda surge en mi ánimo como consecuencia de lo que veo, de lo que leo, de todo lo que parece ser la medida de los tiempos en que vivimos.

Recuerdo que en mi niñez había palabras que tenían un significado que ahora parece desvirtuado o literalmente dejado de lado.

Las personas que robaban eran ladrones…

Las personas que mentían eran mentirosos…

Los que engañaban eran estafadores…

Los amantes eran concubinos…

La lista es demasiado extensa como para continuarla, pero creo que ayuda a explicar por qué pienso que estamos viviendo una decadencia continua y que no llegará a su fin hasta el tiempo del Reino.

El exhibicionismo del cuerpo forma parte de una especie de gran mercado, donde todo está en oferta y donde todo se paga.

Lo mismo ocurre con la vida personal, que se muestra en toda su miseria también a cambio de dinero que se termina transformando en otra forma de notoriedad.

Puede que sorprenda que haya una reflexión sobre estas cuestiones, pero si leemos la Palabra de Dios con atención, percibiremos que es frente a estas cosas es que debemos ser ejemplares con nuestros hechos personales.

Las palabras parecen haber perdido su valor y también su eficacia. Frente a la decadencia del mundo, debemos mostrar que las normas del Eterno están totalmente vigentes y son respetadas por muchos.

Como hacerlo?

Hablando menos y mostrando más actitudes personales que reflejen a Jesús!

Mateo 16:26

Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

Diego Acosta/ Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 161 162 163 164 165