JESÚS Y MATEO-8

MATEO 1

La Genealogía de Jesucristo, tiene otra cuestión que es objeto de estudio.

1:12  Después de la deportación a Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, y Salatiel a Zorobabel.

Las opiniones están relacionadas con Salatiel y Zorobabel, debido a que en 1 de Crónicas 3:19 se menciona a Zorobabel, como hijo de Pedaías, que fue hermano de Salatiel,  los hijos de Pedaías: Zorobabel y Simei. Y los hijos de Zorobabel: Mesulam, Hananías, y Selomit su hermana.

La explicación que los estudiosos encuentran a esta situación, está en el Libro de un profeta, Hageo 2:23 En aquel día, dice Jehová de los ejércitos, te tomaré, oh Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío, dice Jehová, y te pondré como anillo de sellar; porque yo te escogí, dice Jehová de los ejércitos.

Los estudiosos entienden que probablemente Salatiel adoptó a su sobrino Zorobabel, hijo de su hermano Pedaías.

Esta referencia contribuye a poner de manifiesto la importancia que se concedía a las Genealogías en los tiempos del Antiguo Pacto o Antiguo Testamento.

1:16(a)Este versículo adquiere especial relevancia, por cuanto es el único en el que se omite la palabra engendró, y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo.

Engendró es sustituido por de la cual, aludiendo directamente a María que había concebido por Obra del Espíritu Santo y no por su unión física con José, a Jesús llamado el Cristo.

Esta aclaración tiene dos vertientes. Una, que en un sentido estricto Jesús no era descendiente de José, pero la Genealogía establece que Jesús conserva el derecho al trono de David, como su legítimo heredero. Para una mayor claridad deben diferenciare los conceptos. Jesús no era descendiente carnal de José pero sí su legítimo heredero.

Esto corrobora que la Genealogía de Mateo, concede la legitimidad de Jesús al trono de su antepasado el Rey David, a través de José, hijo de Jacob.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JESÚS Y MATEO-7

MATEO 1

La Genealogía que leemos en Mateo tiene algunas singularidades, como la de omitir varias generaciones, algo frecuente en los tiempos del Antiguo Testamento.

1:6 Entre Rahab, de la época de Josué, hasta llegar al propio David, separados por casi 400 años  de historia.

1:6a y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías. La mujer del capitán del ejército de David, era Betsabé, según consta en 2 de Samuel 12:34  Y consoló David a Betsabé su mujer, y llegándose a ella durmió con ella; y ella le dio a luz un hijo, y llamó su nombre Salomón, al cual amó Jehová.

1:8 Mateo omitió deliberadamente en su Genealogía, entre Joram y Uzías o Asarías, a Ocozías, Joás y Amasías. Este uso de abreviar las nóminas, era una cuestión frecuente en aquellos tiempos. Esto se comprueba en el detalle que brinda 1 de Crónicas 3:10-12:
Hijo de Salomón fue Roboam, cuyo hijo fue Abías, del cual fue hijo Asa, cuyo hijo fue Josafat,
11 de quien fue hijo Joram, cuyo hijo fue Ocozías, hijo del cual fue Joás,
12 del cual fue hijo Amasías, cuyo hijo fue Azarías, e hijo de éste, Jotam.

1:11 Mateo hace alusión en este versículo a un personaje que es mencionado con distintos nombres: Jeconías, que es Joaquín en 2 de Reyes 24:6 Y durmió Joacim con sus padres, y reinó en su lugar Joaquín su hijo.  Jeconías recibe un tercer nombre, Conías, en Jeremías 22:24 Vivo yo, dice Jehová, que si Conías hijo de Joacim rey de Judá fuera anillo en mi mano derecha, aun de allí te arrancaría.

Este rey de Judá, que gobernó en el año 508 a.C. cuando los primeros israelitas fueron capturados y enviados a Babilonia,  fue maldecido para que ninguno de sus descendientes pudieran ocupar el trono de David, Jeremías 22:30 Así ha dicho Jehová: Escribid lo que sucederá a este hombre privado de descendencia, hombre a quien nada próspero sucederá en todos los días de su vida; porque ninguno de su descendencia logrará sentarse sobre el trono de David, ni reinar sobre Judá.

Esta maldición podría haber afectado a Jesús, pero como no era hijo biológico de José, no le alcanzó. Recibió en cambio a través de José la línea real de descendientes de David.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JESÚS Y MATEO-3

MATEO 1(a)

Los judíos del reino del sur, que denominamos Reino de Judá, fueron sometidos en dos oportunidades. En la primera, los difíciles equilibrios que hicieron los reyes de Judá entre el dominio de Egipto y Babilonia, terminaron cuando en el año 597 a.C. Nabucodonosor ocupó el reino y dispuso que alrededor de tres mil personas pertenecientes a las más importantes familias fueran deportadas a su territorio. Con ellos fue deportado el rey Joaquín, ocupando su lugar en Jerusalén el rey Sedecías, impuesto por Nabucodonosor. Eran los tiempos de los profetas Ezequiel, Jeremías y Daniel.

Sedecías buscó aliarse con los egipcios para oponerse a los babilonios, pero fue derrotado, Jerusalén resultó ocupada, el Templo y el palacio real fueron incendiados. Sedecías presenció la muerte de sus hijos por deguello y finalmente fue cegado y conducido cautivo a Babilonia. Esto ocurrió en el año 587 a.C.

Judá quedó anexada a la jurisdicción de la provincia babilónica de Samaria y el pueblo judío iniciaría la diáspora que se prolongó hasta el año 521 en el que los judíos regresaron a Jerusalén.

En el tiempo del cautiverio las genealogías tuvieron vital importancia, porque aseguraron la condición de judíos a quienes podían identificarse con sus familias.

Tras el cautiverio babilónico en el Capítulo 9 del Libro 1 de Crónicas, se dan a conocer extensas referencias a las Genealogías, incluyendo la del que luego sería ungido rey de Israel, Saúl hijo de Cis y nieto de Ner.

Más adelante, en los Capítulos del 11 al 15, en el 2 Libro de Crónicas se mencionan las Genealogías y también los hechos de las Reyes de la Dinastía Davídica.

En el Libro de Nehemías, en el Capítulo 7, a partir del versículo 5 hasta el 72, se formuló una extensa referencia al empadronamiento que se realizó tras el retorno del exilio en Babilonia, según sus familias, destacando que había sido hallado el Libro de la Genealogía de los que habían subido antes.

Como referencia final a la cuestión genérica de las Genealogías, mencionamos lo escrito en el Libro de Apocalipsis, en el mensaje a la Iglesia de Sardis, en el Capítulo 3 versículo 5:  El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.

Las genealogías forman parte indisoluble del Pueblo de Dios y su Memoria.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

 

 

TRUMP, HOMBRE DE DIOS?

ANTIVIRUS

El presidente de los Estados Unidos recibió a un grupo de 100 pastores evangélicos, que hace un tiempo le regalaron una Biblia con una notable dedicatoria.

Dice textualmente: «La historia registrará la grandeza que ha traído por generaciones».

Puede llamar la atención de quienes observan desde el exterior todo lo que  ocurre en Estados Unidos, pero no es sorprendente para quienes viven en el país.

Un ex presidente de la Convención Bautista del Estado de Alabama, destacó que así como en el 2016 Trump recibió alrededor del 80 por ciento de los votos evangélicos, hoy ese apoyo se mantiene o ha aumentado.

Considerando que Trump se divorció dos veces, que su abogado afirma haber pagado a una prostituta para que silenciara su relación con él y sus frecuentes salidas de tono, esos elementos parecen no afectarlo.

Los líderes religiosos basan sus manifestaciones en que Dios utiliza para cumplir sus propósitos a líderes defectuosos.

Citan al Rey Ciro el Grande de Babilonia, que liberó a los judíos de su cautiverio y permitió la reconstrucción del Templo de Jerusalén.

Acaso Ciro el Grande no era un rey pagano? Citan también a David, que mandó a matar a uno de sus soldados, para cometer adulterio con su mujer.

Los evangélicos americanos declaran su apoyo a Trump por su postura con Israel y por haber llevado la embajada americana a la Ciudad Santa.

También por defender la vida, al nombrar a Jueces de la Corte Suprema que derogarán la ley que legalizó el aborto.

Los evangélicos americanos tienen en este caso, el fundamento que están hablando de su país, que aseguran vivirá el mayor avivamiento de su historia, a causa de las medidas de Donald Trump. Un hombre de Dios?

Diego Acosta

Fuente: Jerusalén Post / Israel

www.septimomilenio.com

GIROLAMO SAVONAROLA EJECUTADO

LA OTRA HISTORIA

La vida de este fraile dominicano tuvo como gran escenario a Florencia, donde ganó notoriedad como teólogo.

Sus mensajes contra la decadencia moral de la clase dominante y la corrupción en el papado, anunciaban que de no haber una corrección habría un severo castigo.

La consecuencia fue su expulsión de la ciudad, pero siguió predicando el amor, la fe y la austeridad, defendiendo a los pobres y oprimidos.

Savonarola, pudo regresar a Florencia por la intervención de Lorenzo de Medici. Inició entonces lo que se llamó una dictadura de características muy singulares, porque se organizaron redadas, creando un clima de miedo que aumentó cuando grupos de niños y jóvenes quemaban públicamente las posesiones lujosas de los ricos.

Savonarola criticó a Roma llamándola hija de Babilonia y la ciudad de las 14 mil prostitutas. El papa Juan Pablo II intentó acallar al monje domínico y lo nombró cardenal, pero no hizo otra cosa que estimular sus discursos de reforma.

Pero pronto debió enfrentar a una fuerte oposición principalmente de los franciscanos que dominaban Florencia.

La decadencia de Savonarola llegó a su punto culminante cuando fue arrestado, torturado y condenado a muerte por ahorcamiento por hereje. Su cuerpo, posteriormente fue quemado en una hoguera.

La firmeza de sus críticas a la sociedad y a la corrupción de la iglesia romana, lo colocan en un sitial de singular proyección histórica. Según sus propias palabras, eligió la regla de Dios y el pueblo.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

JUDÍOS LIBERADOS EN BABILONIA

LA OTRA HISTORIA

El rey persa Ciro II, llamado el Grando o el Viejo o el Mayor, conquistó a los babilonios, extendiendo su reino a gran parte de la meseta de la actual Irán y también prácticamente a toda la Mesopotamia.

Su reino fue uno de los más grandes de su tiempo y se extendió por espacio de alrededor de 200 años.

La conquista de Ciro sobre los babilonios, supuso el fin del mandato del rey Nabonido o Nabonides, que casi 70 años antes había dominado al reino de Judá y a su capital Jerusalén.

De acuerdo a lo que la Biblia enseña, los judíos fueron llevados en régimen de esclavitud a lo que se dio en llamar el exilio babilónico.

Ciro II decidió permitir el regreso de los israelíes a su tierra, dando cumplimiento a la profecía de Isaías, 41:25, que significaría el fin de la esclavitud.

También Jeremías había profetisado sobre la liberación de los judíos por parte de Ciro, según consta en Jeremías 29:10.

Ciro II es la primera referencia que hace el sacerdote Esdras en su Libro. La Biblia se revela no solo anticipando acontecimientos, sino también confirmándolos desde la visión histórica de la vida de la humanidad.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

PERSIA CONQUISTA BABILONIA

HACIENDO MEMORIA – CMXIII

5 de Octubre de 539 a.C.

El rey Ciro II el Grande de Persia, logró dominar a las fuerzas del imperio babilónico, consolidando su poder sobre gran parte de la Mesopotamia, llegando incluso hasta el mar Mediterráneo.

Este imperio, que fue el más grande conocido hasta ese tiempo histórico, tuvo vigencia durante más de 200 años.

Bajo el mandato de Ciro II los judíos que habían estado cautivos en Babilonia, pudieron retornar a Israel en el año 537 d.C. según se revela en el Libro de Esdras.

Diego Acosta

www.septimomilenio.com

EL DECRETO

El rey Astartejes escribió una carta a Esdras en la que le comunicaba que todos quienes quisieran seguirlo a Jerusalén, podían hacerlo.

Se ponía fin al exilio en Babilonia y ahora comenzaba un nuevo tiempo en la Ciudad Santa, con la reconstrucción del muro y poblando la ciudad.

Y no solamente eso: El propio rey y sus súbitos hicieron ofrendas para la Casa del Eterno que estaba en Jerusalén y les fueron devueltos los utensilios de oro que en su momento fueron arrebatados del Templo.

Astartejes además de anunciar otras ayudas que debían ser entregadas prontamente, se pregunta: Por qué demorarlas arriesgando que el Dios de Israel descargara su ira sobre su reino y sus hijos?

Este impresionante pasaje que recuerda el Libro de Esdras, nos debe servir de referencia en la hora de las dudas.

Si Dios que es Rey de Reyes consiguió doblar la voluntad del soberano de Babilonia, como no podrá ayudarnos en el tiempo de la dificultad?

Que hay tan poderoso que Dios no pueda vencer?

Esdras 7:27

PT – Bendito seja o Senhor, Deus de nossos pais, que tal inspirou ao     coração do rei, para ornarmos a Casa do Senhor, que está em Jerusalém.

ES – Bendito Jehová Dios de nuestros padres, que puso tal cosa en el corazón del rey, para honrar la casa de Jehová que está en Jerusalén.

Diego Acosta / Neide Ferreira

www.septimomilenio.com

LOS BABILONIOS CONQUISTAN JUDÁ

HACIENDO MEMORIA – DCCCLIV

27 de Julio de 587 a.C.

Las huestes de Nabucodonosor II arrasaron Jerusalén y completaron su obra destruyendo el primer Templo, que era el que levantó el rey Salomón.

Estos hechos están revelados en el Libro Segundo de Reyes en el capítulo 25 desde el versículo 1 al 26, cuando Sedequías era rey de Judá.

Luego de la destrucción y de la apropiación de elementos que estaban consagrados a Jehová, gran parte de los habitantes fueron llevados cautivos a Babilonia.

Diego Acosta

CIRO II

Generalmente cuando hablamos de los grandes hombres del pasado, lo hacemos con grandilocuencia, como si los adjetivos los hicieran mayores de lo que realmente fueron.

Sabiendo esto, he pensado lo estrecha que es la mente de los hombres, cuando estamos envanecidos con nuestra propia importancia.

Un día pensamos que somos grandes, importantes y al otro desaparecemos y no nos podemos llevar nada de todo aquello de lo que nos vanagloriamos.

Nada!

Ni siquiera las lisonjas que suelen acompañar a los hombres importantes cuando se los despide en imponentes funerales.

Quedan recuerdos difusos que con el paso del tiempo, se van perdiendo en las tinieblas de la memoria de la sociedad.

Uno de esos notables es Ciro II, llamado el Grande que fue el rey persa que conquistó Babilonia, razón que explica que permitiera a los judíos retornar a Israel, luego de su cautividad.

Por qué mencionamos a Ciro II?

Por la única razón de citar a un grande del pasado, que terminó admitiendo que había un ser superior a su propio poder.

Este monarca persa lo entendió y lo admitió, reconociendo que el Dios de los judíos, que el Dios de Daniel, era Todopoderoso!

Así podemos comprender que a Ciro II, lo llamamos el Grande, porque así lo denominan los textos históricos que leemos, olvidando que la Biblia lo menciona por la liberación de los judíos.

Aprendamos la lección, acerca de qué es lo Verdadero y Quién es el único Dios!

2 Crônicas 36:22-23Pérsia,

Porém, no primeiro ano de Ciro, rei da Pérsia (para que se cumprisse a palavra do Senhor, pela boca de Jeremias), despertou o Senhor o espírito de Ciro, rei da Pérsia, o qual fez passar pregão por todo o seu reino, como também por escrito, dizendo:

 Assim diz Ciro, rei da Pérsia: O Senhor, Deus dos céus, me deu todos os reinos da terra e me encarregou de lhe edificar uma casa em Jerusalém, que está em Judá; quem, dentre vós é de todo o seu povo, que suba, e o Senhor, seu Deus, seja com ele.

2 Crónicas 36:22-23

Mas al primer año de Ciro rey de los persas, para que se cumpliese la palabra de Jehová por boca de Jeremías, Jehová despertó el espíritu de Ciro rey de los persas, el cual hizo pregonar de palabra y también por escrito, por todo su reino, diciendo:

 Así dice Ciro, rey de los persas: Jehová, el Dios de los cielos, me ha dado todos los reinos de la tierra; y él me ha mandado que le edifique casa en Jerusalén, que está en Judá. Quien haya entre vosotros de todo su pueblo, sea Jehová su Dios con él, y suba.

Diego Acosta / Neide ferreira