UN NUEVO TIEMPO

fotof

LA BIBLIA ENSEÑA

Noé y su familia luego de más de un año de permanecer en el arca, descendieron a tierra y se encontraron en una circunstancia única en la historia.

Un tiempo único e irrepetible, junto a los seres vivientes que también permanecieron en el arca durante más de doce meses: La Tierra estaba desierta!

Jehová había hablado para asegurar que mientras la tierra permanezca no cesarán la sementera y la siega y que las cuatro estaciones se repetirían, así como el día y la noche.

Génesis 9:1

Bendijo Dios a Noé y a sus hijos,

y les dijo:

Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra.

Así como los padres Adán y Eva recibieron el mismo mandato, ahora Jehová lo repetía ante Noé y su prole. El antiguo tiempo había pasado y comenzaba uno nuevo, con la bendición del Eterno para que se pudiera cumplir su propio mandato.

Habría Suprema Benevolencia para los hombres pecadores y la certeza de que a pesar de sus rebeliones no se volvería a repetir el castigo del diluvio.

Debemos reparar que la Tierra está completamente despoblada y la familia del patriarca tiene la responsabilidad de poblarla nuevamente.

Génesis 9:2

 El temor y el miedo de vosotros estarán sobre todo animal de la tierra, y sobre toda ave de los cielos, en todo lo que se mueva sobre la tierra, y en todos los peces del mar; en vuestra mano son entregados.

Jehová coloca sobre Noé, que se convierte en un nuevo padre de la humanidad, la autoridad sobre todos los seres inferiores de las distintas especies que poblarán la Tierra desierta.

Podemos advertir que a pesar de las similitudes, hay diferencias entre las situaciones que se presentaron a Adán y Eva y a Noé y los suyos después.

Los primeros padres eran inocentes y por tanto tenían la misma autoridad sobre las especies inferiores, pero desde la perspectiva del amor.

Noé y su familia, siendo como somos los hombres pecadores y libres de inocencia, tenemos autoridad pero desde el temor y el miedo.

El Supremo concede a los hombres todos los elementos para vivir y también nos concede todo aquello que nos resulta necesario para vivir placenteramente, 1 Tito 4:4.

Comienza un Nuevo Tiempo para la humanidad y para los seres vivos de la Tierra.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

COMPRENSIÓN…?

 

5f47bdbeeadb9086c2d0426245b6463ab9024981e0792fb78apimgpsh_thumbnail_win_distr

La vez que se utiliza esta palabra en la Biblia, está relacionada con la actitud de los habitantes de Jerusalén para ser fieles a las leyes entregadas a Moisés y para cumplir todo lo demandado por Jehová.

Esta referencia obligada a la Palabra del Señor, está relacionada con la utilización del término comprensión relacionado con los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Llama poderosamente como una parte de la iglesia utiliza una palabra para justificar las uniones entre homosexuales, utilizando el mismo término que los judíos utilizaron para seguir los mandatos del Eterno.

Evidentemente hay algo que está mal. Muy mal!

Lo más grave es que comprensión es una expresión que llama poderosamente la atención de quienes viven desaprensivamente su vida cristiana.

Puede ser una decisión de hombres basada en la comprensión, dar en casamiento a personas del mismo sexo?

Categóricamente NO.

Y sin embargo algunas iglesias dejan este tema librado a la comprensión de quienes tienen esa responsabilidad, con el agregado de que no provoquen divisiones en sus congregaciones.

Esto es lo grave!

La cuestión de la homosexualidad en cualquiera de sus formas, no es un tema de discusión, ni de análisis y mucho menos de comprensión.

La Palabra de Dios es definitva!

Debemos tener siempre presente que la relación con el Soberano se basa en el principio fundamental de la Obediencia.

Dejar librado a la comprensión y a la interpretación de los líderes cuestiones fundamentales vinculadas con la Obediencia al Omnipotente, es abrir un debate que no tiene otro nombre y otro significado que la rebeldía.

Esta gran cuestión deberá ser asumida, inexorablemente, el Día del Juicio!

Nehemías 10:28-29

Y el resto del pueblo, los sacerdotes, levitas, porteros y cantores, los sirvientes del templo, y todos los que se habían apartado de los pueblos de las tierras a la ley de Dios, con sus mujeres, sus hijos e hijas, todo el que tenía comprensión y discernimiento,

 se reunieron con sus hermanos y sus principales, para protestar y jurar que andarían en la ley de Dios, que fue dada por Moisés siervo de Dios, y que guardarían y cumplirían todos los mandamientos, decretos y estatutos de Jehová nuestro Señor.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA CALMA…

storms

Puede que cada uno de nosotros esté en condiciones de recordar aquellos momentos tormentosos, en los que súbitamente se produjo la calma.

Antes de ser creyente, pensaba que esos momentos eran fruto de mi capacidad, de mi habilidad para manejar situaciones complicadas.

Más aún: casi me había convencido que era un notable estratega resolviendo problemas y como resultado de ello, los tiempos difíciles pasaban rápidamente y sobrevenía el sosiego.

Vana es la condición humana al creer que puede ser capaz de semejantes obras, sin contar con otra cosa que la propia determinación.

Pero que ocurre verdaderamente con los tiempos tormentosos?

No son acaso el resultado de nuestras obras?

Si sembramos tempestades, vientos huracanados, que esperamos que ocurra?

Que lleguen suaves brisas que apenas agiten las copas de los árboles?

O la recia fuerza que incluso es capaz de abatir hasta los más majestuosos bosques?

Mucho nos engañamos cuando creemos que somos nosotros los capaces de controlar las grandes tormentas de nuestra vida.

Mucho me he engañado con esta cuestión!

Arrebato insensato: No preciso de nadie ni que persona alguna extienda su mano generosa para ayudarme!

Hasta que un día comprendí como es la realidad. Amarga comprobación para la vanidad y gloriosa revelación para el espíritu!

Solamente el Eterno puede ayudarnos por su Misericordia a superar las más violentas tempestades. Solamente Él puede apaciguar las fuerzas desatadas.

Por eso inclino humildemente mi corazón hasta su Majestad y pido perdón por la torpeza de mi soberbia.

Qué puedo hacer yo, si solamente soy un hombre?

Salmo 107:29

Cambia la tempestad en sosiego,
Y se apaciguan sus ondas.

Diego Acosta / Neide Ferreira

TRÁS EL DILUVIO NOÉ AGRADECE SER EL REMANENTE DE LA HUMANIDAD

bensena

LA BIBLIA ENSEÑA

EL DILUVIO VII

Noé y los suyos han demostrado su plena conciencia de lo que es importante, por encima de todo lo demás.

Cuando el Patriarca comprendió que podía cumplir con el mandato de Jehová y salir del arca junto con todos los seres que la habitaron, tomó una decisión ejemplar.

No se preocupó por su cobijo ni el de su familia, en un medio inhóspito, hostil y devastado por los efectos de las aguas sobre la tierra.

Asumió que lo primero que debía hacer era dar gracias al Eterno por su cuidado en medio de tan mayúscula tragedia y testimoniar con sus hechos lo que guardaba en su corazón.

Por eso decidió levantar un altar y realizar sacrificios con animales limpios, que no resultaban tan sencillos de encontrar luego de la larga permanencia de más de un año sobre el arca.

Noé no se preocupó por el lugar donde vivirían ni donde morarían los seres que habían subido con él al ingenio mandado a construir por el Soberano. Se preocupó por honrarlo, primero que todo.

Las demás necesidades serían cubiertas luego, pero el altar y la honra al Creador, eran lo primero que debía hacer.

Pensemos en nuestra propia vida, cuál es el lugar que le concedemos al Dios Eterno!

Génesis 8:22

Mientras la tierra permanezca,

no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la

noche.

Jehová aceptó con benevolencia la actitud de Noé y los suyos, que constituían el remanente de su Creación. Las dudas que podía albergar el patriarca con relación a una probable repetición del castigo, quedaron disipadas por la solemne declaración del Omnipotente.

Resulta evidente que si una vez los hombres demostraron su capacidad para hacer el mal, era más que obvio que volverían a repetir su maldad con el paso del tiempo. Por esa razón Jehová miró con compasión a ese remanente y su descendencia futura y prometió que el diluvio no volvería a repetirse.

Además dejó claramente testimoniado que la Tierra tal y como la concebimos, algún día, quizás no muy lejano en nuestros tiempos, dejará de existir.

Los hombres solo encontrarán la Salvación por la obra del Espíritu y por sí mismos, seguirán siendo pecadores.

Jehová anuncia que a pesar del daño ocasionado por el diluvio a la tierra y a todo lo Creado, los ciclos vitales continuarán para hacer posible la vida y la continuidad del remanente elegido a través de Noé.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA DECADENCIA

moral2

Puedo decir que todos los días me pregunto si formo parte de lo que ocurre en el mundo o verdaderamente soy un ciudadano del Reino.

Esta duda surge en mi ánimo como consecuencia de lo que veo, de lo que leo, de todo lo que parece ser la medida de los tiempos en que vivimos.

Recuerdo que en mi niñez había palabras que tenían un significado que ahora parece desvirtuado o literalmente dejado de lado.

Las personas que robaban eran ladrones…

Las personas que mentían eran mentirosos…

Los que engañaban eran estafadores…

Los amantes eran concubinos…

La lista es demasiado extensa como para continuarla, pero creo que ayuda a explicar por qué pienso que estamos viviendo una decadencia continua y que no llegará a su fin hasta el tiempo del Reino.

El exhibicionismo del cuerpo forma parte de una especie de gran mercado, donde todo está en oferta y donde todo se paga.

Lo mismo ocurre con la vida personal, que se muestra en toda su miseria también a cambio de dinero que se termina transformando en otra forma de notoriedad.

Puede que sorprenda que haya una reflexión sobre estas cuestiones, pero si leemos la Palabra de Dios con atención, percibiremos que es frente a estas cosas es que debemos ser ejemplares con nuestros hechos personales.

Las palabras parecen haber perdido su valor y también su eficacia. Frente a la decadencia del mundo, debemos mostrar que las normas del Eterno están totalmente vigentes y son respetadas por muchos.

Como hacerlo?

Hablando menos y mostrando más actitudes personales que reflejen a Jesús!

Mateo 16:26

Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

Diego Acosta/ Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

SANAR IDEAS

opening-bible

Una de las revelaciones más sorprendentes que he recibido a lo largo de mi vida, está relacionada con…sanar ideas.

Que significa este pensamiento?

Me lo he preguntado y finalmente el Espíritu ha completado su obra con la respuesta!

Sanar ideas no es otra cosa que la obra profunda del Espíritu en todo aquello que ha formado parte de los conceptos, de los fundamentos de vida, anteriores a nuestra aceptación del Señor.

Siendo como somos hombres y mujeres nacidos de nuevo, sin embargo muchos de nosotros conservamos convicciones o preconceptos adquiridos a través del conocimiento o de las experiencias personales.

Y todo eso que aprendimos, toda esa carga de supuesta sabiduría que adquirimos, también precisa ser sanada.

Cuál es la razón para ello?

Sencillamente porque se oponen a nuestra creencia verdadera, se oponen a la auténtica concepción del Soberano.

Con un ejemplo puede aclararse mejor este mensaje. Hay muchas personas, que afirman no saber si Dios existe y otras que se niegan a aceptarlo.

Sin embargo tanto unas como otras, son capaces de aceptar que existe un Ser Superior…!

Pero quién es ese Ser Superior?

Indiscutiblemente es el Eterno, pero por las razones que sea, hay quienes se niegan a reconocerlo.

Estas son las ideas que deben ser sanadas, pues perturban el correcto relacionamiento con Dios y con la  de Salvación de Jesús.

Seamos sabios y aprovechemos estas enseñanzas que el Soberano en su Misericordia nos entrega, para mejorar nuestra condición de creyentes y para elevarla sobre las pequeñeces y errores de los tiempos pasados.

Y fundamentalmente para acercarnos a nuestro Creador!

Efesios 4:22

En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo

hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos,

 y renovaos en el espíritu de vuestra mente.

Diego Acosta / Neide Ferreira

EL DILUVIO – VI

LA BIBLIA ENSEÑA

bensena

Se acordó Dios de quienes estaban en el arca y se cerraron las fuentes del abismo y las cataratas de los cielos y la lluvia fue detenida.

El arca reposó sobre lo montes de Ararat y se descubrieron las cimas de los montes. Noé abrió la ventana que había hecho y un cuervo estuvo yendo y volviendo. El Patriarca envió una paloma que fue y volvió y por segunda vez, regresó con una rama de olivo. Noé la volvió a enviar y ya no volvió.

La tierra se había secado. Dios volvió a hablar a Noé.

Génesis 8:16

 Sal del arca tú, y tu mujer, y tus hijos, y las mujeres de tus hijos contigo.

Tras haber permanecido 378 días en el arca, Noé y su familia la abandonaron e hicieron salir a todas las especies de seres vivientes que estuvieron en ella.

Comenzaba un nuevo tiempo para la especie humana y para todas las demás especies con vida.

Génesis 8:20

Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar.

Con el altar y su ofrenda Noé testimoniaba el agradecimiento a Jehová por lo que había hecho con ellos y  las especies que se salvaron del diluvio.

Génesis 8:21

Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho.

Jehová percibió la honradez conque Noé había procedido con su ofrenda y entonces tomó una gran decisión. No habría de destruir de nuevo a los seres vivientes.

Esto también debe alentarnos a dirigirnos con humildad y honradez, con temor y temblor ante el Supremo para expresar nuestra gratitud por todo lo que ÉL hace por cada uno de nosotros.

La relación con el Eterno debe ser directa y profunda, como la que podamos haber tenido con nuestro padre carnal a lo largo de la vida.

Dios escucha a los suyos y escucha especialmente a sus hijos, cuando lo honran en justicia y verdad.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LA MALDAD

facing-evil1

Hay palabras cuyo significado diluimos con la repetición  de su uso.

Una de ellas es… la maldad.

Siempre me he permitido dividir la cuestión de la maldad, en dos grandes partes. Una es la de quienes la realizan obteniendo algún tipo de beneficio.

Otra y en mi opinión la más grave, la que se realiza simplemente con el propósito de causar daño, no teniendo ninguna clase de rédito por su acción.

Hay también otra gran división. Cuando la maldad me es ajena o cuando me afecta en forma directa.

Precisamente en este último caso me he encontrado, cuando una sofisticada forma de maldad afectó mi trabajo y más que eso, mi servicio al Señor.

Confieso que me desconcertó porque en el momento de ser comprobado el hecho, no percibí cuál era la intención de alguien que en principio no obtenía ninguna ventaja con su obrar.

Más tarde, con más serenidad comprendí lo que había ocurrido y aquello que pensaba que había sido un episodio sin sentido, lo tenía de una manera superlativa.

Y comprendí algo más: La maldad me afectó de la misma manera que puede afectar a otros hombres y mujeres, que están sirviendo al Dios Todopoderoso.

Precisamente, cuando más grande sea el servicio y menor la falta de beneficios personales, mayores serán las posibilidades de recibir los ataques.

Servir al Eterno, más concretamente servirlo sin servirnos, es una misión que despierta en algunos hacedores de maldad los sentimientos más bajos y primitivos.

Pero, no debemos olvidar que el Soberano prometió estar a nuestro lado SIEMPRE. Más aún, en la hora de la maldad…

Salmo 34:21

Matará al malo la maldad,

Y los que aborrecen al justo serán condenados.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

CUMPLIMIENTO

abimelech

La historia del rey Abimelec en el Libro de los Jueces, no solo es sorprendente sino también impresionante!

Nos revela como Jehová está en el control de lo que hacemos y de lo que decimos.

Y también que finalmente Dios ejerce su Autoridad sobre la vida de cada uno de nosotros.

Así como Abimelec fue destruido, así ocurre con la vida de algunas personas. Un caso que conocí muy de cerca, me sirvió como revelación para entender la gravedad de la práctica de la idolatría.

Especialmente tremendo resulta para el Eterno, cuando caemos en la idolatría. En cualquier forma de idolatría, desde la más común como es la del dinero hasta la más íntima que podamos albergar.

He pensado muchas veces como es posible que sabiendo lo que se me enseñó, pueda caer en la idolatría, que ofende al Señor y a su Palabra.

Puedo asegurar que en más de una ocasión, debo sujetar mis pensamientos y mis actitudes, para que no me lleven a la idolatría.

Los pensamientos porque son los determinan mi forma de obrar, mis actitudes, porque son el reflejo de lo que tengo en mi corazón.

Un idólatra es alguien que sabiendo quién es el Soberano, se torna rebelde por seguir a un ídolo humano o sobrenatural, que pensamos que tiene un poder que nos puede beneficiar.

O más simplemente, un humano al que me gustaría parecerme, del que me gustaría tener sus posesiones y del que me gustaría tener la notoriedad de la que carezco.

Recordemos a Abimelec!

Jueces 9:56-57

Así pagó Dios a Abimelec el mal que hizo contra su padre, matando a sus setenta hermanos.

Y todo el mal de los hombres de Siquem lo hizo Dios volver sobre sus cabezas, y vino sobre ellos la maldición de Jotam hijo de Jerobaal.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LAS TINIEBLAS

luz1

Por experiencia personal, puedo asegurar que uno de los grandes riesgos que corremos los seres humanos, es pensar en nuestros problemas en las horas de la noche.

Durante bastante tiempo a pesar de saberlo, persistí en el error, llegando a situaciones de angustia y ansiedad.

Hasta que el Señor con su infinita Paciencia y Misericordia me enseñó cómo debía obrar en el momento en el que los pensamientos conflictivos buscan adueñarse de la mente.

Hay algo que resulta tan evidente, que quizás por eso lo ignoramos y procedemos de una manera tan poco acertada.

Las tinieblas son el ámbito natural del enemigo!

La noche es el ámbito natural donde mejor puede obrar el espíritu de maldad!

Cómo no creer entonces que la noche no es el momento más idóneo para pensar en los problemas que tenemos?

Y mucho menos en las soluciones!

Cuando el Soberano me indicó la manera de evitar los pensamientos nocturnos, me dio una solución tan efectiva como maravillosa.

La noche, la madrugada, son los mejores momentos para orar y para leer la Palabra de Dios!

Son los mejores momentos para buscar un encuentro poderoso con el Creador, para que podamos encontrar en ÉL no solo el consuelo sino también la Guía que necesitamos.

Desde aquel tiempo en que fui enseñado, he podido recuperar el dominio de mis pensamientos y someterlos a la Voluntad del Supremo.

Mi noche ya no está dominada por el amo de las tinieblas, sino por el Eterno que guarda mis ideas y me Guía por el Camino correcto.

No seamos insensatos y busquemos al Señor en medio de las tinieblas y así encontraremos laLuz.

Salmo 19:8

Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón;
El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

1 21 22 23 24