LECCIÓN

DEVOCIONAL

En una reunión de hombres, que se había convertido en un auténtico certamen de vana-gloria entre quienes participábamos, fuimos sorprendidos por un testimonio inesperado.

A pesar de los años recuerdo perfectamente como uno de los hermanos mayores que faltaba por hablar, se excusó diciendo que tenía muy poco para decir luego de todas las grandezas que había escuchado.

Se limitó a afirmar que por sus pobres orígenes y muy limitados estudios, solo había podido desempeñar un modesto trabajo en el que invirtió prácticamente todos los años de su vida laboral.

Aclaró, que con esa sencilla función había podido mantener a su familia, darle estudios universitarios a sus dos hijos y hoy se sentía honrado por la confianza de muchos hombres y mujeres que a lo largo de los años lo distinguieron con su aprecio y respeto.

Como es de imaginar, ante semejante testimonio nadie dijo una palabra. Y obviamente yo tampoco, porque estaba conmovido por la sinceridad y por la humildad de ese hombre, al que prácticamente no teníamos en cuenta.

Entre vanidosos, Dios había colocado a un manso y humilde, para recordarnos a su Hijo.

Salmos 138:6
ES – Porque Jehová es excelso,
y atiende al humilde,
mas al altivo mira de lejos.

PT – Ainda que o Senhor é excelso,
atenta para o humilde;
mas ao soberbo, conhece-o de longe.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

TEOREMA

DEVOCIONAL

Una profesora explicaba sobre las matemáticas y dejó una frase sorprendente: Los teoremas son para siempre.

En su razonamiento era perfectamente entendible el argumento, por cuanto las resoluciones una vez obtenidas, son inmutables.

Este argumento me hizo pensar acerca de la certeza que tienen algunas personas con relación a las precisiones que se obtienen del conocimiento, pero  que en cambio muchas de ellas no son capaces de aplicarlas a su propia vida.

Resulta probable que si cambiáramos el argumento de un teorema, que es para siempre y lo aplicáramos a la Eternidad de Dios, difícilmente sería aceptado, porque se cuestionaría la existencia del Creador.

En esta contradicción desarrollamos nuestra vida, ignorando o pretendiendo ignorar que un día llegará el final y nos encontraremos frente a una tremenda realidad: Como será nuestra eternidad!

Será un tiempo indefinido junto al Eterno o será un tiempo indefinido de dolor y desesperanza, por negarlo.

Esta es nuestra mayor decisión! Y será para siempre!

Salmo 103:17
ES – Mas la misericordia de Jehová
es desde la eternidad y hasta la eternidad
sobre los que le temen,
y su justicia sobre los hijos de los hijos.

PT –  Mas a misericórdia do Senhor
é de eternidade a eternidade
sobre aqueles que o temem,
e a sua justiça sobre os filhos dos filhos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

OBSTINADO

DEVOCIONAL        

Una de las características que tenemos los seres humanos, es que somos obstinados.

Bajamos la cabeza y avanzamos…sin saber muy bien a donde vamos, pero siempre hacia adelante, como si no pudiéramos ser capaces de hacer una pausa y pensar.

Hay imágenes que nos hacen reflexionar y viendo las de unas escaleras que parecen no tener fin, me vino a la memoria un tiempo de mi vida en que tenía una escenografía parecida.

Escaleras y escaleras…sin saber a dónde me dirigían, pero siempre avanzando!

Está mal avanzar?

Evidentemente No.

Lo que está mal es avanzar sin sentido, sin dirección y sin propósito!

Esto es lo que nos propone el mundo, para que agotemos nuestros esfuerzos en pura vanidad, en pura fantasía y en nada que representa algo para los demás.

Por eso Jesús cambió mi vida y cambiará la de quienes lo acepten!

Solamente con el Hijo del Hombre, comprenderé cuál es el gran Propósito del Eterno, cuando nos dejó la Promesa irrevocable de ser sus hijos y tener vida eterna. Y esto, no es para obstinados!

Salmo 64:5
ES – Obstinados en su inicuo designio,
tratan de esconder los lazos,
y dicen: ¿quién los ha de ver?

PT –  Firmam-se em mau intento;
falam de armar laços secretamente e dizem:
Quem nos verá?

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

GRIS…

DEVOCIONAL

Si tuviéramos que poner un color al mundo en el que vivimos, elegiríamos el gris.

Por qué razón?

Simplemente porque es el color que mejor armoniza con  lo ambiguo, lo indefinible.

Esta propuesta de lo mundano nos debe alertar acerca de lo que hacemos, lo que pensamos y sobre todo de la responsabilidad que tenemos como hijos de Dios.

Nada es ambiguo ni mucho menos indefinible con las cuestiones que son un Mandato para quienes hemos aceptado al Señor y por tanto somos hombres y mujeres nuevos.

Así debemos entender esta ruptura con el pasado que se produjo cuando fuimos bautizados y cuando nos convertimos en seguidores de Jesús.

Por tanto debemos rechazar todo lo que se nos propone como una forma de vivir despreocupada, alocada o desprejuiciada.

Las risas de hoy se pueden convertir en amargo llanto, pero para siempre!

Por esto es que debemos rechazar todo lo que es malo y desechar por completo de llamarlo bueno. Así lo estableció el Eterno!

Salmo 25:8

ES – Bueno y recto es Jehová;
por tanto, él enseñará a los pecadores el camino.

PT – Bom e reto é o Senhor;
pelo que ensinará o caminho aos pecadores.

Diego Acosta / Neide Ferreira

SER FELIZ

DEVOCIONAL

Más de una vez me preguntaron si era un hombre feliz.

Y también más de una vez dije que no sabía exactamente qué significaba ese estado y por lo tanto no estaba en condiciones de responder.

En el fondo, creo que ser feliz para muchas personas no es otra cosa que hacer lo agradable, lo que provoca notoriedad.

Desde lo mundano la búsqueda de la felicidad es casi obsesiva, porque se fundamenta en el esfuerzo personal y también en los logros conseguidos.

En otras palabras, la felicidad se asienta sobre obras que tienen repercusión social o generan notoriedad de quienes las realizan.

Ser feliz por las obras, es lo mismo que pretender la Salvación por los hechos y en ningún caso por la fe que es capaz de transformar vidas.

La felicidad tiene otra perspectiva y no es otra, que aceptar lo que Dios tiene para cada uno sabiendo que es lo perfecto para cada momento de la vida.

Salmo 92:5

ES – Cuán grandes son tus obras, oh Jehová!
Muy profundos son tus pensamientos.

PT – Quão grandes são, Senhor, as tuas obras!
Mui profundos são os teus pensamentos!

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

AJUDA

CONGREGAÇÃO
SÉTIMO MILÊNIO

“Eu te ajudo, diz o SENHOR.” (Isaías 41.14)

Como já falei várias vezes, tenho 5 filhas e 5 netos. Minhas filhas estão sempre falando: “Não quero ficar enchendo você mãe, mas…”, e me contam suas coisas, problemas, dúvidas e também o que conseguiram, seus sonhos e sucessos. Elas não me incomodam, nem enchem, ao contrário, acho que confiam em mim e fico feliz por participar da vida delas.

Ontem foi um dia em que todas me contaram coisas boas que passaram, cada uma tinha algo que falar – meu coração se encheu de alegria por elas. Mas o dia que elas me ligam chorando meu coração chora com elas (e meus olhos também, kkkk)

Nós muitas vezes esquecemos que Deus é nosso Pai, que Ele tem prazer em saber de nós, que quer que confiemos a Ele nossos segredos, necessidades, tristezas, alegrias, sonhos.

Se você parar agora e pensar, como veria a Deus? Que imagem Ele teria para você? (Seja sincero com você mesmo) – Feche os olhos e pense nisso, visualize Deus.

Como Ele é para você?

Um senhor imponente sentado em um trono com um bastão na mão dando ordens?

Um velhinho bonachão, sorridente? (Esse é o “papai noel”)

Ou um Pai com as mãos e os braços estendidos prontos a abraçar?

Quando minhas filhas me ligam eu fico feliz – claro que às vezes estou ocupada e não posso dar toda a atenção, mas fico feliz em saber que confiam em mim.

Imagine Deus, que é Soberano, Onisciente, Onipotente, Dono da Sabedoria e, principalmente, Pai. Deus NUNCA está ocupado para nos escutar, atender “nossa chamada”; Isaías 59 fala que Deus não tem ouvidos surdos para não ouvir!

Deus é Amor, e o amor está sempre pronto para ajudar, socorrer, animar, curar feridas e dar uma bronca, se for necessário. Ele se alegra em ouvir de nós!

Busque a Deus com essa intimidade e confiança, é tudo o que Ele espera de você: CONFIANÇA.

“Que a sua felicidade esteja NO Senhor! Ele lhe dará o que o seu coração deseja. Ponha a sua vida nas mãos do Senhor, CONFIE nele, e Ele o ajudará – Salmos 37:4 e 5 – NTLH”

Quero só ressaltar uma coisa aqui: nossa felicidade, o que queremos, o que mais desejamos tem que estar EM Deus…e não na nossa própria vontade. Não existe outro lugar onde possamos querer estar que não seja com Ele e nEle!

Elié Ferreira

 

BORRAR

DEVOCIONAL

Hay días que tienen una especial significancia y son los que elegimos para limpiar, todo aquello que pensamos que ha dejado ser útil.

Es obvio que tampoco me puedo sustraer a esta situación, mucho más cuando soy un usuario intensivo de los medios que utilizamos en los tiempos en los que vivimos.

Estaba en plena labor de limpieza, cuando vino a mí la analogía aparentemente obvia, pero de la que no me había percatado.

Es necesario de que cada tanto, hagamos un alto en el frenesí en el que vivimos y eliminemos todo aquello que en algún momento consideramos importante y que no lo es y lo borremos definitivamente de la memoria.

Solo así, podremos sentirnos más libres de las cosas que sin advertirlo nos oprimen y nos impiden acercarnos a lo verdadero, a lo ciertamente importante.

NO me debe dominar la duda para desechar lo que es una carga innecesaria en mi vida. Todo lo contrario, contra más ligera sea mi carga, más rápido podré buscar el límpido refugio del Eterno.

Salmo 55:22

ES – Echa sobre Jehová tu carga,
y él te sustentará;
no dejará para siempre caído al justo.

PT – Lança o teu cuidado sobre o Senhor,
e ele te susterá;
nunca permitirá que o justo seja abalado.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

QUÉ PASARÍA…?

DEVOCIONAL

Evocando un pasaje del Ministerio de Jesús, me preguntaba qué pasaría si ÉL me dijera Sígueme, como  le dijo a varios de quienes fueran sus discípulos.

Obviamente las circunstancias son irrepetibles, pero no es menos cierto que aplicando sus propias expresiones, puedo llegar a pensar que ÉL me está mandando algo personalmente.

Si aplico me diste de beber, cuando le acercaste un vaso con agua a un necesitado, lo mismo puedo hacer cuando se me indica que debo hacer algo para extender el Reino.

Muchas veces cometemos el error de creer que los Mandatos genéricos, no nos incluyen para ser respetados y cumplidos.

Cada Mandato debe ser tenido por personal, aunque no nos guste su contenido o nos disguste la forma en que debemos realizarlo.

Nuestro compromiso debe ser siempre firme y concreto. Porque me puedo preguntar: Qué pasaría si dejo de obedecer un Mandato del Eterno?

Y qué pasaría si el propio Dios se cansara de mis rebeldías?

Salmo 119:148

ES – Se anticiparon mis ojos a las vigilias de la noche,

para meditar en tus mandatos.

PT – Os meus olhos anteciparam-me às vigílias da noite,

para meditar na tua palavra.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimoilenio.com

GESTOS

DEVOCIONAL

Hace algún tiempo que se ha presentado la oportunidad-necesidad de estar estrechamente ligado  con un querido amigo, que está padeciendo una compleja situación personal.

Esto ha determinado cambios en mi vida y sobre todo, en lo que concierne a la comodidad y tranquilidad, que se ha transformado en un ir y venir constante.

Pensando en esto, me declaraba satisfecho por haber obrado según lo que buenamente entendí que era algo que debía hacer, por haberlo puesto Dios en mi mano.

Viviendo la etapa de cambios, pensaba en el tiempo que duraría esta situación y qué sentido tenía todo lo que estaba ocurriendo.

Realmente hay preguntas que ni siquiera me las debería hacer, sencillamente porque sería como reclamarle al Eterno por lo que estaba sucediendo.

Con esos pensamientos, una mañana cuando llegué a la casa del amigo al que estoy acompañando, me recibió con un gesto emocionante de alegría y diría que de agradecimiento por verme.

Entonces comprendí, que ese sencillo gesto era una respuesta y que todo lo que se me demande, tiene un Propósito, aunque no lo perciba ni entienda.

Salmo 138:8

ES – Jehová cumplirá su propósito en mí;

Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre;

No desampares la obra de tus manos.

PT – O Senhor aperfeiçoará o que me concerne;

a tua benignidade, ó Senhor, é para sempre;

não desampares as obras das tuas mãos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA JUSTICIA

DEVOCIONAL

Desde siempre los hombres apelaron a Jehová por la defensa de los débiles!

En estos días, esta sigue siendo una dolorosa realidad que nos debe hacer reflexionar, para no ser indiferentes  con el dolor de los que sufren.

Y cuál es mi parte?

Esta pregunta tal vez encierre una especie de disculpa, por lo poco que hago para defender a quienes no tienen ninguna posibilidad de hacerlo.

Es decir, no puedo mirar como los débiles, las viudas y los huérfanos son sometidos por los dictados del mundo, sin pedir para que se obre legítimamente a favor de ellos.

Si no levanto mi voz todo seguirá igual!

Si me callo estaré siendo cómplice con los que someten a quienes son muy fáciles de abatir!

Si verdaderamente sigo los pasos de Jesús, no me queda ninguna alternativa como no sea la de levantar un clamor por quienes son tratados con injusticia.

Sabiendo que un día llegará la verdadera Justicia del Eterno!

Y ese día les será reclamado a los malos sus obras y a mí, el silencio culpable!

Salmo 82:3-4

ES – Defended al débil y al huérfano;
haced justicia al afligido y al menesteroso.

 Librad al afligido y al necesitado;
libradlo de mano de los impíos.

PT – Defendei o pobre e o órfão;

fazei justiça ao aflito e necessitado.

 Livrai o pobre e o necessitado;

tirai-os das mãos dos ímpios.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com