HIJOS ÍNTEGROS

CONGREGACIÓN
SÉPTIMOMILENIO

Debemos esforzarnos por ser hijos íntegros, y por tener hijos íntegros.
El Salmo 51:6 dice
» yo sé que tu amas la verdad en lo íntimo;
en lo secreto me has enseñado sabiduría».
Todos los padres queremos y necesitamos creer que nuestros hijos son sinceros, que no nos engañan, que no nos mienten; pero cuando descubrimos que uno de nuestros hijos nos ha estado engañando nos sentimos hundidos, decepcionados ¿ verdad?, es necesario que ellos aprendan a sentir la satisfacción que les queda cuando son sinceros y dicen la verdad, sobre todo que sepan que el Señor aborrece la mentira, sentirán la libertad cuando perseveran en la verdad, sobre todo es necesario que descubran que la recompensa de la mentira es vacía, no deja buen sabor y no produce buenos resultados.
Señor tu quieres que la verdad habite en el corazón de nuestros hijos, revela tu verdad, pedimos protección para ellos en medio de tanta maldad y aliéntalos a ser sinceros en las pequeñas cosas, sabiendo que algún día tendrán que asumir grandes responsabilidades y que solo las alcanzarán siendo fieles en lo poco.

Lourdes Diaz

www.septimomilenio.com

BUSCAR

DEVOCIONAL

He leído con sorpresa que una joven mujer comentaba que en el fondo lo que todo el mundo busca es tener una casa, un trabajo estable y una pareja confiable.

Nada más?

O tal vez ella podría responder…ni nada menos!

Observando el caso desde la fría perspectiva de la realidad, creo que esta joven mujer no estaba expresando otra cosa que lo que mucho gente piensa…y necesita.

Pero hay más cosas en la vida!

Me imagino que alguien que quiera una casa, un trabajo y una pareja, tiene un mundo que gira a su alrededor, olvidando que formamos parte de un universo gigantesco al que llamamos sociedad.

Y si pienso en esto, tendría que advertir que pensando solo en mí, estoy impidiendo que el Amor que recibo de Dios, no lo pueda trasladar a otras personas, como por ejemplo, a mi prójimo.

Que bien podría ser esta joven mujer que precisa de cosas concretas, porque tal vez no sepa de los Propósitos del Eterno para su vida.

Salmo 138:8
ES – Jehová cumplirá su propósito en mí;
Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre;
No desampares la obra de tus manos.

PT – O Senhor aperfeiçoará o que me concerne;
a tua benignidade, ó Senhor, é para sempre;
não desampares as obras das tuas mãos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

MENTIR.

DEVOCIONAL

En lo que podríamos considerar como la continúa decadencia moral del mundo en el que vivimos, hay pruebas concluyentes acerca de lo que está ocurriendo.

Una de ellas, es la de reemplazar el concepto de mentira por el de pragmatismo!

Un hombre que hoy dice una cosa y mañana otra, que miente hoy o mentirá mañana, puede ser un pragmático…!

También podría decirse lo mismo de quienes acompañan con sus pensamientos, las corrientes que le son propicias, para lograr de esta manera obtener ventajas, especialmente en la vida pública.

Incluso hay quienes señalan como una virtud destacable, el hecho de tener esta clase de comportamientos.

Vuelvo al principio fundamental en mi vida: Debo decir la Verdad siempre?

Siempre, sin el menor género de dudas.

Ninguna forma de mentira, grande o pequeña, disimulada o camuflada, piadosa o impiadosa, puede ser planteada ante los ojos del Eterno, como una alternativa válida.

Quién miente, miente!

Y estamos en el mundo, para ser Luz y no para oscurecerlo con nuestras mentiras.

Salmo 101:7
ES – No habitará dentro de mi casa el que hace fraude;
el que habla mentiras
no se afirmará delante de mis ojos.

PT – O que usa de engano não ficará dentro da minha casa;
o que profere mentiras
 não estará firme perante os meus olhos.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LA TIERRA…

DEVOCIONAL

Puede ocurrir que hayamos recibido un Mandato y ser incapaces de interpretarlo. Puede ser que Dios haya dispuesto entregarnos una simbólica Tierra Prometida?

La respuesta es tan concreta, que en principio puede resultar completamente ambigua. Es perfectamente posible que el Eterno haya dispuesto entregarnos por ejemplo, una ciudad, para que trabajemos en ella, lo que de ninguna manera significa que esa urbe sea de nuestra propiedad.

Seguramente la misma cuestión se pudo haber planteado Jacob cuando el Todopoderoso lo envió a Canaán, para que recibiera la Tierra por decreto en el nombre de Israel por Pacto sempiterno.

Era de él la Tierra Prometida?

No, pero era de pertenencia de Israel, del mismo modo que podemos recibir una determinada población, para que sea nuestro lugar donde servir, porque ese lugar es de ÉL.

Cada vez que busco ansiosamente una respuesta, la busco con seguridad en la Biblia, porque es la única manera de escuchar la Palabra de Dios!

Salmo 105:11
ES – Diciendo: A ti te daré la tierra de Canaán
como porción de vuestra heredad.

PT – Dizendo: A ti darei a terra de Canaã
por limite da vossa herança.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

 

 

 

Visscher, Nicolaes Amsterdam, Unesco

DESAFÍO

DEVOCIONAL

El mundo desde siempre, atribuyó  a Dios los males que padeció y que padece, acusándolo de falta de Amor y de Misericordia.

Usando argumentos supuestamente morales, los hombres nos atrevemos a cuestionar al Eterno, atribuyéndole a su Majestad, lo que no es otra cosa que el resultado de nuestra propia maldad.

La Biblia nos anunció que precisamente por causa de la maldad, la fe de muchos se enfriará y es exactamente lo que está ocurriendo en nuestros tiempos.

Siendo consciente de mi propia responsabilidad, es legítimo preguntarse qué estoy haciendo para llevar Luz a los ciegos y cordura a los obstinados que se resisten a ver?

No tengo muchas posibilidades de negar lo evidente y también de que debo actuar con firmeza y valentía frente a la malignidad del mundo y a su osadía para renegar del Supremo.

Solo sabiendo que mi firmeza y mi valentía provienen de lo Alto, será posible que deje de ser un testigo complaciente y un hombre que deberá responder en el Juicio.

Salmo 5:4
ES – Porque tú no eres un Dios
que se complace en la maldad;
el malo no habitará junto a ti.

PT –  Porque tu não és um Deus
que tenha prazer na iniquidade,
nem contigo habitará o mal.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

SONRISAS

DEVOCIONAL

Jesús amonestó severamente a sus discípulos, cada vez que incurrían en la grave falta de no ser sinceros.

Haría exactamente lo mismo conmigo, cada vez que esbozo una sonrisa ante quién no la debería hacer, mintiendo y mintiéndome, en un hecho que llama a la reflexión.

Nadie nos ha mandado que seamos amigos de todas las personas que nos rodean. Eso es absolutamente cierto. Pero nadie nos ha mandado que simulemos ser amigos de todos, cuando no es verdad.

Si profundizo en el tema, me imagino a cuántos hermanos sonrío y me sonríen, cuando en mi interior no tengo el menor motivo para hacerlo y de igual modo los demás.

Y esto revela la gravedad de nuestros comportamientos en las congregaciones, donde cada día se simula, se miente, se simula, se trastoca lo bueno por malo.

Debo ser sincero, comenzando por mi propia persona, porque así demostraré que soy digno de respeto y porque así aprenderé a respetar a mis hermanos.

Así lo exige Jesús!

Salmo 26:4
ES – No me he sentado con hombres hipócritas,
ni entré con los que andan simuladamente.

PT – Não me tenho assentado com homens vãos,
nem converso com os homens dissimulados

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

Munição carregada

CONGREGAÇÃO
SÉTIMO MILÊNIO

Hoje pela manhã estava falando com minha filha nº3 sobre encher-nos das coisas do Alto para usá-las no momento oportuno.
É incrível como o Espirito Santo fala em uma conversa e nos faz pensar.
Fiquei pensando, ou melhor, escutando o Espirito Santo falar sobre estarmos “abastecidose com a munição carregada”, preparados e cheios da Palavra.
Aquilo que ouvimos, falamos e lemos será a “munição” para usar na hora da guerra.
“…enchei-vos do Espirito” – Efésios 5:18
Se ouvimosmúsicas, falamos e lemos coisas que falam de tristezas, derrotas, sentimentos falidos, ou então músicas de rebeldia, inconformidade, protestos, esta será a “munição” que teremos.
Agora, se ouvimos músicas, falamos e lemos sobre força, ânimo, do poder de Deus, da Sua Soberania, Alegria, do Seu Amor e cuidado, teremos munição suficiente no momento necessário.
“…falando entre vós com salmos, hinos e cânticos espirituais, cantando e louvando de coração ao Senhor” – Efésios  5:19
“..e a espada do Espírito, isto é, a palavra de Deus” – Efésios 6:17
Não podemos viver em vitória se não estamos cheios, impregnados das coisas do Pai, afinal é o nosso alimento, nossa água, nossa vida – nossa “munição”.
Quando Jesus foi tentado e venceu o inimigo, Ele fez isso usando a arma que tinha: a Palavra!
Ele estava cheio dela, não precisou falar: espera, vou buscar se fala sobre isso. Ele se alimentava dela, estava cheio, tinha “munição” suficiente para usar nesse momento.
Você gosta de música? Sabia que é um potencial para usar no momento de luta? – Escute música que alimente sua alma.
Você gosta de ler? Leia aquilo que possa ser pão para seu corpo.
Você gosta de conversar, dialogar? Fale do que produz vida, que edifique.
“Venham, todos vocês que estão com sede, venham às águas, e, vocês que não possuem dinheiro algum, venham, comprem e comam! Venham, comprem vinho e leite sem dinheiro e sem custo. Porque gastar dinheiro naquilo que não é pão e o seu trabalho árduo naquilo que não satisfaz? Escutem, escutem-me, ecomam o que é bom, e a alma de vocês se deliciará na mais fina refeição.” – Isaías 55:1-2
Que possamos dizer como o salmista:
Escondi a Tua Palavra no meu coração para não pecar contra Ti” – Salmos 119:11
E quando pequei? Quando duvidei, fraquejei, não confiei e fui atrás de outros “deuses”.
Encha-se das coisas do Alto, tenha “munição” suficiente e você então irá viver ali – no Alto, onde está Aquele que tudo venceu!

Elié Ferreira

www.septimomilenio.com

 

INSISTENCIA

DEVOCIONAL

Es evidente que nuestra condición de humanos nos lleva a realizar acciones que superan todo lo razonable, solamente por el hecho de insistir una y otra vez sobre lo mismo.

Distinta es la perseverancia!

Una cosa es insistir y otra perseverar, porque sabemos que estamos en el Camino correcto y se nos demanda ser fieles a esa certeza y no abandonar ante las dificultades.

Pero cuando insistimos por nuestras propias convicciones, la cuestión cambia porque estamos dejando de confiar en el Eterno y poniendo nuestro afán por encima de toda consideración.

Más de una vez me he visto sorprendido por situaciones en las que luego de un tiempo, advierto con tristeza, que los malos resultados solo son consecuencia de mi error inicial, el de insistir confiando solamente en mis fuerzas.

En momentos precisos, es necesario reflexionar siempre, para no cometer errores que bien podrían haber sido evitados. Trato de recordar esta advertencia, para no tropezar tantas veces en la misma piedra.

Salmo 31:3
ES –
Porque tú eres mi roca y mi castillo;
por tu nombre me guiarás
y me encaminarás.

PT Porque tu és a minha rocha e a minha fortaleza;
pelo que, por amor do teu nome,
guia-me e encaminha-me.

Diego Acosta / Neide Ferreira

 

 

MALO

DEVOCIONAL

Malo, por definición significa de valor negativo o que se opone a la lógica o la moral.

Y un hombre malo, que significa?

Que tiene valor negativo y que obra contra la lógica y la moral?

Estas preguntas venían a mi mente, cuando escuché el nombre de un alto dignatario de un país que había sido detenido, procesado y condenado por casos de corrupción.

Este hombre era verdaderamente malo?

Y pensé que tal vez no, que no era malo en el sentido en el que me imaginaba la maldad. Es decir, la capacidad de hacer el mal por el placer de hacerlo.

Malo de corazón, duro, siniestro, destructor.

Está claro que siempre hubo y habrá hombres malos. Y deseo no formar parte de esa lista de corazones sometidos a la influencia nefasta, del enemigo de la fe, que se aprovecha de las debilidades y las utiliza para dominar mentes y acciones.

Estamos advertidos contra los malos. Y nuestra mejor arma es el Eterno, para derrotarlos.

Salmo 11:5
ES Jehová prueba al justo;
pero al malo y al que ama la violencia,
su alma los aborrece.

PT – O Senhor prova o justo,
mas a sua alma aborrece o ímpio
e o que ama a violência.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com