SOLO

DEVOCIONAL

Con gran preocupación estaba orando por un querido amigo, que se encuentra virtualmente solo y además gravemente enfermo.

Mientras le pedía al Eterno que tuviera Misericordia por su vida, tuve la certeza que había una respuesta. ÉL no dejará nunca solo a uno de los suyos, aunque estuviera alejado o decepcionado.

Comprendí entonces el profundo significado que tiene la oración, cuando la relacionamos con otras personas, que están alejados de nuestras cotidianas demandas o necesidades.

Pedir Misericordia por el prójimo, transforma primero mi corazón y luego llega hasta el Trono y provoca que Dios vuelva sus ojos con Amor hacia quién está sufriendo.

Nunca olvidemos esto!

El Supremo nunca abandona a los suyos!

Nunca!

Aunque las circunstancias que estén ante mis ojos puedan mostrar lo contrario y aunque el hombre y la mujer que provoca nuestras oraciones, también lo crean.

Dios ha prometido estar siempre a nuestro lado!

2 Samuel 22:32
ES – Porque ¿quién es Dios,
sino sólo Jehová?
¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?

PT – Porque, quem é Deus,
senão o Senhor?
E quem é rochedo, senão o nosso Deus?

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA EXCELENCIA

CONGREGACIÓN
SÉPTIMOMILENIO

Una de las máximas del mundo, es la de buscar la excelencia. Obviamente se está aludiendo a un nivel de calidad que se convierte en digno de ser elogiado.

De esta manera colocamos en un alto escalón, todo aquello que realizamos para sobresalir, para destacar la obra de nuestras manos o poner de manifiesto nuestros talentos.

Bien podríamos decir que en la sociedad se utiliza la excelencia como una de las herramientas más sofisticadas para obtener resultados que puedan ser admirados por encima de lo que consideramos la media de calidad.

Esta cuestión surge como resultado de una conversación que mantuve con un respetado pastor, que en una oportunidad me preguntó sobre cómo me encontraba.

Le respondí que muy bien, pero también muy cansado, argumentando que no solamente trabajaba mucho, sino que también buscaba en cada cosa que hacía llegar a la excelencia.

Él, por toda respuesta me dijo: Has pensado como está tú nivel de vanidad?

Esa noche, volví a pensar en el tema tratando de encontrar una explicación a lo que el pastor me había dicho. Y sobre todo a tratar de aclarar por qué había vinculado la excelencia con la vanidad.

En el fondo la cuestión es bastante simple: Si nos pasamos el día buscando la excelencia, lo más probable es que dejemos de hacer lo que es nuestra responsabilidad, porque estaremos más ocupados en exaltarnos que en cumplir con nuestras obligaciones.

En términos del mundo podríamos argumentar que por buscar la excelencia, estamos afectando nuestro rendimiento y en cierta forma estamos incumpliendo con nuestro deber.

En términos espirituales, llegados a este punto es cuando podemos advertir que efectivamente esa búsqueda de la excelencia, que supuestamente estamos ofreciendo a Dios, no es otra cosa que nuestra vanidad en acción.

El Eterno no nos demanda ni sacrificios ni perfecciones, nos demanda obediencia para que seamos fieles con aquello que es el Propósito para nuestra vida.

Al advertir esta relación entre excelencia y vanidad, no tuve menos que pedir perdón al Supremo por la necedad de mi actitud de disfrazar mi orgullo con la máscara de una falsa humildad.

Sirvamos al Señor con alegría, porque ÉL conoce la magnitud de nuestros talentos!

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LINO

CONGREGACIÓN
SÉPTIMO MILENIO

Las cuestiones relacionadas con la Santidad de Dios, son tan relevantes que su Palabra nos revela hasta los cuidados más detallados  que debían cumplir quienes servían en el Templo.

Uno de esos detalles era el de que las vestiduras de los sacerdotes debían ser de lino, para preservar al máximo la higiene personal de quienes servían en tan altas funciones.

Dios es un Dios de grandes y de pequeños detalles.

Tanto unos como otros, responden a que su Majestad es tan elevada con relación a los hombres, que debe enseñarles acerca de como la deben considerar y de cómo deben preservar ellos mismos su aseo personal.

Trazando una alegoría con todo lo expuesto, podríamos preguntarnos: Cómo somos de cuidadosos con el templo que simbolizamos con nuestro cuerpo?

Esta cuestión que puede parecer ajena al sentido de todo lo que se nos indica en el Antiguo Pacto, tiene no solo el valor de la simbología sino también el valor de la realidad.

Algo que en la práctica debemos de hacer efectivo en cada uno de nuestros actos, de ahí que resulte más que conveniente que consideremos que el lino tiene sus especiales virtudes.

Una de ellas es la de evitar que ante el esfuerzo, nuestro físico produzca los efectos considerados como efluvios que pueden afectar la limpieza del Templo.

Qué Templo?

El Templo que simbolizamos con nuestro cuerpo. De allí su importancia y de allí también la necesidad de que somos la Iglesia viva, la que está encarnada con nuestra propia existencia.

Por eso es que se nos enseña que es errado decir que vamos a la Iglesia, cuando en realidad deberíamos decir que vamos al culto, porque nosotros mismos somos la Iglesia viviente.

Razón más que suficiente para que cuidemos nuestro cuerpo, con el mismo esmero que el Eterno demandaba a quienes cumplían funciones en el Templo.

El lino representa de esta manera el nivel que el Supremo reclama de quienes le servimos cotidianamente, para que seamos dignos de tan alta distinción.

Somos Mayordomos de nuestro cuerpo material, porque somos el Templo viviente de la Iglesia que Jesús estableció en la Tierra. Razón de más para que usemos el lino simbólico de nuestra santidad.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

DESAFÍO

DEVOCIONAL

El mundo desde siempre, atribuyó  a Dios los males que padeció y que padece, acusándolo de falta de Amor y de Misericordia.

Usando argumentos supuestamente morales, los hombres nos atrevemos a cuestionar al Eterno, atribuyéndole a su Majestad, lo que no es otra cosa que el resultado de nuestra propia maldad.

La Biblia nos anunció que precisamente por causa de la maldad, la fe de muchos se enfriará y es exactamente lo que está ocurriendo en nuestros tiempos.

Siendo consciente de mi propia responsabilidad, es legítimo preguntarse qué estoy haciendo para llevar Luz a los ciegos y cordura a los obstinados que se resisten a ver?

No tengo muchas posibilidades de negar lo evidente y también de que debo actuar con firmeza y valentía frente a la malignidad del mundo y a su osadía para renegar del Supremo.

Solo sabiendo que mi firmeza y mi valentía provienen de lo Alto, será posible que deje de ser un testigo complaciente y un hombre que deberá responder en el Juicio.

Salmo 5:4
ES – Porque tú no eres un Dios
que se complace en la maldad;
el malo no habitará junto a ti.

PT –  Porque tu não és um Deus
que tenha prazer na iniquidade,
nem contigo habitará o mal.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

VELAR…AHORA

 

 

CONGREGACIÓN
SÉPTIMOMILENIO

Cuando Jesús dijo que no pasará esta generación hasta que estas cosas acontezcan, eran los primeros tiempos del cristianismo. Pasaron más de 1.900 años y ese anuncio comienza a concretarse.

La referencia como siempre es Israel, que obtuvo en 1947 un territorio para los judíos y se declaró Estado soberano en 1948.

Si contamos una generación por el término de cien años, no nos queda mucho tiempo, para que comiencen a concretarse los tiempos del fin, como anunció al Hijo del Hombre a los discípulos.

Hay otras evidencias?

Sí. El dominio de la maldad en el mundo, la frialdad de los creyentes, la tibieza de la Iglesia, la tolerancia al pecado, la creciente falta de compromiso del Pueblo de Dios.

Por eso estamos llamados a Velar, para que cuando lleguen los tiempos del fin estemos preparados para los acontecimientos anunciados por Jesús, tanto en lo personal como en lo colectivo relacionado con nuestra condición de hijos del Eterno.

Cada vez es más indisimulable que unos por conveniencia y otros por dejación, estamos abriendo las brechas para que el principio de Familia, sea vulnerado como nunca antes.

Dios estableció el Mandato de la Familia, formada por un hombre y una mujer!

Todo lo que lo contradiga, es una forma de rebelión contra el Supremo y una forma de ver menguar los principios y valores que nos distinguen del mundo, frío, cruel, oportunista.

Por eso estamos corriendo el riesgo de que las nuevas leyes, alteren el inalienable derecho y obligación, que tenemos los padres para educar a nuestros hijos.

Las dictaduras de cualquier signo, siempre intentaron controlar a los niños, porque era una manera perversa de asegurar el futuro del control del país.

Ahora, los métodos han cambiado, pero los objetivos son los mismos: Un grupo de iluminados o de perversos, intenta controlar el presente y el futuro de nuestros descendientes.

Por esto estamos llamados a VELAR por nuestra familia, nuestros hijos, porque solamente así seremos fieles al Mandato establecido por Dios. Y no debemos olvidar que ser fieles al Eterno es lo más importante para nuestra vida. Hoy y siempre.

Diego acosta / Neide Ferreira

www.septimomileni.com

DIFÍCIL

DEVOCIONAL

En una ocasión escuché que hacer un devocional por la mañana era muy difícil, porque no había tiempo para nada.

El argumento era que desde el momento en que uno se levanta, hay muchas cosas para hacer y todas con horarios, de manera que apartar unos minutos para Dios complicaba el comienzo del día.

Estas son las cosas que se escuchan y que quedan en algún pliegue de la memoria, pero que el Espíritu rescata a modo de inquietud acerca de cómo es nuestra relación con el Eterno.

Si ponemos la cuestión por la pasiva, podríamos llegar a la conclusión de que también el Todopoderoso está muy ocupado y que no tiene esos minutos que le negamos, para dedicarnos a nosotros sus hijos.

Está Dios tan ocupado que deja de mirarnos, de preocuparse por nuestras vidas?

El solo imaginar esto me produce temor, porque me siento desprotegido, abandonado, solo en un mundo hostil y perverso. Puede que este sea el método del Supremo, para recordarme que me debo a ÉL.

Miqueas 6:8
Oh hombre,
él te ha declarado lo que es bueno,
y qué pide Jehová de ti:
solamente hacer justicia, y amar misericordia,
y humillarte ante tu Dios.

Miqueias 6:8
Ele te declarou,
ó homem, o que é bom;
e que é o que o Senhor pede de ti,
senão que pratiques a justiça, e ames a beneficência,
e andes humildemente com o teu Deus?

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

YO PLANIFICO…

He invertido muchas horas de mi vida reciente, elaborando  una cuidadosa planificación sobre mis actividades y compromisos futuros.

Lo cierto es que estaba bastante satisfecho con los resultados, porque creía que se ajustaban a algunos tiempos que consideraba ideales.

Y como siempre, yo propuse y Dios dispuso!

Así decía mi abuela: El hombre propone y el Eterno dispone!

A pesar de los años de haberlo escuchado, persevero en el afán de tratar de dominar los hechos y los tiempos, olvidando que el Altísimo es quién tiene la definitiva Autoridad.

También, como siempre ocurre, mis planes eran simples pensamientos de hombre, mientras que los planes de Dios eran perfectos.

Lo mejor que se podía hacer!

Queda este pequeño testimonio para recordarme y para recordar a quién quiera tomarlo como propio, que por mucho que planifiquemos, inevitablemente la Palabra final es del Supremo.

Debiéndose recordar que también es posible no tomar en cuenta sus decisiones, pero es absolutamente necesario hacerse cargo de las consecuencias.

Mi abuela materna, queda honrada con la veracidad de sus dichos!

Proverbios 16:3

Encomienda a Jehová tus obras,
Y tus pensamientos serán afirmados.

Provérbios 16:3

Confia ao Senhor as tuas obras,

e teus pensamentos serão estabelecidos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LUTERO MONJE

Blog del TIEMPO!

Las efemérides recuerdan el día en que una tormenta atemorizó al joven Martin Lutero, cuando regresaba a su casa.

Ese día verdaderamente comenzaba la Reforma!

Quienes creemos en la Soberana Voluntad de Dios, legítimamente podemos afirmar que de esa manera tan singular, comenzó a cumplirse el Propósito que tenía con el hijo de una pareja de alemanes, que nada tenían de singulares.

Solamente el Eterno conocía como nadie la naturaleza del joven Martin, su sensibilidad y su temor ante determinadas manifestaciones de la naturaleza. De esta manera provocó la promesa de Lutero de hacerse monje

Pensemos: Si él no hubiera sido monje, como hubiera enfrentado a la iglesia católica con sus Tesis?

Si Lutero no hubiera ingresado en los agustinos, que es una de las órdenes mendicantes, como hubiera percibido la gravedad que tenían las indulgencias ofrecidas por Roma?

Si aquel joven estudiante de abogacía no hubiera contrariado a su padre con su decisión y perdido su ayuda, como podría haber ingresado en una orden, cuyos miembros vivían de pedir a las personas para alimentarse?

Lutero prácticamente no tenía otra salida que hacerse monje como había prometido y además en esa orden tan singular, para cumplir con el Plan del Altísimo para su vida.

Nuca olvidemos, que en cada hecho, en cada circunstancia de la vida, siempre está presente la Decisión del Supremo.

Lutero fue un hombre como todos los hombres, pero lo que no debemos olvidar es que él fue el elegido por Dios!

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

PASTORES PRÓSPEROS

 

Blog del TIEMPO!

Un notorio telepredicador de la llamada teología de la prosperidad, exhibía sin ninguna clase de inhibiciones los resultados de sus mensajes.

Se declaraba poseedor de tres aviones privados y reclamaba A sus fieles, que le apoyaran para poder comprar un cuarto avión más grande y potentes que los que tiene.

Siguiendo con la sorpresa de su petición, argumentaba que era el propio Dios el que lo había impulsado a reclamar a sus fieles tan importante cantidad de dinero.

Sumando y restando resulta evidente que la teología de la prosperidad es una eficiente manera para convertir en millonarios…a sus predicadores.

Y pensando un poco en profundidad: Que habrá sido de los hombres y mujeres que ingenuamente creyeron en su mensaje y dieron su dinero… a cambio de nada.

La teología de la prosperidad terminó revelando y mostrando su verdadera cara, antibíblica y oportunista.

No juzgamos ni criticamos, solamente apelamos a la Justicia del Eterno, para que sancione a los mercaderes del Evangelio, que no solo se corrompen sino que afectan a quienes no son más que frustrados corrompidos.

En eso confiamos y rogamos por la Misericordia del Supremo, para no caer y ser piedra de tropiezo para nadie.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com