BAÚL

Por cuestiones que no se terminan de explicar con la razón, pero sí por la Obra del Espíritu, me dediqué a revisar un baúl que había en mi casa.

En encontré lo inimaginable, pero más que nada pude comprobar cuantas cosas inútiles guardamos a lo largo de los años!

Tan inútiles que por una lógica elemental, terminamos olvidando lo que guardamos, por lo que nos sorprende encontrar objetos insólitos.

En definitiva se trata de ver las cosas que en determinados momentos nos resultaron importantes, pero que con los años percibimos que carecen totalmente de valor.

En mi caso particular era un especializado en recortes de informaciones publicadas en periódicos, sobre las más variadas cuestiones.

Cuando las comencé a revisar advertí que ninguno de ellos tenía la más mínima trascendencia, como no fuera la sorpresa que causan algunas fechas concretas y lo que dábamos por bueno en esos momentos.

En definitiva: Nada nuevo bajo el sol!

Y también podríamos agregar que lo que se nos enseña en la Biblia, afecta totalmente a lo que podamos guardar en un baúl.

De manera especial, los recuerdos que en su tiempo nos parecieron esenciales y que muchos años después nos damos cuenta que no tienen el menor importancia.

Por qué ocurre esto?

Creo que por la sencilla razón de que cuando los años pasan, corroboramos que lo único verdaderamente valioso es lo relacionado con el Eterno.

Y nada más!

De aquel baúl no quedó nada y ahora está vacío, como debería estar nuestro pasado, como lo único esencial es la relación personal con Dios.

Salmo 128:1 

PT – Bem-aventurado aquele que teme ao Senhor

        e anda nos seus caminhos!

ES – Bienaventurado todo aquel que teme a Jehová,

         que anda en sus caminos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

CÁNTICO DE ANA

CONGREGACIÓN

SÉPTIMO MILENIO

Desde siempre los hombres nos debatimos ante circunstancias más o menos similares: Lamentamos las humillaciones que recibimos y pero luego buscamos erradamente, el reconocimiento de quienes son precisamente quienes nos maltratan.

De esta situación se deriva nuestra continua actitud de agradar a los demás, buscando la aceptación de una sociedad cruel y despiadada que tan pronto nos exalta como nos sume a los más bajos y miserables fondos.

La Palabra de Dios nos enseña a través del maravilloso Cántico de Ana, la magnitud de nuestros errores con relación a quienes nos rodean y donde está lo Verdadero.

Ana fue humillada por el sacerdote Elí al pensar que estaba ebria, cuando en realidad estaba orando a Jehová para exponer su aflicción y para dejar expresada una promesa, por si recibía  el inmenso regalo de ser madre.

En aquellos tiempos en los que vivía la madre de Samuel, una mujer que no tenía hijos sufría la maledicencia de quienes la rodeaban y si además de eso, se tenía la certeza de que nunca los tendría, la situación era más difícil todavía.

Esta era la aflicción de Ana que exponía en oración callada ante el Soberano de Israel. Y fue en esa circunstancia, cuando de Elí, le recriminó su ebriedad.

Podemos considerar la actitud de un hombre consagrado como sacerdote como un ejemplo acerca de cómo eran los duros y difíciles años para una mujer sin hijos. En lugar de ayudarla la consideró borracha.

A muchos de nosotros nos ocurre lo mismo, cuando nadie aprecia los frutos de nuestro esfuerzo, los frutos del servicio que consagramos al Señor.

Nadie se acerca a preguntarnos nada, sino para criticarnos todo. Nadie se interesa por nuestro empeño en servir, porque solamente se busca lo evidente, como pueden ser los resultados del evangelismo.

No busquemos el reconocimiento ni de personas y ni de la sociedad. A cambio nos queda el grandioso recurso de la oración para presentar ante Dios nuestra situación y para clamarle que su Misericordia para que se derrame sobre nuestra vida.

Solamente así podremos enfrentar las adversidades, sin pensar ni en el reconocimiento ni la comprensión de nadie.

Hagamos como Ana, clamemos al Eterno por su ayuda y seamos agradecidos con ÉL.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

LO CONTRARIO…!

Hace un tiempo leí una frase que renovó mí convicción acerca de algo que los cristianos deberíamos de tener siempre presente: Que la victoria solo es posible de rodillas delante de Dios!

Esta idea resulta totalmente opuesta a los conceptos del mundo. Nadie se prepara para combatir poniéndose de rodillas.

Nadie!

Sin embargo esta es una de las grandes diferencias que tenemos con el mundo. Podríamos decir, que una de las mayores.

Con la exaltación del hombre por el hombre mismo, que no es otra cosa que humanismo, el mundo se hace la idea de que el hombre es invencible cuando se decide a luchar por sus conflictos.

No estamos hablando de ideales, porque no son la cuestión más importante. Lo que sí resulta más relevante es que el hombre por su capacidad es capaz de sostener esos ideales, por confusos que sean.

Frente a esta postura del mundo de exaltación del potencial de los hombres, los cristianos sabemos que no es de pié como debemos combatir.

Y mucho menos pensar en la victoria adoptando la posición de erguidos!

Todo lo contrario!

Puestos de rodillas podremos vencer cualquier situación o adversario, porque solamente así estaremos depositando nuestra confianza en el Único que puede lograr la Victoria Final.

En esto confío en mis batallas cotidianas!

En esto confío cuando la adversidad adopta la forma de cualquier enemigo, por tremendo que me parezca, pues lo estoy midiendo con mis ojos. Y quién lo derrotará es el Poder de Dios.

Así que a la hora de luchar, de rodillas! Esta es la postura para triunfar con el Eterno!

Salmo 55:18

PT – Livrou em paz a minha alma da guerra que me moviam;

       pois eram muitos contra mim.

ES – El redimirá en paz mi alma de la guerra contra mí,        

        Aunque contra mí haya muchos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

UN AÑO MÁS…!

Cumplir años es una de las grandes constantes de la vida.

La cuestión radica en cómo nos comportamos frente al hecho de cumplir años, de recordar un nuevo aniversario.

Algunos lo miran con indiferencia, sea real o no,

Otros con apatía,

Otros con un cierto temor, porque la cuenta de los años se agranda y el final se acerca,

Otros con pánico, porque la certeza del ocaso se acrecienta,

Otros, con alegría porque se regocijan de haber cumplido un tiempo más de vida,

Otros se alegran porque pueden disfrutar de los primeros logros de la juventud,

Otros se apenan porque advierten que aquello que llamamos juventud es tan efímero como todo,

Y finalmente estamos los que tenemos un nuevo motivo de gozo en el Señor.

Que significa esto último?

Simplemente que tenemos una razón más para agradecer al Eterno, lo que ha hecho y lo que hará con cada uno de nosotros.

Personalmente tardé muchos años en comprender, que lo más importante de recordar un año más, no es otra cosa que tener gratitud en el corazón por habernos dado un tiempo más de vida.

Y lo que es más importante todavía, que ese año que pasamos y el que recibimos, tiene como propósito principal el Servir al Todopoderoso.

Es decir: Tenemos una poderosa razón para vivir!

No nos da temor el final ni todo lo que lo antecede, la pérdida de la juventud, la aparición de los síntomas de la vejez.

Aprendí, que las canas, que las arrugas, tienen el significado de haber vivido, dando gracias por todo y por tener ánimo para seguir sirviendo. 

Romanos 12:12

PT –  Alegrai-vos na esperança, sede pacientes na tribulação,

         perseverai na oração.

ES – Gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación;

        constantes en la oración.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

CUERDA ROTA

En su infinita Sabiduría la Biblia nos urge una y otra vez que tengamos nuestras cuentas al día con Dios.

Podríamos pensar: Por qué tanta insistencia?

Sencillamente porque es la única forma en que podamos vivir en paz y lo que es más importante, vivir en armonía con el Creador.

Estos conceptos que pueden resultar bastante complejos de asimilar, los podremos entender mejor con un sencillo ejemplo práctico.

Imaginemos que somos un instrumento musical de cuerdas. Imaginemos que el Gran Autor deseara hacer uso de ese instrumento, que somos nosotros mismos.

Imaginado esto, formulamos la pregunta: Podríamos ser un instrumento útil se tenemos rota una cuerda?

Con toda seguridad la respuesta es negativa!

Es por causa del Eterno?

No.

Somos los únicos responsables de tener una cuerda rota, que es lo mismo que decir que no tenemos nuestras cuentas acertadas con el Supremo.

Muchas veces he pensado en este tema, tratando de entender el por qué de la urgencia, el por qué de la necesidad.

Utilizando el ejemplo de la guitarra inútil, he entendido perfectamente como es mi vida de hijo de Dios y como soy de imperfecto para servir.

Reponer una cuerda es relativamente fácil. Arreglar nuestra relación con el Omnipresente también, siempre y cuando haya verdaderamente un propósito de arrepentimiento sincero.

Si se rompe algo en nuestro trato personal Padre-hijo, no dudemos ni un solo segundo en restaurarlo!

Pensemos que tal vez esa solución sea la última que hagamos antes de que nuestra vida se apague. Y nadie sabe cuándo ocurrirá eso!

Salmo 16:15

PT – Quanto a mim, contemplarei a tua face na justiça;

eu me satisfarei da tua semelhança quando acordar.

ES – En cuanto a mí, veré tu rostro en justicia;
Estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

OÍR A DIOS

Por sorprendente que resulte, este reclamo es del propio Dios!

Es el reclamo que Jehová formuló a los israelitas cuando fueron liberados de la esclavitud a la que estaban sometidos en Egipto.

Podríamos hacernos dos preguntas sobre el tema. Por qué Jehová les hacía esa reclamación y la otra, es para qué se las hacía?

La respuesta al por qué, es porque a pesar del tremendo milagro que habían recibido de ser liberados de las cargas de los egipcios, tomaban sus propias decisiones desoyendo los mandatos del Todopoderoso.

La respuesta al para qué, es para entender que les hubiera dado el Creador, si hubieran sido fieles a sus mandatos y lo hubieran escuchado.

Francamente esta situación se parece mucho a la de mi propia vida.

Cuántas veces me he negado a oír la Palabra de Dios?

Muchas y en todos los casos con duras consecuencias, lo que revela que la dureza del corazón no es solo es de los israelitas.

Y por las mismas razones, cuántas cosas me he perdido a causa de mi propia necedad, de no advertir que escuchando al Eterno, es cuando mi vida puede cambiar para bien.

El sabio Predicador nos enseña que la vida es una continua repetición de hechos y situaciones, que si por una vez los hubiéramos tenido en cuenta, nos hubiéramos librado de pesares y de afanes fallidos.

Cuando seré sabio para entender el mensaje de Dios?

Busco cada día acercar mi entendimiento y mi corazón, para vencer la dureza de mi cerviz y ser capaz de oír al Santo de Israel.

Salmo 81:11-12

ES – Los dejé, por tanto, a la dureza de su corazón;
Caminaron en sus propios consejos.

!!Oh, si me hubiera oído mi pueblo,
Si en mis caminos hubiera andado Israel!

PT  Pelo que eu os entreguei aos desejos do seu coração, e andaram segundo os seus próprios conselhos.  

Ah! Se o meu povo me tivesse ouvido!  Se Israel andasse nos meus caminhos!

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

A QUIÉN MÁS…

Las posiciones que significan honores y privilegios, despiertan admiración y también interés por conseguirlas.

Nadie escapa a esa que parece ser una de las grandes debilidades de la especie, desde siempre.

Pero también, como casi siempre, anhelamos y obramos equivocadamente.

Con Dios no hay honores ni privilegios!

El Honor solo le corresponde a la Majestad de su Autoridad!

Los privilegios son cuestiones de los hombres, que creemos nos autorizan a consumar hechos que nos están negados.

Buscamos lo que no debemos y los resultados son lamentables, altamente perjudiciales para nosotros y para los demás.

Las pretensiones equivocadas son sustentadas hasta por los hombres que deberían saber en profundidad estas cuestiones y sin embargo se arriesgan con sus hechos a ser apartados del Eterno.

En el Libro de Malaquías los sacerdotes son severamente amonestados por haber cometido graves transgresiones al Pacto de Leví.

Esto nos debería enseñar acerca de lo que somos delante de Dios y de lo que deseamos ser delante de los hombres.

No hay ninguna actitud que pueda justificar acciones incorrectas y mucho menos actitudes que corrompan las responsabilidades concedidas por el Supremo.

Tratando de ser consciente de todo esto, no puedo menos que inclinarme con temor y temblor delante del Supremo, para pedir Misericordia y no ser un mal ejemplo para nadie.

Soy lo que Dios quiere que sea, ni más ni menos. Por tanto todo lo que hago debería estar bajo su Autoridad, completamente alejado de los pensamientos de los hombres.

Malaquías 2:8-9

PT –  Mas vós vos desviastes do caminho, a muitos fizestes tropeçar na lei: corrompestes o concerto de Levi, diz o Senhor dos Exércitos.

Por isso, também eu vos fiz desprezíveis e indignos diante de todo o povo, visto que não guardastes os meus caminhos, mas fizestes acepção de pessoas na lei.

ES – Mas vosotros os habéis apartado del camino; habéis hecho tropezar a muchos en la ley; habéis corrompido el pacto de Leví, dice Jehová de los ejércitos.

Por tanto, yo también os he hecho viles y bajos ante todo el pueblo, así como vosotros no habéis guardado mis caminos, y en la ley hacéis acepción de personas.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LOS “FINES DEL MUNDO”

Se registran a lo largo de la historia numerosas predicciones acerca de lo que se ha dado en llamar el “fin del mundo”.

Basados en revelaciones, cálculos, predicciones, cuentas fantasiosas, situaciones y relaciones increíbles, hombres y mujerres de todas las tendencias aseguraron a sus contemporáneos que muy pronto se acabarían sus vidas.

Estos fantasiosos anuncios afectaron a miles de personas que se suicidaron de las más diversas maneras, para no ser víctimas del brutal vaticinio.

En la cruel lista de profetas fallidos se encuentra ocupando con mucho margen el líder de la secta los testigos de Jehová, Charles Russell que por lo menos en siete ocasiones predijo el fin del mundo.

En total se registran no menos de 117 anuncios del fin del mundo!

Lo más notable de esta escandalosa estadística, es que muchos de los supuestos profetas al ver fallados sus anuncios, los repetían cambiando de fechas y de circunstancias. Y más sorprendente todavía es comprobar como en algunas sectas se siguen dando por buenos estos anuncios, con justificaciones tan inauditos como descabellados.

Los hombres en su soberbia niegan al Eterno. Se niegan la Verdad y por eso son anunciadores de algo que solamente que solamente Dios sabe, según lo anunció Jesús: Pero del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre, Mateo 24:36.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

CONTRADICCIÓN

No es ningún hecho nuevo comprobar cómo somos capaces de aceptar lo que se dice o lo que se escribe, sin poner el menor reparo.

Algunas veces esto ocurre porque nos ha llamado la atención el formato del mensaje, la forma de expresarlo o el estilo de redactarlo.

En cualquier caso lo importante es que lo aceptamos y lo damos por bueno, sin entrar en otras valoraciones y sin siquiera reflexionar sobre la cuestión esencial.

Entonces somos capaces de repetir los argumentos, de defenderlos y hasta de debatir por ellos, obrando con una ingenuidad impropia de nuestra edad o de nuestros conocimientos.

Por qué obramos así?

Porque somos capaces de admitir ideas disfrazadas de una cierta intelectualidad o de una cierta profundidad que nos atrapa y seduce.

Frente a esto, también somos capaces de cuestionar los fundamentos de la Palabra de Dios, entrando en análisis que no hicimos ante un mensaje atractivo.

Lo que antes dimos por bueno con una alta dosis de frivolidad, ahora lo estudiamos y somos capaces de llegar a cuestionar o negar la evidencia de la existencia del propio Eterno.

De esta manera hay quienes aceptan una simple teoría como la de la evolución de Darwin, no probada e incomprobable y no reconocen la Verdad de la Biblia.

Creemos las cosas más absurdas siempre que nos seduzcan y negamos lo que es fundamental, como la Creación.

De esa contradicción se vale el mundo para hacernos llegar mensajes engañosos, pero hábilmente presentados, para desviarnos por atajos errados.

La Biblia nos manda escudriñar todo!

Aún aquello que nos parezca importante, seductor o complaciente con nuestros gustos o deseos!

Eclesiastés 12:9

ES – Y cuanto más sabio fue el Predicador, tanto más enseñó sabiduría al pueblo; e hizo escuchar, e hizo escudriñar, y compuso muchos proverbios.

PT –  E, quanto mais sábio foi o Pregador, tanto mais sabedoria ao povo ensinou; e atentou, e esquadrinhou, e compôs muitos provérbios.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

EL NUEVO PRESIDENTE AMERICANO

Blog del …TIEMPO!

Los 20 de Enero en la historia de Estados Unidos, es el día en el que se resolvió que asuman los nuevos mandatarios del país.

Este año la asunción de la Presidencia corresponde a Donald Trump, que ha despertado un sinnúmero de comentarios en prácticamente todo el mundo.

Uno de ellos nos ha llamado poderosamente la atención y fue publicado en un periódico sudamericano y dice textualmente: Que sea lo que Dios quiera.

Es evidente que el propósito del columnista apunta en otra dirección, pero tal vez sin saberlo o sin creerlo, ha sido muy correcto espiritualmente hablando.

Es el Eterno quién concede la Autoridad y por tanto el señor Trump es el Presidente de los Estados Unidos porque Él lo ha permitido.

Quizás a partir de esta observación huelgan las demás opiniones. Solamente queda pendiente el mandato de orar por los gobernantes, según nos manda la Palabra de Dios.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com