LÍMITES

Siempre me ha sorprendido la capacidad de algunas personas para poner límites a su ayuda, a su solidaridad.

Esta capacidad para administrar el esfuerzo según la conveniencia personal, es visible no solo en la vida mundana, sino también en las congregaciones.

Lo del mundo lo podría entender, porque al fin de cuentas se trata de la supervivencia personal o el pleno ejercicio del egoísmo.

Pero en una congregación, el tema adquiere otra dimensión. Y para ejemplificar debe bastar el típico caso de la limpieza del lugar de culto.

Cuántos participan? Cuántos argumentan problemas insalvables para cumplir con su compromiso? Cuántos directamente ni se toman la molestia de explicar nada, simplemente faltan.

Lo que me duele es que estas personas no tienen idea del mal que se están haciendo. La congregación de una manera o de otra, siempre terminará solucionando sus necesidades.

Pero una persona, yo mismo me lo planteo, si ponemos límites a las obras que ponen en evidencia la fe, en qué nos convertimos?

Pienso y creo que deberíamos analizar, que ocurriría si Dios pusiera los mismos límites a su Misericordia, a su Amor, a su Gracia?

Tal vez así comprenderíamos que cada vez que ponemos límites a nuestro compromiso, nos estamos mostrando delante del Eterno, como lo que verdaderamente somos.

Egoístas, oportunistas, insolidarios y burladores del principio de amor al prójimo. Estos calificativos no son los mismos que se pueden aplicar a las personas del mundo?

Sabiendo esto busco cambiar mis actitudes, para demostrar y demostrarme, para intentar,  de ser digno de llamarme hijo de Dios.

Salmos 4:4

PT – Perturbai-vos e não pequeis;

       falai com o vosso coração sobre a vossa cama e calai-vos.

ES – Temblad, y no pequéis;
meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

IMPACIENCIA

Si la paciencia es una virtud, lo contrario es una necedad.

Esencialmente porque demuestra el poco crecimiento espiritual, la falta de confianza en el Señor y la incomprensión de verdades fundamentales.

Una de ellas, es que el Tiempo es de Dios y que todo lo que ocurre está sujeto a su Voluntad. Incluso aquello que esperamos con un afán desmedido.

Los pequeños hechos cotidianos demuestran y nos demuestran, lo equivocados que estamos cuando pensamos que hemos alcanzado una determinada estatura como seguidores del Eterno.

Somos un poco infantiles, un poco torpes, pensando que todo debe ocurrir y debe ser satisfecho en el momento en el que se nos ocurra.

La impaciencia, la ira, nos pone muchas veces al borde de los peores arrebatos, de los que luego nos tendremos que arrepentir.

Aprendamos a ser buenos hacedores de la Palabra, para que nada nos afecte y podamos someter nuestro ímpetu y nuestro afán, a nuestra condición de hijos de Dios.

Proverbios 14:29

El que tarda en airarse es grande de entendimiento;
mas el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad.

Provérbios 14:29

O longânimo é grande em entendimento,

mas o de ânimo precipitado exalta a loucura.

Diego Acosta / Neide Ferreira

OLVIDADO…

Hubo un tiempo en el que pensaba que Dios se había olvidado de mí.

Hacía poco que había iniciado mi camino de cristiano y lo que yo pensaba que era un olvido, en realidad era una de las pruebas que me fue necesario superar.

Esta situación no fue la única, sino que se repitió luego algunas veces más.

Recordando esto me puse a pensar que ocurriría si Dios verdaderamente se hubiera olvidado de mí?

Lo primero que se me vino a la mente fue que tendría que hacer memoria, de cuántos errores debía de haber cometido para que el Eterno dejara de poner su atención sobre mí.

Y las consecuencias, no serían otras que su olvido!

David lamentó una situación similar hace cientos de años, cuando se sintió acosado por sus enemigos, por sus calumnias y por sus amenazas.

Por eso habló del olvido y de su confianza, de que Jehová no hubiera hecho lo mismo.

Frente al olvido, pensemos en lo que hemos hecho y con humildad pidamos perdón, para que la prueba la podamos pasar pronto y volver a percibir el Amor del Supremo.

Salmo 31:12, 14

ES

12 – He sido olvidado de su corazón como un muerto;
He venido a ser como un vaso quebrado.

14 – Mas yo en ti confío, oh Jehová;
Digo: Tú eres mi Dios.

PT

12 – Estou esquecido no coração deles,

        como um morto; sou como um vaso quebrado.

14 –  Mas eu confiei em ti, Senhor;

        e disse: Tu és o meu Deus.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LO FÁCIL…

Nuestra tendencia es intentar siempre lo que nos resulte lo más fácil, lo que nos demande el menor esfuerzo.

Como es lo natural, lo fácil ni siquiera lo apreciamos como algo que deberíamos cambiar, incluso con relación a las cuestiones  importantes.

De esta forma definimos una forma de vivir, una forma de proceder, que tiene bastante poco que ver con el esfuerzo que nos requiere la vida cristiana.

Con lo fácil, leemos cada vez menos la Palabra de Dios y con lo fácil, cada vez menos aplicamos en nuestros hechos cotidianos, la necesaria cuota de empeño que nos demanda el cumplimiento de nuestras obligaciones.

Lo cierto es que con esta forma de comportarnos nos perdemos las maravillosas promesas formuladas por el Eterno a los hombres.

Perdemos también la alegría de saber que estamos siendo fieles al Mandato de Jesús y nos conformamos cada día más, con pequeñas cosas, que no representan ni lejanamente lo que podríamos recibir.

Lo fácil, como lo cómodo, son las tentaciones que debemos enfrentar. Pero al hacerlo, ponemos nuestros pasos en el verdadero Camino, el Camino de Vida.

Proverbios 19:20

Escucha el consejo, y recibe la corrección,
Para que seas sabio en tu vejez.

Provérbios 19:20

Ouve o conselho e recebe a correção,

para que sejas sábio nos teus últimos dias.

Diego Acosta

COMPRENDER…?

Puede el hombre en su sabiduría llegar a comprender la Grandeza de Dios?

NO.

Los hombres a los que les reconocemos la categoría de sabios, pueden estar en un nivel de conocimientos muy superior al del resto de los humanos.

Sin embargo por grande y notable que sea su saber, nunca podrá estar a la altura de lo que verdaderamente es el Eterno.

La profundidad  de esta idea es portentosa, que cuando fui consciente de ella, finalmente comprendí lo pequeño que soy y lo torpe que es mi condición.

No solo mi vanidad es absolutamente injustificada, sino que todo aquello que pensé que tenía algún valor, no es más que pura palabrería.

Me quedó claro que la mente humana, que mi mente, es demasiado poca cosa, como para atreverme siquiera a interpretar lo que los supuestamente sabios, tratan de mostrarnos como frutos de sus elevados razonamientos.

Humildemente he recogido las velas de mi orgullo y me he limitado a percibir la suave brisa del Espíritu, que es el que me puede liberar del abismo en el que me encuentro.

Eclesiastés 8:17

Y he visto todas las obras de Dios, que el hombre no puede alcanzar la obra que debajo del sol se hace; por mucho que trabaje el hombre buscándola, no la hallará; aunque diga el sabio que la conoce, no por eso podrá alcanzarla.

Eclesiastes 8:17

Então, vi toda a obra de Deus, que o homem não pode alcançar a obra que se faz debaixo do sol; por mais que trabalhe o homem para a buscar, não a achará; e, ainda que diga o sábio que a virá a conhecer, nem por isso a poderá alcançar.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

AGRADAR

Tengo perfectamente presente el momento y las circunstancias en las que leí una frase, que fue un auténtico choque en mi vida.

La frase decía: El mejor método para fracasar, es el de intentar agradar a todo el mundo.

Más sorprendente resultó cuando unos años más tarde, en mis primeros tiempos de lectura de la Palabra de Dios, comprobé que esa frase había sido formulada alrededor de 2.500 años antes.

Por qué la frase causó un doble impacto en mi vida?

Simplemente porque me permitió contrastar una y otra vez, la triste experiencia de pretender agradar a las personas que nos rodean.

Porque finalmente no agradamos a nadie y ni siquiera sabemos cómo realmente somos!

Recuerdo a propósito de este tema, que soy no como me gustaría ser, sino que soy mejor, porque soy como el Eterno ha deseado que sea.

Y resulta fundamental este punto: Soy mejor de lo que yo mismo me imagino, porque soy exactamente lo que Creador ha establecido que sea!

Y ÉL no solamente representa la Voluntad Soberana, sino que representa la Perfección.

Y no es que yo sea perfecto. No. Simplemente debo ser como soy, sin cometer el torpe error de buscar agradar a los demás.

Solamente debo cumplir con lo que Dios ha establecido para mí.

El mundo siempre demandará más y más de mí y de todos los que forman la sociedad. Es su método infalible para crear descontento, amargura, desesperanza.

No olvidemos nunca esto: Es al Todopoderoso al único al que debemos agradar con nuestra vida!

Malaquías 1:9

Ahora, pues, orad por el favor de Dios, para que tenga piedad de nosotros.

Pero ¿cómo podéis agradarle, si hacéis estas cosas? dice Jehová de los ejércitos.

Malaquias 1:9

Agora, pois, suplicai o favor de Deus, e ele terá piedade de nós;

isto veio da vossa mão; aceitará ele a vossa pessoa? — diz o Senhor dos Exércitos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

OLVIDO…

Seguramente por causa del vértigo en el que vivimos, nos olvidamos de una cuestión esencial: De la memoria que el Eterno tiene de nuestras obras.

Si no fuéramos tan torpes en nuestras actitudes, tendríamos presente que no solamente nada permanecerá oculto, sino que nada será olvidado.

Esta advertencia debería hacer corregir nuestros comportamientos y recuperar el rumbo perdido en los diarios afanes.

Leyendo a Oseas, recordé esta cuestión y decidí hacer una especie de inventario de mis errores y de lo que pensé sobre ellos.

Creyendo que nada tendría importancia. Pero olvidé que la mirada del Omnipotente está puesta sobre cada criatura y naturalmente, sobre mí también.

No nos olvidemos de esto, porque el Día del Juicio, nos serán reclamadas decisiones y hechos, que podríamos haber pasado por alto. Pero no el Señor!

La única manera de luchar contra esta forma de olvido, es la de vivir de acuerdo a lo que nos manda el Creador, siempre.

En cualquier circunstancia y lugar. Sin excepciones ni claudicaciones, propias de la debilidad de nuestra carne.

Oseas 7:2

Y no consideran en su corazón que tengo en memoria toda su maldad;

ahora les rodearán sus obras; delante de mí están.

Oseias 7:2

 E não dizem no seu coração que eu me lembro de toda a sua maldade;

agora, pois, os cercam as suas obras; diante da minha face estão.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DIOS DE VIDA

CONGREGACIÓN

SÉPTIMO MILENIO

En estos días en los que muchos pueden llegar a dudar de Dios o a criticarlo por haber permitido el horror de la masacre de España, es importante reflexionar.

Es necesario obrar con serenidad, sin caer en la ofuscación de la justicia por mano propia, ni por hacer responsable al Eterno de lo ocurrido.

No es este el camino.

Quienes se valen del terrorismo como instrumento para demostrar el valor de sus ideas o de sus creencias, solo están demostrando lo contrario.

Qué valor pueden tener ideas o creencias que precisan del asesinato premeditado?

Incluso con la práctica de la muerte ciega y alevosa, que puede llegar a afectar hasta a quienes piensan o creen igual que los criminales.

Dios puede ser responsable de semejante barbarie asesina?

Si observamos sus mandamientos, hay uno que es perfectamente aplicable a la situación: No Matarás…y menos en mi Santo nombre.

Entonces por qué con deliberada mala intención se acusa al Eterno de las muertes de inocentes?

Quienes niegan su existencia, se rebelan contra ÉL o conociéndolo reniegan de su Majestad, encuentran en estas muertes tan dolorosas argumentos para clamar por su falta de Amor.

Hablan así de Dios, precisamente ÉL que es AMOR.

Estos torpes razonamientos ocultan que las muertes del terrorismo se producen bajo el nombre de otro dios, como un homenaje a su condición de tal.

Se oculta deliberadamente que todas las muertes que provocan los musulmanes se consagran a un determinado dios.

No indica esto que ese dios, es un dios de muerte?

Nuestro Dios nunca justificará un asesinato, porque está en contra de sus mandamientos. Y mucho menos aceptaría que se los ejecutaran en su Nombre.

Es importante reflexionar sobre todo lo que escuchamos, lo que se nos presenta como una semiverdad o lisa y llanamente como una mentira.

La única Verdad es que nuestro Dios es un DIOS DE AMOR!

ÉL en la hora de la angustia ante las pérdidas irreparables, es el que puede darnos el Consuelo sobrenatural y la certeza que Su Justicia obrará contra los criminales y sus inspiradores.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

CAMBIO

Estar dispuestos siempre a aceptar las decisiones del Altísimo, revela el nivel de obediencia que mantenemos hacia ÉL.

David, fue el hombre que sacó a Israel a la guerra y el que las volvió de ellas, pero Jehová le había asignado una nueva misión.

Ya no era la guerra, ni comenzarla ni terminarla, sino absolutamente todo lo contrario. Ahora debía apacentar al pueblo de Israel.

Asumiendo este notable ejemplo de aceptación al mandato del Eterno, cada día debemos estar dispuestos a cambios radicales.

Aunque esos cambios nos hagan actuar de una forma diferente a como lo veníamos haciendo y a como había sido nuestra vida anterior.

Hoy, también acepto el cambio que Dios me propone, sabiendo que no solo es su Voluntad Soberana, sino también lo mejor para mi vida y la de quienes me rodean.

1 Crônicas 11:1-2

Então, todo o Israel se ajuntou a Davi em Hebrom, dizendo: Eis que somos teus ossos e tua carne.

E também já dantes, sendo Saul ainda rei, eras tu o que fazias sair e entrar a Israel; também o Senhor, teu Deus, te disse: Tu apascentarás o meu povo de Israel e tu serás chefe sobre o meu povo de Israel.

1 Crónicas 11:1-2

Entonces todo Israel se juntó a David en Hebrón, diciendo: He aquí nosotros somos tu hueso y tu carne. 

También antes de ahora, mientras Saúl reinaba, tú eras quien sacaba a la guerra a Israel, y lo volvía a traer. También Jehová tu Dios te ha dicho: Tú apacentarás a mi pueblo Israel, y tú serás príncipe sobre Israel mi pueblo.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

GLORIA…!

En la visión que recibió el profeta Ezequiel, la primera que se refleja en su Libro, se hace especial mención a una cuestión fundamental: La Gloria de Jehová.

Si nos detenemos en este momento tan impresionante de la visión, advertiremos que nada hay más trascendente para el Eterno, que su propia Gloria.

De allí que debemos comprender como ÉL no comparte ni su Poder, ni su Gloria, ni su Honra con nadie.

Por la sencilla razón que no existe nadie con la condición de Eterno y con la condición de haber sido el Creador del concepto de Tiempo.

Tengamos especial cuidado con la Majestad de Dios!

Nunca provoquemos que su mirada nos alcance, con otro sentido que el de su Misericordia y el de su Amor!

Ezequiel 1:27-28

ESY vi apariencia como de bronce refulgente, como apariencia de fuego dentro de ella en derredor, desde el aspecto de sus lomos para arriba; y desde sus lomos para abajo, vi que parecía como fuego, y que tenía resplandor alrededor.

Como parece el arco iris que está en las nubes el día que llueve, así era el parecer del resplandor alrededor. Esta fue la visión de la semejanza de la gloria de Jehová. Y cuando yo la vi, me postré sobre mi rostro, y oí la voz de uno que hablaba.

PTE vi como a cor de âmbar, como o aspecto do fogo pelo interior dele, desde a semelhança dos seus lombos e daí para cima; e, desde a semelhança dos seus lombos e daí para baixo, vi como a semelhança de fogo e um resplendor ao redor dele.

Como o aspecto do arco que aparece na nuvem no dia da chuva, assim era o aspecto do resplendor em redor. Este era o aspecto da semelhança da glória do Senhor; e, vendo isso, caí sobre o meu rosto e ouvi a voz de quem falava.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com